#Cádiz #Sevilla ¿Cómo influye la imagen de un adolescente en su comportamiento de adulto?

Adolescente
Adolescente

 

Científicos de las universidades de Cádiz y Sevilla en colaboración con el Hospital Virgen del Rocío, la Universidad de Valencia y el Instituto de Salud Carlos III de Madrid han relacionado cómo influye la imagen que los jóvenes de entre 14 y 21 años tienen de sí mismos con conductas que permanecen en etapas posteriores y que pueden derivar en trastornos emocionales de distinta índole. A través del análisis de tendencias en adolescentes, como la preocupación por la ropa o por el peso, las actividades sociales, la restricción de la comida o el ejercicio físico, los expertos pueden diagnosticar de manera temprana patologías relacionadas con la insatisfacción con su propia imagen.

Según las conclusiones del estudio, el hecho de que una persona plantee una determinada acción para modificar aspectos de su cuerpo con los que no está satisfecho, puede derivar en un estilo de vida que permanezca a largo plazo. Controlar la dieta, hacer ejercicio físico o maquillarse son acciones frecuentes para mejorar la imagen, pero los resultados que ofrece la investigación apuntan que cuando estos hábitos se convierten en una preocupación mayor pueden aparecer distintas enfermedades que también perduren en el tiempo, como los trastornos de la conducta alimentaria.

Por tanto, para los investigadores, conocer cuáles son las pautas que puedan derivar en conductas preocupantes es fundamental para establecer medidas a tiempo. Los expertos describen cómo hacerlo a través del llamado modelo de mediación en el artículo ‘Body image and adolescence: A behavioral impairment model’ publicado en la revista Psychiatry Research.

“El estudio, por tanto, pretende aplicar un modelo que anticipe si esa idea sobre sí mismo puede comportar cambios graves. Es el caso de si observamos, por ejemplo, una excesiva preocupación por el peso, o por modificar el físico mediante cirugía, conductas cada vez más frecuentes entre adolescentes y que permanecen en adultos”, concluye el experto.

En su análisis, los expertos han partido de tres variables iniciales: género, grado de insatisfacción por el propio cuerpo y la orientación de la apariencia, es decir las acciones que se toman o no para mejorar esa insatisfacción. Estas valoraciones se relacionan con lo que la persona piensa de sí misma y cómo la ven los demás, es decir, pensamientos autorreferenciales. Además, existen variables iniciales, intermedias y finales que se relacionan entre sí. Aspectos como la edad, el género, la clase social, enfermedades o fármacos, consumo de alcohol o drogas se suman a otras características como el nivel de ansiedad o de depresión, que desempeñan un papel fundamental en la autoconciencia sobre el físico, según los expertos.

“En la actualidad, los modelos que toman los adolescentes son cada vez más exigentes. Esto hace que la insatisfacción sobre la imagen propia crezca y se adopten medidas para modificarla, como hacer dieta o ejercicio. En el estudio hemos valorado distintas variables estableciendo múltiples relaciones directas e indirectas entre ellas para obtener un modelo válido que explique las causas y pronostique las consecuencias”, afirma a la Fundación Descubre el investigador Juan Francisco Rodríguez Testal, autor del artículo.

Más información en la fuente de la noticia en  Remedios Valseca / Fundación Descubre

 

#Sevilla Desvelan la función de la proteina Rrm3 en la reparación de roturas de ADN

Ciencia Andaluza
ADN

 

Un grupo de investigación de la Universidad de Sevilla ha desenmascarado el papel que juega la proteína Rrm3 en la reparación de roturas que ocurren durante la replicación del ADN utilizando como organismo modelo la levadura Saccharomyces cerevisiae. Esta proteína pertenece a la familia de la proteína humana PIF1, cuyas mutaciones se saben asociadas a un mayor riesgo de tumorigénesis. Esto abre la posibilidad de que el riesgo de padecer cáncer en estos casos sea debido a la incapacidad de la célula para reparar correctamente las roturas de ADN surgidas durante la replicación.

Los hallazgos de esta investigación, desarrollada por Sandra Muñoz Galván, María Luisa García Rubio, Pedro Ortega, José Francisco Ruiz, Sonia Jimeno, Benjamín Pardo, Belén Gómez González y Andrés Aguilera, han sido recogidos en el artículo A new role for Rrm3 in repair of replication-born DNA breakage by sister chromatid recombination publicado por la revista PLoS Genet en su número de mayo de 2017.

La replicación del ADN es uno de los procesos celulares durante los cuales el ADN es más vulnerable. Durante su avance, las horquillas replicativas pueden encontrar obstáculos que provocan su bloqueo o incluso la aparición de roturas en el ADN. Las roturas en el ADN que acontecen durante la replicación requieren de una maquinaria específica para su reparación, la maquinaria de la recombinación. En este trabajo se demuestra que Rrm3, una proteína que viaja junto a las horquillas replicativas, tiene un papel en este proceso de reparación por recombinación, evitando así la inestabilidad genética.

Entender los mecanismos fisiológicos que causan o, como en este caso, previenen la inestabilidad genética es una pregunta básica en Biología Molecular y Biomedicina que resulta de vital importancia en la investigación contra el cáncer, dado que la inestabilidad genética es un distintivo de las células tumorales. De hecho, la inestabilidad genética aparece asociada al cáncer desde sus primeros estadios de desarrollo y puede estar implicada tanto como causante del cáncer (tumorigénesis) como en la generación de variación genética dentro de un mismo tumor (heterogeneidad intratumoral).

Más información en la web de la Universidad de Sevilla.

 

#Sevilla Cómo integrar los dispositivos electrónicos en la universidad española

Tablet
Tablet

 

Investigadores de la Universidad de Sevilla han publicado el estudio ‘To take or not to take the laptop or tablet to classes, that is the question’, que ha sido recogido por la revista Computers in Human Behavior, publicación de referencia internacional sobre las implicaciones sociales de las nuevas tecnologías. En el artículo se analizan los determinantes socioeconómicos que explican el uso de portátiles y tablets en las aulas universitarias sevillanas, así como los factores que limitan su uso. También se explica el posible efecto Caballo de Troya que un uso no apropiado de los mismos, especialmente de las tablets, puede tener en el desenvolvimiento académico.

El estudio, realizado por los investigadores José Ignacio Castillo Manzano, Mercedes Castro Nuño, Lourdes López Valpuesta, Teresa Sanz Díaz y Rocío Yñiguez Ovando, concluye que el perfil del usuario del portátil en las aulas es diferente del usuario de la tablet. En el primer caso, prima la madurez, es decir, son alumnos que tienen experiencia en su uso en la educación preuniversitaria o que llevan varios años en la Universidad; además de tener unos rasgos socioeconómicos diferenciados como vivir fuera de casa de sus padres, sin tener ningún familiar a su cargo. Por su parte, el usuario de la tablet suele ser mujer, vive también en casa de sus padres y procede directamente del bachillerato.

El trabajo, que ha recibido la Mención Especial a la Innovación Docente en las XIII Jornadas Nacionales sobre Docencia de Economía Aplicada, emplea modelos microeconométricos sobre una muestra de 412 estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Sevilla para analizar los perfiles de los alumnos que llevan un portátil o tablet a clase y las limitaciones para su expansión.

Para los autores, es preocupante la alta correlación que se obtiene entre el uso de la tablet y la mayor actividad de los alumnos en las redes sociales. Para el profesor Castillo, estos dispositivos, especialmente las tablets, “son un arma de doble filo, y, como otros estudios también resaltan, pueden ser el Caballo de Troya para que el entretenimiento entre de forma masiva en las aulas. Ello justificaría evaluar la limitación del acceso al wifi universitario a contenidos de escasa o nula relación académica, al menos durante las horas lectivas, si no queremos que la utopía acabe en distopía”.

El estudio también muestra que no hay barreras intelectuales ni técnicas para el uso de estos dispositivos, en una generación claramente nativa digital, de forma que su uso no está correlacionado con los conocimientos informáticos de los alumnos, ni con la nota de selectividad que obtuvieron.

Para el profesor Castillo, según las demandas explicitadas por los alumnos en este estudio, la construcción de este nuevo paradigma exige un papel activo de las universidades, mejorando tanto las infraestructuras físicas, especialmente el número de enchufes en las aulas, como las virtuales, entre las que destaca la calidad de la conexión wifi. A la vez, se debe favorecer la inmersión de los profesores, financiando Programas de apoyo a la Innovación Docente, para facilitar que los profesores promuevan una mayor integración de los dispositivos móviles en las actividades docentes. Según el profesor Castillo, los resultados del estudio muestran claramente que los alumnos demandan obtener un mayor rendimiento académico de los dispositivos en el aula, para compensar no sólo la inversión económica realizada en el portátil o la tablet, sino también el coste personal de cargar todo el día con los mismos.

Según el profesor Castillo, “el mobile learling o m-learning se ha convertido en un nuevo paradigma educativo en los países desarrollados como consecuencia de que los estudiantes, de forma generalizada, ahora disponen de dispositivos electrónicos con los que comunicarse y acceder a la información en tiempo real”. El m-learning busca que los alumnos aprendan en un entorno más cooperativo y con una mayor interacción con sus profesores. Sin embargo, el uso real de estos dispositivos en docencia está muy lejos de su potencial, tanto en las aulas universitarias españolas como en las preuniversitarias. De esta forma, en este caso de estudio, sólo una minoría de estudiantes llevaba el ordenador portátil o la tablet a clase con cierta regularidad, concretamente un 17,8% y un 16,8% respectivamente.

Fuente: Universidad de Sevilla.

 

#Sevilla Home En persona Galería de fotos Videoteca Blogs Equipo Canal Ciencia – UCC+i de la Universidad de Sevilla Ciencias CC. Salud CC. Sociales-Jurídicas Ingeniería-Arquitectura Humanidades Innovación Actividades Desarrollan una antena de cráneo para ayudar a valorar el dolor en pacientes con esguince cervical

Cervical
Cervical

 

El investigador Manuel Freire, del Departamento de Electrónica y Electromagnetismo de la Facultad de Físicade la Universidad de Sevilla, en colaboración con la empresa Biosensores Inteligentes para la Salud, ha desarrollado una antena de cráneo orientable de 32 canales para imagen por resonancia magnética a 3 Teslas, adaptada para los pacientes con movilidad craneal reducida que atiende el Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

El desarrollo de la antena se enmarca en un proyecto de investigación que se lleva a cabo en el Hospital Nacional de Parapléjicos y que está financiado por la Fundación Mutua Madrileña para desarrollar una metodología que permita valorar de manera objetiva el dolor en pacientes con esguince cervical, “una patología originada en un 98% en accidentes de tráfico y que afecta a más de 25.000 españoles cada año”, afirma el profesor Freire.

Los pacientes que se someten al estudio se hallan afectados de movilidad craneal reducida, por lo que la exigencia de orientabilidad espacial de la antena era esencial para poder acomodarse a cada paciente. Esta es una característica que hace de esta antena una herramienta única en su género.

“El diseño de la antena se planificó en colaboración con José Florensa, jefe del Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital, que hará uso de la misma en estudios de neuroimagen por espectroscopía de resonancia magnética de 3 Teslas para identificar marcadores del dolor y variaciones del perfil metabólico en distintas áreas del cerebro según la existencia de dolor crónico”, añade este investigador.

Con sus 32 canales, la antena además permite obtener imágenes de alta resolución y en un tiempo reducido al hacer uso de técnicas de aceleración de imagen en paralelo. Esto redunda en un gran beneficio para el paciente al permitir acortar el tiempo de estudio durante el cual el paciente ha de permanecer inmóvil en el escáner de resonancia.

Este avance científico-tecnológico ha contado con la colaboración y el apoyo del doctor en Física Jesús Tornero, de la empresa Biosensores y responsable del Área de Diagnóstico por Imagen del Hospital Los Madroños (Madrid), y el ingeniero mecánico Alberto Cantón.

Fuente: Universidad de Sevilla

 

#Sevilla #Huelva Bioplástico de soja súper absorbente para ‘nutrir’ el campo

Soja
Soja

Investigadores del grupo ‘Tecnología y diseño de productos multicomponentes’ de la Universidad de Sevilla, junto con expertos de la Universidad de Huelva, han obtenido un bioplástico natural a partir de la proteína de la soja capaz de absorber hasta cuarenta veces su peso.

Este nuevo producto, ecológico y biodegradable, es respetuoso con el medioambiente. Por ello, los expertos están explorando su aplicación en el campo de la horticultura, concretamente como materia prima a partir de la cual fabricar dispensadores de nutrientes agrícolas.

Para llegar al diseño del material que recogen en el artículo ‘Natural superabsorbent plastic materials based on a functionalized soy protein’, y han publicado en la revista Polymer Testing, los investigadores han realizado diferentes experimentos en el laboratorio alterando la composición de esta leguminosa.

Concretamente, han modificado su afinidad por el agua y han conseguido que retenga un porcentaje mayor de agua. “La soja tiene por sí misma una gran capacidad de absorción, lo que la convierte en un material idóneo. Sin embargo, nos planteamos si encajaría dentro de los bioplásticos súper absorbentes, que son aquellos que tienen que absorber entre 10 y 1.000 veces su peso real en agua. Tras introducir algunas variantes, el resultado obtenido ha sido positivo”, afirma a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Sevilla Antonio Guerrero, responsable de este estudio.

Durante los ensayos, los expertos han comprobado que según las variables de procesado y la combinación de la mezcla, las propiedades de absorción de la soja se alteran. “Sin interferir en su composición, esta legumbre es capaz de absorber doce veces su peso, mientras que si modificamos su estructura molecular para aumentar su afinidad por el agua, esta capacidad se multiplica por tres hasta alcanzar 36 veces su peso inicial, es decir, un aumento del 3.600% sobre su peso real”, especifica Guerrero.

Continúa en la fuente de la noticia: Amalia Rodríguez / Fundación Descubre 

#Sevilla Investigadores de la US estudian los mecanismos celulares de regulación ante la falta de oxígeno

Biological cell
By MesserWoland and Szczepan1990 (Own work (Inkscape created)) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html), CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/) or CC BY-SA 2.5-2.0-1.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5-2.0-1.0)], via Wikimedia Commons

 

El grupo de investigación de la Universidad de Sevilla liderado por José López Barneo, catedrático y director del Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBiS), ha descrito, en un artículo publicado en la revista internacional Cell Metabolism, cómo se activa el centro respiratorio cuando disminuye la concentración de oxígeno en la sangre. Este grupo trabaja en el estudio de los sistemas de regulación celular y de detección de los niveles bajos de oxígeno (hipoxia)

La importancia de esta línea de investigación, que se remonta a 1987, radica en que el organismo necesita el oxígeno para subsistir. Conocer cómo funciona este sistema permitirá a los investigadores en un futuro evitar muertes por hipoxemia o disminución de la difusión de oxígeno en los tejidos y en la célula.

Se calcula que al día muere una media de 50 personas en Estados Unidos por exceso de consumo de analgésicos que producen una depresión del sistema de control del sensor de oxígeno de las células. Estos analgésicos (generalmente opiáceos) inhiben los sistemas de alarma que detectan la hipoxia -falta de oxígeno en los tejidos del cuerpo- y su acción sobre el centro respiratorio. Por lo tanto, el organismo no detecta esta falta de oxígeno, por lo que no pone en marcha ninguna medida para paliar estos síntomas y la situación puede desembocar en la muerte del paciente.

“Cuando las células detectan una falta de oxígeno, por ejemplo cuando estamos en lo alto de una montaña, el organismo es sabio y hace que respiremos con mayor frecuencia y que el corazón se contraiga más veces para llevar más sangre con oxígeno a los tejidos”, explica el profesor López Barneo, quien añade que “el problema es cuando los tejidos implicados en este control no son conscientes de que hay una falta de oxígeno y por ello no activan las medidas para compensarlo. Por ello, debemos desarrollar fármacos que activen estos sensores de control en vez de deprimirlos”.

El objetivo fundamental de los investigadores es conocer en profundidad cómo unos orgánulos celulares denominados mitocondrias intervienen en este proceso, de qué manera se lleva a cabo la medición de los niveles de oxígeno en las células y cómo se ponen en marcha los procesos de alerta y regulación en condiciones de hipoxia.

 

Proyectos Advanced Grants

El doctor López Barneo dirige uno de los dos únicos proyectos denominados Advanced Grants (AdG) que existen en estos momentos en Andalucía. Se trata de un programa que tiene como objetivo brindar apoyo a proyectos de investigación en la frontera del conocimiento de cualquier temática, liderados por investigadores ‘senior’ con una experiencia contrastada de cualquier país del mundo que desarrollen el trabajo en uno de los estados miembros de la UE o de los países asociados. La convocatoria ‘Advanced Grants’ es altamente competitiva y en ella se financian solo el 10 % de los proyectos solicitados,, que ya de por si están muy seleccionados pues solo los investigadores de alto nivel envían solicitudes.

Los proyectos son individuales y pueden tener una duración de hasta 5 años y una financiación de hasta 3,5 millones de euros. En la actualidad solo hay dos investigadores que dirijan proyectos de estas características en Andalucía: José López Barneo, y Andrés Aguilera, catedrático y director del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer).

Con cargo al proyecto ERC, el IBiS va a adquirir un microscopio multifotón de última generación con el objetivo de poder seguir avanzando en el estudio de sistemas celulares complejos.

“Toda la investigación que realizamos se hace en el IBiS. En la actualidad en mi grupo somos catorce personas y, aunque hoy día la investigación es internacional, nos gusta mantener ese espíritu de independencia y que lo poco o mucho que podamos avanzar en el conocimiento científico salga de nuestros laboratorios”, comenta este investigador.

 

Referencia bibliográfica: Oxygen sensing by arterial chemoreceptors depends on mitochondrial complex I signaling. Fernández-Agüera MC, Gao L, González-Rodríguez P, Pintado CO, Arias-Mayenco I, García-Flores P, García-Pergañeda A, Pascual A, Ortega-Sáenz P, López-Barneo J. Publicado en Cell Metabolism 2015; 22: 825-837.

Más información en la web de la Universidad de Sevilla 

 

#Sevilla Investigadores de la US descubren que hay células madre neurales que se convierten en vasos sanguíneos

Vasos sanguíneos
By Kelvinsong (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

 

El Grupo de Investigación de Fisiopatología de Células Madre Neurales de la Universidad de Sevilla y el Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBiS) acaba de publicar un artículo científico en la prestigiosa revista Cell Reports en el que demuestran que las células madre del cuerpo carotídeo adulto se transforman en vasos sanguíneos, además de en neuronas. El trabajo ha sido llevado a cabo principalmente por la investigadora postdoctoral Valentina Annese, dentro del grupo mencionado. Este descubrimiento podría llegar a tener grandes repercusiones en el avance de tratamientos de enfermedades tan distintas como pueden ser los tumores pediátricos o el Parkinson.

El cuerpo carotídeo es una pequeña estructura de tejido nervioso situada en la bifurcación de las arterias carótidas, cuya función es la de actuar como un quimiorreceptor de la sangre. Vigila el contenido sanguíneo de oxígeno y participa en la regulación de la respiración.

“Creemos que la capacidad de producir vasos sanguíneos por parte de las células madre neurales podría afectar directamente al crecimiento de ciertos tipos de tumores en la población infantil”, comenta el investigador principal de este proyecto, Ricardo Pardal.

La plasticidad de las células madre adultas, o la capacidad de las células madre somáticas para cruzar los límites y diferenciarse en tipos celulares no relacionados, ha sido un tema de debate en la última década. Las células madre derivadas de la cresta neural (NCSCs) muestran una notable plasticidad durante el desarrollo, pero no se sabe si las poblaciones adultas de NCSCs mantienen esta plasticidad. En este sentido, “describimos que las células madre del cuerpo carotídeo adulto derivadas de la cresta neural (CBSCs) son capaces de experimentar diferenciación endotelial además de su papel ya descrito en la neurogénesis, contribuyendo tanto a procesos neurogénicos como angiogénicos que tienen lugar en el órgano durante la aclimatación a la hipoxia. Además, la conversión de CBSCs en células vasculares es dependiente del factor inducible por hipoxia (HIF) y sensible a citoquinas vasculares liberadas en hipoxia tales como la eritropoyetina. Nuestros datos resaltan una notable plasticidad fisiológica en una población adulta de células madre específicas de tejido, y podrían tener impacto en el uso de estas células para terapia celular”, ha añadido Pardal.

Estos resultados son algunas de las conclusiones del proyecto ERC Starting Grant ‘Physiology of the adult carotid body stem cell niche’, concedido por el Consejo Europeo de Investigación, así como del proyecto ‘Fisiopatología de Células Madre Derivadas de la Cresta Neural’ del Ministerio de Economía y Competitividad.

Para estos estudios los expertos cuentan con la colaboración de las unidades de oncología pediátrica y patología del Hospital Universitario Virgen del Rocío.

Más información en la Universidad de Sevilla 

#Sevilla Investigadores de la US y el CABIMER revelan una nueva vía de regulación en la reparación de roturas en el ADN

Ciencia Andaluza
ADN

 

Un paso más en el estudio del funcionamiento de las células humanas es lo que ha logrado un grupo de investigadores del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER) y de la Universidad de Sevilla, en colaboración con la Universidad de Carolina del Norte y el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa de Madrid. Lo han hecho tras identificar en células humanas una nueva vía de regulación de la reparación de roturas de doble cadena en el ADN. Estas roturas representan la lesión más peligrosa para la célula, ya que pueden provocar su muerte o generar reordenamientos cromosómicos que contribuyan al desarrollo de cáncer.
“En concreto hemos descubierto que cuando estas roturas se producen en el ADN nuclear, una proteína esencial en la respuesta celular a ese daño, llamada ATM, modifica por fosforilación a la ADN Polimerasa Lambda, una enzima que sintetiza ADN en situaciones muy específicas”, explica el investigador José F. Ruiz, del Departamento de Bioquímica Vegetal y Biología Molecular de la Universidad de Sevilla.
En este trabajo se demuestra, por tanto, que la modificación hecha por ATM es la señal necesaria para que la enzima Pol Lambda vaya a esas roturas en el ADN y contribuya a su reparación. Esto es esencial para que la célula siga su ciclo vital con normalidad.
Se trata de un trabajo de investigación básica que arroja luz sobre el funcionamiento de un proceso biológico que ocurre cada día en las células humanas, las cuales están continuamente expuestas a diferentes tipos de agentes que originan este tipo de roturas en el ADN. “En un fututo, nuestro descubrimiento podría tener aplicación biotecnológica o ser utilizado como biomarcador para el seguimiento o identificación de enfermedades como el cáncer, pero para eso aún tenemos que seguir investigando”, indica el profesor Ruiz.

En la actualidad, estos investigadores trabajan también en el estudio de las translocaciones cromosómicas, que son especialmente relevantes por su potencial oncogénico en células humanas. Estas translocaciones ocurren por la reparación anómala de las roturas de doble cadena en el ADN que se pueden generan bien espontáneamente o bien en respuesta a determinados agentes que dañan el ADN, como la irradiación o algunos productos químicos. Por otro lado, están caracterizando otras posibles modificaciones que regulan a la Pol Lambda humana, la enzima que participa en esos procesos de reparación de roturas en el ADN.

Más información en  la web de la Universidad de Sevilla.

#Córdoba #Málaga #Granada #Sevilla Nanotubos de carbono para monitorizar desde dentro las obras públicas

Ejemplo de uno de los sensores diseñados por el equipo de la Universidad de Córdoba. / UCO
Ejemplo de uno de los sensores diseñados por el equipo de la Universidad de Córdoba. / UCO

 

Cada vez que concluye la obra de una nueva infraestructura pública y una vez superados los fastos de las inauguraciones, se corta la cinta y se marchan los fotógrafos, comienza el trabajo silencioso de los técnicos encargados de evaluar el estado del nuevo puente, presa o carretera. Las grandes obras públicas requieren un control permanente que garantice su conservación a lo largo del tiempo. Actualmente, esa evaluación se realiza a través de sensores externos que monitorizan la salud estructural de las construcciones tomando medidas de vibraciones y aceleraciones y comparándolas con modelos teóricos que permiten simular el comportamiento de la estructura ante la acción de cargas.

Ese sistema de control exige tiempo –el de los técnicos encargados de tomar las medidas– y dinero –el empleado en la tecnología de sensores necesaria–. Para reducirlos, el equipo de investigación TEP 167 Mecánica de sólidos y estructuras de la Universidad de Córdoba, junto a investigadores de las universidades de Málaga, Granada y Sevilla, ha abierto una nueva línea de investigación para diseñar nuevos sensores que puedan ser introducidos en los propios materiales con los que se construyen las nuevas infraestructuras. El proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio de Economía y Competitividad.

La idea es generar compuestos de base cemento (cemento, mortero u hormigón), adicionados con nanotubos de carbono para mejorar su resistencia y propiedades eléctricas. Así, al introducir los nanotubos en los elementos estructurales de las construcciones, como las vigas, se logra abrir canales de comunicación dentro de la nueva infraestructura.

Esta idea se puede asemejar a la función que desarrollan, por ejemplo, los microchips de las mascotas, es decir, ofreciendo información desde dentro del cuerpo, en este caso, de la obra pública. Son lo que se conoce como Smart Structures o estructuras inteligentes. Para conseguirlo, el equipo de investigación que lidera el profesor Rafael Castro ha echado mano de la nanotecnología, concretamente, de los nanotubos de carbono y su extraordinaria capacidad conductiva, diseñando cubos de unos 50 mm de lado para ser integrados en estructuras constituidas por hormigón estructural.

 

Continúa en la Agencia SINC

 

#Sevilla Los casos de úlcera por presión en UCIs andaluzas, por debajo de la media nacional según un estudio de la US

En cama
En cama

 

Un estudio de la Universidad de Sevilla realizado en el Hospital Virgen del Rocío ha analizado la situación de los pacientes ingresados en las unidades de cuidados intensivos (UCI), ya que tienen un riesgo especialmente elevado de desarrollar úlceras por presión (UPP) asociadas a la gravedad de su situación y a la inmovilidad a la que están expuestos.

Las úlceras por presión son complicaciones frecuentes en cualquier nivel asistencial. Según los expertos, aproximadamente 15.000 pacientes del Sistema Sanitario Público Andaluz sufren alguna úlcera por presión. Esto representa un significativo problema de salud no solo para pacientes y familias, sino también para los sistemas sanitarios.

Los expertos realizaron el seguimiento de un total de 315 pacientes ingresados en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Universitario Virgen del Rocío durante el año 2015. “Observamos que durante este periodo la incidencia acumulada de estas lesiones por presión ha sido del 8,1%, lo que supone un valor inferior al obtenido en similares entornos clínicos a nivel nacional e internacional. Esto refleja el buen hacer de los equipos multidisciplinares que desarrollan su práctica en esta UCI respecto a la implantación de protocolos de prevención de úlceras por presión”, afirma Mª Isabel González, doctora de la Universidad de Sevilla, autora principal del estudio y referente de Cuidados de la UCI del Hospital Virgen del Rocío.

Las localizaciones más frecuentes de las ulceras desarrolladas fueron el sacro y los talones. Todas ellas fueron clasificadas en los estadios I y II, que incluyen a aquellas úlceras que presentan menor gravedad y mejor pronóstico, frente a las de estadios III y  IV que no se observaron durante el tiempo que duró la investigación.

Durante el estudio se han controlado un total de 88 posibles factores relacionados con el desarrollo de UPP. La gravedad y el pronóstico vital de los enfermos ingresados en UCI y el desarrollo de complicaciones durante el ingreso son los factores que más influyen a la hora de que aparezcan este tipo de úlceras.

Por otro lado, el número de días de inmovilización en la cama se comporta como factor de protección. Este último resultado, que no ha aparecido en ningún estudio previo, podría estar también relacionado con la implementación de las medidas preventivas, en la medida en que la prescripción de restricción de movimientos en esta UCI se suele producir durante los primeros días de ingreso del paciente por su situación de inestabilidad hemodinámica y solo si es estrictamente necesario. Una vez resuelta, y aunque el paciente precise de sedación profunda, en la unidad se comienza a aplicar el protocolo de prevención de UPP con sus correspondientes reposicionamientos y cambios posturales cada dos horas. “Actualmente, el reposicionamiento y la movilización precoz han pasado a ser intervenciones consideradas como parte del tratamiento en la unidad de cuidados intensivos donde se llevó a cabo la investigación, lo que podría explicar el posible efecto protector de los días de inmovilización”, añade Mª Isabel González.

Por otro lado, en el estudio también se evaluó la adecuación de la escala de Braden, herramienta utilizada para valorar el riesgo de aparición de UPP en la mayoría de las UCI, y resultó no reflejar adecuadamente las características de los pacientes ingresados en las UCIs. La consecuencia podría ser que un gran número de intervenciones con carácter preventivo se implementarán a pacientes que no se encuentren en riesgo de desarrollo de UPP, y esto no resultaría en un uso costo-efectivo de los recursos del sistema sanitario público.

Estos datos se recogen en la tesis doctoral realizada por la investigadora Mª Isabel González Méndez y dirigida por el doctor Joaquín Salvador Lima Rodríguez y la doctora Marta Lima Serrano, de la Universidad de Sevilla. El trabajo ha recibido la máxima calificación de sobresaliente cum laude por unanimidad. La tesis se enmarca en el Programa de Doctorado de Ciencias de la Salud diseñado por la Universidad de Sevilla, la Escuela Andaluza de Salud Pública y la Universidad de Jaén.

Más información en la Universidad de Sevilla.