#Granada: Casi la mitad de los españoles tienen problemas para dormir y no descansan bien

Dormir – Pixabay

 

La salud depende de los hábitos alimenticios, la actividad física, la herencia familiar y, un factor que a menudo se pasa por alto, el descanso de calidad. La falta de sueño o el descanso inapropiado pueden mermar el sistema inmunológico, el cual se refuerza durante el sueño, causando problemas de memoria y aprendizaje, estrés o enfermedades cardiovasculares. Por ello, y teniendo en cuenta que según la Organización Mundial de la Salud un 40% de la población no descansa bien, y según la Sociedad Española de Neurología entre el 20% y 48% tienen problemas a la hora de conciliar el sueño, expertos de la Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco alertan de la importancia de unos hábitos de sueño saludables que garanticen un descanso de calidad.

Las personas pasamos durmiendo una media de 200.000 horas a lo largo de nuestra vida, y la calidad del sueño repercute directamente en la salud y el bienestar. Para analizar el sueño y poder así tomar medidas al respecto para mejorarlo, existen técnicas complejas como el polisomnograma (PSG) u otras menos costosas y autoinformadas como el Diario de Sueño, que permiten una evaluación de las características más importantes del sueño. Los expertos recomiendan realizar esta evaluación durante 21 días, periodo que emplea el cerebro en incorporar o modificar un hábito.

Los estudios del cirujano plástico Maxwell Maltz o el psicólogo William James defienden la plasticidad del cerebro, y cómo requiere un mínimo de 21 días para que una imagen mental establecida desaparezca y cuaje una nueva, al igual que al incorporar un nuevo hábito o costumbre. Gurús contemporáneos del coaching como el norteamericano Deepak Chopra se basan en estos estudios para crear programas que ayudan a transformar la vida de los pacientes, fundamentados en el análisis sobre el patrón de comportamiento actual de los mismos.

Aplicando la teoría a los hábitos del sueño y con el objetivo de mejorar el mismo para no sufrir los efectos adversos de un descanso insuficiente o de mala calidad, los expertos de la Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco recomiendan realizar un análisis primario a través del Diario de Sueño. Factores como el dormir solo o acompañado, las horas de acostarse y despertarse, o cuántas veces y durante cuánto tiempo se ha desvelado durante la noche o la firmeza del colchón, son los indicadores que recopila este documento. La compilación de estos datos durante tres semanas, junto a la masa corporal, altura o posibles dolencias es fundamental a la hora de elegir el colchón, factor clave de nuestro descanso.

Más información en la Universidad de Granada.