#Granada Un 50% de la población ha experimentado alguna vez la ‘parálisis del sueño’

Ciencia Andaluza
Dormir

 

La parálisis del sueño es uno de los trastornos del sueño que ocurre con una mayor prevalencia; se estima que casi la mitad de las personas lo han experimentado en algún momento de la vida como un episodio aislado o de forma muy esporádica, según manifiesta el Dr. Alejandro Guillén Riquelme, de la Cátedra del Sueño de UGR-Grupo Lo Monaco. En aquellos casos en los que se produce de forma aislada o muy infrecuentemente se considera una alteración benigna, pero provoca situaciones de ansiedad, estrés, en algunos casos sensación de asfixia, y junto a ensoñaciones, hay quien los ha vinculado a la explicación de experiencias fuera del sueño o abducciones extraterrestres.

La parálisis del sueño es un trastorno que se caracteriza por episodios donde la persona que lo sufre, despierta (normalmente de forma brusca) teniendo conciencia de estar despierta pero siendo incapaz de moverse de forma voluntaria. Se suele producir principalmente cuando la persona despierta por la mañana y, entonces, es consciente de que no puede moverse. No obstante, también es probable que ocurra al acostarse o en un alguno de los despertares que se producen a lo largo de la noche. Obviamente, este hecho suele provocar una gran angustia en las personas que lo sufren. Sin embargo, los episodios rara vez superan los diez minutos en personas que no tengan otros trastornos médicos o psicológicos y se recupera la movilidad espontáneamente antes de ese tiempo.

Además, la parálisis suele desparecer de forma automática si la persona es tocada o sacudida. “Es cierto que, en personas que presentan otros cuadros médicos o circunstancias que agraven este trastorno, la duración puede prolongarse, llegando a documentarse un caso en el que la parálisis alcanzó una duración de varias horas”, manifiesta el Dr. Guillén Riquelme.

Durante los episodios de parálisis la persona no puede moverse pero es capaz de ver y escuchar normalmente. Además de ello, en algunos casos también es capaz de emitir sonidos con el fin de llamar la atención para ser tocados o movidos, lo que suele finalizar los síntomas. Junto con este cuadro, es común la sensación de no poder respirar con normalidad, llegando a producirse una sensación de asfixia. Sin embargo, este hecho no es real ya que las personas en este estado pueden respirar con normalidad y el suceso se debe más a la ansiedad y angustia que provoca el episodio, ya que las personas suelen percibir la parálisis como un síntoma de enfermedad grave.

En algunos casos la parálisis del sueño se produce junto con ensoñaciones o alucinaciones típicas de la etapa del sueño, que resultan muy difíciles de distinguir de la realidad por las personas que lo sufren. Por ello, algunos autores han estudiado la posible explicación de experiencias fuera del cuerpo o abducciones extraterrestres entre otras, como casos en los que la parálisis del cuerpo junto con las alucinaciones se perciben como que esos sucesos están ocurriendo realmente.

Según los expertos de la Cátedra de Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco, la parálisis del sueño se vincula en ocasiones con otros trastornos como la apnea del sueño y, principalmente, con la narcolesia. Habitualmente, el hecho de sufrir parálisis habituales junto con otros síntomas como las alucinaciones, la excesiva somnolencia diurna y la cataplexia se vincula con un caso de narcolepsia, ya que más de un 60% de narcolépticos sufren parálisis del sueño. En estos casos el tratamiento médico con algunos antidepresivos suele hacer disminuir o desaparecer los episodios de parálisis.

El Dr. Guillén Riquelme incide en que, “cuando se produce una parálisis del sueño o varias en periodos largos de tiempo no se considera un trastorno ni requiere intervención médica. No obstante, las personas que han experimentado esta situación tienen una mayor probabilidad de que les vuelva a suceder, por ello, es conveniente que sean conscientes de ello para reducir su ansiedad y malestar en el caso de que se produzca”.

El Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) y la nueva Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco, puestos en marcha este a cabo de manera conjunta investigaciones basadas en el estudio, evaluación, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de aspectos relacionados con el sueño. El Laboratorio del Sueño de la Universidad de Granada es el mayor centro de investigación de Europa de estas características.

Gracias a esta colaboración sellada, Lo Monaco participará proporcionando financiación económica y capital humano, que irán destinados a contribuir con las investigaciones que se realicen en el marco de la misma. Además, la empresa donará a la UGR material para su uso en las instalaciones de la Cátedra (el Laboratorio del Sueño de la UGR).

La Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco realiza trabajos centrados en el desarrollo de proyectos conjuntos de investigación; financiación de contratos, becas y ayudas a personal investigador y en prácticas; redacción de trabajos de investigación y de tesis doctorales y otras publicaciones; transferencia de resultados de la investigación a la empresa e impulso de la publicación de patentes u organización de cursos, seminarios, conferencias u otras actividades formativas y de divulgación, entre otros.

Más información en la Universidad de Granada.

 

#Granada Las personas matutinas no deberían trabajar de noche, ni las vespertinas de día, por tomar decisiones impulsivas

Trabajo
Trabajo

 

Un estudio realizado en la Universidad de Granada (UGR), en colaboración con la Universidad de Bolonia (Italia), advierte de la necesidad de ajustar las preferencias circadianas de cada persona (esto es, si es matutina, vespertina o intermedia) a sus horarios de trabajo, ya que cuando un trabajador se somete a horarios que no encajan con su preferencia circadiana (por horarios impuestos) puede ver afectada su capacidad de tomar decisiones, debido a una falta de control cognitivo que provoca impulsividad.

Los ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo aproximado de 24 horas y que responden, principalmente, a la luz y la oscuridad en el ambiente en el que vive un organismo. Estos ritmos afectan al estado emocional y al control cognitivo de las personas, que es la posibilidad de regular exitosamente y de modo deliberado la intensidad, las circunstancias provocadoras de emociones. A su vez, la toma de decisiones de un sujeto está afectada por factores psicológicos como el estado emocional o el control cognitivo.

Los investigadores de la UGR, pertenecientes al Centro de Investigación “Mente, Cerebro y Comportamiento” (CIMCYC), junto con los de la Universidad de Bolonia, han evaluado la preferencia circadiana (es decir, si los participantes eran matutinos, vespertinos o intermedios) para conocer la influencia de la hora del día y la preferencia circadiana en la toma de decisiones interpersonalesmedida mediante un juego económico que los participantes realizaban en un ordenador.

En el estudio participaron 64 estudiantes italianos de ambos sexos, pertenecientes a la Universidad de Bolonia, de los que 32 eran matutinos y 32 vespertinos.

A todos ellos se les planteó un juego que consistía en aceptar o rechazar ofertas propuestas por un compañero virtual. Lo racional en este juego sería aceptar todas las ofertas, ya que aceptar implica que cada uno de los jugadores se queda con la cantidad propuesta, mientras que rechazar implicaría que ninguno de ellos se llevaría nada.

Toma de decisiones

Una vez seleccionados los participantes, en función de su preferencia circadiana extrema (matutino y vespertino), se les citó en dos momentos temporales (por la mañana y por la tarde) para que realizaran una prueba de control cognitivo y la prueba principal de toma de decisiones. Además, se tomaron en cuenta marcadores corporales como la temperatura para verificar que realmente se encontraban en sus momentos óptimo-no óptimo del día. De esa manera, los científicos comprobaron cómo estos se comportaban en su hora óptima del día y en su hora no óptima.

Los resultados demostraron que los participantes mostraron una desviación de la racionalidad, rechazando las ofertas injustas. Además, los matutinos invirtieron más tiempo en tomar las decisiones que reflejaban más incertidumbre (las que no eran claramente justa o injustas).

A la luz de los resultados de su trabajo, dos sus autores, los investigadores de la UGR Ángel Correa Torres y Noelia Ruiz Herrera,afirman que, cuando somos sometidos a horarios que alteran nuestro ritmo circadiano, podríamos tomar decisiones de manera más impulsiva, lo que podría afectar a la calidad de nuestras acciones y por supuesto, actuar en contra de nuestro propio beneficio. Además, afirman que existe una diferencia entre estilos de toma de decisiones entre matutinos y vespertinos, ya que los matutinos invierten más tiempo en meditar las decisiones.

Los autores advierten, por tanto, de la necesidad de conocer la preferencia circadiana para ajustar a los trabajadores a sus horarios de trabajo. De éste modo las empresas mantendrían una ventaja ya que se podrían adaptar de manera más adecuada los horarios de trabajo para aprovechar los picos de rendimiento óptimo de cada trabajador.

Más información en la Universidad de Granada

 

#Málaga Desarrollan un dispositivo único en el mundo contra la apnea del sueño

Sueño
Sueño

 

Investigadores de la Universidad de Málaga junto con la empresa Ortoplus-OrthoApnea han diseñado un dispositivo único en el mundo contra la apnea del sueño, un paso más en la lucha contra esta enfermedad que, gracias a esta colaboración de más de dos años entre ambas partes, ha encontrado una solución personalizada y de última tecnología.

Se trata de una patente mundial que, según destacan sus promotores, “revolucionará la Medicina Oral del Sueño, ya que no existe nada parecido en el mercado”, y que, finalmente, verá la luz el próximo mes de octubre en el marco del Congreso del Sueño de Praga.

Un nuevo dispositivo intraoral totalmente personalizado, elaborado con materiales biocompatibles y fabricado con una impresora 3D, de la mano de los investigadores del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Málaga Juan Antonio Cabrera y Alex Bataller.

Una personalización pionera que se consigue a través de un estudio del movimiento mandibular. “Hemos llevado a cabo un análisis cinemático de la mandíbula, en busca de parámetros capaces de predecir su movimiento”, explican los profesores de la UMA.

Plataforma tecnológica

Crear una red de comunicación para especialistas que tratan estas patologías a través de una plataforma tecnológica, es otro de los objetivos de este proyecto. “Un punto de encuentro donde cualquier médico del mundo podrá introducir parámetros para desarrollar el dispositivo de forma individualizada”, afirma el director General Ortoplus, Jesús García.

Tecnología big data aplicada a la salud que permitirá, a partir de datos infinitos de pacientes, optimizar el proceso productivo, así como la mejora continua del dispositivo.

Un avance científico que supone un paso adelante en la lucha contra la apnea, una patología que afecta a gran parte de la población. Ocho de cada diez hombres y seis de cada diez mujeres padecen trastornos respiratorios durante el sueño, con consecuencias directas para la salud como la hipertensión o las cardiopatías, tal y como destaca el director de OrthoApnea, Julio Moral. 

Una apuesta de la empresa Ortoplus, líder en la comercialización de dispositivos de avance mandibular, que ha encontrado en la investigación de la Universidad de Málaga su mejor aliado y que ha sido posible gracias a la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI).

Un proyecto interdisciplinar que implica a expertos de materias diversas como la biomecánica, la cinemática, la física, las matemáticas, la nanotecnología, y la odontología.

Fuente: Universidad de Málaga

 

#Granada Un 17% de los menores sufre ‘borrachera del sueño’

Bebe
Bebe

 

Existen varios trastornos del sueño, asociados a diferentes momentos de la noche o a fases concretas de la señal cerebral. Entre ellos uno de los más comunes es ‘la borrachera del sueño’. La borrachera del sueño, es la forma coloquial por la que se conoce un trastorno del sueño llamado, de forma técnica, arousal confusional. Este trastorno consiste en que, cuando la persona despierta, durante los primeros minutos se siente muy desorientada y algunas de sus facultades mermadas e incluso pueden volver a dormirse sin recordar lo sucedido.

Según el Dr. Alejandro Guillén Riquelme de la Cátedra del Sueño de la Universidad de Granada-GrupoLoMonacopese a que este trastorno se puede producir en todas las etapas de la vida, es en niños donde se da con una mayor frecuencia; se estima que un 17% de los menores lo padecen y en la mayoría de los casos es un trastorno benigno. Sin embargo en los adultos está asociada a otros trastornos del sueño más graves”.

El Dr. Guillén manifiesta que “si creemos que podemos sufrir este trastorno es conveniente acudir a un especialista del sueño, ya que puede estar vinculado con otros trastornos que deben ser evaluados como el insomnio, que afecta a un 32% de la población, la apnea del sueño cuya prevalencia es del 28%, o algún tipo de trastorno mental”.

Por otro, este trastorno está muy vinculado con la ansiedad y el estrés a la hora de ir a la cama. Por ello los expertos dan una serie de recomendaciones como realizar ejercicio físico, no acostarse después de ver series o películas estimulantes, ni pasar de trabajar o estudiar directamente a la cama y/o realizar algún tipo de rutina de relajación antes de dormir. “El realizar una correcta higiene del sueño puede ayudar notablemente y más allá de aplicar esta medida, debemos evitar acostarnos estresados”, según Guillén.

Síntomas de borrachera del sueño

Normalmente, las personas que sufren borrachera del sueño se sienten confusas, tienen un habla lenta, producida por un pensamiento incoherente, movimientos lentos y descoordinados, e incluso pueden volver a dormirse sin recordar lo sucedido, pese a que el periodo despierto sea de varios minutos. En algunas ocasiones las personas con borrachera del sueño pueden mostrarse agresivos o fácilmente irritables. Todos estos síntomas suelen ser más marcados cuando el despertar se produce en mitad de la noche. Debido a los síntomas que produce el trastorno y que, visualmente, son muy parecidos a los que se producen en personas ebrias, este trastorno se conoce también como “borrachera del sueño”.

El Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) y la nueva Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco, puestos en marcha este año en colaboración con la Universidad de Granada y la compañía líder en descanso, llevan a cabo de manera conjunta investigaciones basadas en el estudio, evaluación, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de aspectos relacionados con el sueño. El Laboratorio del Sueño de la Universidad de Granada es el mayor centro de investigación de Europa de estas características.

Gracias a esta colaboración sellada, Lo Monaco participará proporcionando financiación económica y capital humano, que irán destinados a contribuir con las investigaciones que se realicen en el marco de la misma. Además, la empresa donará a la UGR material para su uso en las instalaciones de la Cátedra (el Laboratorio del Sueño de la UGR).

La Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco realiza trabajos centrados en el desarrollo de proyectos conjuntos de investigación; financiación de contratos, becas y ayudas a personal investigador y en prácticas; redacción de trabajos de investigación y de tesis doctorales y otras publicaciones; transferencia de resultados de la investigación a la empresa e impulso de la publicación de patentes u organización de cursos, seminarios, conferencias u otras actividades formativas y de divulgación, entre otros.

Más información en la Universidad de Granada.

 

#Granada: Casi la mitad de los españoles tienen problemas para dormir y no descansan bien

Dormir – Pixabay

 

La salud depende de los hábitos alimenticios, la actividad física, la herencia familiar y, un factor que a menudo se pasa por alto, el descanso de calidad. La falta de sueño o el descanso inapropiado pueden mermar el sistema inmunológico, el cual se refuerza durante el sueño, causando problemas de memoria y aprendizaje, estrés o enfermedades cardiovasculares. Por ello, y teniendo en cuenta que según la Organización Mundial de la Salud un 40% de la población no descansa bien, y según la Sociedad Española de Neurología entre el 20% y 48% tienen problemas a la hora de conciliar el sueño, expertos de la Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco alertan de la importancia de unos hábitos de sueño saludables que garanticen un descanso de calidad.

Las personas pasamos durmiendo una media de 200.000 horas a lo largo de nuestra vida, y la calidad del sueño repercute directamente en la salud y el bienestar. Para analizar el sueño y poder así tomar medidas al respecto para mejorarlo, existen técnicas complejas como el polisomnograma (PSG) u otras menos costosas y autoinformadas como el Diario de Sueño, que permiten una evaluación de las características más importantes del sueño. Los expertos recomiendan realizar esta evaluación durante 21 días, periodo que emplea el cerebro en incorporar o modificar un hábito.

Los estudios del cirujano plástico Maxwell Maltz o el psicólogo William James defienden la plasticidad del cerebro, y cómo requiere un mínimo de 21 días para que una imagen mental establecida desaparezca y cuaje una nueva, al igual que al incorporar un nuevo hábito o costumbre. Gurús contemporáneos del coaching como el norteamericano Deepak Chopra se basan en estos estudios para crear programas que ayudan a transformar la vida de los pacientes, fundamentados en el análisis sobre el patrón de comportamiento actual de los mismos.

Aplicando la teoría a los hábitos del sueño y con el objetivo de mejorar el mismo para no sufrir los efectos adversos de un descanso insuficiente o de mala calidad, los expertos de la Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco recomiendan realizar un análisis primario a través del Diario de Sueño. Factores como el dormir solo o acompañado, las horas de acostarse y despertarse, o cuántas veces y durante cuánto tiempo se ha desvelado durante la noche o la firmeza del colchón, son los indicadores que recopila este documento. La compilación de estos datos durante tres semanas, junto a la masa corporal, altura o posibles dolencias es fundamental a la hora de elegir el colchón, factor clave de nuestro descanso.

Más información en la Universidad de Granada.