#Almería Lodos de mármol para devolver el ‘verde’ a las canteras

Monumento a la entrada de Macael. Realizado con blanco, amarillo y gris Macael.

By ManuelSB (Own work) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC BY-SA 4.0-3.0-2.5-2.0-1.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0-3.0-2.5-2.0-1.0)], via Wikimedia Commons

 

Investigadores del grupo ‘Edafología aplicada’ de la Universidad de Almería, en colaboración con la Universidad de Granada, la Politécnica de Murcia y el Centro Tecnológico Leitat de Barcelona, han demostrado que la reutilización de lodos de mármol en zonas contaminadas por metales pesados contribuye al crecimiento de vegetación, lo que permite la recuperación del entorno y mejorar su impacto visual.

En concreto, los expertos han corroborado estos resultados en varias parcelas de Aznalcóllar (Sevilla) afectada por un vertido tóxico hace casi dos décadas. En ellas, han logrado recuperar zonas verdes que con anterioridad habían permanecido yermas.

Por otro lado, también han comprobado que en las laderas de las canteras de mármol de Macael (Almería), reaparece vegetación tras cubrir la zona con lodos de este mineral, ya que incrementa la humedad y hace posible que las plantas incrementen su enraizamiento en el suelo.

En este sentido, los investigadores iniciaron este proyecto recogiendo lodos de las balsas que se originan junto a las canteras. Tras procesar y caracterizar las micropartículas, determinar su composición, tamaño e indicadores de toxicidad, obtuvieron que estos residuos están libres de contaminantes.

Después de ello, los expertos realizaron pruebas de fijación de metales. En concreto, colocaron muestras de lodo en contacto con soluciones contaminantes con el objetivo de definir qué cantidad de metales podía adherirse a los residuos. “El resultado fue que los lodos procedentes de la industria del mármol podían precipitar la mayor parte de los principales contaminantes de la zona como cobre, zinc, cadmio, arsénico y plomo”, puntualiza a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Almería y coautor de este estudio, Mariano Simón.

Una vez obtenidos los resultados a escala de laboratorio, ensayaron in vivo en pequeños invernaderos empleando distintos tipos de suelos, diferentes lodos y también contaminantes variados. “Probamos en macetas si el lodo propicia el crecimiento de cualquier tipo de flora, ya sean plantas, arbustos u otro tipo de vegetación”, matiza Simón.

A lo largo de todo este proceso, recogido en el estudio titulado ‘Using marble sludge and phytoextraction to remediate metal(loid) polluted soils’ y publicado en la revista Journal of Geochemical Exploration, los expertos utilizaron la planta conocida como Mostaza (Brassica juncea).

Más información en la fuente de la noticia: Amalia Rodríguez / Fundación Descubre

 

#Granada Un nuevo tratamiento neuropsicológico mejora la calidad de vida de pacientes que confabulan tras una lesión cerebral

Ciencia Andaluz
Cerebro

 

Científicos de la Universidad de Granada (UGR) han diseñado un tratamiento neuropsicológico que mejora notablemente la calidad de vida de pacientes que confabulan tras una lesión cerebral, una secuela que en la actualidad no tiene tratamiento. Una confabulación consiste en recordar algo que no ha ocurrido en realidad: la persona está totalmente convencida de algo que no existe o no ha sucedido.

Este estudio, publicado en la revista PLoS ONE, refleja un trabajo realizado desde el año 2010 hasta el año 2015 en el Hospital Universitario San Rafael de Granada, en colaboración con el Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) de la Universidad de Granada.

A pesar de lo incapacitante que es la confabulación, siempre se ha considerado como una secuela “no tratable” y sólo quedaba dejar pasar el tiempo para ver si el paciente dejaba de confabular espontáneamente o continuaba haciéndolo de forma crónica, en cuyo caso la mayoría de ellos terminaban institucionalizados en residencias o centros de día ante la imposibilidad por parte de la familia de supervisarlos 24 horas al día. De ahí surgió la motivación de los investigadores de la UGR por intentar diseñar un tratamiento que fuera sencillo y fácil de realizar en cualquier ámbito sociosanitario.

Como explica la autora principal de este trabajo, Mónica Triviño, “estos pacientes te dicen por ejemplo, y están convencidos de ello, que por la mañana han estado en sus casas cocinando o que han ido a trabajar cuando, realmente, se encuentran hospitalizados. O te insisten en que han estado acompañados de una persona que no ha estado presente, llegando en algunos casos a afirmar que han estado paseando con familiares que, incluso, pueden haber fallecido hace tiempo”.

En otras ocasiones, los pacientes no sólo confabulan con su memoria, si no que las confabulaciones interfieren con lo que creen ver. Así, pueden confundir a personas desconocidas con conocidas, creer que el hospital es su casa o que la almohada de la cama es un niño pequeño acurrucado.

“Son pacientes muy peculiares, porque están completamente convencidos de sus memorias y percepciones, a pesar de ser objetivamente falsas. No obstante, es importante tener en cuenta que estas personas no quieren engañar, sino que recuerdan y/o perciben mal: simplemente las alteraciones en su cerebro hacen que la realidad estémuy confusa en sus mentes. Por tanto, requieren de supervisión continua porque suelen intentar comportarse de acuerdo a esa realidad falsa y quieren ir al trabajo, al mercado o levantarse cuando, por ejemplo, eso es imposible porque tienen la mitad del cuerpo paralizado”.

Los investigadores de la UGR han diseñado un tratamiento que consiste en nueve sesiones de una hora cada una, distribuidas en tres semanas. En el mismo se le presentan a los pacientes una serie de estímulos que deben recordar a posteriori (palabras, caras de famosos, fotografías de ellos mismos, objetos, noticias, etc.). Cuando deben recordar, surgen las confabulaciones; es decir, indican haber visto o escuchado cosas que realmente no les han sido presentadas.

Más información en la web de la Universidad de Granada.

 

#Jaén: Mejora del entrenamiento de los tenistas

Tenis
Tenis

 

Gema Torres-Luque es investigadora del Departamento de Didáctica de la Expresión Musical, Plástica y Corporal de la UJA. Junto a investigadores de la Universidad de Granada, la Universidad de Murcia y la Hellenic Army Academic (Grecia) ha realizado un estudio, publicado en la Revista Euroamericana de Ciencias del Deporte, que determina los indicadores de rendimiento de jugadores de tenis masculino en edad júnior de alto nivel en función de las estadísticas de competición en dos superficies distintas, hierba y pista dura.

Pregunta: ¿Cómo surgió esta investigación?

Respuesta: Dentro de nuestro grupo tenemos una línea de investigación bastante relacionada con los deportes de raqueta. Llevamos trabajando en esa línea unos 20 años y tenemos vinculación con la Federación Española de Bádminton y con la Federación Andaluza de Tenis en temas de docencia e investigación en estas disciplinas. Dentro de las amplias áreas de conocimiento que existen en cuanto a investigación, estamos centrados en dos: el control y evaluación del entrenamiento y el análisis de juego, en el que estamos desarrollando el proyecto de I+D+i, “Diseño, construcción y evaluación de equipamiento deportivo: redes deportivas”.

Pregunta: ¿Por qué crees que el tema del tenis base no se ha trabajado tanto?

Respuesta: Cuando consultas las estadísticas de competición, normalmente encuentras gran número de datos del circuito profesional, que implica a categorías más altas. Por ejemplo, no hay apenas información de infantiles o cadetes, pero sí en edad júnior. Además, esta categoría tiene la particularidad de que se disputa a 3 sets, pero sin embargo cuando pegan el salto a categoría absoluta, principalmente en los Grand Slam, juegan a cinco sets. Esto supone un cambio muy grande en lo que sería el entrenamiento, ya que habitualmente se trabaja con valores de referencia de tenistas en competición absoluta, que no son reales. Lo que intentamos ver es qué es lo que marca la diferencia entre los jugadores que ganan y los que pierden, mediante la detección de los indicadores que marcan esos resultados.

Pregunta: ¿Cómo definirías el objetivo de la investigación?

Respuesta: Nos dedicamos a analizar estadísticas y vídeos de competición con el objetivo de ver cuáles son los indicadores de rendimiento de los jugadores de tenis. En este deporte incide la particularidad de la superficie. A grandes rasgos, las tres principales son tierra, hierba y rápida. En rápida hay dos tipos de superficie que no son exactamente iguales. En esta investigación en concreto, sabíamos que jugar en hierba no es lo mismo que jugar en pista dura, pero ¿cuáles son los indicadores que hacen que eso sea distinto? Intentar responder a esa pregunta es lo que hacemos en diversos estudios como éste, tanto en tenis como en tenis en silla de ruedas.

Continúa leyendo la entrevista en la web de la Universidad de Jaén.

 

#Granada Investigadores de la UGR diseñan una etiqueta sobre la sostenibilidad de túneles que predice cómo mejorarlos

Túneles para la A-7
By Feranza (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

(Túnel en la Autovía del Mediterráneo en Motril. Granada, en construcción en 2012.

 

Un grupo de investigación de la Universidad de Granada han diseñado un sistema de etiquetado que, con conceptos álgebra vectorial, analiza la sostenibilidad de los medio millar de túneles del país y facilita el diseño y la detección de sus puntos débiles en consumo y actuaciones para mejorarlos.

La investigación, desarrollada por miembros del grupo “Luminotecnia para la Seguridad y la Sostenibilidad”, propone por primera vez en Europa un sistema de etiquetado de los túneles similar al que se utiliza ya en edificación con el que se proporcionan criterios para tratar de cuantificar la sostenibilidad de estas construcciones.

El director de la investigación y profesor del departamento de Ingeniería Civil, Antonio Peña, explica que el proyecto ha permitido analizar el gasto energético, el impacto ambiental y el mantenimiento de los túneles del país y ha estudiado tubos existentes y otras infraestructuras aún en construcción.

Infraestructuras críticas

“Los túneles son infraestructuras críticas desde el punto de vista de la seguridad, y su iluminación es especialmente problemática por la lenta adaptación del ojo cuando pasa de ambientes muy luminosos a otros más tenues, por lo que iluminación funciona las 24 horas al día, 365 días al año”, señala Peña.

Estas infraestructuras exigen un gasto energético elevado que en algunos túneles puede alcanzar el millón de euros anual para evitar que un cambio de iluminación y el proceso visual de adaptación afecte a la seguridad de un conductor que, a una velocidad de 100 kilómetros por hora, avanza una media de 28 metros por segundo y cuya calidad de visión debe garantizarse.

La investigación, que ha publicado la revista de referencia mundial en el sector “Tunnelling and Underground Space Technology”, ha analizado algunos de los parámetros relacionados con el consumo eléctrico que pueden comprometer la sostenibilidad de los túneles y permite identificar carencias y posibles acciones correctivas.

“Hemos utilizado como parámetros el consumo eléctrico de la instalación de alumbrado, la integración en el paisaje en términos de forestación y el coste de construcción del portal del túnel, parámetros aparentemente inconexos pero íntimamente relacionados entre sí”, destaca Peña, que afirma que “mediante unas sencillas operaciones con vectores analizamos su sostenibilidad y proponemos un sistema de etiquetado energético”.

Este sistema de etiquetado permite planear con menor gasto la construcción de un túnel, detectar puntos débiles y planificar acciones correctivas, y se puede aplicar tanto a túneles ya existentes como a otros en proyecto.

El vector tridimensional proporciona datos sobre el equilibrio del túnel y su aplicación en forma de sistema de etiquetado energético que supondría además un adelanto sobre la actual legislación internacional.

“Se trata de proporcionar una herramienta útil para diseñar las instalaciones de túneles o para analizar y optimizar los actuales y para planificar estrategias y subsanar deficiencias”, apunta Peña.

Más información en la web de la Universidad de Granada.

 

#Granada Las personas matutinas no deberían trabajar de noche, ni las vespertinas de día, por tomar decisiones impulsivas

Trabajo
Trabajo

 

Un estudio realizado en la Universidad de Granada (UGR), en colaboración con la Universidad de Bolonia (Italia), advierte de la necesidad de ajustar las preferencias circadianas de cada persona (esto es, si es matutina, vespertina o intermedia) a sus horarios de trabajo, ya que cuando un trabajador se somete a horarios que no encajan con su preferencia circadiana (por horarios impuestos) puede ver afectada su capacidad de tomar decisiones, debido a una falta de control cognitivo que provoca impulsividad.

Los ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo aproximado de 24 horas y que responden, principalmente, a la luz y la oscuridad en el ambiente en el que vive un organismo. Estos ritmos afectan al estado emocional y al control cognitivo de las personas, que es la posibilidad de regular exitosamente y de modo deliberado la intensidad, las circunstancias provocadoras de emociones. A su vez, la toma de decisiones de un sujeto está afectada por factores psicológicos como el estado emocional o el control cognitivo.

Los investigadores de la UGR, pertenecientes al Centro de Investigación “Mente, Cerebro y Comportamiento” (CIMCYC), junto con los de la Universidad de Bolonia, han evaluado la preferencia circadiana (es decir, si los participantes eran matutinos, vespertinos o intermedios) para conocer la influencia de la hora del día y la preferencia circadiana en la toma de decisiones interpersonalesmedida mediante un juego económico que los participantes realizaban en un ordenador.

En el estudio participaron 64 estudiantes italianos de ambos sexos, pertenecientes a la Universidad de Bolonia, de los que 32 eran matutinos y 32 vespertinos.

A todos ellos se les planteó un juego que consistía en aceptar o rechazar ofertas propuestas por un compañero virtual. Lo racional en este juego sería aceptar todas las ofertas, ya que aceptar implica que cada uno de los jugadores se queda con la cantidad propuesta, mientras que rechazar implicaría que ninguno de ellos se llevaría nada.

Toma de decisiones

Una vez seleccionados los participantes, en función de su preferencia circadiana extrema (matutino y vespertino), se les citó en dos momentos temporales (por la mañana y por la tarde) para que realizaran una prueba de control cognitivo y la prueba principal de toma de decisiones. Además, se tomaron en cuenta marcadores corporales como la temperatura para verificar que realmente se encontraban en sus momentos óptimo-no óptimo del día. De esa manera, los científicos comprobaron cómo estos se comportaban en su hora óptima del día y en su hora no óptima.

Los resultados demostraron que los participantes mostraron una desviación de la racionalidad, rechazando las ofertas injustas. Además, los matutinos invirtieron más tiempo en tomar las decisiones que reflejaban más incertidumbre (las que no eran claramente justa o injustas).

A la luz de los resultados de su trabajo, dos sus autores, los investigadores de la UGR Ángel Correa Torres y Noelia Ruiz Herrera,afirman que, cuando somos sometidos a horarios que alteran nuestro ritmo circadiano, podríamos tomar decisiones de manera más impulsiva, lo que podría afectar a la calidad de nuestras acciones y por supuesto, actuar en contra de nuestro propio beneficio. Además, afirman que existe una diferencia entre estilos de toma de decisiones entre matutinos y vespertinos, ya que los matutinos invierten más tiempo en meditar las decisiones.

Los autores advierten, por tanto, de la necesidad de conocer la preferencia circadiana para ajustar a los trabajadores a sus horarios de trabajo. De éste modo las empresas mantendrían una ventaja ya que se podrían adaptar de manera más adecuada los horarios de trabajo para aprovechar los picos de rendimiento óptimo de cada trabajador.

Más información en la Universidad de Granada

 

#Jaén Un proyecto de la Universidad de Jaén determina los beneficios del consumo de aceite de oliva en pacientes con fibromialgia

Ciencia Andaluza
Olivo

Un proyecto de investigación de la Universidad de Jaén ha determinado los beneficios que el consumo de aceite de oliva tiene en pacientes con fibromialgia. La UJA ha presentado los resultados de este proyecto, denominado ‘Fibromialgia y estrés oxidativo. Influencia del aceite de oliva’, en su stand en Expoliva.

Se trata de un proyecto de excelencia de la Junta de Andalucía, desarrollado por un equipo multidisciplinar compuesto por investigadores de la Universidad de Jaén y de la Universidad de Granada, y por facultativos del Complejo Hospitalario de Jaén, en el que se ha contado con la participación de la Asociación de Fibromialgia de Jaén (Afixa).

El proyecto consistió en implementar una intervención nutricional en pacientes afectados de Fibromialgía, incorporando a su dieta alimenticia distintos tipos de aceite de oliva ecológico, con una distinta concentración en antioxidantes, para constatar si se mejoraba el daño por estrés oxidativo que subyace en esta patología.

“En el proyecto utilizamos varios aceites de oliva con distinta concentración de antioxidantes y concretamente el aceite de oliva virgen extra ecológico fue el que mejoró los parámetros oxidativos en pacientes con fibromialgia, mejorando la oxidación de las principales macromoléculas de las células, que son lípidos, proteínas y ADN. Por otra parte, también mejoró la sintomatología típica de las pacientes, lo que incluía la capacidad funcional, en la realización de sus actividades cotidianas, y su estado de salud mental percibido”, explica la investigadora Alma Rus.

Por otro lado, María Luisa del Moral Leal, responsable del proyecto, destacó la buena disposición de las pacientes con fibromialgia de la Asociación Afixa para participar en el estudio. “Son un colectivo muy implicado en la investigación porque son conscientes de lo necesario que es investigar en fibromialgia para poder dar una solución a este problema de salud. Sólo puedo agradecerles de corazón, a su equipo directivo, con su presidenta Maribel Garrido a la cabeza y a todos los miembros de la asociación el tiempo y esfuerzo que han realizado para que este proyecto haya salido adelante”, aseguró la investigadora de la UJA, que recordó que este viernes 12 de mayo se conmemora el Día Internacional de la Fibromialgia y del Síndrome de Fatiga Crónica.

Más información en la web de la Universidad de Jaén.

 

 

#Granada La sustancia que protege al corazón

Cuerdastendinosas

By Modificado de Patrick J. Lynch, medical illustrator (Wikimedia commons Heart tee tricuspid valve.jpg) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

 

Investigadores del Instituto de Parasitología y Biomedicina López-Neyra de Granada, en colaboración el departamento de Patología de la Universidad de Granada y la facultad de Medicina de Harvard, han constatado por primera vez la capacidad de respuesta de células dañadas tras una inflamación de miocardio por la acción de una sustancia con cualidades antiinflamatorias, analgésicas y autoinmunes, producida por el sistema nervioso.

Durante el desarrollo de estas investigaciones los científicos han podido comprobar cómo el miocardio, el músculo del corazón, posee receptores propios de esta molécula, denominada cortistatina. Esto hace que este órgano sea capaz de producirla también, lo que le permite activar esa capacidad antiinflamatoria en las células musculares del corazón ante una infección. Así lo han explicado los expertos en el artículo publicado en la revista British Journal of Pharmacology titulado ‘The neuropeptide cortistatin attenuates experimental autoimmune myocarditis via inhibition of cardiomyogenic T cell-driven inflammatory responses’.

El estudio se ha centrado en la miocarditis, una inflamación del miocardio que provoca que el corazón no pueda bombear eficazmente. Tras una infección por virus, el sistema inmunitario responde enviando anticuerpos para tratar de combatirlo. Sin embargo, en la miocarditis no sólo se lucha contra el virus, sino que el organismo entiende que las propias células del miocardio son extrañas y las daña. Si se implican demasiadas células del músculo cardíaco, éste se debilita y da lugar a una insuficiencia cardíaca o incluso a una muerte súbita. Aún cuando el corazón intenta regenerarse, el tejido muscular queda dañado y pueden producirse insuficiencias cardíacas congestivas o una cardiomiopatía dilatada, dolencias que impiden una vida normal de manera crónica. Esta sustancia anula también la respuesta autoinmune que se produce ante la proliferación del virus, lo que hace que el daño sea significativamente menor.
La investigación ha relacionado la respuesta inmune del organismo con la inflamación asociada a la patología. “Es el primer estudio que demuestra que la cortistatina evita el daño que se produciría como consecuencia de una respuesta inflamatoria e inmunitaria contra el virus en el miocardio, incluso cuando la enfermedad está en estado avanzado, algo clave en una dolencia que cuenta con un diagnóstico severo hasta el momento. El efecto de esta sustancia podría suponer un tratamiento adecuado especialmente en aquellos casos en los que se complica con una respuesta autoinmune contra componentes cardiacos, como por ejemplo la producción de autoanticuerpos, por lo que se debe seguir incidiendo en su investigación clínica”, indica a la Fundación Descubre el investigador del CSIC Mario Delgado, uno de los autores del artículo.

 

Más información en la fuente de la noticia Fuente: Remedios Valseca / Fundacion Descubre

 

#Granada Proponen unas “leyes universales” sobre el tamaño y la biología de las semillas de las plantas

Semillas
Semillas

 

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han descubierto que los diferentes tipos de semillas que existen han permitido a las plantas adaptarse a los ciclos ambientales a lo largo de la evolución.

De este modo, los científicos han propuesto por primera vez unas “leyes universales” sobre el tamaño y la biología de las semillas, demostrando mediante modelos matemáticos y el análisis exhaustivo de datos de más de 500 especies de plantas que la distribución global de la latencia y el tamaño de las semillas sigue un patrón predecible que depende de las oscilaciones climáticas.

Rafael Rubio de Casas, investigador del departamento de Ecología de la Universidad de Granada, es el autor principal de este trabajo, publicado en la revista New Phytologist.

Las semillas de muchas plantas tienen una propiedad llamada latencia que les permite permanecer en el suelo durante largos periodos de tiempo sin germinar. “Este tipo de semillas es más abundante en zonas templadas que en zonas tropicales. De forma similar, en latitudes elevadas las semillas tienden a ser más pequeñas. Sin embargo, las  razones de estos patrones no están claras”, señala el investigador de la UGR.

Las semillas encapsulan mecanismos mediante los que las plantas sincronizan su crecimiento con los períodos más favorables. Los resultados de Rubio y colaboradores demuestran que las semillas latentes más pequeñas, que pueden permanecer en el suelo sin ser detectadas y esperan para germinar al comienzo de la estación favorable, se adaptan mejor a los ambientes en los que la estación de crecimiento es corta.

“Por el contrario, cuando las condiciones para la germinación y el crecimiento son favorables durante todo el año, son las semillas grandes, capaces de germinar inmediatamente y producir plantones más robustos, las que se adaptan mejor”, destaca Rubio.

A partir de los datos obtenidos en esta investigación, “podemos establecer predicciones sobre las plantas que ocuparán los diferentes hábitats e incluso sobre aquellas que tienen más capacidad de adaptarse a un ambiente particular”, concluye el investigador.

Más información en la Universidad de Granada.

 

#Granada Un 17% de los menores sufre ‘borrachera del sueño’

Bebe
Bebe

 

Existen varios trastornos del sueño, asociados a diferentes momentos de la noche o a fases concretas de la señal cerebral. Entre ellos uno de los más comunes es ‘la borrachera del sueño’. La borrachera del sueño, es la forma coloquial por la que se conoce un trastorno del sueño llamado, de forma técnica, arousal confusional. Este trastorno consiste en que, cuando la persona despierta, durante los primeros minutos se siente muy desorientada y algunas de sus facultades mermadas e incluso pueden volver a dormirse sin recordar lo sucedido.

Según el Dr. Alejandro Guillén Riquelme de la Cátedra del Sueño de la Universidad de Granada-GrupoLoMonacopese a que este trastorno se puede producir en todas las etapas de la vida, es en niños donde se da con una mayor frecuencia; se estima que un 17% de los menores lo padecen y en la mayoría de los casos es un trastorno benigno. Sin embargo en los adultos está asociada a otros trastornos del sueño más graves”.

El Dr. Guillén manifiesta que “si creemos que podemos sufrir este trastorno es conveniente acudir a un especialista del sueño, ya que puede estar vinculado con otros trastornos que deben ser evaluados como el insomnio, que afecta a un 32% de la población, la apnea del sueño cuya prevalencia es del 28%, o algún tipo de trastorno mental”.

Por otro, este trastorno está muy vinculado con la ansiedad y el estrés a la hora de ir a la cama. Por ello los expertos dan una serie de recomendaciones como realizar ejercicio físico, no acostarse después de ver series o películas estimulantes, ni pasar de trabajar o estudiar directamente a la cama y/o realizar algún tipo de rutina de relajación antes de dormir. “El realizar una correcta higiene del sueño puede ayudar notablemente y más allá de aplicar esta medida, debemos evitar acostarnos estresados”, según Guillén.

Síntomas de borrachera del sueño

Normalmente, las personas que sufren borrachera del sueño se sienten confusas, tienen un habla lenta, producida por un pensamiento incoherente, movimientos lentos y descoordinados, e incluso pueden volver a dormirse sin recordar lo sucedido, pese a que el periodo despierto sea de varios minutos. En algunas ocasiones las personas con borrachera del sueño pueden mostrarse agresivos o fácilmente irritables. Todos estos síntomas suelen ser más marcados cuando el despertar se produce en mitad de la noche. Debido a los síntomas que produce el trastorno y que, visualmente, son muy parecidos a los que se producen en personas ebrias, este trastorno se conoce también como “borrachera del sueño”.

El Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) y la nueva Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco, puestos en marcha este año en colaboración con la Universidad de Granada y la compañía líder en descanso, llevan a cabo de manera conjunta investigaciones basadas en el estudio, evaluación, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de aspectos relacionados con el sueño. El Laboratorio del Sueño de la Universidad de Granada es el mayor centro de investigación de Europa de estas características.

Gracias a esta colaboración sellada, Lo Monaco participará proporcionando financiación económica y capital humano, que irán destinados a contribuir con las investigaciones que se realicen en el marco de la misma. Además, la empresa donará a la UGR material para su uso en las instalaciones de la Cátedra (el Laboratorio del Sueño de la UGR).

La Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco realiza trabajos centrados en el desarrollo de proyectos conjuntos de investigación; financiación de contratos, becas y ayudas a personal investigador y en prácticas; redacción de trabajos de investigación y de tesis doctorales y otras publicaciones; transferencia de resultados de la investigación a la empresa e impulso de la publicación de patentes u organización de cursos, seminarios, conferencias u otras actividades formativas y de divulgación, entre otros.

Más información en la Universidad de Granada.

 

#Granada Los nombres se procesan más rápido si tienen el mismo género que quien los pronuncia

Ciencia Andaluz
Cerebro

 

La Universidad de Granada (UGR) ha determinado en un estudio, publicado en la revista Brain Research, que los nombres se procesan más rápido si tienen el mismo género que quien los pronuncia.

Alba Casado, psicolingüista de la UGR, es coautora de esta investigación, que ha sido realizada mediante un electroencefalograma, a partir del cual se consigue estudiar las reacciones del cerebro humano ante la emisión de palabras masculinas o femeninas relativas a personas, emitidas tanto por voces de mujeres como de hombres.

En el trabajo, llevado a cabo durante una estancia en la Universidad de Lille 3, Francia, participaron 16 mujeres. Los resultados, contrastados con otros estudios realizados en hombres, indican que estos indicios podrían tener aplicaciones en el aprendizaje de idiomas extranjeros.

Casado señala que “sería productivo relacionar las palabras femeninas con voces de mujer y las palabras masculinas con voces de hombre para afianzar el aprendizaje de dichos conceptos de una manera natural y así aprovechar las conexiones intrínsecas entre los conceptos de sexo y género”.

Potencial de disparidad

En el estudio, las participantes visionaron una película muda que posteriormente debían resumir mientras que se oían de fondo, con la voz de cinco hombres y cinco mujeres, los sustantivos que en francés nombran al cantante (chanteur, en masculino) y a la cantante (chanteuse, en femenino), basándose en el principio de que el español y el francés utilizan el masculino como género neutro.

La prueba se dividió en cuatro bloques en los que se midió el denominado potencial de disparidad introduciendo una ‘palabra extraña’ en cada bloque, enmarcado en un contexto de comunicación real. Tras las investigaciones, se ha determinado que si es una mujer la que pronuncia un sustantivo femenino, la oyente la procesa con más rapidez que si la misma palabra la pronuncia un hombre. De manera inconsciente se preactivan una serie de palabras que se corresponden con el género del hablante.

Para más información: SINC