#Sevilla: la frontera de Granada generó patrones de desigualdad en Andalucía que persisten hasta la actualidad

Alhambra at dusk Granada Spain

By Jebulon (Own work) [CC0], via Wikimedia Commons

 

Los investigadores Diego Romero-Ávila y Daniel Oto-Peralías, de la Universidad Pablo de Olavide y la Universidad de St. Andrews (Reino Unido), respectivamente, han publicado un estudio sobre los efectos de largo plazo que tuvo la frontera de Granada sobre la desigualdad histórica en Andalucía. Esta investigación ha sido publicada en la revista Journal of the European Economic Association y fue presentada en la conferencia de la Royal Economic Society (Manchester 2015, Reino Unido).

Los resultados del proyecto de investigación muestran que el latifundismo característico de la historia moderna y contemporánea de Andalucía fue consecuencia, en parte, de la frontera de Granada. Las necesidades defensivas derivadas de la existencia de la frontera con el Reino Nazarí de Granada dieron lugar a la concentración de la propiedad de la tierra y del poder político en manos de la nobleza. Este hecho supuso el punto de partida de la alta desigualdad que ha caracterizado desde entonces a gran parte de la geografía andaluza.

Para llegar a esta conclusión, los autores comparan los municipios del lado castellano de la frontera con los del lado granadino. Por una parte, el lado castellano se organizó y repobló como región fronteriza, circunstancia que marcó el carácter de la Andalucía castellana desde la segunda mitad del siglo XIII hasta finales del XV. La inseguridad militar y las necesidades defensivas hicieron que la nobleza y las órdenes militares se convirtieran en actores claves para asegurar el territorio, acaparando grandes extensiones de tierra y derechos jurisdiccionales. Así, la nobleza encontró en la frontera un medio para ascender en la escala social, económica y política, mientras que –al mismo tiempo– los reyes conseguían asegurar posiciones fronterizas que eran difíciles de defender y estaban en riesgo constante. Otros factores como la baja densidad de población característica de este tipo de regiones fronterizas inseguras y la expulsión de los mudéjares también contribuyeron al alto grado de concentración de la tierra y el poder político en el lado castellano.

Más información en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *