#Sevilla Traumatólogos del Hospital Virgen del Rocío imprimen en 3D réplicas exactas de los huesos de pacientes con fracturas

Prótesis
Prótesis

Un equipo de traumatólogos del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla está utilizando impresiones en 3D para la reconstrucción anatómica de fracturas o deformidades que afectan a los huesos de la pelvis, columna infantil y de adulto, rodilla o codo, entre otros. De este modo, pueden planificar la intervención utilizando modelos a tamaño real e incluso adaptar el material que previsiblemente se va emplear durante la cirugía. Estos modelos pueden además esterilizarse y servir de ayuda durante el acto quirúrgico.

Las ventajas para el paciente son indudables, dado que reducen por un lado el tiempo de la cirugía, lo que minimiza también el riesgo de infección o de cualquier otra complicación que pueda surgir mientras se realiza la intervención. Del mismo modo, acelera la recuperación del paciente y eleva su calidad de vida, al ser el post operatorio más corto y menos doloroso.

Hasta la fecha, 25 personas se han beneficiado de estas intervenciones con ayuda intraoperatoria de réplicas de sus huesos impresas en ácido poliláctico biodegradable, extraído del almidón de maíz. En España, solo hay constancia de que un equipo de traumatólogos del Hospital Gregorio Marañón utilice modelos similares para las cirugías complejas de pelvis y fracturas en esta zona.

En el caso del Hospital Universitario Virgen del Rocío, los modelos impresos se están utilizando principalmente en la Unidad de Traumatología y la Unidad de Osteotomía Pélvica en Displasias de Cadera en el Adulto. El trabajo se hace en base a un proyecto de investigación gestionado a través de la Fundación Pública Andaluza para la Gestión de la Investigación en Salud de Sevilla (FISEVI).

El proceso de impresión 3D de los diversos huesos se realiza en tres fases; en una primera, se obtienen las imágenes médicas de pruebas radiológicas convencionales, principalmente TAC o RM. A continuación, se realiza la segmentación de las regiones de interés a imprimir, y finalmente se transforma esta información en una malla tridimensional que un software informático convierte en un modelo imprimible con tecnología 3D doméstica.

Siete unidades de referencia nacional

La Osteotomía Pélvica consiste en la realización de una serie de secciones a los huesos de la pelvis, con rotación de los fragmentos cortados, para recubrir la cavidad donde se aloja la cabeza del fémur. De esta forma, mejoran las deformidades y la biomecánica de la articulación de la cadera.

Esta técnica quirúrgica se indica en casos de displasias de cadera, es decir, en caderas con falta de cobertura o incongruentes; y en pacientes de edad inferior a 60 años, que presentan enfermedad degenerativa de la cadera en estadios precoces.

Hay múltiples técnicas de osteotomías de la pelvis que se desarrollan en muchos hospitales, salvo la osteotomía periacetabular, que es una técnica de difícil ejecución, donde la experiencia es importante para obtener buenos resultados y precisa de una curva de aprendizaje de los profesionales que la realizan para evitar complicaciones. Además, para el tratamiento de estas patologías deben tener experiencia quirúrgica en la realización de técnicas artroscópicas de cadera y en la técnica de osteoplastia abierta, bien por técnicas mínimamente invasivas o por luxación segura de la cabeza femoral.

Los profesionales de la Unidad de Osteotomía Pélvica del Hospital Virgen del Rocío han logrado acreditar esta experiencia ante el Ministerio de Sanidad, por lo que son Centro, Servicio y Unidad de Referencia (CSUR) para intervenir a pacientes de otras comunidades autónomas españolas que padezcan estos problemas de salud.

Además, la Unidad de Cirugía Ortopédica, Traumatología y Reumatología de la que dependen, y que integra a 52 especialistas en distintas áreas, suman cuatro CSUR de referencia en España (además de la de Osteotomía Pélvica en Displasias de Cadera en el Adulto, Tratamiento de las Infecciones Osteoarticulares Resistentes, Cirugía del Plexo Braquial y Ortopedia Infantil) e interviene directamente en otros tres CSUR del Hospital (Sarcomas en la Infancia, Sarcomas y otros Tumores Musculoesqueléticos del Adulto, y Reimplantes, incluyendo la mano catastrófica).

Además, los profesionales de esta unidad son referentes en Europa para el tratamiento de los cordones sacro, una inflamación de la articulación sacroilíaca que produce un elevado dolor que se manifiesta o empeora considerablemente durante la realización de actividades sencillas como subir las escaleras, caminar con pasos muy largos e incluso con estar simplemente de pie durante mucho rato.

Otros proyectos de impresión 3D

Estas iniciativas se suman a otras en las que se usan las impresiones 3D para crear modelos que ayudan a planificar complejas cirugías. En concreto, profesionales de las unidades de gestión clínica de Cirugía Maxilofacial, Cirugía Plástica, Pediatría y Cirugía General del Hospital Universitario Virgen del Rocío utilizan esta tecnología para imprimir a tamaño real huesos o corazones de recién nacidos que padecen importantes deformidades que han de corregir en quirófano.

Por ello se ha creado Digitálica Salud, una start up que surge del conocimiento y las necesidades que se plantean en el Hospital Virgen del Rocío, con licencia ‘know how’, esto es, el conocimiento para poder imprimir biomodelos. Aquí, ingenieros, investigadores y personal administrativo de apoyo a la I+D+i trabajan con profesionales sanitarios del centro para desarrollar los modelos que facilitan la práctica clínica.

El precedente de todos estos trabajos se encuentra en la herramienta VirSSPA, implementada por la Consejería de Salud, para dar soporte tecnológico necesario a la iniciativa al utilizar imágenes radiológicas convencionales en formato DICOM (Digital Imaging and Communication in Medicine). Gracias a ella, los profesionales logran obtener las medidas exactas mediante algoritmos de segmentaciones o mandarlas a imprimir en 3D a tamaño real.

Más información en la Junta de Andalucía.

#Sevilla #Huelva Un estudio experimental confirma los beneficios de la modularidad a la hora de construir redes

Redes
Redes

Muchos sistemas, desde mercados financieros hasta rutas de transporte, pueden representarse en forma de una red de interconexiones. Todos tienen en común que son vulnerables ante perturbaciones que pueden acarrear problemas a diferentes escalas. Su grado de vulnerabilidad depende de la forma en la que sus componentes están conectados. Pero la conectividad es un arma de doble filo. Conexiones que son beneficiosas para el sistema también son las que permiten que las perturbaciones se propaguen. La teoría de redes sostiene que una red es más estable si se estructura en grupos de nodos, llamados módulos, formados por nodos muy conectados entre ellos pero con escasas conexiones con nodos de otros módulos. Ahora, un estudio internacional con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha confirmado esta teoría mediante estudios experimentales usando redes reales que constituían el “universo” en el que vivían unos pequeños insectos. El estudio, que se publica en la revista Science, podría aplicarse en el diseño de reservas o la mejora de la gestión de crisis económicas o de epidemias.

“Hasta este momento esta predicción teórica no había sido demostrada experimentalmente. Es ahora cuando una colaboración entre investigadores de la Estación Biológica de Doñana (actualmente trabajando en la Universidad de Zurich donde se acabó de desarrollar este proyecto), el Instituto de Microelectrónica de Sevilla, y la Universidad de McGill en Canadá ha conseguido confirmar experimentalmente esta predicción teórica y dar pasos más allá”, señala Luis Gilarranz, investigador de la Universidad de Zurich. “El hallazgo demuestra la capacidad de contención de las perturbaciones gracias a este tipo de arquitecturas modulares. El efecto logra la disipación de perturbaciones protegiendo así a los nodos más alejados del nodo originario de las perturbaciones, a la vez que es posible mantener un nivel elevado de conectividad”, detalla Jordi Bascompte, investigador de la Universidad de Zurich.

En el laberinto creado por los investigadores, que conectaba fragmentos de hábitat en los que vivía y se dispersaba una especie de insecto, formando una red modular, se introdujo una perturbación consistente en la eliminación de todos los individuos en uno de los modos de esa compleja red. “La investigación ha determinado cómo la organización de la red en una estructura modular sirve de cortafuegos, disminuyendo notablemente los efectos de la perturbación en módulos distintos a aquel en donde la perturbación dio comienzo” explica Gustavo Liñán, investigador del Instituto de Microelectrónica de Sevilla, centro mixto del CSIC y la Universidad de Sevilla. Los avances presentados en este trabajo sugieren, por ejemplo, que se debe tener en cuenta la forma en la que se conecta el paisaje cuando se emprenden labores de restauración de la conectividad de paisajes altamente fragmentados, así como cuando se diseñan redes de áreas protegidas, o cuando se pretende frenar la expansión de una determinada epidemia. “En todas estas situaciones, la modularidad del sistema puede ser gestionada para reducir los efectos dominó de las perturbaciones que pudieran dar lugar a extinciones y amenazar la biodiversidad”, añade Liñán.

Esta demostración de los efectos beneficiosos de las estructuras modulares ante perturbaciones tiene también implicaciones en otros campos en los que las redes son buenas descriptoras de la estructura y funcionamiento del sistema, como la economía, donde la última crisis financiera ha dado lugar a recomendaciones de cómo diseñar y gestionar la modularidad de la red para reducir el riesgo sistémico, concluyen.

Más información en la web del CSIC.

 

#Sevilla Expertos de la US mejoran la calidad de las apps de Android en múltiples dispositivos móviles

Android
Android

 

La Sociedad de Ingeniería de Software y Tecnologías de Desarrollo de Software (SISTEDES) ha otorgado, por primer vez en sus dos décadas de historia, el Premio a la Mejor Tesis Doctoral a un trabajo de investigación de la Universidad de Sevilla. El galardón ha recaído en José Ángel Galindo Duarte, de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática (ETSII) de la US, por la tesis doctoral Evolution, testing and configuration of variability intensive systems.

Este trabajo es resultado de la investigación que desarrolla el profesor Galindo en relación a cómo gestionar los distintos componentes que integran un software para que trabajen en sintonía y sean compatibles sus funciones, dentro del grupo de investigación de ingeniería del software aplicada (ISA). Concretamente, los expertos han optimizado el proceso de testing de las aplicaciones del sistema operativo Android para mejorar su funcionamiento.

En esta misma línea, han conseguido optimizar la calidad de los sistemas de videovigilancia teniendo en cuenta parámetros como el número de personas que aparecen en la imagen, la luz, la cantidad de objetos en movimiento o la distorsión causada por el volumen de polvo que levantan los coches al pasar junto a la cámara.

Las empresas OptioLabs, InPixal y Bertin se han interesado por estos resultados de investigación y ya los están implementando en sus productos. “Para la transferencia del conocimiento en un área tecnológica como es la Informática es imprescindible que tengamos empresas cerca que den valor a nuestras ideas y nos ayuden a llevar al mercado los resultados de nuestra investigación”, afirma el profesor Galindo Duarte.

José Ángel Galindo Duarte defendió su tesis doctoral en marzo de 2015 dentro del Programa de Doctorado en Ingeniería Informática de la Universidad de Sevilla y obtuvo el Premio Extraordinario de Doctorado. Sus directores han sido los profesores David Benavides, de la Universidad de Sevilla, y Benoit Baudry, de la Universidad Rennes I en Francia, dentro un marco de cotutela internacional.

Esta tesis se centra en las pruebas, la configuración y la evolución de sistemas altamente configurables, llevando a la práctica las bases del análisis automático de líneas de producto software. Los resultados de la investigación han sido volcados en la herramienta de código abierto TESALIA, que sigue evolucionando con los nuevos resultados de investigación en curso.

 

Premio al Mejor Trabajo Fin de Grado (TFG)

El Premio al Mejor Trabajo Fin de Grado (TFG) otorgado por la Sociedad de Ingeniería de Software y Tecnologías de Desarrollo de Software (SISTEDES) también ha recaído en un miembro de la Universidad de Sevilla, el estudiante Álvaro Rojas Jiménez, por su trabajo Gitbug: Predicción de errores en repositorios de Git. Este TFG ha sido dirigido por los profesores Sergio Segura y Javier Troya, de la ETSII.

El trabajo desarrolla una herramienta para la predicción de errores de software a partir del análisis de repositorios Git. Se han implementado varios algoritmos de predicción de errores a partir de logs de cambio, entre ellos el usado por Google. A partir de la URL de un repositorio Git, la aplicación analiza la probabilidad de error en cada fichero y los muestra visualmente en un cuadro de mando desarrollado con Node.js y GoogleCharts.

De esta forma, es posible focalizar los esfuerzos de la pruebas en aquellos componentes más propensos a contener errores, algo esencial en grandes proyectos de software. Los algoritmos de predicción son independientes del lenguaje de programación, lo que hace que la herramienta sea aplicable en cualquier dominio donde se emplee Git como sistema de gestión de código fuente.

“En la Escuela de Ingeniería Informática de Sevilla, con recursos limitados, estamos consiguiendo un rendimiento científico y de publicaciones de alto impacto muy importante por lo que hemos logrado entre todos mejorar considerablemente nuestro posicionamiento en los rankings internacionales”, comenta el profesor José Ángel Galindo.

La entrega de los Premios SISTEDES se celebra el 20 de julio en la Universidad de La Laguna (Tenerife).

Más información en la web de la Universidad de Sevilla.

#Sevilla Insectos para confirmar los beneficios de los módulos en las redes

Redes
Redes

 

Muchos sistemas, desde mercados financieros hasta rutas de transporte, pueden representarse en forma de una red de interconexiones. Pero todos ellos son vulnerables ante posibles perturbaciones y sus efectos.

Ahora, un estudio internacional publicado en Science  y liderado por científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha constatado, a través de la experimentación con una especie de colémbolo (Folsomia candida), una teoría que sostiene que la modularidad disminuye los efectos de las alteraciones.

La llamada ‘teoría de redes’ asegura que una red es más estable si se estructura en módulos formados por diversos nodos muy conectados entre ellos, pero con escasas conexiones con los nodos de otros módulos.

En un laberinto o red modular experimental creada por los investigadores, que conectaba fragmentos de hábitat en los que vivía y se dispersaba el insecto, la prueba consistió en introducir una perturbación consistente en la eliminación de todos los individuos en un nodo.

“La investigación ha determinado cómo la organización de la red en una estructura modular sirve de cortafuegos, disminuyendo notablemente los efectos de la perturbación en módulos distintos a aquel en donde la perturbación dio comienzo”, explica Gustavo Liñán, investigador del Instituto de Microelectrónica de Sevilla (centro mixto del CSIC-Universidad de Sevilla) y coautor del trabajo.

“Hasta este momento la predicción teórica no había sido demostrada experimentalmente. Es ahora cuando una colaboración entre investigadores ha conseguido confirmarla y dar pasos más allá”, señala otro de los autores, Luis Gilarranz, investigador de la Universidad de Zurich.

La gran vulnerabilidad de los sistemas consiste, principalmente, en que las conexiones beneficiosas entre sus componentes también favorecen la propagación de las alteraciones. Sin embargo, las estructuras modulares tienen la capacidad de contener dicho desorden en cualquiera de los módulos.

Más información en la web de SINC.

 

#Sevilla Descubren cómo funciona el silenciamiento génico en plantas

Laurel

 

Un grupo de investigación dirigido por Myriam Calonje Macaya en el Instituto de Bioquímica Vegetal y Fotosíntesis (IBVF), centro mixto entre la Universidad de Sevilla y el CSIC, en colaboración con el de Franziska Turck del Max Planck Institute for Plant Breeding Research de Colonia, ha publicado recientemente en Genome Biology un estudio que supone un avance significativo en el conocimiento de la regulación epigenética mediada por las proteínas del grupo Polycomb en plantas.

Todas las células de un organismo contienen la misma información en su ADN de tal forma que, para que puedan existir distintos tipos celulares y se puedan dar los distintos procesos del desarrollo, los genes que no se necesitan en un momento determinado deben mantenerse apagados. Este proceso es lo que se conoce como silenciamiento génico.

“Cuando nace una semilla se silencian una gran cantidad de genes que no se expresarán hasta que la planta sea adulta y requiera de esa actividad”, explica la doctora Calonje.

Este estado reprimido o silenciado de los genes se transmite a las células hijas tras la división estableciéndose una memoria celular.  En este proceso participan las proteínas del grupo Polycomb (PcG). Estas proteínas se organizan en dos complejos, PRC1 y PRC2, que incorporan modificaciones en las histonas que, junto con el ADN, constituyen la cromatina. Las modificaciones en las histonas no alteran la secuencia de ADN pero sí la estructura de la cromatina lo que afecta la expresión de los genes.

El silenciamiento génico mediado por marcas en la cromatina ocurre tanto en animales como en plantas. Los complejos PcG fueron caracterizaron primero en animales; PRC1 modifica mediante monoubiquitinación a la histona H2A, y PRC2 tiene actividad trimetiltransferasa frente a la histona H3. En base a distintos resultados obtenidos en animales, durante más de una década se pensaba que el mecanismo de acción de los complejos PcG en plantas seguía una secuencia similar a la descrita en animales, en la que la marca de trimetilación establecida por el PRC2 sirve de anclaje para el PRC1que a su vez monoubiquitina la H2A.

Científicos como Zhou, Romero-Campero y colaboradores investigaron la localización de estas modificaciones en el genoma de plantas silvestres y mutantes para determinar si esta secuencia se cumplía, pero encontraron que no. La actividad de PRC2 es dispensable para establecer marcas de monoubiquitinación; es más, se requiere la secuencia inversa para el silenciamiento de la mayoría de los genes.

Este estudio apoya un cambio en el paradigma de una década que estaba llevando a un callejón sin salida la comprensión de la función PcG en plantas”, afirma la Dra. Calonje.

Este estudio se ha llevado a cabo con una planta modelo, Arabidopsis thaliana, pero los expertos aseguran que las conclusiones pueden ser extrapoladas a otras plantas, lo que supondría aplicaciones biotecnológicas en un futuro para la mejora fisiológica y el desarrollo de plantas.

 

Más información en la Universidad de Sevilla.

 

#Sevilla ¿Cuántas vidas salva la Guardia Civil de Tráfico?

Trafico
Trafico

Investigadores de la Universidad de Sevilla han presentado este martes 11 de julio, en la sede de la Fundación Mapfre, el estudio ‘La contribución a la seguridad vial de la supervisión del cumplimiento de las normas de circulación‘, cuyo principal objetivo es cuantificar el papel que representan las actuaciones llevadas a cabo por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en la seguridad vial española. En el acto de presentación han intervenido el general de División Benito Salcedo, Jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil; Jesús Monclús, director de Prevención y Seguridad Vial de la Fundación MAPFRE; y el investigador principal del estudio, el catedrático José Ignacio Castillo, de la Universidad de Sevilla.

El estudio ha sido realizado por el Grupo de Investigación Applied Economics & Management de la Universidad de Sevilla. Concretamente, los autores de este trabajo han sido los profesores José Ignacio Castillo Manzano, Mercedes Castro Nuño y Lourdes López Valpuesta de la US, junto al profesor Diego Pedregal de la Universidad de Castilla-La Mancha. Dichos investigadores ganaron la licitación nacional que, para dicho estudio, convocó la Fundación Mapfre.

Respecto a las conclusiones del estudio, que se centra en el caso español, Ignacio Castillo-Manzano destaca que se evidencia que un aumento del 10% en el número de efectivos o vehículos de la Guardia Civil reduce el número de víctimas mortales en un 5,3% en tasa anual; mientras que el aumento en el mismo porcentaje de las horas de servicio prestadas o de los kilómetros recorridos por los agentes provocaría una reducción del 4,7 % y del 3,1% respectivamente. De esta forma, por ejemplo, el número de víctimas mortales se redujo en 510 personas entre 2006 y 2015, como consecuencia de las variaciones de la plantilla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en dicho periodo temporal. Aunque se hubieran superado las 700 si no hubiera sido por la merma de la plantilla en el bienio 2014-2015.

Los resultados del estudio también permiten destacar las principales tendencias de la siniestralidad vial de nuestro país, con un creciente peso de la misma durante los fines de semana y, en cambio, con una cada vez menor influencia de la Semana Santa, al optar las economías domésticas cada vez más por realizar escapadas menos dependientes del coche y más del avión, gracias al boom de las aerolíneas de bajo coste y del AVE e incluso, aunque lógicamente en menor medida, de medios para hacer turismo más exóticos como los cruceros.

La profesora Mercedes Castro-Nuño resalta también la importancia de los controles policiales. Concretamente, según la autora, “un incremento anual de un 10% en los controles de velocidad por radar reduciría el número de víctimas mortales en torno a un 4%, mientras que un aumento similar en los controles de alcohol reduciría esa cifra entre un 0,74% y un 0,53%”. Luego, en su opinión, quedaría contrastado cómo en dichos controles prima la faceta preventiva sobre la recaudatoria.

El trabajo destaca también cómo la literatura internacional defiende, de forma unánime, que la supervisión policial (mediante efectivos humanos, fundamentalmente), contribuye a una relevante reducción de las víctimas mortales por accidente de tráfico, permitiendo, asimismo, disminuir los incumplimientos de la normativa. Como consecuencia, junto a la educación del conductor y las mejoras de la seguridad en coches y carreteras, las actividades de vigilancia y control desempeñadas por la Guardia Civil de Tráfico resultan indispensables para garantizar la plena efectividad del sistema de normas de circulación que rige en España.

Considerando como objeto de estudio las carreteras españolas, en el trabajo se estiman diferentes modelos econométricos a partir de series temporales de siniestralidad vial  durante  el periodo 2005-2015. Concretamente, tomando como variable endógena la mortalidad vial, se incluyen numerosas variables explicativas que miden el efecto que, sobre la misma, tiene la intensificación de las actividades de control desarrolladas por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

El estudio presentado defiende asimismo la necesidad de aprovechar la situación actual, de mayor oferta de empleo público, para aumentar los efectivos de la Agrupación de Tráfico, con el objetivo de acercarlos a los niveles previos a la reciente crisis económica. Para la profesora Lourdes López-Valpuesta, en dicho escenario se conseguiría salvar unas 600 vidas más durante los próximos 5 años.

Según el profesor José Ignacio Castillo, la situación actual es muy compleja de gestionar, ya que a la menor disponibilidad de recursos públicos se une un incremento sustancial de la movilidad en nuestras carreteras, en un contexto de parque automovilístico envejecido. Todo ello teniendo en cuenta que las estrategias más conocidas a nivel internacional (como el carnet por puntos, la reducción de tasas de alcoholemia o el endurecimiento de las penas y sanciones) han sido ya introducidas en años anteriores. En este contexto, la política de seguridad vial de nuestro país debe adaptarse, primando un modelo de micro-gestión y de evaluación continua, con el objetivo de buscar la máxima eficiencia.

Más información en la Universidad de Sevilla

#Sevilla Investigadores de la UPO buscan dianas moleculares para combatir la esterilidad asociada a la diabetes

Ciencia Andaluza Foto pixabay

 

Científicos de la Universidad Pablo de Olavide, dirigidos por la investigadora del Departamento de Biología Molecular e Ingeniería Bioquímica Marta Artal Sanz, han iniciado un proyecto de investigación centrado en la identificación de dianas moleculares para combatir la esterilidad asociada a la diabetes.

Se trata de un estudio que parte de los resultados obtenidos del proyecto financiado por el programa H2020 ERC-Starting Grant “Mitochondrial signalling crosstalk in the regulation of ageing (MitoSigAge)”, cuya investigación trata de comprender el proceso de envejecimiento centrándose en la señalización del factor de crecimiento insulínico IGF-1 (IIS) y su interacción con el metabolismo mitocondrial.

El mundo occidental se enfrenta a un problema de envejecimiento de la población. “En España, la tal llamada pirámide de población parece más un abeto de Navidad que una pirámide. Por un lado, los mayores nos resistimos a morir y abandonarla, y por el otro extremo se está quedando raquítica con una reducción enorme de nacimientos”, afirma la investigadora Marta Artal, quien asegura que “este cambio poblacional va a tener consecuencias en la manera que entendemos nuestra sociedad”.

Muchas son las causas de esta reducción de nacimientos, entre ellas la tendencia a una maternidad tardía en sociedades modernas, pero también a problemas de fertilidad que muchas veces son detectados tarde en la vida de una mujer, como son la infertilidad asociada a la diabetes y el síndrome asociado a esta enfermedad, conocido como “síndrome de ovario poliquístico” (SOP). “El SOP es la principal causa de infertilidad ovulatoria, siendo el trastorno endocrino y metabólico más frecuente que afecta a mujeres en edad reproductiva”, explica el investigador Departamento de Biología Molecular e Ingeniería Bioquímica de la UPO Manuel Muñoz Ruiz, quien también participa en este proyecto.

Así, esta investigación tiene entre sus objetivos identificar dianas moleculares  evolutivamente conservadas que, cuando están inactivas, suprimen la esterilidad asociada a una IIS defectuosa en un animal modelo para la infertilidad. Además, los investigadores pretenden identificar fármacos existentes para las dianas identificadas y determinar qué compuestos, o combinación de compuestos, tienen el mejor potencial terapéutico.

Asimismo, con este estudio se pretende  proteger mediante patentes los compuestos para esa nueva aplicación y dar los pasos iniciales hacia la valorización de los productos identificados y su potencial comercial, así como realizar estudios de mercado para evaluar el potencial comercial de esta tecnología.

Con estos pasos se pretende dirigir un proyecto originalmente diseñado para conocer procesos biológicos sin pretensiones aplicadas, hacia un desarrollo terapéutico para una enfermedad que afecta a muchísimas mujeres en edad reproductiva. “Si este estudio tiene éxito, proporcionará importantes beneficios sociales y económicos en nuestra sociedad ayudando a personas que lo necesitan y paliando el creciente envejecimiento de la sociedad actual” concluye la investigadora Marta Artal.

El proyecto “Targeting infertility associated to defective Insulin/IGF-1 signalling” que se ha iniciado en el mes de mayo y tendrá una duración de 18 meses, está financiado por el Consejo Europeo de Investigación (ERC) en el marco del Programa Europeo de Investigación e Innovación Horizonte 2020 (H2020), en la modalidad de Prueba de Concepto.

Más información en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.

 

#Sevilla Un sistema para medir con más precisión la duración de un recorrido a pie en el medio rural

Caminar
Caminar

 

Investigadores del departamento de Geografía Física y Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Sevilla han desarrollado un nuevo sistema para medir el tiempo que se tarda en realizar un sendero en el medio rural. Se trata de un algoritmo que toma en cuenta la longitud y la pendiente como variables principales a la hora de establecer la duración de un recorrido a pie. Después de haber aplicado su herramienta en rutas de toda España, aseguran que su fórmula se aproxima a las posibilidades de un senderista de perfil medio más que los otros sistemas de cálculo utilizados hasta ahora.

Los autores habían detectado la necesidad de un sistema más preciso que los existentes actualmente debido al aumento del número de personas que practican el senderismo en los últimos años. Sin embargo, adelantan que su nueva herramienta puede tener utilidades más allá de las actividades recreativas.

Hasta la fecha se consideraban varios métodos como los más habituales en el cálculo de distancias y tiempos. El primero fue creado por el montañero escocés William W. Naismith a finales del siglo XIX y posteriormente refinado por Langmui. Otra aportación importante es el sistema de Tobler, surgido a finales del siglo XX. Y la última aportación destacada es el sistema MIDE, de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada.

Para comprobar la eficacia de su herramienta, los investigadores de la Universidad de Sevilla han comparado los resultados obtenidos por ella y por los tres sistemas mencionados anteriormente en 21 senderos homologados de toda España. Basándose en los datos que los internautas han subido al portal colaborativo de rutas Wikiloc, los investigadores han certificado que sus estimaciones se aproximan más a las mediciones reales de senderistas que las aportadas por los demás sistemas o los datos proporcionados por las instituciones públicas responsables de la gestión de las rutas analizadas.

Los 21 senderos utilizados han sido elegidos después de aplicar una serie de criterios como detectar los que han sido más recorridos, con un mínimo de diez usuarios, y que además tienen registrada su duración. Entre los distintos tiempos existentes, eliminaron los que presentaban una mayor diferencia por rapidez o por lentitud. De esta forma han pretendido obtener el perfil de senderista medio y descartar a aquellos cuyas condiciones físicas, por exceso o por defecto, se alejan demasiado del promedio.

Si se compara con las mediciones de usuarios que han realizado el camino, los investigadores de la US han obtenido el mejor resultado frente a los sistemas Naismith, Tobler y MIDE en el 40% de los casos (el MIDE y Naismith-Langmuir alcanzan el 23%), además de conseguir un mejor promedio de la duración en relación con la longitud. Sin embargo, destacan que la realidad es tan variada que es complejo evitar diferencias entre los tiempos calculados y los reales, y por eso han medido las diferencias entre ambos. El error obtenido oscila normalmente entre los 1,8 y los 2,3 minutos por kilómetro.

Los investigadores plantean que su nuevo algoritmo puede ser una herramienta útil para el uso de las entidades responsables de estos caminos, que podrán estimar de forma más acertada la duración de sus rutas, informar con mayor precisión a sus usuarios y detectar las necesidades de infraestructuras que puede tener cada recorrido en función de su duración, tales como puntos de descanso, sombra y fuentes para repostar agua.

El nuevo algoritmo permite también obtener una estimación de la duración de un recorrido a pie que no se haya realizado antes. Para ello, bastará únicamente con digitalizarlo, marcando sobre un mapa en un ordenador por dónde transcurre. Asimismo, se puede aplicar también al análisis de redes y mostrará el camino más rápido entre todos los existentes en una zona, pudiendo ser diferente a la ida o a la vuelta. En la actualidad, los autores están trabajando en una aplicación web que permita a cualquier usuario la estimación del tiempo de un recorrido que se proponga realizar.

Además, el mismo sistema que en este estudio se ha aplicado al ocio se puede enfocar al ámbito de las emergencias. Así, en caso de incendios en zonas naturales, es posible determinar por ejemplo en cuánto tiempo es viable evacuar una zona. Los mismos principios, junto con el análisis de redes, pueden aplicarse a resoluciones y mejoras de problemas de movilidad y accesibilidad en ámbitos urbanos.

Más información en la web de la Universidad de Sevilla.

#Sevilla Científicos del CABD de Sevilla desvelan el funcionamiento de la migración celular

Biological cell
By MesserWoland and Szczepan1990 (Own work (Inkscape created)) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html), CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/) or CC BY-SA 2.5-2.0-1.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5-2.0-1.0)], via Wikimedia Commons

 

Investigadores del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD), instituto mixto de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad Pablo de Olavide (UPO) y la Junta de Andalucía, han contribuido a comprender uno de los fenómenos esenciales durante el desarrollo y mantenimiento de los epitelios, un tejido presente en la mayoría de nuestros órganos. En concreto, el trabajo demuestra que las interacciones entre las células epiteliales y el material (o matriz) extracelular que las rodea regula el comienzo y la velocidad de la migración de grupos de células epiteliales. El mal funcionamiento de epitelios, o una disfunción en sus interacciones con la matriz extracelular, pueden desencadenar la migración descontrolada de células epiteliales, proceso que también podría subyacer en la metástasis de ciertas células tumorales.

Los resultados de esta investigación, liderada por el CABD y en la cual también participan científicos de la Universidad de Granada y de la Universidad de Cambridge, aparecen en el último número de Cell Reports. En opinión de Mª del Carmen Díaz, investigadora del CABD y primera autora del artículo, “la comprensión de cómo la matriz extracelular controla la migración del epitelio es esencial no solo para entender el desarrollo de órganos y tejidos, sino para identificar las circunstancias que pueden llevar a las células tumorales a adquirir la capacidad de migrar y ‘escapar’ del epitelio, progresando a metástasis”.

Una característica común de muchos tejidos como la piel, el intestino o los pulmones es que contienen epitelios especializados, es decir, capas de células unidas estrechamente entre sí que permiten a los órganos adoptar y mantener su configuración en tres dimensiones. En su trabajo, el equipo hizo uso de la popular Drosophila melanogaster, conocida también como mosca de la fruta o del vinagre, un organismo modelo ampliamente abordado en el estudio de la biología de los epitelios.

Utilizando herramientas genéticas y de microscopía de tejido vivo, y centrándose en el epitelio folicular del ovario de la hembra adulta, los investigadores lograron determinar que la interacción entre un componente de la matriz extracelular, la laminina, y su receptor en las células epiteliales, las integrinas, fija el comienzo y la velocidad de migración del epitelio folicular.

El trabajo explica cómo los distintos niveles de laminina y de integrinas presentes en los huevos en desarrollo del ovario de la mosca adulta contribuyen a definir las características de la migración celular. Se ha comprobado por primera vez en un sistema biológico vivo que disminuyendo o aumentando la expresión de lamininas e integrinas se puede modificar la velocidad a la cual las células se desplazan, el momento en que deciden comenzar a migrar, e incluso bloquear completamente la migración. La investigación desvela así un nuevo mecanismo de interacción que puede ayudar a comprender mejor el comienzo de la metástasis de células tumorales.

Fuente: Fundación Descubre.

 

#Sevilla La UPO inicia su primer proyecto de excavaciones arqueológicas en Itálica

Anfiteatro de las ruinas romanas de Itálica, Santiponce, Sevilla, España, 2015-12-06, DD 34-45 PAN HDR

Diego Delso [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia Commons

 

El Seminario de Arqueología de la Universidad Pablo de Olavide iniciará el próximo lunes 3 de julio el que constituirá el primer proyecto de excavaciones arqueológicas de la UPO en Itálica.

Las excavaciones, dirigidas por el profesor de Arqueología Rafael Hidalgo, se centrarán en dos puntos específicos del Conjunto Arqueológico que presentan importantes incógnitas y cuya resolución permitirá comprender diversos aspectos de la configuración y evolución de la ciudad de Itálica.

Por un lado, se continuará  y completará la excavación de la Casa de la Cañada Honda, una de las casas mejor conservadas de Itálica, cuya excavación comenzó en los años 70 del pasado siglo pero de la que aún queda en torno a un tercio de su superficie por conocer. Además de completar la excavación de la casa, se llevará a cabo también el estudio de las estructuras anteriormente exhumadas, de las que llama  especialmente la atención el stibadium conservado en el patio de la casa, esto es, un lecho de banquetes semicircular que cuenta con una fuente central, que constituye junto al conservado en la Villa de El Ruedo de Almedinilla (Córdoba) la única estructura de estas características conocida en la Península Ibérica.

Por otro lado, se llevarán a cabo también excavaciones en la muralla tardoantigua de Itálica, en concreto en el tramo situado en las inmediaciones del Traianeum. Se trata de una muralla de gran interés para comprender la evolución histórica de Itálica, hasta ahora conocida gracias a la realización de prospecciones geofísicas, pero que hasta la fecha nunca había sido objeto de excavaciones arqueológicas.

El proyecto dirigido por Rafael Hidalgo contará con la participación de diversos profesores e investigadores de la UPO, ha sido aprobado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y contará con la financiación proporcionada por distintos proyectos de investigación desarrollados desde el Seminario de Arqueología de la UPO. En los trabajos de excavación arqueológica y en los de laboratorio, que se llevarán a cabo en el Laboratorio de Arqueología de la UPO, participarán alumnos de los distintos grados de la Facultad de Humanidades y alumnos de doctorado de esta universidad.  El proyecto contará también con la colaboración de un equipo de arqueólogos de la Universidad de Marburg (Alemania), dirigidos por el profesor Felix Teichner, que participarán en la realización de prospecciones geofísicas  previas al inicio de las excavaciones arqueológicas y en la propia excavación.

Los trabajos de  excavación arqueológica contarán con una primera fase intensiva, que se ejecutará durante el mes de julio, y con una segunda fase a desarrollar a lo largo de todo el curso académico 2017-2018. Esta segunda fase se imbricará con la docencia de Arqueología que se imparte en la Facultad  de Humanidades de la UPO.

Durante el mes de julio y, de nuevo,  a partir del mes de octubre, todos los viernes a las 10 de la mañana se celebrarán jornadas de puertas abiertas, en las que los miembros del proyecto explicarán a los visitantes interesados los resultados de la excavación y su progreso.

Más información en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.