#Sevilla Expertos de la US mejoran la calidad de las apps de Android en múltiples dispositivos móviles

Android
Android

 

La Sociedad de Ingeniería de Software y Tecnologías de Desarrollo de Software (SISTEDES) ha otorgado, por primer vez en sus dos décadas de historia, el Premio a la Mejor Tesis Doctoral a un trabajo de investigación de la Universidad de Sevilla. El galardón ha recaído en José Ángel Galindo Duarte, de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática (ETSII) de la US, por la tesis doctoral Evolution, testing and configuration of variability intensive systems.

Este trabajo es resultado de la investigación que desarrolla el profesor Galindo en relación a cómo gestionar los distintos componentes que integran un software para que trabajen en sintonía y sean compatibles sus funciones, dentro del grupo de investigación de ingeniería del software aplicada (ISA). Concretamente, los expertos han optimizado el proceso de testing de las aplicaciones del sistema operativo Android para mejorar su funcionamiento.

En esta misma línea, han conseguido optimizar la calidad de los sistemas de videovigilancia teniendo en cuenta parámetros como el número de personas que aparecen en la imagen, la luz, la cantidad de objetos en movimiento o la distorsión causada por el volumen de polvo que levantan los coches al pasar junto a la cámara.

Las empresas OptioLabs, InPixal y Bertin se han interesado por estos resultados de investigación y ya los están implementando en sus productos. “Para la transferencia del conocimiento en un área tecnológica como es la Informática es imprescindible que tengamos empresas cerca que den valor a nuestras ideas y nos ayuden a llevar al mercado los resultados de nuestra investigación”, afirma el profesor Galindo Duarte.

José Ángel Galindo Duarte defendió su tesis doctoral en marzo de 2015 dentro del Programa de Doctorado en Ingeniería Informática de la Universidad de Sevilla y obtuvo el Premio Extraordinario de Doctorado. Sus directores han sido los profesores David Benavides, de la Universidad de Sevilla, y Benoit Baudry, de la Universidad Rennes I en Francia, dentro un marco de cotutela internacional.

Esta tesis se centra en las pruebas, la configuración y la evolución de sistemas altamente configurables, llevando a la práctica las bases del análisis automático de líneas de producto software. Los resultados de la investigación han sido volcados en la herramienta de código abierto TESALIA, que sigue evolucionando con los nuevos resultados de investigación en curso.

 

Premio al Mejor Trabajo Fin de Grado (TFG)

El Premio al Mejor Trabajo Fin de Grado (TFG) otorgado por la Sociedad de Ingeniería de Software y Tecnologías de Desarrollo de Software (SISTEDES) también ha recaído en un miembro de la Universidad de Sevilla, el estudiante Álvaro Rojas Jiménez, por su trabajo Gitbug: Predicción de errores en repositorios de Git. Este TFG ha sido dirigido por los profesores Sergio Segura y Javier Troya, de la ETSII.

El trabajo desarrolla una herramienta para la predicción de errores de software a partir del análisis de repositorios Git. Se han implementado varios algoritmos de predicción de errores a partir de logs de cambio, entre ellos el usado por Google. A partir de la URL de un repositorio Git, la aplicación analiza la probabilidad de error en cada fichero y los muestra visualmente en un cuadro de mando desarrollado con Node.js y GoogleCharts.

De esta forma, es posible focalizar los esfuerzos de la pruebas en aquellos componentes más propensos a contener errores, algo esencial en grandes proyectos de software. Los algoritmos de predicción son independientes del lenguaje de programación, lo que hace que la herramienta sea aplicable en cualquier dominio donde se emplee Git como sistema de gestión de código fuente.

“En la Escuela de Ingeniería Informática de Sevilla, con recursos limitados, estamos consiguiendo un rendimiento científico y de publicaciones de alto impacto muy importante por lo que hemos logrado entre todos mejorar considerablemente nuestro posicionamiento en los rankings internacionales”, comenta el profesor José Ángel Galindo.

La entrega de los Premios SISTEDES se celebra el 20 de julio en la Universidad de La Laguna (Tenerife).

Más información en la web de la Universidad de Sevilla.

#Sevilla Insectos para confirmar los beneficios de los módulos en las redes

Redes
Redes

 

Muchos sistemas, desde mercados financieros hasta rutas de transporte, pueden representarse en forma de una red de interconexiones. Pero todos ellos son vulnerables ante posibles perturbaciones y sus efectos.

Ahora, un estudio internacional publicado en Science  y liderado por científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha constatado, a través de la experimentación con una especie de colémbolo (Folsomia candida), una teoría que sostiene que la modularidad disminuye los efectos de las alteraciones.

La llamada ‘teoría de redes’ asegura que una red es más estable si se estructura en módulos formados por diversos nodos muy conectados entre ellos, pero con escasas conexiones con los nodos de otros módulos.

En un laberinto o red modular experimental creada por los investigadores, que conectaba fragmentos de hábitat en los que vivía y se dispersaba el insecto, la prueba consistió en introducir una perturbación consistente en la eliminación de todos los individuos en un nodo.

“La investigación ha determinado cómo la organización de la red en una estructura modular sirve de cortafuegos, disminuyendo notablemente los efectos de la perturbación en módulos distintos a aquel en donde la perturbación dio comienzo”, explica Gustavo Liñán, investigador del Instituto de Microelectrónica de Sevilla (centro mixto del CSIC-Universidad de Sevilla) y coautor del trabajo.

“Hasta este momento la predicción teórica no había sido demostrada experimentalmente. Es ahora cuando una colaboración entre investigadores ha conseguido confirmarla y dar pasos más allá”, señala otro de los autores, Luis Gilarranz, investigador de la Universidad de Zurich.

La gran vulnerabilidad de los sistemas consiste, principalmente, en que las conexiones beneficiosas entre sus componentes también favorecen la propagación de las alteraciones. Sin embargo, las estructuras modulares tienen la capacidad de contener dicho desorden en cualquiera de los módulos.

Más información en la web de SINC.

 

#Sevilla Descubren cómo funciona el silenciamiento génico en plantas

Laurel

 

Un grupo de investigación dirigido por Myriam Calonje Macaya en el Instituto de Bioquímica Vegetal y Fotosíntesis (IBVF), centro mixto entre la Universidad de Sevilla y el CSIC, en colaboración con el de Franziska Turck del Max Planck Institute for Plant Breeding Research de Colonia, ha publicado recientemente en Genome Biology un estudio que supone un avance significativo en el conocimiento de la regulación epigenética mediada por las proteínas del grupo Polycomb en plantas.

Todas las células de un organismo contienen la misma información en su ADN de tal forma que, para que puedan existir distintos tipos celulares y se puedan dar los distintos procesos del desarrollo, los genes que no se necesitan en un momento determinado deben mantenerse apagados. Este proceso es lo que se conoce como silenciamiento génico.

“Cuando nace una semilla se silencian una gran cantidad de genes que no se expresarán hasta que la planta sea adulta y requiera de esa actividad”, explica la doctora Calonje.

Este estado reprimido o silenciado de los genes se transmite a las células hijas tras la división estableciéndose una memoria celular.  En este proceso participan las proteínas del grupo Polycomb (PcG). Estas proteínas se organizan en dos complejos, PRC1 y PRC2, que incorporan modificaciones en las histonas que, junto con el ADN, constituyen la cromatina. Las modificaciones en las histonas no alteran la secuencia de ADN pero sí la estructura de la cromatina lo que afecta la expresión de los genes.

El silenciamiento génico mediado por marcas en la cromatina ocurre tanto en animales como en plantas. Los complejos PcG fueron caracterizaron primero en animales; PRC1 modifica mediante monoubiquitinación a la histona H2A, y PRC2 tiene actividad trimetiltransferasa frente a la histona H3. En base a distintos resultados obtenidos en animales, durante más de una década se pensaba que el mecanismo de acción de los complejos PcG en plantas seguía una secuencia similar a la descrita en animales, en la que la marca de trimetilación establecida por el PRC2 sirve de anclaje para el PRC1que a su vez monoubiquitina la H2A.

Científicos como Zhou, Romero-Campero y colaboradores investigaron la localización de estas modificaciones en el genoma de plantas silvestres y mutantes para determinar si esta secuencia se cumplía, pero encontraron que no. La actividad de PRC2 es dispensable para establecer marcas de monoubiquitinación; es más, se requiere la secuencia inversa para el silenciamiento de la mayoría de los genes.

Este estudio apoya un cambio en el paradigma de una década que estaba llevando a un callejón sin salida la comprensión de la función PcG en plantas”, afirma la Dra. Calonje.

Este estudio se ha llevado a cabo con una planta modelo, Arabidopsis thaliana, pero los expertos aseguran que las conclusiones pueden ser extrapoladas a otras plantas, lo que supondría aplicaciones biotecnológicas en un futuro para la mejora fisiológica y el desarrollo de plantas.

 

Más información en la Universidad de Sevilla.

 

#Sevilla ¿Cuántas vidas salva la Guardia Civil de Tráfico?

Trafico
Trafico

Investigadores de la Universidad de Sevilla han presentado este martes 11 de julio, en la sede de la Fundación Mapfre, el estudio ‘La contribución a la seguridad vial de la supervisión del cumplimiento de las normas de circulación‘, cuyo principal objetivo es cuantificar el papel que representan las actuaciones llevadas a cabo por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en la seguridad vial española. En el acto de presentación han intervenido el general de División Benito Salcedo, Jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil; Jesús Monclús, director de Prevención y Seguridad Vial de la Fundación MAPFRE; y el investigador principal del estudio, el catedrático José Ignacio Castillo, de la Universidad de Sevilla.

El estudio ha sido realizado por el Grupo de Investigación Applied Economics & Management de la Universidad de Sevilla. Concretamente, los autores de este trabajo han sido los profesores José Ignacio Castillo Manzano, Mercedes Castro Nuño y Lourdes López Valpuesta de la US, junto al profesor Diego Pedregal de la Universidad de Castilla-La Mancha. Dichos investigadores ganaron la licitación nacional que, para dicho estudio, convocó la Fundación Mapfre.

Respecto a las conclusiones del estudio, que se centra en el caso español, Ignacio Castillo-Manzano destaca que se evidencia que un aumento del 10% en el número de efectivos o vehículos de la Guardia Civil reduce el número de víctimas mortales en un 5,3% en tasa anual; mientras que el aumento en el mismo porcentaje de las horas de servicio prestadas o de los kilómetros recorridos por los agentes provocaría una reducción del 4,7 % y del 3,1% respectivamente. De esta forma, por ejemplo, el número de víctimas mortales se redujo en 510 personas entre 2006 y 2015, como consecuencia de las variaciones de la plantilla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en dicho periodo temporal. Aunque se hubieran superado las 700 si no hubiera sido por la merma de la plantilla en el bienio 2014-2015.

Los resultados del estudio también permiten destacar las principales tendencias de la siniestralidad vial de nuestro país, con un creciente peso de la misma durante los fines de semana y, en cambio, con una cada vez menor influencia de la Semana Santa, al optar las economías domésticas cada vez más por realizar escapadas menos dependientes del coche y más del avión, gracias al boom de las aerolíneas de bajo coste y del AVE e incluso, aunque lógicamente en menor medida, de medios para hacer turismo más exóticos como los cruceros.

La profesora Mercedes Castro-Nuño resalta también la importancia de los controles policiales. Concretamente, según la autora, “un incremento anual de un 10% en los controles de velocidad por radar reduciría el número de víctimas mortales en torno a un 4%, mientras que un aumento similar en los controles de alcohol reduciría esa cifra entre un 0,74% y un 0,53%”. Luego, en su opinión, quedaría contrastado cómo en dichos controles prima la faceta preventiva sobre la recaudatoria.

El trabajo destaca también cómo la literatura internacional defiende, de forma unánime, que la supervisión policial (mediante efectivos humanos, fundamentalmente), contribuye a una relevante reducción de las víctimas mortales por accidente de tráfico, permitiendo, asimismo, disminuir los incumplimientos de la normativa. Como consecuencia, junto a la educación del conductor y las mejoras de la seguridad en coches y carreteras, las actividades de vigilancia y control desempeñadas por la Guardia Civil de Tráfico resultan indispensables para garantizar la plena efectividad del sistema de normas de circulación que rige en España.

Considerando como objeto de estudio las carreteras españolas, en el trabajo se estiman diferentes modelos econométricos a partir de series temporales de siniestralidad vial  durante  el periodo 2005-2015. Concretamente, tomando como variable endógena la mortalidad vial, se incluyen numerosas variables explicativas que miden el efecto que, sobre la misma, tiene la intensificación de las actividades de control desarrolladas por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

El estudio presentado defiende asimismo la necesidad de aprovechar la situación actual, de mayor oferta de empleo público, para aumentar los efectivos de la Agrupación de Tráfico, con el objetivo de acercarlos a los niveles previos a la reciente crisis económica. Para la profesora Lourdes López-Valpuesta, en dicho escenario se conseguiría salvar unas 600 vidas más durante los próximos 5 años.

Según el profesor José Ignacio Castillo, la situación actual es muy compleja de gestionar, ya que a la menor disponibilidad de recursos públicos se une un incremento sustancial de la movilidad en nuestras carreteras, en un contexto de parque automovilístico envejecido. Todo ello teniendo en cuenta que las estrategias más conocidas a nivel internacional (como el carnet por puntos, la reducción de tasas de alcoholemia o el endurecimiento de las penas y sanciones) han sido ya introducidas en años anteriores. En este contexto, la política de seguridad vial de nuestro país debe adaptarse, primando un modelo de micro-gestión y de evaluación continua, con el objetivo de buscar la máxima eficiencia.

Más información en la Universidad de Sevilla

#Sevilla Un sistema para medir con más precisión la duración de un recorrido a pie en el medio rural

Caminar
Caminar

 

Investigadores del departamento de Geografía Física y Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Sevilla han desarrollado un nuevo sistema para medir el tiempo que se tarda en realizar un sendero en el medio rural. Se trata de un algoritmo que toma en cuenta la longitud y la pendiente como variables principales a la hora de establecer la duración de un recorrido a pie. Después de haber aplicado su herramienta en rutas de toda España, aseguran que su fórmula se aproxima a las posibilidades de un senderista de perfil medio más que los otros sistemas de cálculo utilizados hasta ahora.

Los autores habían detectado la necesidad de un sistema más preciso que los existentes actualmente debido al aumento del número de personas que practican el senderismo en los últimos años. Sin embargo, adelantan que su nueva herramienta puede tener utilidades más allá de las actividades recreativas.

Hasta la fecha se consideraban varios métodos como los más habituales en el cálculo de distancias y tiempos. El primero fue creado por el montañero escocés William W. Naismith a finales del siglo XIX y posteriormente refinado por Langmui. Otra aportación importante es el sistema de Tobler, surgido a finales del siglo XX. Y la última aportación destacada es el sistema MIDE, de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada.

Para comprobar la eficacia de su herramienta, los investigadores de la Universidad de Sevilla han comparado los resultados obtenidos por ella y por los tres sistemas mencionados anteriormente en 21 senderos homologados de toda España. Basándose en los datos que los internautas han subido al portal colaborativo de rutas Wikiloc, los investigadores han certificado que sus estimaciones se aproximan más a las mediciones reales de senderistas que las aportadas por los demás sistemas o los datos proporcionados por las instituciones públicas responsables de la gestión de las rutas analizadas.

Los 21 senderos utilizados han sido elegidos después de aplicar una serie de criterios como detectar los que han sido más recorridos, con un mínimo de diez usuarios, y que además tienen registrada su duración. Entre los distintos tiempos existentes, eliminaron los que presentaban una mayor diferencia por rapidez o por lentitud. De esta forma han pretendido obtener el perfil de senderista medio y descartar a aquellos cuyas condiciones físicas, por exceso o por defecto, se alejan demasiado del promedio.

Si se compara con las mediciones de usuarios que han realizado el camino, los investigadores de la US han obtenido el mejor resultado frente a los sistemas Naismith, Tobler y MIDE en el 40% de los casos (el MIDE y Naismith-Langmuir alcanzan el 23%), además de conseguir un mejor promedio de la duración en relación con la longitud. Sin embargo, destacan que la realidad es tan variada que es complejo evitar diferencias entre los tiempos calculados y los reales, y por eso han medido las diferencias entre ambos. El error obtenido oscila normalmente entre los 1,8 y los 2,3 minutos por kilómetro.

Los investigadores plantean que su nuevo algoritmo puede ser una herramienta útil para el uso de las entidades responsables de estos caminos, que podrán estimar de forma más acertada la duración de sus rutas, informar con mayor precisión a sus usuarios y detectar las necesidades de infraestructuras que puede tener cada recorrido en función de su duración, tales como puntos de descanso, sombra y fuentes para repostar agua.

El nuevo algoritmo permite también obtener una estimación de la duración de un recorrido a pie que no se haya realizado antes. Para ello, bastará únicamente con digitalizarlo, marcando sobre un mapa en un ordenador por dónde transcurre. Asimismo, se puede aplicar también al análisis de redes y mostrará el camino más rápido entre todos los existentes en una zona, pudiendo ser diferente a la ida o a la vuelta. En la actualidad, los autores están trabajando en una aplicación web que permita a cualquier usuario la estimación del tiempo de un recorrido que se proponga realizar.

Además, el mismo sistema que en este estudio se ha aplicado al ocio se puede enfocar al ámbito de las emergencias. Así, en caso de incendios en zonas naturales, es posible determinar por ejemplo en cuánto tiempo es viable evacuar una zona. Los mismos principios, junto con el análisis de redes, pueden aplicarse a resoluciones y mejoras de problemas de movilidad y accesibilidad en ámbitos urbanos.

Más información en la web de la Universidad de Sevilla.

#Sevilla Nuevos elementos responsables de la inestabilidad de los cromosomas

Cromosomas
Cromosomas

La inestabilidad genómica es el principal factor de riesgo en el desarrollo de tumores en el ser humano. Entender cómo, dónde, cuándo y por qué se producen estas mutaciones del ADN es uno de los grandes objetivos de la comunidad científica mundial. En esta línea, un grupo de expertos de la Universidad de Sevilla y del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer), ha publicado un estudio en el que señalan un nuevo elemento implicado en este proceso: la cromatina. En el artículo científico “Histone mutations separate R loops from genome instability induction” publicado en la revista Molecular Cell, los investigadores afirman que cuando el ARN se queda acoplado al ADN de manera fortuita o debido a una patología, la estructura de la cromatina, la envoltura proteica de los cromosomas se ve alterada, dando lugar a roturas del ADN. Las mutaciones en genes implicados en la transcripción y transporte del ARN también inducen daños en el ADN, que ahora demuestran está mediado por cambios en la cromatina. En estas circunstancias, el ADN no puede replicarse de manera natural, generando estrés replicativo, mutaciones y reorganizaciones cromosómicas.

“A través de la investigación básica en organismos modelo tratamos de entender la inestabilidad del genoma humano para identificar elementos que, en un futuro, podrían explorarse como dianas de nuevos fármacos antitumorales”, explica el investigador responsable del trabajo y director de Cabimer, Andrés Aguilera. Además, añade que “en este trabajo hemos dado un paso más al demostrar que la cromatina también ejerce un papel clave en algunas mutaciones del ADN, especialmente las dirigidas por ARN. Si somos capaces de comprobar que esta anomalía no se da en células sanas, podremos plantearnos explorar estas estructuras como posibles dianas terapéuticas”.

El trabajo es parte de las tesis doctorales de Desiré García-Pichardo y Juan Carlos Martínez Cañas, co-dirigidas por Ana García-Rondón y Belén-Gómez-González, entre otros autores, y se enmarca dentro del proyecto europeo de investigación, ERC Advanced, dirigido por Andrés Aguilera para profundizar en el conocimiento de la inestabilidad genética producida por híbridos de ADN-ARN. Dicho proyecto comenzó en 2015, finalizará a finales de 2020 y está financiado con más de 2 millones de euros de la Comisión Europea. Este grupo de científicos trabaja además en otros proyectos del MINECO (Ministerio de Economía y Competitividad), de la Asociación Española Contra el Cáncer, de Pharma Mar. S.A, y de la Worldwide Cancer Research (Asociación de Investigación del Cáncer de Reino Unido).

Más información en la Universidad de Sevilla.

 

#Sevilla Un estudio de la US analiza la usurpación de la identidad de personajes famosos en Twitter

Twitter
Twitter

La profesora Ana Mancera Rueda, del Departamento de Lengua Española, Lingüística y Teoría de la Literatura de la Universidad de Sevilla, ha desarrollado una investigación sobre los perfiles falsos o fakes de personajes públicos en la red social Twitter y el uso del lenguaje que se hace en ellos. El estudio se plantea si la usurpación de la identidad de un personaje público es una práctica habitual en Twitter, en qué casos se permite, qué efectos puede tener la parodia sobre la imagen y el rol social de una persona conocida, o en qué medida los mensajes publicados por los suplantadores en dicha red social pueden identificarse como manifestaciones de descortesía, e incluso de violencia verbal.

Basándose en los planteamientos del análisis del discurso y de la pragmática sociocultural, la profesora Mancera ha llevado a cabo un estudio lingüístico de 5.030 mensajes publicados en más de medio centenar de perfiles de Twitter, todos ellos de carácter paródico y en los que se usurpa la identidad de un personaje de cierta relevancia social. Estos se han agrupado en distintas categorías en función del ámbito al que pertenece el sujeto parodiado, como la política, los medios de comunicación, el deporte, la realeza, etc.

Como ya puso de manifiesto Henri Bergson, la parodia pretende destacar la parte de automatismo que el personaje al que se imita ha dejado introducir en su persona, sus hábitos o su idiolecto, es decir, su manera de expresarse. Por ello, “las presentaciones del personaje parodiado en la biografía de todas las cuentas analizadas suelen llevar al extremo tales características, como primer paso para reelaborar la nueva identidad del sujeto parodiado. Por ejemplo, desde el perfil Naniano Rajoy se recurre constantemente al dígrafo sh para ridiculizar la forma de hablar del presidente del gobierno”, explica la profesora Mancera.

Esta investigación ha permitido identificar tres macroestrategias utilizadas por los autores de tales cuentas: el desarrollo de actividades de pretendida autoimagen por parte del sujeto parodiado; los ataques a la imagen de los internautas; y la ejecución de actos de amenaza a la imagen de terceros. Con tales estrategias se persigue dañar tanto la imagen social del personaje público como su imagen privada, “quizás más vulnerable, por encontrarse más próxima al ego. Por ejemplo, mediante ataques hacia su orientación sexual y destacando sus defectos físicos, o poniendo en duda su facultades mentales, lo que contribuye a deteriorar su imagen de autonomía”, según la profesora Mancera.

Mediante un juego de carácter polifónico, se simula que es el propio sujeto cuya identidad se ha suplantado quien toma la palabra para manifestar puntos de vista que transgreden los límites de lo políticamente correcto, o para mostrar una actitud despreciativa hacia los propios seguidores de la cuenta paródica, con lo que se amenaza también su imagen de afiliación.

Además, como ha tratado de demostrar la profesora Mancera, la mayor parte de estos tuits se sirve de recursos lingüísticos de distinto tipo, que les confieren un carácter ofensivo. E incluso en ellos se recurre a la violencia verbal. Sin embargo, la Política de Suplantación de la Identidad de Twitter permite la publicación de dichos mensajes, con la única condición de que se especifique que esta se lleva a cabo desde un perfil paródico.

La profesora Mancera recuerda la afirmación del periodista italiano Roberto Saviano, quien aseguraba en un artículo de opinión que insultar en las redes sociales no es libertad de expresión, sino una manera de difamar a la que recurren personas que se nutren de la fama de los demás. Algo que,  a juicio de la investigadora, “por desgracia, se ha convertido en una estrategia cada día más recurrente. Con ella no solo se persigue deteriorar la imagen de un personaje público amparándose en el anonimato, sino también tratar de incrementar el número de seguidores en Twitter por medio de la ironía y del humor verbal, con textos que, a pesar de su carácter ofensivo, son marcados como favoritos y retuiteados, es decir, reenviados por miles de usuarios, lo que convierte a estos mensajes difamatorios en contenidos virales que alcanzan una considerable difusión”.

Los resultados de este estudio acaban de darse a conocer en RILCE: Revista de Filología Hispánica, publicación de la Universidad de Navarra que cuenta con uno de los mayores índices de impacto en el ámbito filológico. Este trabajo forma parte de una línea de investigación sobre el análisis del discurso mediado por ordenador que la profesora Mancera viene desarrollando desde hace varios años y  que hasta el momento se ha concretado en la publicación de las monografías El discurso político en Twitter y El español coloquial en las redes sociales, así como de diversos artículos de investigación realizados en colaboración con Ana Pano Alamán, profesora de la Universidad de Bolonia.

Más información en la web de la Universidad de Sevilla.

 

 

#Sevilla Investigadores de la US optimizan la extracción de compuestos fenólicos del hollejo y de la semilla de uva

Vid
Vid

 

El grupo de investigación ‘Color y Calidad de los Alimentos’ de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sevilla ha publicado dos artículos científicos en los que se determina a qué son debidas las diferentes cantidades de compuestos fenólicos que pueden ser extraídas de las partes sólidas de la uva durante la vinificación. El objetivo de este trabajo es dar un paso más en la extracción de estos compuestos a partir del hollejo y de la semilla de la uva, ya que está demostrado que los compuestos fenólicos poseen propiedades beneficiosas para la salud y aportan calidad a los vinos.

“En el caso del vino los compuestos fenólicos aportan cualidades organolépticas de gran importancia, de las cuales depende directamente su calidad. La aparición de estos compuestos en el vino se debe en su gran mayoría al paso desde las partes sólidas de la uva (hollejo y semillas) durante la vinificación”, explica el investigador de la Universidad de Sevilla Julio Nogales, quien aclara que “esto ya lo sabíamos pero ahora podemos relacionar la composición estructural del hollejo y la semilla con la facilidad de cesión de compuestos fenólicos y entender las diferencias de extracción de compuestos fenólicos que aparecen según nos situemos en la superficie externa o interna del hollejo ”.

Este estudio se ha llevado a cabo utilizando espectroscopía vibracional, término que engloba a la espectroscopía de infrarrojo y Raman. Estás técnicas estudian las vibraciones que se dan en los enlaces moleculares desde dos puntos de vista complementarios, permitiendo identificar cuáles son las familias de compuestos más importantes en el residuo que queda tras la extracción de compuestos fenólicos.

A medida que aumenta el nivel de maduración de la uva, la pared celular de los tejidos de la baya se va degradando y los compuestos fenólicos son liberados con mayor facilidad. La capa más externa, llamada cutícula, no contiene polifenoles y está compuesta principalmente por ácidos grasos hidroxilados, mientras que la capa más cercana a la pulpa es donde se encuentran la mayoría de los compuestos fenólicos presentes en el hollejo. Por tanto, durante el proceso de vinificación, la etapa de estrujado tiene una gran influencia en la extractabilidad de compuestos fenólicos del hollejo de uva, ya que un estrujado poco eficiente no generará suficiente contacto entre el mosto y la capa interna del hollejo de la uva”, afirma el profesor Nogales.

En el caso de las semillas, por el contrario, la difusión de los compuestos fenólicos disminuye a medida que ésta madura porque se produce una lignificación (sellado de las paredes vegetales a través de la deposición de lignina) de gran parte de los tejidos, impidiendo la difusión de los fenoles.

En el laboratorio

Para la realización de este estudio se recolectaron muestras de uva tinta apta para vinificación en dos parcelas de la Denominación de Origen Condado de Huelva en las campañas de 2014 y 2015. Se separaron los hollejos y semillas de las muestras para tratar de determinar la facilidad de extracción de compuestos fenólicos desde estas dos matrices.

Tras conocer la facilidad de extracción de compuestos fenólicos de las muestras, estas se caracterizaron espectralmente (FTIR y Raman) para conocer su composición estructural. Posteriormente, se realizaron diversos análisis estadísticos para rastrear posibles relaciones entre la composición estructural del material no extraíble y la facilidad de cesión de compuestos fenólicos observada en estas muestras. Como resultado de este estudio, los investigadores han confirmado que existen claras diferencias estructurales entre las partes exterior e interior del hollejo y que estas diferencias están relacionadas con la cantidad de compuestos fenólicos que pueden ser extraídas de cada parte.

Las mayores diferencias se pudieron atribuir a zonas espectrales relacionadas con pectinas, monosacáridos, polisacáridos, lípidos o ceras, siendo todos ellos componentes del hollejo de uva, y se determinó que la cantidad de polisacáridos y el grado de esterificación de las pectinas influyen significativamente en la extractabilidad de compuestos fenólicos. Resultados similares se encontraron para el caso de las semillas.

Este trabajo ha sido realizado en el Laboratorio de Color y Calidad de la Universidad de Sevilla en colaboración con el Focas Reserach Institute, perteneciente al Dublin Institute of Technology (DIT) durante una estancia financiada por el Ministerio de Economía Industria y Competitividad, y ha contado con la financiación del V Plan Propio de Investigación de la Universidad de Sevilla.

Más información en la Universidad de Sevilla.

 

#Córdoba ¿Cómo influye whatsapp en las relaciones de pareja de los jóvenes?

 

whatsapp
whatsapp

Investigadoras del grupo ‘Interpersonal Aggression and Socio-Emotional Development’ de la Universidad de Sevilla, en colaboración con la Universidad de Córdoba, han confirmado que la comunicación online adquiere un impacto cada vez menor en las relaciones sentimentales de los jóvenes adultos, a medida que avanzan en edad. En concreto, han corroborado que según se va afianzando una relación de pareja entre dos personas jóvenes adultas, éstas van restando importancia al contexto online.

Para llegar a esta conclusión, las expertas han analizado el grado de repercusión del ámbito digital en este colectivo y han concluido que el ecosistema online, formado sobre todo por herramientas de comunicación 2.0 como wasap, las redes sociales e Internet, tiene un impacto poco significativo en sus relaciones de pareja. “A medida que se avanza en edad, la influencia de lo online va teniendo menos impacto en la vida de pareja”, asegura a la Fundación Descubre la investigadora de la Universidad de Sevilla y responsable de este estudio, Virginia Sánchez.

Así lo recogen en el artículo ‘Romantic Relationship Quality in the Digital Age: A Study with Young Adults’, publicado en la revista The Spanish Journal of Psychology y que forma parte del proyecto Dat-e Adolescence, programa de prevención de la violencia en las relaciones sentimentales. Este estudio cuenta con financiación del Plan Nacional 2013-2016.

Este trabajo de investigación se ha realizado con una muestra de 431 personas, todas ellas jóvenes adultos con edades comprendidas entre los 18 y 25 años que en el momento de responder a la encuesta mantenían una relación de pareja.

Los encuestados, de los que un 68,2% fueron mujeres y un 31,8% hombres, cursaban todos estudios universitarios de 1º, 2º y 4º Grado de diversas titulaciones como Medicina, Derecho, Psicología y Educación, con una media de edad de 21 años. “Hemos intentado que el muestreo abarcara las grandes áreas de conocimiento para que fuera lo más representativo posible”, apunta esta experta.

La encuesta, compuesta por una batería de preguntas orientadas a medir la calidad negativa y positiva de las relaciones sentimentales en jóvenes adultos, integra indicadores de valoración formada por un total de 31 apartados y una escala de satisfacción general con la relación de pareja. “Todos estos parámetros nos permiten conocer en profundidad qué uso otorgan los jóvenes adultos a las nuevas tecnologías en sus relaciones personales y sentimentales al mismo tiempo que nos avisa de posibles casos donde afloran conductas que pueden tornar en comportamientos violentos y agresivos contra la pareja”, argumenta Sánchez.

Más información en la fuente de la noticia Amalia Rodríguez / Fundación Descubre

 

#Sevilla Cocinar al vapor elimina más cianotoxinas del pescado que el hervido

Pescado cocinado
Pescado cocinado

 

Un grupo de investigadoras del Área de Toxicología del Departamento de Nutrición y Bromatología, Toxicología y Medicina Legal de la Universidad de Sevilla ha publicado un estudio pionero en todo el mundo en el que demuestran que cocinar al vapor el pescado de agua dulce durante más de dos minutos reduce hasta un 26% la presencia de Cilindrospermopsina, una cianotoxina. Sin embargo, con el hervido la disminución es menor (18%, con el consiguiente aumento de riesgo para el consumidor. Otra conclusión importante que se desprende de esta investigación es que estas biotoxinas, que son nocivas para el organismo, pasan al agua que se ha utilizado para cocinar.

Este estudio, que ha sido publicado en Food Control, una de las revistas de mayor impacto a nivel internacional de su área,  se centra en una especie de pescado de agua dulce, la tilapia. En concreto se ha analizado una cianotoxina denominada Cilindrospermopsina.

“Las cianotoxinas son producidas por un grupo de bacterias denominadas cianobacterias que se desarrollan principalmente en aguas dulces. Son toxinas emergentes, de las que hoy día son necesarias investigaciones toxicológicas para poder llevar a cabo una evaluación de los riesgos que puede suponer su presencia en aguas y alimentos para el ser humano y el medio ambiente”, explican las investigadoras principales del estudio, las catedráticas de Toxicología de la Universidad de Sevilla Ana María Cameán y Ángeles Jos. Además, participan las profesoras Ana I. Prieto, Remedios Guzmán-Guillen y Sara Maisanaba, del Grupo de Investigación en Toxicología.

En el estudio publicado se ha observado también que las concentraciones de esta cianotoxina después del cocinado no tendrían consecuencias para la salud pública, teniendo en cuenta la Ingesta Diaria Provisional establecida por la OMS. “Nuestros resultados vienen a señalar que no es recomendable consumir pescado de agua dulce crudo, que hay que cocinarlo, mejor al vapor que hervido, durante un tiempo superior a los dos minutos y que no se debería utilizar el agua del cocinado como caldo, ya que al ser toxinas hidrosolubles, se transfieren desde el pescado al agua”.

Regulación internacional

Las cianotoxinas pueden estar presentes en alimentos vegetales que hayan sido regados con aguas que las contengan, al igual que en cereales y en pescados y moluscos por contaminación acuática, por transferencia en la cadena alimenticia. Se ha demostrado que esta cianotoxina, cada vez más presente a nivel mundial, puede afectar a órganos como el hígado, riñón, corazón, intestinos, branquias y cerebro, entre otros, de animales. En humanos, los efectos por vía oral incluyen hepatoenteritis, dolor de cabeza, diarrea, deshidratación, daño renal, etc.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha publicado recientemente un informe en el que se alerta de la falta de estudios científicos sobre la transferencia y bioacumulación de las cianotoxinas en pescados y otros alimentos de consumo, así como de la ausencia de una evaluación exhaustiva de su toxicidad.

“Es fundamental seguir invirtiendo recursos de investigación en esta línea, ya que se desconoce la exposición real de los consumidores y por tanto el riesgo”, añade esta investigadora que apunta además que están trabajando en la valoración de otras técnicas de cocinado como son el asado en plancha y microondas; en el estudio de cianotoxinas en  vegetales, así como en estudios para caracterizar el propio perfil toxicológico de estas toxinas, siguiendo las recomendaciones de la EFSA.

Este proyecto de investigación está financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad y cuenta también con fondos FEDER.

En colaboración con el CITIUS

Este trabajo se ha llevado a cabo en estrecha colaboración con el Servicio General de Investigación de Espectrometría de Masas, ubicado en el Centro de Investigación, Tecnología e Innovación de la Universidad de Sevilla (CITIUS), donde además de la determinación de la toxina en pescado, mediante la optimización de un método, se han caracterizado los productos de degradación de la misma, como consecuencia de los tratamientos culinarios de hervido y cocción al vapor.

“Queríamos saber qué le ocurría a la toxina tras cocinar la muestra. Para ello utilizamos un espectrómetro de masas híbrido cuadrupolo-orbitrap capaz de adquirir a una resolución superior a 70.000 FWHM a m/z 200 acoplado a un cromatógrafo UHPLC. Esto nos permite determinar la fórmula molecular de los compuestos con una tolerancia menor 5 ppm”, explica la investigadora Rocío Valderrama del SGI de Espectrometría de Masas de la Universidad de Sevilla.

Más información en la Universidad de Sevilla.