Ciencia Andaluza: Restauradas tres estatuas policromadas únicas en todo el Imperio Romano

Fotografía : Wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Torreparedones#/media/File:Torreparedones,_esculturas_foro.jpg
Fotografía : Wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Torreparedones#/media/File:Torreparedones,_esculturas_foro.jpg

¿Qué más puede pedir Augusto, el hombre que cambió la floreciente república romana por un imperio hereditario, el gobernante que más tiempo estuvo al mando de esa gran civilización, uno de las personas más poderosas de la historia de la humanidad? Su conversión en un dios parece un buen reconocimiento para cuando ya no esté entre los mortales. No en vano, con Augusto nació no sólo el Imperio Romano, sino también el culto religioso a su líder. A finales de 2011, un hallazgo sacudió el yacimiento de Torreparedones (Baena, Córdoba) y el pontífice máximo regresó a su trono. Amontonados y ordenados, aparecieron decenas de fragmentos de tres esculturas, dos masculinas y una femenina, sentadas y fabricadas en mármol. La restauración de esas piezas ha permitido descubrir que dos de ellas representan a Augusto y a Calígula, otro conocido emperador de Roma, en un modelo único que no tiene parangón en cualquier otro lugar en Europa, África o Asia que fuera hollado por el estandarte del SPQR.

 

El valioso descubrimiento de las tres estatuas sedentes, las dos masculinas de los emperadores y otra femenina, posiblemente de Livia, viuda del propio Augusto, se halla ahora depositado en el Museo Histórico de Baena. Allí han sido presentadas a la sociedad, como resultado de un trabajo de investigación en el que han participado la Universidad de Córdoba, arquitectos municipales y restauradores de una empresa especializada. Recompuestas como si fueran un puzle desde las piezas encontradas en la curia de la colonia romana de Torreparedones, las esculturas presentan otra singularidad: en sus pliegues se hallaron pigmentos que permite reconstruir el color original con el que fueron adorados estos gobernantes pétreos.

 

Más información en la Universidad de Córdoba.

 

# Defiende la Ciencia Andaluza. Sin ciencia no hay futuro.

Deja un comentario