Ciencia Andaluza: Investigaciones en vitinicultura en el Centro IFAPA Rancho de la Merced en Jerez

Vídeo del programa Tierra y Mar de Canal Sur sobre las investigaciones en vitivinicultura en el Centro IFAPA Rancho de la Merced, en Jerez de la Frontera (Cádiz)

 

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Ciencia Andaluza: El mijo estaba presente en la dieta de poblaciones europeas hace 2100 años

 

 

Ciencia Andaluza
Fotografía:  Wikipedia

La domesticación de una planta no implica necesariamente su uso para la alimentación humana. Puede ser empleada como pienso para el ganado. Ocurre en la actualidad con el mijo, uno de los primeros cereales en ser cultivados, que se usa generalmente como alpiste. Domesticado en Asia hace 10.000 años y llegado a Europa gracias a las tribus nómadas, no había mucha constancia de su uso como alimento humano en la Prehistoria en este continente. Un estudio de las universidades de Granada (UGR), Córdoba (UCO) y el Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (IATC, CSIC-UGR) revela ahora la presencia de la planta en la dieta de poblaciones europeas a través de un estudio del colágeno en los huesos de una comunidad celta del norte de Italia de hace 2.100 años.

En la necrópolis de Seminario Vescovile, en Verona, se conservan un mínimo de 174 esqueletos en buen estado de preservación, en su mayoría de niños. Corresponden a una tribu de galos cisalpinos, que ocupó el valle del Po entre el tercer siglo y el primero antes de nuestra era y antes de la conquista romana. La región era propicia para el cultivo del mijo (Panicum miliaceum) y algunas fuentes de la Antigüedad aluden a su uso en la dieta local. Así, Plinio el Joven afirmaba que, en esta llanura agrícola “de gran abundancia”, el mijo se empleaba para preparar harina para pan o consumirlo en caldos. Sin embargo, a pesar de sus escritos, no había pruebas documentales. La principal evidencia arqueológica para conocer si un alimento era usado en una época determinada es la presencia de semillas o otros restos en vasijas y útiles de cocina, pero en el yacimiento no había ningún resto orgánico del cereal.

El equipo multidisciplinar, compuesto por investigadores forenses de la UGR, prehistoriadores de la UCO y biogeoquímicos del IACT, pensó en una alternativa. En el colágeno de los huesos quedan restos de un compuesto de cuatro átomos de carbono. Esta molécula es propia de plantas, precisamente denominadas C4, ya que lo emplean en un tipo de ruta para la fotosíntesis. Este grupo incluye herbáceas como el maíz, el sorgo y el mijo. Las plantas C4 son típicas de climas cálidos. De hecho, la presencia de estos cultivos en Europa se reduce al sudoeste continental, en países como España, Italia, Francia y Portugal.

 

Más información en la Universidad de Córdoba.

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

 

Ciencia Andaluza: Lodos de depuradora pueden mejorar el crecimiento del maíz

Ciencia Andaluza
Ciencia Andaluza

Investigadores de las universidades de Sevilla y Córdoba han comprobado la eficacia de biofertilizantes, obtenidos a partir de lodos de depuradora, en la mejora de la producción y calidad del maíz cuando son suministrados sobre la planta y hoja del cultivo. En concreto, la aplicación de esta enmienda, aumenta el rendimiento del cultivo un 17% e incrementa las proteínas del grano un 30%.

Como explica a la Fundación Descubre Manuel Tejada, del grupo de investigación ‘Edafología Ambiental’ de la Universidad de Sevilla, se ha constatado que cuando el compuesto orgánico se aplica por este procedimiento existe una repercusión positiva en la nutrición de la planta, lo que influye en la producción y calidad de la cosecha. Por el contrario, cuando se aplica al suelo no se aprecian mejoras significativas.

Los resultados, publicados en la revista European Journal of Agronomy con el título ‘Use of biofertilizers obtained from sewage sludges on maize yeld’, han revelado que las sustancias  orgánicas que contiene este biofertilizante permiten que la planta pueda absorber mejor los nutrientes y de esta forma facilitar su crecimiento.

Para la obtención del biofertilizante se introducen los lodos, procedentes de aguas residuales de depuradora, en un biorreactor o recipiente que mantiene un ambiente biológicamente activo, donde en condiciones óptimas de pH y temperatura, así como con el uso de determinadas enzimas, se transforma el lodo en un compuesto orgánico muy rico en proteínas de bajo peso molecular – como los aminoácidos –  , fácil y rápidamente asimilables por la planta.

“Con este trabajo conseguimos constatar la efectividad de un biofertilizante elaborado a partir de lodos y revalorizar un residuo que incrementa cada año y no encuentra nuevas vías de aplicación”, afirma el científico de la Universidad de Sevilla.

Más información en la web de la Universidad de Sevilla

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Foto: pixabay

Ciencia Andaluza: Ifapa La Mojonera coopera en el desarrollo hortícola de la región chilena de Arica y Parinacota

Ciencia Andaluza
Ciencia Andaluza
A raíz de una visita del Secretario Regional Ministerial de la Región de Arica y Parinacota en  Chile, Miguel Saavedra, a las instalaciones de IFAPA La Mojonera en septiembre de 2015, en la que estuvo acompañado por el Delegado Territorial de Agricultura José Manuel Ortíz, se inició una fructífera colaboración a través de la organización de un ciclo de videoconferencias temáticas desde el Centro de La Mojonera, que han versado sobre aquellos aspectos sobre los que el Ministerio de Agricultura chileno ha manifestado su interés, especialmente en lo que respecta a la eficiencia en el uso del agua de regadío.
Esta cooperación se ha culminado con un viaje a la región de Arica y Parinacota del director de IFAPA La Mojonera, Salvador Parra, y del Técnico Especialista y Coordinador Regional del Servicio de Asesoramiento al Regante, Rafael Baeza, que durante una semana han desarrollado una intensa agenda de trabajo, tanto de visitas a campo como de reuniones y ponencias, todo ello bajo la coordinación de Miguel Saavedra y la cofinanciación del Nodo Agroexportador de la Corporación de Fomento Productivo de Chile (CORFO). La transferencia de conocimiento se ha centrado en la explicación del desarrollo del modelo Almería, especialmente en los aspectos tecnológicos y de comercialización, y específicamente en la eficiencia de uso de la fertirrigación y la gestión del agua de riego con fuentes no convencionales, tales como el agua desalada o las aguas regeneradas.
La región de Arica, la más norteña de Chile, fronteriza con Perú, tiene unas condiciones climáticas excepcionales para el desarrollo de los cultivos hortícolas a lo largo de todo el año, con temperaturas y vientos suaves, aunque con un limitante muy importante como es la escasez extrema de precipitaciones.
Durante la estancia, se han visitado las zonas productivas de los Valles de Azapa y Lluta, pequeños agricultores de la zona de Pampa Concordia y se han inspeccionado las obras hidráulicas del entubamiento del canal de Azapa. Asimismo, se mantuvieron reuniones con la directiva de Agrícola del Norte (AGRONOR), con la Asociación Gremial de Agricultores del Valle de Lluta, con funcionarios de la Comisión Regional de Riego y especialmente significativo fue la presentación ante la Federación de Agricultores de la Zona Norte (FEDENOR) a la que asistieron más de 400 agricultores. 
A nivel educativo, Salvador Parra y Rafael Baeza impartieron ponencias en la Escuela de Agronomía de la Universidad de Tarapacá, en el Centro de Formación Técnica (CFT) de la misma Universidad, y en las Áreas de Agropecuaria de las Universidades de Santo Tomás y Arturo Prats.
Los expertos de IFAPA fueron entrevistados por varios medios de comunicación, entre ellos Arica TV, Morrovisión, Radio Cappissima y el Diario La Estrella de Arica.
Más información en la web del IFAPA
Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Ciencia Andaluza: La Junta destina 581.000 euros a investigación para mejorar la rentabilidad y sostenibilidad del cultivo de tropicales

Ciencia Andaluza
Ciencia Andaluza
La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural va a destinar 581.000 euros a un nuevo programa de investigación y transferencia tecnológica en cultivos tropicales para impulsar la mejora de la rentabilidad y sostenibilidad. Así lo ha anunciado en Málaga la consejera, Carmen Ortiz, que ha explicado que “se trata de cuatro proyectos dedicados a la investigación, experimentación y transferencia tecnológica con el objetivo de buscar soluciones a los problemas técnicos que preocupan a este sector”. El programa se desarrollará en el centro que el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), dependiente de la Consejería, tiene en Churriana, en la capital malagueña.
En concreto, estas actuaciones, que se desarrollarán hasta 2018, tienen como objetivo conseguir una mayor rentabilidad y sostenibilidad; avanzar en la experimentación y transferencia de control biológico e integrado control biológico e integrado de plagas y enfermedades en este tipo de cultivos; y la integración de diferentes tecnologías para lograr una gestión sostenible del estrés hídrico. Por último, se dirigirá también al análisis de elementos como el oxígeno y el hidrógeno en mango y aguacate para su diferenciación geográfica, como apoyo a la propuesta de Denominación de Origen Protegida para estas producciones típicas de la costa tropical de Granada y de Málaga.
Carmen Ortiz ha destacado el potencial de estas provincias andaluzas en el cultivo de tropicales, gracias al clima mediterráneo, que permite que Andalucía sea la mayor zona productora de estas frutas en Europa. Málaga y Granada suman alrededor de 16.000 hectáreas de cultivo de aguacate, mango, chirimoya y níspero, con una producción cercana a las 150.000 toneladas, que alcanzan un valor superior a 160 millones de euros.
Más información en la web del IFAPA.
Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza
Foto: IFAPA

Ciencia Andaluza: Técnicas forenses para controlar el fraude en el aceite de oliva

Ciencia Andaluza
Ciencia Andaluza

El ácido desoxirribonucleico (ADN) es un carné de identidad. Cada ser vivo tiene uno totalmente diferente. Ocurre entre las personas, pero también en el reino vegetal, y entre ellas, en las plantas que sirven de alimento. Identificar el ADN en una comida ayuda a controlar la calidad de la misma. Sin embargo, el aceite de oliva virgen presenta un problema. Dado que el ADN se disuelve en agua y no en lípidos, el aceite de oliva contiene pocas moléculas de esta cadena de información genética. Un equipo de la Universidad de Córdoba (UCO; Leticia Ayllón Egea y Gabriel Dorado Pérez) y del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC; Pilar Hernández Molina) ha usado una técnica forense para cuantificar de forma absoluta el ADN presente en el aceite de oliva virgen. La investigación persigue el objetivo final del desarrollo de un método de trazabilidad que ayude tanto a la certificación de calidad y denominación de origen, como a la identificación de posibles fraudes en el ámbito alimentario.

 

Además de escaso, el ADN está muy fragmentado en el aceite de oliva. “Por suerte, como el aceite de oliva virgen es el zumo de una fruta, contiene gotas de agua de tamaño microscópico en las que se disuelve el ADN de dicha fruta”, explica el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular Gabriel Dorado Pérez, investigador responsable del grupo de investigación AGR-248 (Biotecnología Agroalimentaria), del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) que ha llevado a cabo este desarrollo tecnológico.

 

Más información en la Universidad de Córdoba.

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

 

Ciencia Andaluza: Ifapa estrecha su colaboración con Chile en materia de transferencia del conocimiento en horticultura protegida

Ciencia Andaluza
Ciencia Andaluza
Una delegación chilena compuesta de 32 personas han viajado esta semana a Almería para conocer de cerca los avances en horticultura de invernadero. Esta delegación ha estado formada por profesionales, técnicos y agricultores y por 10 jóvenes ingenieros en agronomía que realizarán además una estancia de tres meses invitados por la empresa New Growing Sistems (NGS). Estos diez jóvenes pertenecen a la Universidad Santo Tomás, a la Universidad Arturo Prat, a la Universidad de Tarapacá y al Centro de Formación Técnica de la UTA.
La organización del viaje estuvo a cargo del Secretario Regional del Ministerio de Agricultura de la región de Arica y Parinacota (Chile), Don Miguel Saavedra y el representante de la empresa NGS en Chile, el ingeniero agrónomo Don Ángel Astorga.
Este viaje es la culminación de una relación de trabajo a lo largo de este pasado año con el Centro IFAPA de La Mojonera, donde a través de un ciclo de videoconferencias temáticas coordinadas por Don Salvador Parra, director del Centro, se han tratado cuestiones como la formación y la transferencia, el uso eficiente del riego, la comercialización y las certificaciones de calidad
Don Miguel Saavedra indicó que “este viaje es el resultado de una muy buena relación de colaboración con la Provincia de Almería, que se ha desarrollado con el fin de fortalecer la agricultura regional, tanto en materia de transferencia tecnológica como en la formación de profesionales del área agrícola en alta tecnología, en la cual Almería es líder”. El señor Saavedra señaló asimismo que “frente a la crisis hídrica que vive la región es fundamental capacitar a los agricultores y agricultoras en sistemas más eficientes y productivos, como es el NGS, modelo innovador y de alta tecnología altamente conveniente, ya que ocupa el 50% del  agua que se utiliza en un cultivo tradicional, con lo que el productor puede potencialmente duplicar la superficie de cultivo y, a la vez, aumentar la productividad del cultivo, permitiendo obtener un producto más inocuo y saludable con menor carga de pesticidas,  aprovechando las condiciones  para producción en contra estación, que tiene la región”.
Para Doña Janeth Cacxi Quispe, una de las jóvenes que realizará una estancia, e Ingeniero en Ejecución agropecuaria de la Universidad Santo Tomás.“esta oportunidad es realmente única y enriquecedora. El hecho de conocer en terreno la agricultura de Almería, los invernaderos inteligentes, el innovador sistema NGS, el sistema de comercialización de sus productos y poder traer esa experiencia a nuestros valles, sin duda será un gran aporte al desarrollo de nuestra agricultura y nuestra región”.
La idelegación chilena fue recibida en el Centro IFAPA La Mojonera por el  Presidente de IFAPA, Don Jerónimo Pérez, el Delegado Territorial de Agricultura, Don José Manuel Ortíz, y el Director del Centro, Don Salvador Parra. Tuvieron la oportunidad de compartir la jornada del “Café con Ciencia” con jóvenes de institutos de la provincia, y posteriormente de conocer las principales líneas de trabajo del centro de investigación, especialmente aquellas relacionadas con la eficiencia en el uso de la fertirrigación y el control biológico.
Fuente: IFAPA
Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Ciencia Andaluza: Las mallas anti-insectos condicionan el microclima de los invernaderos

Ciencia Andaluza
Ciencia Andaluza

Investigadores del Centro de Investigación en Agrosistemas Intensivos Mediterráneos y Biotecnología Agroalimentaria de la Universidad de Almería (CIAIMBITAL) han realizado un estudio que proporciona nuevos datos sobre el efecto que las características aerodinámicas de las mallas anti-insectos tienen en el microclima de los invernaderos. En él, recomiendan utilizar aquellas que sean de gran porosidad, pero que estén confeccionadas con un elevado número de hilos de pequeño diámetro. De esta manera, las mallas garantizan el efecto de barrera física al paso de insectos al tiempo que permiten la circulación óptima del aire en el interior del invernadero.

Los resultados de este trabajo han sido publicados en la revista Sensors bajo el título ‘Wind Tunnel Analysis of the Airflow through Insect-Proof Screens and Comparison of Their Effect When Installed in a Mediterranean Greenhouse’. Un artículo en el que explican cómo, además de a la porosidad, el diámetro de los hilos que conforman la malla y la tensión de los mismos, causan variaciones importantes en la caída de la presión del aire.

 

Más información en la fuente de la noticia: Ana Soria / Fundación Descubre

Foto: Wikipedia Crédito autor: De Caroline Culler (User:Wgreaves) – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=40453228

Ciencia Andaluza: El canibalismo como forma de superación genética

Ciencia Andaluza
Ciencia Andaluza

Investigadores de la Universidad de Almería, en colaboración con la Universidad de Budapest y la Szent István de Gödöllo, en Hungría, han analizado cómo el canibalismo puede mejorar la capacidad depredadora de una de las especies de chinches más utilizadas en el control de plagas en cultivos de tomates y pimientos.

En la investigación publicada en la revista Ecological Modellingtitulada ‘Sib cannibalism can be adaptive for kin’ los expertos ponen de manifiesto que es mucho más efectiva la introducción de los depredadores en el cultivo antes de que la plaga lo infeste. De esta forma, al no tener el alimento natural necesario para la subsistencia, buscan nuevas vías, como puede ser el utilizar a sus semejantes como fuente de energía, y mejora del rendimiento.

 

Más información en  la Fuente: Remedios Valseca / Fundación Descubre

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Ciencia Andaluza: Científicos realizan la primera ‘radiografía genética’ del trigo que se emplea para elaborar la pasta en 21 países del Mediterráneo

Ciencia Andaluza
Ciencia Andaluza

Investigadores de la UGR publican un artículo en la revista ‘Plos ONE’ para estudiar las relaciones entre los factores genéticos, fenotípicos y de adaptación geográfica de un conjunto de variedades de trigo duro procedentes de la cuenca mediterránea y las relaciones entre ellos

Los resultados demuestran que la diversidad genética del trigo duro aumenta de este a oeste en la cuenca del Mediterráneo, de acuerdo con el patrón de dispersión del trigo desde su área de domesticación

Un equipo de científicos españoles, en el que participa la Universidad de Granada, ha llevado a cabo el primer estudio genético, fenotípico y de adaptación geográfica realizado hasta la fecha del trigo duro, usado mayoritariamente para la elaboración de pastas y sémolas en el área mediterránea.

Los investigadores han fenotipado una colección formada por 172 variedades locales de trigo duro procedentes de 21 países mediterráneos, cultivadas junto con 20 variedades modernas en 6 ambientes del Norte y Sur de España.

El trigo duro es uno de los cultivos típicamente mediterráneos, ya que para su óptima producción y calidad requiere ambientes moderadamente secos y con elevada temperatura y radiación durante el crecimiento de los granos. Domesticado durante la Revolución Neolítica en el Creciente Fértil (Siria, Turquía y Líbano), al igual que el trigo panadero, se extendió hace más de 10000 años por toda la cuenca mediterránea hasta llegar a España, dejando a su paso por cada región, diversas variedades locales o “landraces” genéticamente más próximas a las variedades silvestres cuanto más cerca están de su centro de origen.

Más información en la Universidad de Granada

Defiende tu futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza