#Cádiz Expertos de la UCA diseñan un plan de entrenamiento para enfermos de EPOC que mejora patrón respiratorio y calidad de vida

Respirar
Respirar

 

La respiración es un proceso natural que debe ser libre y automático, aunque en ocasiones la falta de salud, provocado fundamentalmente por el tabaco u otras patologías, dificulta un correcto patrón respiratorio. Por ello, se trabaja en hacer más eficiente la respiración y conseguir el buen funcionamiento de los distintos tejidos y órganos desde diferentes perspectivas.

De hecho, en la Universidad de Cádiz, investigadores del grupo CTS158 Galeno, coordinados por el profesor José Luis González Montesinos, trabajan en un proyecto, subvencionado por el SEPAR y dirigido por el doctor Aurelio Arnedillo Muñoz, del servicio de Neumología del Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz, centrado en un plan de entrenamiento a un grupo de 20 pacientes de EPOC, de 50 a 83 años, con el objetivo de mejorar su calidad de vida, capacidad de esfuerzo y para disminuir su sensación de asfixia. Hay que tener en cuenta que las personas con EPOC y asma suelen padecer lo que se denomina hiperinsuflación dinámica, una situación anómala que condiciona un incremento en el trabajo de la respiración.

Por medio de este proyecto, en el que también colaboran el Centro Andaluz de Medicina del Deporte de Bahía Sur (Junta de Andalucía), de la mano de la doctora Carmen Vaz, y el Ayuntamiento de San Fernando (Delegación de Deporte), que ha facilitado sus instalaciones deportivas del Pabellón del Parque y Bahía Sur, los pacientes realizan un trabajo combinado de ejercicios aeróbicos (marcha, bicicleta y tapiz rodante), ejercicios de fuerza (máquinas de musculación) y ejercicios respiratorios. Una serie de actividades, en las que algunos de estos “deportistas” utilizan un sistema patentado por la Universidad de Cádiz que permite modificar el patrón ventilatorio y que es conocido como Feelbreathe®

“Para poder llevar a cabo este estudio, hemos dividido a los 20 pacientes de EPOC, en tres grupos: un grupo control, que hace su vida normal; y un grupo experimental que se subdivide en dos: el primero, realiza su plan de entrenamiento con Feelbreathe®, y el segundo, sin Feelbreathe®, pero hace de igual forma actividad física”, tal y como explica el profesor González Montesinos.

 

 Feelbreathe®, una patente registrada

 

Este dispositivo con el que trabajan algunos de los pacientes, consiste en una nueva banda adhesiva hipoalergénica que puede permitir a sujetos, tanto sedentarios como deportistas, mejorar su capacidad física. Cuando se aplica en las ventanas de la nariz, este material regula la entrada de aire durante la respiración, de forma que se ejercitan los músculos respiratorios a la vez que se realiza ejercicio físico, mejorando además el patrón respiratorio. La educación de este patrón respiratorio es fundamental en personas enfermas, sanas y en deportistas.

Actualmente, “no se han encontrado en el mercado dispositivos dirigidos al entrenamiento del patrón respiratorio y disminución de la hiperinsuflación dinámica, ya que la mayoría de los existentes únicamente van dirigidos al entrenamiento de la musculatura respiratoria para la mejora de su fuerza desde posiciones estáticas, pero no mientras se pasea o se hace ejercicio”, explican sus promotores. Muchas personas con enfermedades respiratorias “poseen ya de por si una correcta fuerza de la musculatura inspiratoria, debido a la propia restricción del flujo ventilatorio que su enfermedad le provoca, por lo que precisan de una mejora de su patrón respiratorio, haciéndola más eficiente y controlada y aumentar los tiempos espiratorios para evitar el atrapamiento de aire. El objetivo de Feelbreathe® es ante todo provocar una disminución de la frecuencia respiratoria, aumentando el tiempo inspiratorio y espiratorio, sin provocar una alta resistencia a la entrada de aire en los pulmones y, todo ello de forma cómoda y dinámica”, en palabras del investigador de la UCA.

Desde el equipo que trabaja en este proyecto han comprobado en tan solo dos meses de entrenamiento que se están produciendo mejoras importantes. Así, por ejemplo, “una de las actividades que deben hacer nuestros pacientes se centra en el Test de la Marcha de 6 minutos, que consiste en que el paciente con EPOC durante este tiempo tienen que andar la máxima distancia posible. A partir de un aumento en la distancia recorrida de 35 metros, ya se estima que hay una mejora clínicamente relevante y algunos han aumentado la distancia recorrida en más de 70 metros, mucho más de lo que se esperaba inicialmente. De igual forma, el trabajo en la sala de musculación ha provocado una mejora sustancial de las cargas que son capaces de movilizar”, como señalan desde la UCA.

El plan de entrenamiento “nos está aportando un feedback altamente positivo ya que todos los pacientes acuden a los entrenamientos con gran motivación y con una actitud muy positiva, lo cual nos demuestra una clara adherencia al ejercicio que les ayuda a mejorar su salud, tanto a nivel fisiológica como psíquica y social”, concluye el profesor responsable.

Más información en la Universidad de Cádiz.

#Cádiz Bacterias ‘a la carta’ que ayudan a fertilizar el suelo marino

Fondo marino
Fondo marino

Científicos del grupo de investigación ‘Estructura y Dinámica de Ecosistemas Acuáticos’ (EDEA) de la Universidad de Cádiz, junto con investigadores de la Universidad de Essex (Reino Unido), han comprobado que en los sedimentos intermareales se desarrollan determinados grupos de bacterias en función del tipo de compuesto orgánico presente en el medio. Además, estos organismos están especializados en degradar dicha materia orgánica de manera muy rápida, propiciando una mayor liberación de nutrientes y favoreciendo así la fertilización de los sedimentos.

En el estudio titulado ‘Different Types of Diatom-Derived Extracellular Polymeric Substances Drive Changes in Heterotrophic Bacterial Communities from Intertidal Sediments’ y publicado en la revista Frontiers in Microbiology, los expertos explican cómo se degradan estos compuestos procedentes de microalgas que forman el primer eslabón de la cadena trófica. “Es un proceso cíclico, en el que intervienen diatomeas bentónicas encargadas de producir esa materia orgánica que degradan las bacterias. De esta forma se liberan nutrientes al medio y, como consecuencia, sirven de nuevo como alimento para las propias diatomeas y para otros organismos, como las fanerógamas marinas o las macroalgas”, explica a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Cádiz Julio Bohórquez, uno de los responsables de este estudio.

Más información en la fuente de la noticia: Amalia Rodríguez / Fundación Descubre

 

#Cádiz Científicos de la UCA participan en la XXX Campaña Antártica Española durante el verano austral

Antártida
Antártida

Investigadores del Laboratorio de Astronomía, Geodesia y Cartografía de la Universidad de Cádiz han participado en la XXX Campaña Antártica Española, que se ha desarrollado durante el verano austral. Sus estudios se han centrado en el registro de información y mantenimiento de las series históricas geotérmicas, geodésicas y oceanográficas en las islas Decepción y Livingston.

El doctor Manuel Berrocoso Domínguez es el coordinador en la UCA de este trabajo y ha realizado investigaciones en el continente helado desde las primeras campañas españolas. A partir del año 2000, y ya en la Universidad de Cádiz, ha liderado distintos proyectos de investigación y acciones complementarias de forma ininterrumpida hasta la actualidad. Así, la Universidad de Cádiz ha completado este año su decimoséptima participación en una Campaña Antártica, consolidándose como una de las instituciones más activas en el ámbito nacional en cuanto a investigación en la zona.

A lo largo de esta edición, los cinco investigadores de la UCA involucrados han trabajado en el mantenimiento de las series geodésicas, que suponen unos registros de inmenso valor científico, puesto que se vienen obteniendo datos GNSS-GPS de distintas estaciones desde el inicio de la puesta en marcha de este sistema, que coincidió con las primeras campañas antárticas españolas.  Las otras series de datos registradas, geotérmicas y oceanográficas, son más recientes y han ayudado a obtener información continua desde hace varios años, lo que facilita que el análisis comparativo de estos datos permita evaluar la variabilidad del nivel del mar y su posible efecto en el cambio climático.

La mayoría de las actividades del grupo, constituido por Amós de Gil Martínez y Mª del Carmen Soto Mellado, en la primera fase de la campaña, Miguel Ángel Jiménez Tenorio, en una fase intermedia, y Belén Rosado Moscoso y Águeda Vázquez López-Escobar, en la segunda fase, se han realizado en la isla Decepción, donde se encuentra ubicada la base española Gabriel de Castilla.

Decepción es uno de los dos volcanes emergidos activos que hay en la Antártida. Los datos obtenidos se utilizan fundamentalmente para el estudio del volcán en dos aspectos: el primero de ellos, centrado en contribuir a la vigilancia de la actividad volcánica, que se realiza en tiempo real o casi real, al objeto de prevenir una posible reactivación y contribuir así a la seguridad del personal allí destacado. Y un segundo aspecto, basado en el seguimiento de la actividad volcánica, unos estudios que se realizan “a posteriori”, elaborando modelos del comportamiento volcánico a partir del parámetro “deformación superficial”.

Más información en la Universidad de Cádiz.

#Cádiz La UCA coordina un estudio que revela la existencia de una gran cinta transportadora de residuos plásticos hasta el Ártico

Mapa del Océano Ártico
By Arctic_Ocean.png: CIA derivative work: Wadim (Arctic_Ocean.png) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

 

La colaboración entre dos programas de investigación marina global, Tara Oceans Expéditions 2009-2014 (Francia) y Expedición Malaspina 2010 (España), ha desvelado la existencia del transporte a gran escala de residuos flotantes desde el Atlántico hasta el Ártico. El estudio, publicado en la prestigiosa revista Science Advances, destaca que con solo unas pocas décadas usando materiales plásticos, se ha convertido ya en un serio problema.

Esta investigación ha estado dirigida por el profesor Andrés Cózar, del departamento de Biología de la Universidad de Cádiz, y en ella han participado 12 instituciones de 8 países: King Abdullah University of Science and Technology (Arabia Saudí), Imperial College of London (Reino Unido), Lake Basin Action Network (Japón), Universidad de Islas Baleares-CSIC (España), Sorbonne Universités-CNRS (Francia), TARA Expéditions (Francia), Aarhus University (Dinamarca), Utrecht University (Países Bajos), Harvard University (EEUU), IKERBASQUE (España) y AZTI-Marine Research (España).
Para comprender la relevancia de este trabajo es importante tener en cuenta que el Círculo Polar Ártico alberga escasa población y esto significa que son pocos los residuos plásticos que allí se generan. Sin embargo, este nuevo estudio muestra cómo los mares de Groenlandia y Barents (al este de Groenlandia y norte de Escandinavia) están acumulando grandes cantidades de residuos plásticos que son transportados hasta allí por corrientes oceánicas. Las posibles implicaciones de la exposición de la vida marina a los residuos plásticos son inquietantes dada la singularidad del ecosistema ártico.
El equipo que encabeza el profesor Cózar ya demostró que cada uno de los cinco giros oceánicos subtropicales[1] actúan como grandes zonas de convergencia de residuos plásticos flotantes. En otro estudio[2] publicado recientemente mostraron que mares semi-cerrados con alta población, como es el caso del Mediterráneo, pueden ser también importantes áreas de acumulación de plástico, sin embargo, el lejano océano Ártico no era un candidato a acumular plástico.

Más información en la web de la Universidad de Cádiz.

 

#Cádiz El ejercicio de intervalos moderado también mejora la salud

Correr
Correr

Investigadores del departamento de Didáctica de la Educación Física, Plástica y Musical de la Universidad de Cádiz analizan y demuestran que los cambios de intensidad moderada del ejercicio también pueden mejorar la salud. Tras evaluar diferentes enfoques y matices de las metodologías de entrenamiento actuales, han confirmado que no todos los beneficios se deben a la intensidad a la que se desarrollan.

Así, los expertos proponen el entrenamiento a intervalos de esfuerzo moderado frente a una alta intensidad como alternativa para personas con ciertos riesgos o dificultades específicas de salud y a las que se desaconsejan cargas mayores. Este tipo de ejercicios podría servir de estímulo como paso previo a una mayor magnitud, además de favorecer la adaptación del organismo al deporte. Otra ventaja de la intensidad moderada intermitente es la facilidad para alcanzar y controlar la consecución de objetivos de entrenamiento, aunque siempre se recomienda la supervisión de personal especializado en ciencias del deporte.

En el editorial publicado en la revista British Journal of Sports Medicine titulado ‘High-intensity intermittent training versus moderate-intensity intermittent training: is it a matter of intensity or intermittent efforts?’, los expertos realizan una revisión de toda la literatura científica publicada hasta el momento sobre los beneficios que este tipo de ejercicio supone no sólo frente a los clásicos entrenamientos de tipo continuo sino también en similar medida a los atribuidos al de alta intensidad, llamados de HIIT (High Intensity Interval Training).

En él sugieren que el ejercicio de intervalos podría tener un efecto independiente y adicional al de intensidad. Además, confirman el papel beneficioso del entrenamiento intermitente moderado en la obesidad, tanto en los parámetros de salud como en los factores cardiovasculares. Por tanto, concluyen que no todos los beneficios del entrenamiento de intervalos se deben a la carga del trabajo sino al hecho de que la alternancia, también llamada metodología intermitente, tiene sus propios efectos sobre la fisiología humana.

Por ello, plantean la necesidad de más estudios sobre el papel particular del entrenamiento de intervalos de intensidad moderada en la salud y las adaptaciones generadas que permitan conocer los beneficios que pueden ser atribuidos a este tipo de estímulo concreto y ponerlas en práctica de manera aplicada en entrenamientos personalizados.

Más información en la fuente de la noticia: Remedios Valseca / Fundación Descubre

 

#Huelva Presentan una patente para reutilizar los fosfoyesos de Huelva como alternativa a su soterramiento

La empresa andaluza Captura CO2 ha presentado en Huelva una patente con la que aportar una solución a los fosfoyesos alternativa a su soterramiento. Los autores de este proyecto plantean, además de la eliminación por completo de las balsas de fosfoyeso de las marismas onubenses, la recuperación del espacio ocupado con una inversión “bastante inferior a la propuesta” en la actualidad. Esa cantidad, además, se recuperaría generando riqueza por la comercialización de los productos resultantes, “creando empleo con la construcción de una industria limpia en la zona y rescatando un espacio libre para Huelva”. La idea es “pasar de un problema de contaminación a una solución de valor añadido”, explica el creador de la patente y catedrático de Física de la Universidad de Sevilla, Luis Esquivias. Este proceso ha sido patentado por el Instituto de Ciencias Materiales del CSIC, la Universidad de Cádiz y la Universidad de Sevilla.
En cuanto a los datos económicos del proyecto, Captura CO2 prevé que los 120 millones de toneladas de fosfoyeso que hay en las balsas podrían transformarse en casi 70 millones de toneladas de calcita y casi 100 de sulfato de sodio, con un valor comercial superior a los 24.000 millones de euros.

Básicamente el proyecto industrial, que se realizaría en la superficie de las balsas, consiste en la disolución del fosfoyeso en una solución de sosa, que se precipitaría en su mayor parte en cal apagada y daría como líquido resultante una solución de sulfato de sodio. Tras la evaporación del disolvente, el resultado que quedaría es sulfato sódico anhidro. La cal apagada reacciona con el CO2 y da como resultado calcita o carbonato cálcico. Además, para reducir costes e impacto medioambiental y desarrollar una tecnología viable para sectores industriales de la zona, se ha incorporado el uso de sosa comercial y otros residuos de industrias muy próximas a las actuales balsas de fosfoyeso. Con este proceso se reducirán las emisiones de CO2 de las industrias del Polo Químico, con la consiguiente mejora del medio ambiente, según ha destado el investigador Luis Esquivas.

Más información en la Universidad de Sevilla.

 

#Cádiz Bebidas destiladas a partir de energía ultrasonido

Brandy solera reseva
By Xemenendura (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

Investigadores de la Universidad de Cádiz han desarrollado un sistema, basado en la aplicación de energía de ultrasonidos, que acelera el proceso de envejecimiento de bebidas espirituosas o destiladas. De esta forma, reduce a 3 días un proceso que puede durar 2 años, con los procedimientos tradicionales.

El proceso de envejecimiento hace referencia al tiempo que es necesario que una bebida se mantenga en barrica o en un barril de madera para que se conserven y potencien todas sus cualidades organolépticas, de color, sabor o textura por la extracción de compuestos de la madera.

Como explica a la Fundación Descubre la investigadora del departamento de Química Analítica de la Universidad de Cádiz María de Valme García Moreno, las bebidas con las que se está trabajando son aquellas cuyo contenido alcohólico procede de la destilación de materias primas agrícolas (uva, cereales, frutos secos, remolacha, caña o fruta). Concretamente, son productos como el brandy, el whisky, el ron, la ginebra, el vodka o los licores, entre otros.

La principal novedad de este trabajo, publicado en la revista Ultrasonics Sonochemistry con  el título ‘Study of a laboratory-scaled new method for the accelerated continuous ageing of wine spirits by applying ultrasound energy’, consiste en obtener una bebida en 3 días que si hubiera sufrido un proceso natural de envejecimiento en barrica hubiera durado 2 años.

Para desarrollar este método, los científicos han utilizado un recipiente donde se coloca la bebida destilada. Con una bomba de infusión se mueve el producto destilado en un tubo lleno de pequeñas virutas de madera. El alcohol circula por ese tubo y ahí se le aplica energía de ultrasonidos.

Más información en la fuente de la noticia: Rosario Marín / Fundación Descubre

 

#Cádiz: Investigadores de la Universidad de Cádiz presentan nuevos productos elaborados con algas para mejorar la nutrición

Fucus serratus2
By User:Stemonitis (Wikipedia en:Fucus_serratus.jpg) [CC BY-SA 2.5], via Wikimedia Commons

Investigadores de la Universidad de Cádiz, en colaboración con el Centro Tecnológico de la Acuicultura – CTAQUA, reunieron en El Puerto de Santa María a más de 75 expertos dedicados a la investigación, producción, recolección, elaboración de productos y gastronomía a partir de las macroalgas.

Así, representantes de empresas del sector, la Universidad de La Coruña, o del restaurante dos estrellas Michelín, Aponiente, han sido algunos de los ponentes que han participado en este evento enmarcado en el proyecto EALGA, cuyo objetivo es la optimización de la recolección y el cultivo de macroalgas en la Bahía de Cádiz, centrándose en el estudio de las propiedades fundamentales que determinan la calidad para su uso en la industria alimentaria.

Las algas son actualmente un recurso natural marino poco conocido y su explotación hoy día es muy baja, sobre todo la destinada a la alimentación humana. La presentación de éstas – frescas, desecadas o en conserva-, y su uso enfocado principalmente a aplicaciones culinarias, limita su consumo a un pequeño sector de la población española. “Debido a sus importantes valores nutricionales, las algas contribuyen a una dieta saludable, por lo cual sería muy interesante su inclusión en el consumo diario de la población”, como señaló Víctor Palacios, investigador del área de Tecnología de Alimentos de la UCA.

Las propiedades saludables de las algas y el potencial de la Bahía de Cádiz, como fuente de recursos marinos, motivaron la puesta en marcha de EALGA, y es que “buscamos potenciar el uso de las algas tanto para su consumo, como para el impulso del desarrollo socio-económico de la zona”, en palabras de Palacios.

Por ello, en el marco de este proyecto, los investigadores han desarrollado productos que tienen como principal característica diferenciadora las algas recolectadas en los esteros de la Bahía de Cádiz. Con el objetivo de crear productos atractivos para el consumidor y al alcance de todos, han añadido las algas como ingrediente principal a una serie de elaboraciones que fueron presentadas a los asistentes. Tomatitos cherry aderezados con vinagre de Jerez con algas, mousse de algas de tres variedades diferentes, ñoquis con pesto de algas y minihamburguesas de soja con algas, son las preparaciones que han podido degustar y valorar los asistentes a la jornada.

Más información en la Universidad de Cádiz

 

#Cádiz: Científicos de la UCA participan en un estudio que advierte del riesgo de colapso de Doñana sin una gestión local más activa

Ciencia Andaluza
Parque Natural de Doñana – Foto Wikipedia

 

El cambio climático está aumentando el riesgo de colapso de los humedales más emblemáticos del mundo. Sin embargo, esta tendencia se puede corregir con una mejor gestión local de dichos humedales. Esa es la principal conclusión a la que han llegado un grupo multidisciplinar de investigadores pertenecientes al CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y diversas universidades españolas y neerlandesas, entre ellas, la Universidad de Cádiz, tras la realización de un estudio que ha sido publicado recientemente en la prestigiosa revista Frontiers in Ecology and the Environment.

través de este trabajo, se ha puesto de manifiesto el hecho de que para proteger del cambio climático a los humedales de importancia internacional, como Doñana, es necesario que se reduzcan amenazas como los aportes de abonos y aguas residuales o la explotación intensiva de las aguas subterráneas y superficiales.

El Parque Nacional de Doñana es uno de los pocos humedales del mundo que está inscrito en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO y “sus problemas locales, como el deterioro de la calidad de agua por los aportes excesivos de nutrientes o la explotación intensiva de los acuíferos, pueden exacerbar los efectos de eventos climáticos extremos, tales como sequias y olas de calor, reduciendo la capacidad de los ecosistemas acuáticos para soportar los impactos del cambio climático”, tal y como advierte este grupo internacional de científicos.

Gestión de amenazas locales

A través de este estudio, en el que ha participado el investigador del Departamento de Biología de la UCA Edward P. Morris, “demostramos que la gestión de amenazas locales puede expandir el ‘espacio de operación segura’ para estos ecosistemas. Una gestión local adecuada puede hacer que un ecosistema acuático sea más tolerante al cambio climático, manteniendo los niveles de su capacidad de respuesta”, como explica el profesor Marten Scheffer, ganador del Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Ecología y Biología de la Conservación y director del Departamento de Ecología Acuática y Gestión de Calidad de Agua en la Universidad de Wageningen, en los Países Bajos.

Más información en la Universidad de Cádiz 

#Cádiz: Investigadores de la UCA participan en el proyecto ‘Handpas’ de pinturas rupestres en Cueva de las Estrellas en Castellar

Castellar medieval
Castellar Viejo – Cádiz – I, Panarria [GFDL, CC-BY-SA-3.0 or CC BY-SA 2.5], via Wikimedia Commons

Investigadores de la Universidad de Cádiz participan en el equipo científico interdisciplinar del proyecto internacional Handpas, dirigido por Hipólito Collado* (Junta de Extremadura), que ha realizado un estudio y control de las manos de Cueva de las Estrellas en el complejo de Tajo de las Abejeras, enclavada en el parque Natural de Los Alcornocales en la finca de la Almoraima. Se trata de las primeras representaciones de manos halladas sobre arenisca y están consideradas de las más antiguas del sur de Europa.

Los investigadores de la Junta de Extremadura y de las universidades de Zaragoza y Cádiz – José Ramos (catedrático de Prehistoria de la UCA), Pedro Cantalejo (director del Museo de Ardales e investigador del grupo PAI-HUM-440 de la Universidad de Cádiz)  Diego Fernández (doctorando de Prehistoria), Antonio Luque (espeleólogo colaborador), Salvador Domínguez (profesor titular de Cristalografía y Mineralogía) y Javier Gracia (pofesor titular de Geomorfología) – han podido documentar en 3D con escaner laser motivos de manos de arte rupestre paleolíticas en Cueva de las Estrellas en Castellar.

Las manos, tal y como aclara el profesor José Ramos, marcan “apropiación” del territorio. Constituyen “un signo de control y de pertenencia por las bandas de cazadores-recolectores del Paleolítico. Suelen corresponder con los momentos más antiguos del arte paleolítico. Hay muy pocas expresiones de arte de manos en las cuevas de la Península Ibérica”. Desde este estudio, se ha pretendido “hacer una documentación gráfica muy precisa, preocupada en la conservación y permanencia de las mismas, apoyados en nuevas tecnologías”.

El equipo de investigación de la UCA se han reunido con el alcalde de Castellar de la Frontera, Juan Casanova, el concejal de Cultura, Jacinto Gil, y la concejal de Turismo, Nieves Sánchez, para informar y hacerle entrega de material.

Más información en la web de la Universidad de Cádiz