#Sevilla Un estudio de la UPO y la UAB concluye que los profesionales del audiovisual parpadean menos

Ojos
Ojos

 

Investigadores de la Universidad Pablo de Olavide y la Universidad Autónoma de Barcelona han realizado un estudio sobre la frecuencia de parpadeo de los profesionales del audiovisual cuyas conclusiones arrojan el hecho de que la profesionalización es un factor determinante. Según esta investigación, publicada en la revista científica PLOS ONE, los profesionales del audiovisual parpadean menos que el resto cuando observan la realidad, no sólo en el ejercicio de su profesión. En un estudio previo realizado por estos mismos investigadores, se demostró que la profesionalización audiovisual afecta a la frecuencia de parpadeo en la visualización de pantallas. Ahora, en este nuevo trabajo, se muestra cómo la disminución de la frecuencia de parpadeo que presentan estos profesionales no sólo se desarrolla durante el visionado de productos audiovisuales.

El parpadeo tiene una doble función: cognitiva, vinculada a la atención; y fisiológica, como lubricación del ojo. Una baja frecuencia de parpadeo provoca una deficiente lubricación ocular que puede derivar en problemas de salud. Según este estudio, visualizar pantallas de forma prolongada y tomar decisiones asociadas a ellas con un elevado nivel de atención, como hacen los profesionales del audiovisual, termina por disminuir la frecuencia de parpadeo. Los resultados de esta investigación llevan a plantear que una frecuencia de parpadeo saludable para los profesionales del audiovisual no sólo debe ser cuidada durante momentos de percepción a través de pantallas, sino también fuera de ellas.

Los investigadores compararon la percepción de la realidad con la de las pantallas y mostraron que el tipo de estímulo (realidad o pantalla) afecta a la frecuencia de parpadeo de los profesionales del audiovisual: las pantallas disminuyen la frecuencia de parpadeo en comparación con la realidad. Sin embargo, este fenómeno no se produce de manera tan clara en el grupo de los no profesionales. Los autores del estudio investigan ahora si efectos semejantes de disminución del parpadeo se da en jugadores de videojuegos y consumidores intensivos de videoclips.

Para este trabajo, se mostraron diferentes videos a través de una pantalla y una representación teatral en directo con el mismo contenido. Los estímulos contenían exactamente la misma narrativa, con las mismas acciones, la misma duración y el mismo personaje. La frecuencia de parpadeo mostrada por los sujetos en los estímulos de video fue comparada a la presentada en la representación teatral. Los sujetos fueron monitorizados con un dispositivo de EEG sin cables y se cuantificó la actividad electromiográfica del músculo orbicular ocular.

En el estudio han participado profesionales de Radio Televisión Española (RTVE) coordinados por el Instituto RTVE. La investigación ha sido desarrollada por Celia Andreu-Sánchez y Miguel Ángel Martín-Pascual del grupo Neuro-Com de la Universitat Autónoma de Barcelona y por Agnès Gruart y José María Delgado-García de la División de Neurociencias de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.

Más información en la web de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *