Ciencia Andaluza: La intensidad del color de los pollos influyen en sus padres a la hora de alimentarlos

Foto Pixabay
Foto Pixabay

Muchas de las aves que conocemos salen del huevo sin estar completamente desarrolladas y dependen  de sus padres, quienes los alimentan y los mantienen a temperaturas adecuadas en los nidos. Los padres  de estas aves, al llegar con alimento al nido, tienen que elegir qué polluelo alimentar y éstos compiten  entre ellos por conseguirlo emitiendo pitidos conspicuos y realizando movimientos extravagantes
(estiran el cuello, aletean, se levantan y empujan a sus hermanos) para así llamar la atención de los  padres. La intensidad con que los pollos realizan estos comportamientos está relacionada con la  necesidad de los pollos por recibir esa comida y, por tanto, sirven como señales para los padres en su  decisión de a quién alimentar. Los padres también utilizan otras características de los polluelos como es  el tamaño relativo del polluelo en relación con el de sus hermanos, y la coloración de determinadas  partes del cuerpo: la piel, el cielo de la boca y las bandas carnosas que bordean sus picos (boqueras).

Fuente de la noticia CSIC – Fundación Descubre

# Defiende la Ciencia Andaluza. Sin ciencia no hay futuro.

 

Deja un comentario