#Almería Tomate contra el cáncer de cólon

Tomate
Tomate

 

Investigadores del grupo Química de biomoléculas y procesos alimentarios de la Universidad de Almería han confirmado, en líneas celulares in vitro, que los extractos de tomate tienen actividad frente al cáncer de colon. Además, han comprobado que algunas variedades actúan más intensamente que otras frente a la proliferación de las células cancerígenas. El estudio apunta también el beneficio que aporta el aceite de oliva conjuntamente con el tomate.

En el artículo publicado en la revista Journal of the Science of Food and Agriculture titulado ‘Phytochemical composition and in vitro anti-tumour activities of selected tomato varieties’, los investigadores explican cómo ciertos compuestos del tomate, como el licopeno, actúan frente al desarrollo de células tumorales originarias del colon, impidiendo su proliferación.

En el estudio, además, han incluido pruebas donde se ha analizado el efecto conjunto en los cultivos celulares de carotenoides de tomate junto al aceite de oliva. Estos ensayos confirman efectos inhibidores significativamente más altos que los obtenidos a partir de cada uno de ellos actuando por separado. Según estos investigadores, existen muchos compuestos diferentes con acción antitumoral en el aceite de oliva, como los polifenoles, que se suman a la acción de las sustancias bioactivas del tomate.

Más información en la fuente de la noticia: Remedios Valseca / Fundación Descubre

 

#Jaén Melatonina para mejorar el pronóstico del ictus

Head MRI stroke
By Bobjgalindo (Own work) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC BY-SA 4.0-3.0-2.5-2.0-1.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0-3.0-2.5-2.0-1.0)], via Wikimedia Commons

Las áreas de Biología Celular y de Metodología de las Ciencias del Comportamiento de la Universidad de Jaén han comprobado la acción beneficiosa de la melatonina, confirmando su capacidad antioxidante en enfermedades como el ictus. La investigación indica que esta hormona ejerce un efecto protector en el cerebro.

El ictus es una enfermedad que afecta al suministro de sangre y oxígeno al cerebro. Existen dos tipos principales: los hemorrágicos, que se producen cuando un vaso sanguíneo se rompe, y los isquémicos, provocados por la obstrucción de una arteria. Según el Observatorio del Ictus, plataforma que aglutina a distintas asociaciones de médicos y pacientes, uno de cada seis españoles va a sufrir un ictus a lo largo de su vida.

En el artículo publicado por la revista Nitric Oxide, titulado ‘Melatonin influences NO/NOS pathway and reduces oxidative and nitrosative stress in a model of hypoxic-ischemic brain damage’, los investigadores evalúan cómo la melatonina ejerce su acción protectora antioxidante en el daño producido por la isquemia y la hipoxia, patologías relacionadas con la falta de oxígeno en el flujo circulatorio.

Durante el ictus, se generan radicales libres derivados del oxígeno y del nitrógeno. Estas moléculas, altamente reactivas, causan una desorganización en las membranas celulares del organismo que puede derivar en la muerte celular. Los antioxidantes combaten la formación de estas partículas y anulan su acción, favoreciendo la recuperación de las células. La melatonina, presente en el organismo, interviene en procesos neurológicos como el control del sueño, la memoria o el aprendizaje. Los expertos han observado que el poder antioxidante de la melatonina actúa inmediatamente después de una lesión en las células del sistema nervioso y las protege contra el daño que originan los radicales libres.

Más información en la fuente de la noticia: Remedios Valseca / Fundación Descubre

#Granada Un estudio internacional demuestra que no todos los analgésicos sirven para tratar todos los tipos de dolor

Ciencia Andaluza
Pastillas

 

El dolor visceral es una de las causas más frecuentes de consulta médica. Este tipo de dolor se origina en los órganos internos, tales como el tracto gastrointestinal, el corazón, el hígado, los riñones o la vejiga urinaria, y en muchas ocasiones se manifiesta como un dolor en el abdomen debido a daño en estos órganos.

Además, el dolor visceral es diferente en muchos aspectos al dolor somático/cutáneo (aquel que se produce en los músculos o la superficie de la piel) y los fármacos que alivian el dolor somático no son útiles para tratar el dolor visceral, siendo necesario buscar nuevos fármacos para su tratamiento.

Una colaboración internacional entre científicos de la Universidad de Granada (UGR), el University College London, el National Centre for Bowel Research and Surgical Innovation de Londres y la compañía farmacéutica Pfizer (Cambridge), ha puesto de manifiesto estas diferencias entre el dolor visceral y el somático.

En concreto, los investigadores han descubierto que un tipo de canales de sodio dependientes de voltaje, los Nav1.7, no están implicados en el dolor visceral. Sin embargo, hay personas que desde su nacimiento no sienten dolor frente a estímulos cutáneo/somáticos tales como quemaduras o roturas de huesos, entre otros,  y se ha comprobado que estas personas sufren una mutación en el gen SCN9A, el cual codifica este canal.

Una diana potencial

Precisamente, la ausencia de dolor en personas que tienen alterados estos canales han convertido al canal NAV1.7 en una diana potencial para el desarrollo de fármacos y en la actualidad hay muchos grupos de investigación, tanto en las universidades como en la industria, tratando de desarrollar fármacos selectivos para bloquearlos

“Por lo tanto, era esperable que, bloqueando estos canales, las manifestaciones de dolor visceral desaparecieran. Sin embargo, utilizando ratones deficientes para estos canales y un fármaco selectivo para bloquear estos canales Nav1.7, hemos conseguido eliminar el dolor somático, pero no el dolor frente a estímulos viscerales”, explica uno de los autores de este trabajo y responsable de los estudios en la UGR, Cruz Miguel Cendán.

Estos resultados han sido publicados en la revista “The Journal of Physiology”. Cendán señala “que nuestros resultados muestran que la búsqueda de nuevos fármacos para tratar el dolor visceral no es una tarea sencilla, y destacan la importancia que supone conocer y estudiar los mecanismos concretos que participan en cada tipo de dolor, para así, poder avanzar en el desarrollo de nuevos fármacos analgésicos que sean útiles para tratar a las personas que lo sufren”.

Y es que, como apunta el investigador de la UGR, “nuestro trabajo demuestra que no todos los analgésicos sirven para tratar todos los tipos de dolor, y debemos seguir avanzando en esta línea de investigación”.

Este trabajo también ha puesto de manifiesto la necesidad de realizar colaboraciones con equipos multidisciplinares y la industria en el desarrollo de nuevos analgésicos.

Más información en la Universidad de Granada.

#Granada La Peste Negra afectó a las ciudades medievales en función de su posición dentro de la red de comunicaciones

Bubonic plague-esExtensión de la Peste Negra en Europa.

By derivative work: Andy85719 Bubonic_plague-en.svg: *derivative work: Andy85719 [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/)], via Wikimedia Commons

Un estudio en el que participa la UGR demuestra que la ciudades más centrales en la red comercial sufrieron más los efectos de la pandemia

Las rutas comerciales y las de peregrinación fueron las principales vías de dispersión de la enfermedad que diezmó la población europea en la Edad Media

Concentrar los esfuerzos en aquellos nodos más vulnerables podría ahorrar tiempo y recursos, así como mejorar la gestión del control de plagas mortales 

Los núcleos de poblaciones más conectados con otros núcleos vía comercio, turismo y peregrinación, entre otros factores, pueden sufrir más las epidemias de enfermedades. Esta es una de las principales conclusiones de un estudio en el que participa la Universidad de Granada, en el que han tomado como modelo las pautas de expansión de la Peste Negra a mediados del siglo XIV. Los resultados han sido publicados en la revista Scientific Reports.

El trabajo recoge datos de 2084 puntos de conexión, tanto comerciales como de peregrinación, entre 1311 asentamientos medievales de Europa, Asia y Norte de África. Con esa información, los investigadores determinaron empíricamente el efecto de la conectividad y centralidad de esas ciudades en la tasa de mortalidad a causa de la Peste Negra y simularon matemáticamente la frecuencia con que la enfermedad llegaba a las ciudades como consecuencia de su disposición dentro de la red.

“Hemos descubierto que las ciudades con una posición más central dentro de la red y las más conectadas eran más vulnerables a las enfermedades y sufrieron la plaga con mayor severidad. Además, también eran más propensas a que los brotes se repitiesen por causas externas”, explica el investigador del departamento de Ecología de la UGR y de la Estación Experimental de Zonas Áridas (CSIC) José María Gómez.

Asimismo, el análisis señala que las ciudades situadas en regiones con mayor densidad de población dentro de la red se vieron más afectadas por la enfermedad que aquellas que se encontraban en zonas menos pobladas.

La Peste Negra 

La pandemia conocida como Peste Negra arrasó Europa entre 1346 y 1353 y acabó con entre el 30% y el 50% de la población. Su expansión ha estado históricamente asociada a las rutas comerciales. Originada en Asia Central, la enfermedad viajó hasta Occidente a través de la Ruta de la Seda y en 1343 llegó a la antigua ciudad de Caffa (actual Feodosia), en la península de Crimea. Desde ahí se propagó por Europa a través de las principales rutas comerciales y llegó a casi todas las poblaciones.

“Es una pandemia que tuvo lugar en un momento de la historia donde las comunicaciones eran frecuentes, lo que permite el análisis de redes, pero no tan intensa como en la actualidad, lo que permite desvelar los patrones con más claridad. Esta ventaja tiene asociada, sin embargo, la desventaja de no disponer de fuentes rigurosas sobre mortalidad”, añade el investigador del CSIC Miguel Verdú, del Centro de Investigaciones sobre Desertificación, centro mixto del CSIC y la Universidad de Valencia.

El estudio también señala como factor de dispersión las rutas de peregrinación. Del total de 1311 ciudades incluidas en la red, 403 estaban conectadas por este tipo de itinerarios. “Sin duda las rutas de peregrinación también contribuyeron a expandir la enfermedad, aunque nuestros análisis sugieren que fueron menos importantes que las rutas comerciales”, añade Gómez.

Fuente: Universidad de Granada 

 

#Málaga MyLeaf, la App que pone el big data al servicio de los pacientes con enfermedades raras

Enfermedades Raras
Enfermedades Raras

La aplicación móvil  ‘MyLeaf’, premio Spin-off de la Universidad de Málaga, ya puede ser utilizada de forma gratuita en dispositivos Android y próximamente estará en la App Store de iOS. Su puesta en marcha coincide con la celebración del Día Internacional de las Enfermedades Raras, que, de forma simbólica, se celebra el 29 de febrero, un día sólo presente en los años bisiestos, tan excepcional como las dolencias que afectan a los enfermos a los que va dirigida esta App.

MyLeaf tiene como objetivo permitir a los pacientes de enfermedades poco frecuentes poder gestionar su día a día y conectar con otras personas, a la vez que actúa como herramienta ideal para que médicos e investigadores puedan seguir la evolución de los pacientes o los resultados de un ensayo clínico.

Las enfermedades raras, definidas y agrupadas por la baja prevalencia con que se producen, tienen un enorme abanico de sintomatología y circunstancias. Sin embargo, el hecho de que sean minoritarias provoca que compartan una serie de problemáticas, como son la falta de diagnóstico, la deslocalización de recursos o la dificultad para encontrar a otros pacientes, líneas sobre la que trabaja MyLeaf.

Bajo la premisa de mejorar la calidad de vida de los pacientes, el proyecto plantea la utilización de la tecnología para solventar gran parte de estas dificultades y permitir además el avance en el conocimiento de la enfermedad, según informa Carlos Martín, profesor de la UMA y fundador de la empresa Sombradoble, creadora del proyecto Myleaf. Sombradoble es un laboratorio de comunicación y de proyectos que centra sus esfuerzos en conectar la sociedad con la ciencia y los avances científicos-tecnológicos. Actualmente desarrolla su labor en el Link by UMA-Atech.

Existen tres puntos fundamentales que definen el uso y finalidad de la app.

Más información en la Universidad de Málaga.

 

#Sevilla El montaje audiovisual afecta a la frecuencia de parpadeo de los espectadores

Eye opening and closing

Chameleon [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or GFDL 1.2 (http://www.gnu.org/licenses/old-licenses/fdl-1.2.html)], via Wikimedia Commons

 

Investigadores de la Universidad Pablo de Olavide y de la Universitat Autònoma de Barcelona han publicado un artículo en la revista Scientific Reports, del grupo Nature, en el que afirman que el montaje audiovisual afecta a la frecuencia de parpadeo de los espectadores. El estilo de montaje caótico y carente de continuidad, conocido como estilo MTV, asociado a los videoclips, inhibe la frecuencia de parpadeo en los espectadores, frente a estilos de edición más convencionales como el plano secuencia y el propio de las películas clásicas de Hollywood.

En el trabajo, desarrollado por Agnès Gruart y José María Delgado-García, investigadores de la División de Neurociencias de la UPO, y por Celia Andreu-Sánchez y Miguel Ángel Martín-Pascual, investigadores de grupo Neuro-Com de la Universitat Autònoma de Barcelona,  también se han comparado las diferencias perceptivas entre los profesionales del audiovisual, como los montadores, y los no profesionales del medio. Descubrieron que los profesionales del audiovisual que están constantemente tomando decisiones asociadas al montaje narrativo inhiben de manera muy significativa la frecuencia de parpadeo frente a estímulos audiovisuales. Esto significa que la profesionalización audiovisual modifica el comportamiento visual.

El parpadeo es un marcador de atención. Ha sido previamente asociado a la comprensión narrativa de los contenidos. Investigaciones previas habían demostrado que el parpadeo se veía afectado por los contenidos de las narraciones, tanto en situaciones audiovisuales, como en situaciones de comunicación oral directa. En esta investigación, se ha demostrado que la forma del montaje audiovisual también afecta a la frecuencia de parpadeo. De manera que, la frecuencia que tenemos de parpadear se ve afectada tanto por las narrativas a las que nos enfrentamos como a la forma de los contenidos audiovisuales que consumimos.

Los investigadores indican que estos resultados pueden ser de interés para aplicarlos en entornos de creación de productos audiovisuales interesados en trabajar la atención. Desde la creación de audiovisuales de entretenimientos, como películas o programas de televisión, pasando por la publicidad, así como con pacientes con déficits de atención.

Por otro lado, la baja frecuencia de parpadeo se asocia a visión borrosa, cansancio de la mirada e incluso al síndrome de ojo seco. Por ello, estos resultados también pueden interesar en entornos clínicos con pacientes con problemas visuales derivados de una baja frecuencia de parpadeo. Sin ir más lejos, y siguiendo los resultados de esta investigación, los profesionales del audiovisual deberían tener un especial cuidado con su vista, sometida a esfuerzos superiores debido a la disminución del parpadeo.

Esta investigación ha sido realizada con 40 sujetos, 20 de ellos profesionales del audiovisual, utilizando técnicas de electromiografía. Se presentaron a los sujetos, de manera aleatoria, 3 estilos diferentes de montaje audiovisual: plano secuencia, estilo Hollywood y estilo MTV. Los estímulos fueron realizados ad hoc para esta investigación. En este trabajo participaron profesionales de Radio Televisión Española, gracias a la colaboración del Instituto RTVE.

Más información en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla

 

#Jaén Investigadores de la UJA demuestran la actividad antitumoral sobre células de cáncer de mama de un fitoestrógeno presente en los aceites de oliva vírgenes

Ciencia Andaluza
Olivo

 

El grupo de investigación en Inmunología Tumoral de la Universidad de Jaén ha demostrado en un estudio publicado recientemente la actividad antitumoral que ejerce el pinoresinol, un fitoestrógeno que se encuentra típicamente en el aceite de oliva virgen, sobre las células de cáncer de mama humanas.

La creciente evidencia científica demuestra que la ingesta de aceite de oliva virgen, principal elemento de la dieta mediterránea, se correlaciona con una baja incidencia de cáncer de mama. En los compuestos presentes en alimentos de origen vegetal que poseen diferentes propiedades saludables, encontramos a los polifenoles como un grupo muy interesante debidos a sus beneficios biológicos. El pinoresinol es uno de estos compuestos fenólicos y uno de los más abundantes en el aceite de oliva virgen.

A su vez, el pinoresinol es un fitoestrógeno con similitud a los estrógenos humanos. Esta investigación surge de la consideración del papel de los estrógenos tanto el desarrollo y como en la progresión del cáncer. “Debido a la similitud de esta sustancia con los estrógenos humanos, el principal objetivo es investigar los posibles efectos del pinoresinol en la prevención de cáncer, fundamentalmente de cáncer de mama”, explica José Juan Gaforio, director del Centro de Estudios Avanzados en Olivar y Aceite de Oliva y uno de los firmantes del artículo.

Fuente: Universidad de Jaén

 

#Sevilla Investigadores de la UPO desarrollan una terapia personalizada para pacientes NACH

Ciencia Andaluz
Cerebro

 

Científicos de la Universidad Pablo de Olavide, dirigidos por el investigador José Antonio Sánchez Alcázar, han patentado un nuevo método que permite determinar de forma individualizada cuál es la combinación de medicamentos más efectiva para paliar los duros efectos de la Neurodegeneración con Acumulación Cerebral de Hierro (NACH), un grupo de trastornos neurodegenerativos raros que padecen unas 60 personas en España y se caracterizan por una disfunción del sistema nervioso central y la acumulación de hierro en determinadas áreas del cerebro que provoca la discapacidad progresiva de los pacientes.

La investigación, denominada BrainCure, se ha desarrollado en el Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (centro mixto de investigación del CSIC, la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y la Junta de Andalucía) y pretende lograr dar con una cura que evite las graves consecuencias que padecen los afectados como la pérdida del habla, la imposibilidad de tomar alimentos o la degeneración de la movilidad.

El objetivo general es encontrar tratamientos personalizados eficaces usando fibroblastos y células neuronales derivadas de células iPSC (células madre pluripotentes inducidas) de los pacientes NACH. Esta invención permite la búsqueda rápida de potenciales compuestos para eliminar el hierro acumulado en las células derivadas de los pacientes con NACH. “Para ello, explica el investigador principal, realizamos un cribado personalizado con una librería de compuestos farmacológicos comerciales y evaluamos su eficacia al eliminar el hierro intracelular mediante la tinción modificada de Azul de Prusia, un método conocido para detectar hierro en preparaciones de tejidos”.

Más información en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

#Córdoba Buscan el camino para borrar alteraciones en el ADN de las células tumorales

Ciencia Andaluza
ADN

La complejidad del interior de las células parece no tener límites. Y sin embargo, cada día, la comunidad científica logra dar un paso más. Desde que a mediados del siglo XIX se lograra por primera vez aislar el ADN, la Biología Molecular y la Genética no han parado de ofrecer nuevos datos que permiten ir entendiendo los procesos que ocurren en el núcleo de las células y que determinan la vida. Hace décadas que los investigadores fijaron su atención en los daños que sufre el ADN y cómo se las apaña la célula para repararlos.

Uno de los caminos, ampliamente descritos por el grupo de investigación BIO301 “Epigenética y reparación de ADN” de la Universidad de Córdoba, es la reparación por escisión de bases, que consiste, simplificando, en la eliminación de la parte dañada y su sustitución por una parte intacta. Este “recambio” es en realidad un complejo proceso bioquímico natural que no sólo repara daños, sino que también borra ciertas “etiquetas” químicas usadas por las células para “apagar” genes cuando estos no son necesarios. Cuando las células etiquetan erróneamente los genes equivocados pueden volverse cancerosas. Cómo conseguir dirigir artificialmente ese proceso de borrado natural conocido como desmetilación para volver a “encender” genes “apagados” es el objetivo del nuevo proyecto del equipo que dirigen los profesores María Teresa Roldán y Rafael Rodríguez de la Universidad de Córdoba, que el Gobierno central ha apoyado financiándolo dentro de la convocatoria de Proyectos de I+D+i de Excelencia del Ministerio de Economía y Competitividad.

Para conseguirlo, el equipo de la UCO estudiará cómo dirigir las desmetilasas, enzimas responsables del proceso, hacia los genes que interese reactivar utilizando un sistema de guiado basado en la metodología CRISPR-Cas9, descubierta gracias a un trabajo pionero iniciado por el alicantino Francisco J.M.  Mojica hace más de 20 años y que le ha valido esta semana el Premio Frontera del Conocimiento de la Fundación BBVA. El respaldo a esta investigación básica se explica por las evidentes posibilidades que puede tener el hecho de dirigir un proceso natural como el de la escisión de bases. Poder controlar la expresión de unos genes o el silencio de otros ayudaría al desarrollo de terapias más efectivas que ayuden a frenar los procesos tumorales. Y no es la única aplicación.

Más información en la Universidad de Córdoba.

Foto Pixabay

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

 

Crean un software que adapta tecnología médica para ver el interior de una escultura

Ciencia Andaluza
Escultura de madera

Un estudiante de la Universidad de Granada ha diseñado un nuevo software que adapta la actual tecnología sanitaria y permite analizar el interior de esculturas, una herramienta para ver sin dañar tallas de madera e ideado para la restauración y conservación del patrimonio escultórico.

El profesor de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad de Granada y director del trabajo, Francisco Javier Melero, señala que el nuevo software simplifica la tecnología médica y la adapta a las necesidades de restauradores que trabajan con tallas de madera.

El software “3DCurator” cuenta con un visor especializado de tomografías computerizadas en el campo de la restauración y conservación de patrimonio escultórico y permite adaptar el TAC médico a la restauración y ofrecer la imagen en tres dimensiones de la talla con la que se va a trabajar.

Sustituir las radiografías tradicionales que se utilizan actualmente por este sistema permite examinar el interior de las figuras sin los problemas de superposición de información que presenta el sistema anterior y conocer su estructura interna, la edad de la madera con la que se hizo o posibles añadidos.

“El programa para hacerlo se simplifica con el objetivo de que cualquier restaurador sepa manejarlo, incluso se pueden personalizar algunas funciones, y les permite usar la última tecnología médica para el estudio de patologías y técnicas constructivas de esculturas de madera”, ha precisado Melero.

Este sistema, que se puede descargar de manera gratuita desde la web www.3dcurator.es, permite acceder a la información oculta de una talla, identificar si esconde elementos metálicos, problemas de xilófagos como las termitas y su recorrido y detectar nuevos estucados o policromados añadidos con posterioridad, especialmente sobre los acabados originales.

El principal desarrollador del “3DCurator” ha sido Francisco Javier Bolívar, un estudiante que este año inicia el máster universitario en Ingeniería Informática de la Universidad de Granada, que ha recalcado que la herramienta permitirá un avance notable en el campo de la conservación y restauración de bienes culturales y el análisis de obras por expertos en Historia del Arte.

Melero detalla que esta nueva herramienta se ha usado ya para examinar dos esculturas propiedad de la Universidad de Granada, las imágenes de San Juan Evangelista, del siglo XVI, y una Inmaculada del siglo XVII, que se pueden examinar virtualmente en el Portal Virtual de Patrimonio de las Universidades Andaluzas.

Se utilizará además por los docentes en asignaturas del grado de Restauración y Conservación de Bienes Culturales de la Universidad de Granada, y a nivel profesional por los servicios de Conservación y Restauración de la misma entidad.

 

Más información en la Universidad de Granada

Foto Pixabay

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza