#Cádiz Actividades en histología del IFAPA Centro El Toruño

Los trabajos de histología realizados en el IFAPA Centro El Toruño son de gran importancia para determinar el ciclo gametogénico de peces, moluscos y crustáceos de interés acuícola en Andalucía. El objetivo de este video es mostrar las diferentes fases del procedimiento histológico realizadas con muestras tomadas de meros de primera generación y que han servido para la realización del Atlas histológico de esta especie elaborado durante el desarrollo del proyecto Transforma

Autoría: María Ángeles Bruzón Gallego, Pilar Yamuza Clavijo y Juan Antonio Alarcón López
Editorial: Junta de Andalucía. Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera
Términos de uso: Reconocimiento – No comercial – Sin obra derivada (CC BY-NC-ND 4.0)
Área Temática: Acuicultura y Recursos Marinos
Sectores de Actividad: ACUICULTURA
Catalogación UNESCO: ACUICULTURA MARINA

Más información y contenidos en:
Portal IFAPA: www.ifapa.es
Portal Servifapa: www.servifapa.es

#Cádiz #Sevilla ¿Cómo influye la imagen de un adolescente en su comportamiento de adulto?

Adolescente
Adolescente

 

Científicos de las universidades de Cádiz y Sevilla en colaboración con el Hospital Virgen del Rocío, la Universidad de Valencia y el Instituto de Salud Carlos III de Madrid han relacionado cómo influye la imagen que los jóvenes de entre 14 y 21 años tienen de sí mismos con conductas que permanecen en etapas posteriores y que pueden derivar en trastornos emocionales de distinta índole. A través del análisis de tendencias en adolescentes, como la preocupación por la ropa o por el peso, las actividades sociales, la restricción de la comida o el ejercicio físico, los expertos pueden diagnosticar de manera temprana patologías relacionadas con la insatisfacción con su propia imagen.

Según las conclusiones del estudio, el hecho de que una persona plantee una determinada acción para modificar aspectos de su cuerpo con los que no está satisfecho, puede derivar en un estilo de vida que permanezca a largo plazo. Controlar la dieta, hacer ejercicio físico o maquillarse son acciones frecuentes para mejorar la imagen, pero los resultados que ofrece la investigación apuntan que cuando estos hábitos se convierten en una preocupación mayor pueden aparecer distintas enfermedades que también perduren en el tiempo, como los trastornos de la conducta alimentaria.

Por tanto, para los investigadores, conocer cuáles son las pautas que puedan derivar en conductas preocupantes es fundamental para establecer medidas a tiempo. Los expertos describen cómo hacerlo a través del llamado modelo de mediación en el artículo ‘Body image and adolescence: A behavioral impairment model’ publicado en la revista Psychiatry Research.

“El estudio, por tanto, pretende aplicar un modelo que anticipe si esa idea sobre sí mismo puede comportar cambios graves. Es el caso de si observamos, por ejemplo, una excesiva preocupación por el peso, o por modificar el físico mediante cirugía, conductas cada vez más frecuentes entre adolescentes y que permanecen en adultos”, concluye el experto.

En su análisis, los expertos han partido de tres variables iniciales: género, grado de insatisfacción por el propio cuerpo y la orientación de la apariencia, es decir las acciones que se toman o no para mejorar esa insatisfacción. Estas valoraciones se relacionan con lo que la persona piensa de sí misma y cómo la ven los demás, es decir, pensamientos autorreferenciales. Además, existen variables iniciales, intermedias y finales que se relacionan entre sí. Aspectos como la edad, el género, la clase social, enfermedades o fármacos, consumo de alcohol o drogas se suman a otras características como el nivel de ansiedad o de depresión, que desempeñan un papel fundamental en la autoconciencia sobre el físico, según los expertos.

“En la actualidad, los modelos que toman los adolescentes son cada vez más exigentes. Esto hace que la insatisfacción sobre la imagen propia crezca y se adopten medidas para modificarla, como hacer dieta o ejercicio. En el estudio hemos valorado distintas variables estableciendo múltiples relaciones directas e indirectas entre ellas para obtener un modelo válido que explique las causas y pronostique las consecuencias”, afirma a la Fundación Descubre el investigador Juan Francisco Rodríguez Testal, autor del artículo.

Más información en la fuente de la noticia en  Remedios Valseca / Fundación Descubre

 

#Cádiz Bacterias ‘a la carta’ que ayudan a fertilizar el suelo marino

Fondo marino
Fondo marino

Científicos del grupo de investigación ‘Estructura y Dinámica de Ecosistemas Acuáticos’ (EDEA) de la Universidad de Cádiz, junto con investigadores de la Universidad de Essex (Reino Unido), han comprobado que en los sedimentos intermareales se desarrollan determinados grupos de bacterias en función del tipo de compuesto orgánico presente en el medio. Además, estos organismos están especializados en degradar dicha materia orgánica de manera muy rápida, propiciando una mayor liberación de nutrientes y favoreciendo así la fertilización de los sedimentos.

En el estudio titulado ‘Different Types of Diatom-Derived Extracellular Polymeric Substances Drive Changes in Heterotrophic Bacterial Communities from Intertidal Sediments’ y publicado en la revista Frontiers in Microbiology, los expertos explican cómo se degradan estos compuestos procedentes de microalgas que forman el primer eslabón de la cadena trófica. “Es un proceso cíclico, en el que intervienen diatomeas bentónicas encargadas de producir esa materia orgánica que degradan las bacterias. De esta forma se liberan nutrientes al medio y, como consecuencia, sirven de nuevo como alimento para las propias diatomeas y para otros organismos, como las fanerógamas marinas o las macroalgas”, explica a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Cádiz Julio Bohórquez, uno de los responsables de este estudio.

Más información en la fuente de la noticia: Amalia Rodríguez / Fundación Descubre

 

#Cádiz Influencia de los protectores solares en la vida marina

Vida marina
Vida marina

Investigadores del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (ICMAN-CSIC) han demostrado la influencia de la radiación ultravioleta en el efecto tóxico de los protectores solares sobre la vida marina.

Este proceso se produce cuando el dióxido de titanio, un componente químico empleado con mucha frecuencia en protectores solares, genera peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) cuando está sometido a un régimen lumínico que incluye radiación ultravioleta. Esta molécula oxidante puede tener efectos nocivos sobre la microflora acuática.

La novedad del estudio radica en considerar la radiación ultravioleta como una variable clave para evaluar la toxicidad producida por estas sustancias. Como asegura a la Fundación Descubre, la investigadora del Instituto de Ciencias Marinas, Marta Sendra, normalmente la influencia de la radiación solar no se había tenido en cuenta hasta ahora en bioensayos de este tipo.

La investigación se ha centrado en cuatro especies de microalgas marinas: Nannochloropsis gaditana, Chaetoceros gracilis, Pleurochrysis roscoffensis and Amphidinium carterae. Las microalgas son la base de la cadena trófica marina. “Cualquier cambio en su composición puede afectar a todo el ecosistema”, asegura la científica.

Los resultados del trabajo, publicados en la revista Environment International bajo el título ‘Effects of TiO2 nanoparticles and sunscreens on coastal marine microalgae: Ultraviolet radiation is key variable for toxicity assessment’, revelan que la especie de microalga más resistente a los rayos ultravioletas y a las altas concentraciones de cremas solares y partículas de dióxido de titanio es la N. gaditana, mientras que la más vulnerable resulta la C. gracilis, que pertenece al grupo microalgal más importante en los océanos.

Más información en la fuente de la noticia: Rosario Marín / Fundación Descubre

 

#Cádiz La UCA coordina un estudio que revela la existencia de una gran cinta transportadora de residuos plásticos hasta el Ártico

Mapa del Océano Ártico
By Arctic_Ocean.png: CIA derivative work: Wadim (Arctic_Ocean.png) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

 

La colaboración entre dos programas de investigación marina global, Tara Oceans Expéditions 2009-2014 (Francia) y Expedición Malaspina 2010 (España), ha desvelado la existencia del transporte a gran escala de residuos flotantes desde el Atlántico hasta el Ártico. El estudio, publicado en la prestigiosa revista Science Advances, destaca que con solo unas pocas décadas usando materiales plásticos, se ha convertido ya en un serio problema.

Esta investigación ha estado dirigida por el profesor Andrés Cózar, del departamento de Biología de la Universidad de Cádiz, y en ella han participado 12 instituciones de 8 países: King Abdullah University of Science and Technology (Arabia Saudí), Imperial College of London (Reino Unido), Lake Basin Action Network (Japón), Universidad de Islas Baleares-CSIC (España), Sorbonne Universités-CNRS (Francia), TARA Expéditions (Francia), Aarhus University (Dinamarca), Utrecht University (Países Bajos), Harvard University (EEUU), IKERBASQUE (España) y AZTI-Marine Research (España).
Para comprender la relevancia de este trabajo es importante tener en cuenta que el Círculo Polar Ártico alberga escasa población y esto significa que son pocos los residuos plásticos que allí se generan. Sin embargo, este nuevo estudio muestra cómo los mares de Groenlandia y Barents (al este de Groenlandia y norte de Escandinavia) están acumulando grandes cantidades de residuos plásticos que son transportados hasta allí por corrientes oceánicas. Las posibles implicaciones de la exposición de la vida marina a los residuos plásticos son inquietantes dada la singularidad del ecosistema ártico.
El equipo que encabeza el profesor Cózar ya demostró que cada uno de los cinco giros oceánicos subtropicales[1] actúan como grandes zonas de convergencia de residuos plásticos flotantes. En otro estudio[2] publicado recientemente mostraron que mares semi-cerrados con alta población, como es el caso del Mediterráneo, pueden ser también importantes áreas de acumulación de plástico, sin embargo, el lejano océano Ártico no era un candidato a acumular plástico.

Más información en la web de la Universidad de Cádiz.

 

#Málaga #Cádiz Estudian las claves simbólicas con las que se concebían los tsunamis en el mundo antiguo

Tsunami
Tsunami

Establecer los límites entre tierra y mar ha sido una preocupación desde siempre. Ya en el mundo antiguo, los habitantes del Mediterráneo se fijaron en los tsunamis, integrándolos en su visión del cosmos y generando respuestas religiosas destinadas a evitar que se repitieran.

El estudio de las representaciones culturales de los cataclismos en la antigüedad es el objetivo del proyecto de investigación del profesor de la Universidad de Málaga Manuel Álvarez, quien busca interpretar las claves simbólicas con las que se procesaban estos desastres naturales en el imaginario colectivo y las respuestas que se generaban ante la catástrofe.

“Las gentes de aquella época percibían el tsunami como la transgresión de un límite cósmico, de la barrera simbólica impuesta por la divinidad entre la tierra y el mar durante la creación. Se entendía como una ruptura de la relación de concordia entre ambos elementos y, por tanto, como un retorno al caos primigenio”, explica el investigador, que para estudiar estas imágenes acude a fuentes literarias antiguas e investigaciones recientes en el campo de la paleosismología, la geomorfología y la arqueología.

“Por una parte, analizo la imagen de la relación entre tierra y mar en las cosmogonías y cosmologías en contextos culturales del Próximo Oriente antiguo, Grecia y Roma; y por otra, reviso las representaciones concretas del tsunami en la tradición literaria antigua, catalogando todas las noticias sobre este tipo de eventos. Un caso paradigmático es el del tsunami del 365 d.C. que afectó a Alejandría y que relata, entre otros, el historiador Amiano Marcelino”, afirma.

Respuesta religiosa

Álvarez ha llevado su trabajo a un destino concreto. La antigua Cádiz –Gadir para sus fundadores fenicios y Gades para los romanos- y las comunidades del Golfo de Cádiz, zona que fue afectada -al menos- por dos eventos de oleaje extremo en época fenicia y altoimperial romana, en la segunda mitad del primer milenio a.C. y a mediados del siglo I d.C.

“Mi hipótesis es que el impacto de estos tsunamis en la población quedó reflejado en la gramática religiosa del santuario de Heracles-Melqart en Gades, un importante centro de culto, célebre en el mundo antiguo, del que no quedan restos estructurales, pero del que se conservan noticias y referencias en las fuentes literarias antiguas”, aclara el profesor.

“Ciertos elementos del santuario pueden ponerse en relación con la cuestión del tsunami, con la lógica del mantenimiento de la concordia entre la tierra y el mar, y del fortalecimiento del límite divino impuesto al mar frente al riesgo de inundación”, continúa Álvarez, quien para este trabajo está revisando las tradiciones literarias en torno a la figura del dios fenicio Melqart, identificado con el Heracles griego y el Hércules romano, y sobre su santuario en Cádiz. Su investigación apunta que los eventos catastróficos de inundación marina potenciaron el carácter de esta divinidad como protectora frente a la amenaza del mar.

Contribuir a una mejor identificación de los eventos de oleaje extremo que tuvieron lugar en el Golfo de Cádiz en la antigüedad es otro de los objetivos de este proyecto de I+D+i. El investigador sostiene en este sentido que resulta necesario “afinar en la datación” del tsunami de gran intensidad que afectó a la costa suroeste de la Península Ibérica en el primer milenio a.C., fechado actualmente a finales del s. III a.C., y del que hay indicios que apuntan a que podría ser anterior. “El estudio de las fuentes históricas hace pensar que esta datación puede ser sometida a revisión”.

‘El tsunami en las representaciones culturales del mundo antiguo: GadirGades y el Golfo de Cádiz como caso de estudio’ es un proyecto de 3 años del MINECO que lidera el profesor de Historia Antigua Manuel Álvarez. Auspiciado por el Vicerrectorado de Investigación y Transferencia de la UMA, cuenta con la colaboración de investigadores de la UMA, del Centro de Arqueología Subacuática del IAPH en Cádiz; del Istituto di Studi sul Mediterraneo Antico de Roma; de la Ohio State University; del CNRS francés y de la Universidad de Oxford.

Fuente: Universidad de Málaga.

 

#Cádiz Bebidas destiladas a partir de energía ultrasonido

Brandy solera reseva
By Xemenendura (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

Investigadores de la Universidad de Cádiz han desarrollado un sistema, basado en la aplicación de energía de ultrasonidos, que acelera el proceso de envejecimiento de bebidas espirituosas o destiladas. De esta forma, reduce a 3 días un proceso que puede durar 2 años, con los procedimientos tradicionales.

El proceso de envejecimiento hace referencia al tiempo que es necesario que una bebida se mantenga en barrica o en un barril de madera para que se conserven y potencien todas sus cualidades organolépticas, de color, sabor o textura por la extracción de compuestos de la madera.

Como explica a la Fundación Descubre la investigadora del departamento de Química Analítica de la Universidad de Cádiz María de Valme García Moreno, las bebidas con las que se está trabajando son aquellas cuyo contenido alcohólico procede de la destilación de materias primas agrícolas (uva, cereales, frutos secos, remolacha, caña o fruta). Concretamente, son productos como el brandy, el whisky, el ron, la ginebra, el vodka o los licores, entre otros.

La principal novedad de este trabajo, publicado en la revista Ultrasonics Sonochemistry con  el título ‘Study of a laboratory-scaled new method for the accelerated continuous ageing of wine spirits by applying ultrasound energy’, consiste en obtener una bebida en 3 días que si hubiera sufrido un proceso natural de envejecimiento en barrica hubiera durado 2 años.

Para desarrollar este método, los científicos han utilizado un recipiente donde se coloca la bebida destilada. Con una bomba de infusión se mueve el producto destilado en un tubo lleno de pequeñas virutas de madera. El alcohol circula por ese tubo y ahí se le aplica energía de ultrasonidos.

Más información en la fuente de la noticia: Rosario Marín / Fundación Descubre

 

#Cádiz: Científicos de la UCA participan en un estudio que advierte del riesgo de colapso de Doñana sin una gestión local más activa

Ciencia Andaluza
Parque Natural de Doñana – Foto Wikipedia

 

El cambio climático está aumentando el riesgo de colapso de los humedales más emblemáticos del mundo. Sin embargo, esta tendencia se puede corregir con una mejor gestión local de dichos humedales. Esa es la principal conclusión a la que han llegado un grupo multidisciplinar de investigadores pertenecientes al CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y diversas universidades españolas y neerlandesas, entre ellas, la Universidad de Cádiz, tras la realización de un estudio que ha sido publicado recientemente en la prestigiosa revista Frontiers in Ecology and the Environment.

través de este trabajo, se ha puesto de manifiesto el hecho de que para proteger del cambio climático a los humedales de importancia internacional, como Doñana, es necesario que se reduzcan amenazas como los aportes de abonos y aguas residuales o la explotación intensiva de las aguas subterráneas y superficiales.

El Parque Nacional de Doñana es uno de los pocos humedales del mundo que está inscrito en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO y “sus problemas locales, como el deterioro de la calidad de agua por los aportes excesivos de nutrientes o la explotación intensiva de los acuíferos, pueden exacerbar los efectos de eventos climáticos extremos, tales como sequias y olas de calor, reduciendo la capacidad de los ecosistemas acuáticos para soportar los impactos del cambio climático”, tal y como advierte este grupo internacional de científicos.

Gestión de amenazas locales

A través de este estudio, en el que ha participado el investigador del Departamento de Biología de la UCA Edward P. Morris, “demostramos que la gestión de amenazas locales puede expandir el ‘espacio de operación segura’ para estos ecosistemas. Una gestión local adecuada puede hacer que un ecosistema acuático sea más tolerante al cambio climático, manteniendo los niveles de su capacidad de respuesta”, como explica el profesor Marten Scheffer, ganador del Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Ecología y Biología de la Conservación y director del Departamento de Ecología Acuática y Gestión de Calidad de Agua en la Universidad de Wageningen, en los Países Bajos.

Más información en la Universidad de Cádiz 

#Cádiz: Investigadores de la UCA participan en el proyecto ‘Handpas’ de pinturas rupestres en Cueva de las Estrellas en Castellar

Castellar medieval
Castellar Viejo – Cádiz – I, Panarria [GFDL, CC-BY-SA-3.0 or CC BY-SA 2.5], via Wikimedia Commons

Investigadores de la Universidad de Cádiz participan en el equipo científico interdisciplinar del proyecto internacional Handpas, dirigido por Hipólito Collado* (Junta de Extremadura), que ha realizado un estudio y control de las manos de Cueva de las Estrellas en el complejo de Tajo de las Abejeras, enclavada en el parque Natural de Los Alcornocales en la finca de la Almoraima. Se trata de las primeras representaciones de manos halladas sobre arenisca y están consideradas de las más antiguas del sur de Europa.

Los investigadores de la Junta de Extremadura y de las universidades de Zaragoza y Cádiz – José Ramos (catedrático de Prehistoria de la UCA), Pedro Cantalejo (director del Museo de Ardales e investigador del grupo PAI-HUM-440 de la Universidad de Cádiz)  Diego Fernández (doctorando de Prehistoria), Antonio Luque (espeleólogo colaborador), Salvador Domínguez (profesor titular de Cristalografía y Mineralogía) y Javier Gracia (pofesor titular de Geomorfología) – han podido documentar en 3D con escaner laser motivos de manos de arte rupestre paleolíticas en Cueva de las Estrellas en Castellar.

Las manos, tal y como aclara el profesor José Ramos, marcan “apropiación” del territorio. Constituyen “un signo de control y de pertenencia por las bandas de cazadores-recolectores del Paleolítico. Suelen corresponder con los momentos más antiguos del arte paleolítico. Hay muy pocas expresiones de arte de manos en las cuevas de la Península Ibérica”. Desde este estudio, se ha pretendido “hacer una documentación gráfica muy precisa, preocupada en la conservación y permanencia de las mismas, apoyados en nuevas tecnologías”.

El equipo de investigación de la UCA se han reunido con el alcalde de Castellar de la Frontera, Juan Casanova, el concejal de Cultura, Jacinto Gil, y la concejal de Turismo, Nieves Sánchez, para informar y hacerle entrega de material.

Más información en la web de la Universidad de Cádiz