#Cádiz La UCA coordina un estudio que revela la existencia de una gran cinta transportadora de residuos plásticos hasta el Ártico

Mapa del Océano Ártico
By Arctic_Ocean.png: CIA derivative work: Wadim (Arctic_Ocean.png) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

 

La colaboración entre dos programas de investigación marina global, Tara Oceans Expéditions 2009-2014 (Francia) y Expedición Malaspina 2010 (España), ha desvelado la existencia del transporte a gran escala de residuos flotantes desde el Atlántico hasta el Ártico. El estudio, publicado en la prestigiosa revista Science Advances, destaca que con solo unas pocas décadas usando materiales plásticos, se ha convertido ya en un serio problema.

Esta investigación ha estado dirigida por el profesor Andrés Cózar, del departamento de Biología de la Universidad de Cádiz, y en ella han participado 12 instituciones de 8 países: King Abdullah University of Science and Technology (Arabia Saudí), Imperial College of London (Reino Unido), Lake Basin Action Network (Japón), Universidad de Islas Baleares-CSIC (España), Sorbonne Universités-CNRS (Francia), TARA Expéditions (Francia), Aarhus University (Dinamarca), Utrecht University (Países Bajos), Harvard University (EEUU), IKERBASQUE (España) y AZTI-Marine Research (España).
Para comprender la relevancia de este trabajo es importante tener en cuenta que el Círculo Polar Ártico alberga escasa población y esto significa que son pocos los residuos plásticos que allí se generan. Sin embargo, este nuevo estudio muestra cómo los mares de Groenlandia y Barents (al este de Groenlandia y norte de Escandinavia) están acumulando grandes cantidades de residuos plásticos que son transportados hasta allí por corrientes oceánicas. Las posibles implicaciones de la exposición de la vida marina a los residuos plásticos son inquietantes dada la singularidad del ecosistema ártico.
El equipo que encabeza el profesor Cózar ya demostró que cada uno de los cinco giros oceánicos subtropicales[1] actúan como grandes zonas de convergencia de residuos plásticos flotantes. En otro estudio[2] publicado recientemente mostraron que mares semi-cerrados con alta población, como es el caso del Mediterráneo, pueden ser también importantes áreas de acumulación de plástico, sin embargo, el lejano océano Ártico no era un candidato a acumular plástico.

Más información en la web de la Universidad de Cádiz.

 

Ciencia Andaluza: Cómo desinfectar el agua con bolsas de plástico a bajo coste

Foto Pixabay
Foto Pixabay

Investigadores de la Universidad de Cádiz han testado un nuevo modelo de bajo coste basado en la exposición directa a la luz del sol de bolsas de plástico de gran capacidad, que consiguen mejores rendimientos en la eliminación de bacterias, causantes de enfermedades digestivas severas, respecto a otros métodos.

El estudio, desarrollado por el grupo de Tecnología del Medio Ambiente de la Universidad de Cádiz y publicado en el Journal of Chemical Technology and Biotechnology, ha confirmado la posibilidad de utilizar bolsas de plástico en lugar de las tradicionales botellas de politereftalato de etileno (PET), el material tradicional con el que se diseñan los recipientes habitualmente utilizados en este tipo de procesos.

Las bolsas tienen una capacidad de 4 litros, frente al litro o litro y medio de los usados anteriormente, y están dotadas con asas que facilitan el llenado, transporte y almacenaje, especialmente en situaciones de emergencia. También cuentan con un dispensador, lo que limita la posibilidad  de contaminación del agua tratada. “Este sistema de bajo coste podría ser una solución adecuada para conseguir que mucha población pueda acceder al agua de autoconsumo sin necesidad de grandes inversiones y de una manera más eficaz”, apunta uno de los autores del estudio, Sergio Gutiérrez, de la Universidad de Cádiz.

 

Más información en la Agencia SINC

# Defiende la Ciencia Andaluza. Sin ciencia no hay futuro.