#Málaga ¿Es fiable el Internet de las cosas?

Internet map 1024
By The Opte Project [CC BY 2.5 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.5)], via Wikimedia Commons

nvestigadores del grupo ‘Network, Information and Computer Security Lab (NICS)’ de la Universidad de Málaga han desarrollado un sistema informático que establece las pautas necesarias para generar confianza en Internet de las cosas, es decir, para que los usuarios perciban las interacciones entre objetos y personas o directamente entre dos objetos como conexiones seguras.

En concreto, los expertos han diseñado un marco de trabajo compuesto por un conjunto de herramientas y recursos aplicables a un sistema operativo que permite a los desarrolladores de servicios de Internet crear aplicaciones de software confiables.

El objetivo de este estudio de investigación básica es guiar en el desarrollo de una metodología concreta para implantar confianza y conseguir que los usuarios se sientan más protegidos frente a las amenazas de la red.

Para ello, los expertos han desarrollado un software genérico adaptable a cualquier sistema digital y basado en modelos matemáticos que, según los casos, emplean fórmulas de cálculo numérico o indicadores cualitativos. “Este tipo de conexiones supone un paso más hacia la digitalización del mundo físico y debe reunir una serie de garantías que certifiquen la seguridad y privacidad de su uso, de forma que genere modelos de confianza hasta ahora inexistentes”, explica a la Fundación Descubre la investigadora de la Universidad de Málaga y responsable de este estudio, Carmen Fernández-Gago.

La confianza es un requisito que el usuario no percibe, pero se evalúa constantemente. “En los buscadores de alojamiento o servicios de hostelería, por ejemplo, cuantifican este parámetro a través de un sistema interno. En ese caso, el servicio que calcula las estrellas que recibe un hotel o un restaurante sería el servicio de confianza. Es una fórmula matemática o un algoritmo cualitativo que mide el grado de satisfacción del consumidor”, detalla esta investigadora.

Más información en la fuente de la noticia en Amalia Rodríguez / Fundación Descubre 

#Málaga Cirujanos torácicos del Hospital Regional implantan una prótesis de esternón y costillas diseñada a medida mediante tecnología de impresión 3D

Hospital
Hospital

 

Cirujanos torácicos de la Unidad de Gestión Clínica (UGC) médico-quirúrgica de Enfermedades Respiratorias del Hospital Regional de Málaga han implantado una prótesis de esternón y costillas diseñada a medida para un paciente utilizando la tecnología de impresión en 3D.

La prótesis, realizada en una aleación de titanio, fue diseñada con el fin de dar la máxima estabilidad a la caja torácica de un paciente de 70 años, al que se le reconstruyó el esternón y gran parte de los arcos costales. Así, mediante un escáner de alta tecnología, cirujanos y técnicos llevaron a cabo la planificación y toma de medidas de la superficie y tejido óseo que había que extirpar. Sobre esta planificación se diseñó la prótesis ajustada al máximo según las características del paciente.

Esta es la primera vez que los cirujanos torácicos del hospital malagueño utilizan una prótesis hecha a medida con tecnología de impresión 3D. “La gran superficie que había que reconstruir nos hizo decidirnos por una prótesis a medida. Dada la superficie sobre la que había que intervenir, las ventajas para el paciente en este caso eran innegables”, comenta el jefe del Servicio de Cirugía Torácica del Hospital Regional, Ricardo Arrabal. Además de una mayor funcionalidad y mejor movilidad de la pared torácica, el tiempo de recuperación fue menor ya que la reconstrucción resultó menos agresiva y la intervención quirúrgica más corta, lo que redundó en una mejor recuperación del paciente.

La implantación de prótesis en cirugía torácica está indicada en la resección de parte de la caja torácica por lesiones debidas a patología tumoral. Aunque el 40% de las intervenciones quirúrgicas que llevan a cabo los cirujanos torácicos en el Hospital Regional son debidas a patología tumoral, las reconstrucciones de la pared torácica con prótesis no son muy frecuentes.

Las prótesis no metálicas (planchas de goretex, mallas de polipropileno, etc.) se utilizan con mayor frecuencia que las metálicas por su mejor adaptación. Así, en el último año se han realizado cuatro reconstrucciones de pared torácica, tres con prótesis no metálicas y una con prótesis metálica, la diseñada mediante impresión con tecnología 3D.

Más información en la web de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

 

#Málaga Tres investigadores de la UMA vuelven al Ártico este verano para estudiar el comportamiento de las algas polares

Arctic (orthographic projection)
By Heraldry (Own work) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html), CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/) or GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html)], via Wikimedia Commons

 

El próximo 6 de agosto de 2017 tres investigadores de la UMA volverán al Ártico con el objetivo de estudiar, en primera persona, el comportamiento de las algas en los ecosistemas polares.

21 días de expedición en la base científica de Ny-Ålesund, el enclave humano más al norte del planeta poblado por científicos, en los que se sucederán 24 horas continuas de luz. “En esta nueva campaña realizaremos los mismos experimentos que en las tres anteriores- septiembre de 2014, septiembre de 2016 y marzo de 2017- comparar la adaptación fotosintética de cinco especies de macroalgas representativas del sistema ártico de Svalbard, partiendo de la hipótesis de que la ausencia de oscuridad es un factor determinante de la eficiencia del metabolismo de estas plantas”, explica el catedrático de Ecología, Carlos Jiménez.

El director del Departamento de Ecología y Geología de la Universidad de Málaga estará acompañado en esta nueva aventura por las investigadoras Elisa Gordo y Concepción Íñiguez, del Servicio de Protección Radiológica y del Laboratorio Avanzado de Producción Primaria de CEIMAR, que se ubica en los Servicios Centrales de Investigación de la UMA (SCAI).

Cambio Climático

El estudio de la influencia del cambio climático en las macroalgas es otro de los objetivos de esta “expedición veraniega” en el Ártico. “La experiencia acumulada nos permite concluir que este ecosistema está sufriendo una rápida modificación debido al incremento de la temperatura”, afirma Jiménez, quien asegura que su aumento en el el aire y agua, así como la disminución de la capa de hielo y los glaciares están provocando la desaparición de especies, por ejemplo, el bacalao ártico; y la invasión de nuevas procedentes de zonas más meridionales como los arenques.

15 años con pasaporte de investigación en el Polo Norte, desde que en el 2002 se desarrollará la primera campaña, de la mano de los profesores Javier López Gordillo, José Aguilera y Carlos Jiménez.

En la última, que tuvo lugar el pasado 12 de marzo, el equipo de científicos de la UMA dio un paso más y se adentró en la etapa de transición, de invierno a primavera, cuando se da una progresión de luz muy rápida.

“Por ahora la investigación durante los meses de invierno, es decir, meses de oscuridad total, no es posible realizarla por limitaciones logísticas”, aclara el profesor Jiménez.

No obstante, para la continuidad de los experimentos, la UMA cuenta con un Laboratorio de Cultivo de Algas Polares único en España, que permite hacer simulaciones de las condiciones climáticas del Polo.

La expedición se enmarca dentro del proyecto ‘CGL2015-67014-R, Estacionalidad de la productividad de macrófitos marinos en un ecosistema costero ártico en transición climática. Alteraciones promovidas por el aumento de temperatura derivada del cambio global’, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad. Cuenta con la colaboración del Instituto ‘Alfred Wegener’ para investigación polar y marina de Alemania (AWI) y del Vicerrectorado de Investigación de la Universidad de Málaga.

Más información en la web de la Universidad de Málaga.

#Málaga Identifican una nueva combinación de fármacos contra el cáncer de páncreas

Pancreas
Henry Vandyke Carter [Public domain], via Wikimedia Commons

El grupo ‘Cancerómica’ de la Universidad de Málaga es el único equipo europeo presente en un nuevo trabajo de investigación que, desarrollado por 15 centros estadounidenses, ha identificado fármacos sinérgicos para regular la reprogramación metabólica del cáncer.

Un paso adelante en la investigación sobre esta enfermedad que abre esperanzas a la resistencia al tratamiento por ‘Gemcitabina’, un fármaco clásico para pacientes con cáncer de páncreas.

“El cáncer es una enfermedad muy compleja que agrupa muchos tipos y pacientes muy diversos. Así, el de páncreas es uno de los que peor pronóstico tienen, tanto por lo rápido que avanza y su agresividad, como por lo difícil que es su detección. Es el cuarto que más defunciones ocasiona en hombres y mujeres y, en concreto, el tipo ‘Adenocarcinoma Ductal’, que es el que nosotros estudiamos, es el más abundante”, explica el catedrático del Departamento de Biología Molecular y Bioquímica de la UMA José Manuel Matés.

Según el investigador, los cambios metabólicos que experimentan los pacientes que padecen esta afección son una de las características genuinas que el cáncer trae consigo.

Por ello, el bloqueo metabólico a partir de fármacos diana es una de las vías de estudio más intensa y con mejores resultados en los últimos años.

Resistencia a los fármacos

“Hemos detectado que con la inhibición por ‘Gemcitabina’ el cáncer se sigue reproduciendo utilizando otras rutas metabólicas paralelas. Nuestro objetivo ha sido evitar resistencia a partir de otros fármacos como la ‘Digoxina’, que bloqueen la proteína ‘HIF1-α’ (factor inducible por hipoxia), y la ‘Leflunomida’, impidiendo así la reprogramación metabólica de las células tumorales que anula el efecto de la ‘Gemcitabina’, aclara Matés.

Más información en la Universidad de Málaga.

 

#Málaga El primer mapa digital europeo de la biodiversidad del suelo

Europa
Europa

Investigadores del grupo de investigación ‘European Topic Center’ de la Universidad de Málaga han definido el primer mapa digital europeo sobre la biodiversidad del suelo en el que se caracterizan las dinámicas y utilidades de los diferentes ecosistemas que lo componen.

En esta cartografía, disponible a partir de agosto en la web de la Agencia Europea de Medio Ambiente, el usuario encontrará toda la información sobre la biodiversidad del suelo de 27 países de la Unión Europea excepto Croacia, cuya adhesión fue posterior a la disponibilidad de los datos utilizados. Así, desplazando el ratón sobre este mapa espacial podrá rastrear y consultar al detalle el tipo de diversidad biológica presente en cada zona. El plano se ha configurado en formato ráster, que consiste en dividir el espacio en celdas regulares de un kilómetro cuadrado y donde cada una de ellas representa un único valor.

Otro dato de interés que recoge este plano descargable es el grado de calidad de la superficie en relación con su biodiversidad. Con ello, los expertos pretenden ayudar a la toma de decisiones acerca del suelo, cómo gestionarlo de forma sostenible y mejorar su usabilidad.

Toda esta información y otros indicadores que analizan y clasifican el potencial de la biodiversidad de los suelos en Europa se recogen en el estudio titulado Assessing soil biodiversity potentials in Europe’ y publicado en la revistaScience of the Total Enviroment. “Hasta ahora tan sólo existían estudios y mapas locales de la biodiversidad edáfica, es decir, del suelo, pero ninguno recogía su potencial a escala europea. Resulta vital conocer qué calidad de suelos tiene cada país y en qué condiciones para poder planificar su uso”, advierte a la Fundación Descubre la investigadora de la Universidad de Málaga y responsable de este estudio, Ece Aksoy.

Este primer plano sobre biodiversidad del suelo tiene una resolución de un kilómetro cuadrado, es decir, permite distinguir valores cada kilómetro. Con él, se constata el interés científico por esta capa fértil del terreno. “La mayor parte de los procesos clave del ecosistema terrestre que sustentan la vida en el planeta son impulsados por la biología del suelo y están adquiriendo cada vez más importancia a nivel internacional. Por ello, esta herramienta es esencial para determinar las funciones y servicios que proporciona este recurso natural para la producción de biomasa, como alimentos, el ciclo de nutrientes o el secuestro de carbono”, explica esta experta.

Más información en Fuente: Amalia Rodríguez / Fundación Descubre

 

#Málaga Una investigación sobre esclerosis múltiple del Hospital Regional e IBIMA seleccionada para un programa de mentorización del Instituto Tecnológico de Massachusetts

Symptoms of multiple sclerosis es
By Symptoms_of_multiple_sclerosis.png: Mikael Häggström Derivative work: User:Linfocito B (Symptoms_of_multiple_sclerosis.png) [Public domain], via Wikimedia Commons

Una investigación sobre esclerosis múltiple liderada por investigadores del Hospital Regional de Málaga, pertenecientes al Grupo de Neuroinmunología y Esclerosis Múltiple del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA), ha sido seleccionada por la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España (FIPSE) para participar en la edición 2017 de un Programa de Mentorización Internacional del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

El proyecto de investigación ‘Proteína recombinante para el diagnóstico y tratamiento de la esclerosis múltiple’ ha sido uno de los seis proyectos españoles seleccionados por FIPSE de un total de 15 seleccionados en todo el mundo.

El proyecto parte de la clonación de una proteína recombinante – lograda en los laboratorios del IBIMA, ubicados en el Hospital Civil – que ha demostrado tener actividad inmunomoduladora, antiproliferativa y antiviral, por lo que está siendo investigada como potencial molécula terapéutica (fármaco) para la esclerosis múltiple, y para otras enfermedades autoinmunes. El proyecto incluye también el desarrollo de una herramienta para detectar un biomarcador sérico que contribuya al diagnóstico de la esclerosis múltiple.

Actualmente, el equipo de investigación lo forman la bióloga Begoña Oliver, como investigadora principal, junto con Laura Leyva, bioquímica clínica, María Jesús Pinto, bióloga, y Patricia Urbaneja, neurólogas, todas forman parte del grupo de investigación de Neurociencias del Hospital Regional e IBIMA. En el desarrollo de la investigación han contribuido también los investigadores Teresa Órpez, José Pavía y Margarita Suardíaz. Hay que destacar que esta línea de investigación la inició hace más de diez años el neurólogo, Óscar Fernández.

“Es importante aclarar que, aunque los resultados obtenidos con nuestra proteína son muy prometedores, estamos en fase experimental y es necesario continuar con el desarrollo del proyecto para definir sus aplicaciones y conseguir la traslación a la clínica”, precisa Oliver, la investigadora principal.

El objetivo de FIPSE es potenciar las tecnologías médicas y sanitarias más innovadoras y sus impulsores, para convertir sus ideas en productos y servicios que tengan un impacto real en el cuidado de la salud.

El programa de mentorización, que tiene una duración de seis meses, está valorado en 24.000 euros por cada equipo de investigadores que participan y ha comenzado en el mes de junio. Durante este tiempo los mentores asignados a cada equipo e investigadores mantendrán contacto permanente, alternando estancias en Boston y Madrid. Tras este periodo los participantes presentarán el trabajo realizado y los proyectos mejor valorados contarán con recursos adicionales y apoyo para su desarrollo.

Para el grupo de investigación, la experiencia en el MIT está siendo muy enriquecedora, tanto por la interacción con los otros equipos participantes, donde hay involucrados profesionales de diferentes especialidades, como por estar en contacto directo con los mentores del programa Idea2 global. El programa de mentorización cuenta con un panel de expertos formado por investigadores del MIT y de la Universidad de Harvard, entre otros, que ponen su conocimiento y experiencia para ayudar a los grupos de investigación a avanzar en los proyectos y que lleguen finalmente al mercado.

Más información en la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

 

#Málaga Estudian la actividad genética del pino para conseguir que crezca más rápido y tenga mejor madera

MadridLaDehesadelaVilla06
By Tfeliz (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

 

Las coníferas son árboles que dominan grandes extensiones del planeta, siendo el pino marítimo la especie de mayor distribución en España. Aparecidas hace 300 millones de años, presentan un alto valor medioambiental y económico, ya que son una excelente fuente de madera y resina, ésta última, una materia prima de gran interés para las industrias farmacéutica y cosmética.

Con unas características biológicas muy particulares, enormes genomas –varias veces el humano-, gran tamaño- en algunas especies más de 100 metros de altura- y vidas muy largas –de hasta 5.000 años; el estudio a nivel molecular de las coníferas se ha convertido en el objetivo de investigadores de la Universidad de Málaga, que han desarrollado el primer mapa de expresión de los genes en los diferentes tejidos de la planta, para conseguir en un futuro seleccionar los mejores ejemplares y que estos crezcan con mayor rapidez y con madera de más calidad.

Hasta el momento, este es el primer atlas de actividad de los genes que se ha hecho en coníferas, por lo que se trata de una base de datos de enorme utilidad para la comunidad científica, ya que permite saber en qué células o tejidos actúa cada gen y así relacionar las diferentes funciones biológicas con genes concretos o grupos de estos”, afirma el investigador Rafael Cañas, quien explica que con esta herramienta se puede conocer mejor las rutas metabólicas y de regulación y, con esta información, plantear programas para mejorar el cultivo forestal.

Técnica de última generación para aislar tejidos

Un proyecto desarrollado por el grupo de Biología Molecular y Biotecnología de Plantas de la UMA ‘BIO-114’, en el que el investigador Rafael Cañas ha dado un paso más con el empleo de la técnica de captura de tejidos por microdisección láser.

“Esta técnica permite aislar tejidos de una muestra biológica para su posterior análisis individual, proporcionando datos precisos acerca de la localización de las distintas funciones biológicas”, aclara Cañas.

Más información en la Universidad de Málaga.

 

#Málaga Un escenario virtual 3D para entrenar a robots ‘sabuesos’ de gases

Robot
Robot

Los robots olfativos son dispositivos móviles que incluyen sensores como cámaras y láseres a los que se suman una ‘nariz electrónica’, es decir, un sistema para detectar y analizar la composición química del aire que lo rodea. Además incorpora un anemómetro para medir la dirección que sigue esa masa gaseosa. Esas herramientas le permiten acometer tres tareas: distinguir cual es el gas, generar un mapa para estimar cómo se ha distribuido y buscar la fuente de emisión.

No obstante, la dificultad al trabajar con estas plataformas es comprobar si cumplen con su función, ante la imposibilidad de ver la dispersión del gas. El simulador ideado por los expertos malagueños responde a este obstáculo. “Es complicada la experimentación con robots de detección de gases, ya que no tenemos un sistema para ver cómo evoluciona la masa del gas emitido. Para desarrollar plataformas con capacidad olfativa es necesario que emulen las condiciones reales”, explica a la Fundación Descubre el investigador Javier Monroy, uno de los autores del estudio ‘GADEN: A 3D Gas Dispersion Simulator for Mobile Robot Olfaction in Realistic Environments’, publicado en la revista Sensors.
La novedad del simulador estriba en la posibilidad de fusionar en una misma aplicación la actividad del robot y cómo se dispersa el gas, permitiendo con ello simular la respuesta de los sensores que porta el dispositivo robótico de forma precisa. A esto se suman otras ventajas como su diseño 3D, que aumenta el realismo y su implementación sobre la plataforma robótica ROS, la más extendida entre los desarrollador.

 

Fuente: Carolina Moya / Fundación Descubre

 

 

#Málaga Fresas con una ‘piel’ más firme

Ciencia Andaluza - Fresa - Foto Pixabay
Ciencia Andaluza – Fresa – Foto Pixabay

 

Científicos del grupo de investigación ‘Mejora y Biotecnología de Especies Hortofrutícolas’ de la Universidad de Málaga han aplicado técnicas biotecnológicas para retrasar la maduración de las fresas y han conseguido cultivar plantas cuyos frutos presentan una textura más duradera en la poscosecha.

En concreto, los expertos han logrado que este fruto delicado y perecedero tenga una vida más prolongada después de su recolecta. Para ello, han empleado ensayos in vitro basados en la modificación del genoma de la planta y han identificado el gen asociado a la pérdida de firmeza de la pared de las células del fruto, denominado FaPG1.Tras su localización, lo han ‘silenciado’ para retrasar la maduración de la fresa, sin afectar al tamaño, color y sabor del fruto, así como tampoco a los contenidos en azúcares o la acidez.

Los resultados de este trabajo titulado ‘Unravelling the nanostructure of strawberry fruit pectins by endo-polygalacturonase digestion and atomic force microscopy’ y publicado en la revista Food Chemistry, suponen una nueva vía para mejorar el proceso de maduración de la fresa. Según estos expertos, el deterioro de las fresas en la poscosecha provoca pérdidas de entre el 5 y el 25% de la producción.

En esta línea, los científicos han observado que durante la maduración de la fresa, ésta se debilita y sufre un rápido reblandecimiento hasta adquirir una textura semilíquida al final del desarrollo. “La fresa se va ablandando y deteriorando mientras se recoge del campo y recorre la cadena de envasado”, explica a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Málaga y responsable de este estudio, José Ángel Mercado.

Más información en la fuente de la noticia en Amalia Rodríguez / Fundación Descubre

 

#Málaga Nueva tecnología para desinfectar quirófanos mediante el uso de luz con diferentes longitudes de onda

Quirófano
Quirófano

 

El graduado en Ingeniería de la Salud de la Universidad de Málaga Javier López Navas ha diseñado una nueva tecnología para desinfectar quirófanos mediante iluminación con diferentes longitudes de onda. Un prototipo inédito que suma al uso de la luz ultravioleta otras dos fuentes de alta intensidad, permitiendo eliminar microorganismos de forma más rápida y eficaz, al atacarlos en partes específicas.

Javier López Navas propone en su trabajo fin de máster, que gracias al programa Erasmus Mundus ha desarrollado en la ‘Hong Kong University of Science and Technology’ (HKUST), en concreto en el grupo de investigación ‘Light Disinfection’, del profesor Yeung; combinar diferentes longitudes de onda, de 400 y 500 nm, logrando una sinergia que reduzca el tiempo de exposición y la potencia necesaria para lograr un 99 por ciento de desinfección en menos de 10 minutos.

Además, López ha integrado esta nueva tecnología en un dispositivo de mano para su posible uso en diferentes superficies de un hospital como las sábanas, muebles o cortinas, sin necesidad de desalojar a los pacientes de la habitación.

“Con este proyecto hemos superado todos los objetivos propuestos. Tanto en experimentos sobre placas dentro de cabinas de seguridad biológicas como en cortinas facilitadas por diferentes hospitales de Honk Kong, hemos conseguido una mayor efectividad en menos tiempo de exposición, superando el 95 por ciento de desinfección en algunas bacterias y en menos de 5 minutos”, explica Javier López.

Un paso adelante con respecto a métodos más tradicionales basados únicamente en ultravioleta, que se sitúa como alternativa incluso ante las llamadas ‘multi-drug resistant bacteria’, un tipo de bacterias que han desarrollado resistencia a antibióticos y compuestos químicos.

Un hito científico en la carrera de un joven investigador que incluso ha sido patentado. “Hemos solicitado dos patentes, una acerca de la tecnología desarrollada y la segunda sobre el prototipo que permite su aplicación segura en hospitales”, afirma López.

Próximos pasos

Integrar esta nueva tecnología en robots móviles es la siguiente fase del proyecto, una vez ya superadas su efectividad y las condiciones óptimas de uso. “Lo que buscamos es diseñar sistemas autónomos que la empleen sobre las diferentes áreas de un hospital”, aclara.

Asimismo, el alumno de la UMA continuará su experiencia internacional en la Universidad de Ingeniería Química de Hong Kong ‘HKUST’, número 1 en Asia y una de las mejores del mundo, ya que de la mano del profesor King Lun Yeung, durante los próximos 4 años, se unirá al programa de doctorado del Departamento de Bioingeniería y llevará a cabo un proyecto sobre la bioimpresion 3D de tejido óseo.

Javier López realizó su trabajo fin de máster durante una estancia de 10 meses en este país asiático, a partir de una beca ‘Erasmus Mundus’ que, desde el Vicerrectorado de Internacionalización, da la oportunidad a estudiantes de la Universidad de Málaga de investigar en algunas de las mejores universidades del mundo de Hong Kong, Taiwan y Singapore.

Más información en la Universidad de Málaga.