Ciencia Andaluza: Un estudio relaciona el consumo de lácteos durante el embarazo con un menor riesgo de tener un bebé de bajo peso

Ciencia Andaluza
Ciencia Andaluza

Un estudio liderado por la Universidad de Granada (UGR) ha relacionado el consumo de productos lácteos (leche, queso fresco, yogur o requesón) durante el embarazo con un menor riesgo de tener un recién nacido de bajo peso. La investigación, publicada en la revista Maternal and Child Health Journal, sugiere que por cada 100 gramos al día de incremento en el consumo de productos lácteos se podría reducir el riesgo de bajo peso al nacer un 11 por ciento.

El peso al nacer es uno de los principales determinantes de la salud del recién nacido, tanto a corto como a largo plazo. Los recién nacidos de bajo peso para su edad gestacional presentan mayor riesgo de morbilidad y mortalidad perinatal, así como de problemas metabólicos presentes y futuros.

El bajo peso al nacer es un problema de salud global y, por esta razón, resulta prioritario identificar factores de riesgo potencialmente modificables que permitan el desarrollo de futuras intervenciones para su control y prevención. En este sentido, la nutrición materna es un factor clave en el crecimiento fetal. Diferentes alimentos y micronutrientes, vitaminas y minerales, juegan un papel importante en el desarrollo del feto y del recién nacido.

Entre estos alimentos, el consumo de lácteos durante el embarazo resulta de especial importancia para el desarrollo de elementos plásticos del feto. La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria y la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria recomiendan que la dieta materna sea fortificada durante esta etapa de la vida, pasando de 2 a 3 raciones/día de lácteos antes del embarazo (2-3 vasos de leche) a 3 o 4 raciones durante el embarazo (2 vasos de leche, 1 yogurt y una porción de queso por ejemplo).

 

Más información en la Universidad de Granada.

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Foto Pixabay

Ciencia Andaluza: Un programa educativo para reducir la mortalidad infantil

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

La Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla ha acogido las I jornadas de formación ‘Formas seguras y protegidas de caer’. Con ellas comienza la implementación del Programa Safe Fall. Estas jornadas, organizadas por el  grupo de investigación ‘Educación Física, Salud y Deporte/Judoks’, en colaboración con la European Judo Union (EJU), la Federación Andaluza de Judo y Deportes Asociados (FANJYDA) y el Departamento de Educación Física y Deporte de la FCCE de la Universidad de Sevilla, han supuesto la puesta en marcha de un programa, pionero a nivel mundial, sobre una intervención activa, preventiva y de salud ante las caídas en la población escolar.

 

Más información pinchando en el enlace

# Defiende la Ciencia Andaluza. Sin ciencia no hay futuro