#Cádiz Investigadores de la UCA participan en un proyecto de la NASA que agilizará la selección de futuros astronautas

Fotografía: NASA
Fotografía: NASA

Desde el departamento de Psicología se trabajará en analizar en profundidad los aspectos culturales emocionales y psicosociales que puedan influir en el comportamiento de las tripulaciones de próximas misiones espaciales

La National Aeronautics and Space Administration (NASA) ha puesto en marcha un importante proyecto internacional, coordinado desde la Universidad de Pensilvania a través del doctor David F. Dinges, que tiene como objetivo la creación de un Specialized Center of Research (NSCor), es decir, un centro especializado de la NASA, donde está previsto que se estudien biomarcadores y factores de riesgos relacionados con la adaptación y resiliencia en ambientes análogos de futuras misiones espaciales tripuladas.

En otras palabras, en este espacio se estudiarán aspectos emocionales y psicosociales de sujetos que van a permanecer durante un tiempo aislados en tres instalaciones diferentes para ayudar a crear diversos perfiles que facilite y agilice la selección de futuros astronautas. Para ello, se ha constituido un grupo de investigadores multidisciplinar que pertenecen a distintas instituciones tales como la NASA (Johnson Space Center), las universidades de Pensilvania, Harvard y Pittsburgh, dos laboratorios privados de EE.UU. (Draper Laboratory y Wyle Labs), la Agencia Espacial Alemana (DLR), diversas universidades alemanas, la Estación Antártica Alemana – Neumayer III y la Universidad de Cádiz.

La participación de la UCA en este trabajo ha sido posible gracias a la labor previa realizada por el doctor Gabriel González de la Torre, del departamento de Psicología y miembro del grupo de investigación de Inteligencia Emocional (HUM-843), quien ha participado anteriormente en proyectos I+D+i similares como Mars 500 y se encargará, durante los próximos cuatro años, de “analizar las diferencias culturales existentes entre los sujetos que participen en este estudio y en ver cómo éstas les afectan en el rendimiento y aspectos emocionales. Y es que en este proyecto habrá sujetos alemanes y americanos, quienes a su vez serán de diverso origen cultural”, como indica el profesor González de la Torre. “Queremos ver si el tema cultural influye en la convivencia entre ellos y en su rendimiento, por lo que evaluaremos todos los factores psicológicos que afecten a este aspecto de las personas que van a estar en ambientes de aislamiento durante este trabajo”, matiza el investigador de la UCA.

La finalidad de este estudio es encontrar biomarcadores que ayuden a seleccionar a aquellos sujetos que tienen un perfil más idóneo para misiones de larga duración, donde tienen que convivir en un espacio pequeño, en un ambiente de mucho estrés y con gente de diferente origen.

 

Estación Antártica Alemana Neumayer.
Estación Antártica Alemana Neumayer.

Para ello, está previsto que se lleven a cabo tres experimentos donde se aislarán a tres grupos de personas distintas. El primero de ellos se llevará a cabo en ICARUS, una instalación subterránea que está ubicada en la Universidad de Pensilvania y en la que se encerrará a varias personas durante unos días simulando una misión espacial. En este lugar, los sujetos estarán sometidos a diferentes pruebas y mediciones. El segundo ambiente, será HERA, un simulador que tiene la NASA en Houston, en el que se imita el interior de una nave espacial que hipotéticamente iría a Marte. En ella, se aislará también durante un tiempo a un grupo de personas al que se someterá a diferentes pruebas y exámenes psicológicos. Por último, está previsto que el tercer ambiente sea la Estación Antártica Alemana – Neumayer III, donde estarán diversos científicos alemanes realizando una serie de pruebas en un ambiente de aislamiento total.

El análisis de los datos obtenidos se llevará a cabo a través de reuniones periódicas en EE.UU. y, de forma muy especial, gracias al intercambio de datos constante que realizará entre todas las instituciones implicadas en el proyecto. “Uno de los problemas que podemos encontrarnos en relación con la ejecución de este trabajo es de carácter económico. La NASA, en estos proyectos  habitualmente no financia directamente a entidades que no son norteamericanas, por lo que nosotros necesitamos tener nuestros propios recursos económicos para poder desarrollar nuestra parte del proyecto”, como explica González de la Torre. Por ello, desde el departamento de Psicología de la UCA se ha solicitado financiación dentro de la última convocatoria del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica (Plan Nacional de I+D+i) y ya se está trabajando activamente en la búsqueda de distintas alternativas para sufragar los gastos derivados de esta investigación. El doctor de la Universidad de Cádiz ha conformado para tal objetivo un equipo internacional con expertos de nuestra propia Universidad, Europa y Estados Unidos.

Este proyecto “tiene también una serie de conclusiones aplicables en nuestro día a día aquí en la Tierra”, como subraya Gabriel González de la Torre. “Por ejemplo, establecer biomarcadores relacionados con el hecho de vivir en aislamiento, bajo una situación de estrés alto, puede ayudar a personas que por diversos motivos viven de esta forma (ya sea por intervención en desastres, tripulaciones aeronáuticas o militares y en enfermedades crónicas) a la hora de desarrollar métodos de autoevaluación donde el sujeto, que no tiene un médico o un psicólogo cerca, pueda ser capaz de ver cómo se encuentra él o ella misma y si tiene algún problema que necesite de atención. Estos sistemas de autoevaluación podrían establecerse a través de aplicaciones móviles y biosensores o a través de diversos formatos accesible para estas personas, entre otras cosas”, tal y como concluyen desde la UCA.

Más información en la web de la Universidad de Cádiz.

 

#Cádiz Investigadores de la UCA descubren dos fábricas salazoneras romanas en Baelo Claudia

Basílica Baelo 001
By Anual (Own work) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC BY 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/3.0)], via Wikimedia Commons

nvestigadores del grupo de investigación HUM-440 de la Universidad de Cádiz y del Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia de la Junta de Andalucía descubren dos fábricas salazoneras romanas completas en un excelente estado de conservación en Baelo Claudia. Es la primera vez que se han podido documentar en todo el Mundo Antiguo restos orgánicos de atún en salazón (denominado salsamentum por los romanos), gracias al hallazgo de pieles en el interior de algunas piletas.

En agosto ha terminado la campaña arqueológica del proyecto general de investigación Economía marítima y actividades haliéuticas en Baelo Claudia, dirigido por el profesor Darío Bernal Casasola, del área de Arqueología de la Universidad de Cádiz. Tras más de un mes de excavaciones, se ha finalizado el estudio en el barrio pesquero-conservero de la ciudad hispanorromana de Baelo Claudia, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del Mediterráneo occidental.

Los hallazgos han sido “espectaculares”, según sus promotores, y se enmarcan en el Conjunto Industrial XI y XII, desconocido hasta el inicio de este último trabajo, donde se han aplicado los métodos más precisos de excavación y estudio, de cara a la reconstrucción del tipo de alimentos allí fabricados entre el siglo I y el siglo V d.C. Se trata de una investigación interdisciplinar, aún poco frecuente en el ámbito de las Humanidades, a través de la cual se han realizado análisis arqueológicos (excavación microespacial), arqueozoológicos (estudio de los huesos de peces aparecidos), palinológicos (análisis de los restos de polen) y arqueométricos (análisis químico de residuos orgánicos, entre otros).

Asimismo, se ha estudiado el Garum (salsa derivada de la fermentación del pescado en medio salino), a través de residuos de su fabricación, intactos aún, en la base de algunas ánforas.

El estudio de los huesos de atunes de una fosa ha permitido reconstruir el sistema de despiece selectivo de estos grandes animales, muy similar al “ronqueo” que actualmente se sigue realizando, de manera perfeccionista, en las almadrabas del estrecho de Gibraltar. Y han aparecido también aparejos de pesca y herramientas de hierro relacionadas con el despiece y fileteado de estos grandes migradores. Actualmente, se está trabajando con el profesor Víctor Palacios del área de Tecnología de los Alimentos de la UCA en la recuperación del Garum de Baelo Claudia, a través de la reproducción experimental de los procesos alimenticios tal y como se ha conocido gracias a las excavaciones arqueológicas.

Dichos hallazgos “son sumamente relevantes ya que debido a su naturaleza orgánica no se suelen conservar en el registro arqueológico, tratándose de un unicum y convirtiendo a Baelo Claudia en uno de los lugares más importantes en el mundo para el conocimiento de la pesca y la industria conservera de época romana, base de las tradiciones artesanales que se han mantenido en el estrecho de Gibraltar hasta hace escasas generaciones”, según el profesor Bernal.

Estos trabajos de campo se realizan en colaboración con el Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia y están autorizados por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía con la financiación al proyecto GARVM II del MINECO (HAR2016-78691P), codirigido por los profesores Darío Bernal y Víctor Palacios.

Más información en la web de la UCA.

 

Patentan una posible solución a las balsas de fosfoyesos de #Huelva

Imagen de Huelva desde el aire, con la balsa de fosfoyesos a la derecha. GREENPEACE
Imagen de Huelva desde el aire, con la balsa de fosfoyesos a la derecha. GREENPEACE

Investigadores del Instituto de Ciencias Materiales del CSIC, la Universidad de Cádiz y la Universidad de Sevilla han desarrollado una patente con la que aportar una solución a las balsas de fosfoyesos que se acumulan en las marismas de Huelva como residuos de la industria de fertilizantes. La alternativa al soterramiento, que actualmente plantea la empresa que debe de recuperar la zona, consiste en un proceso químico sencillo con lo que se obtendrían dos productos comerciales, la calcita y el sulfato sódico, que además reduciría las emisiones de CO2 de las industrias del Polo Químico, con la consiguiente mejora del medio ambiente.

“Se trata de disolver ese fosfoyeso en una solución de sosa, que se precipitaría en su mayor parte en cal apagada y daría como líquido resultante una solución de sulfato de sodio. Tras la evaporación del disolvente, el resultado que quedaría es sulfato sódico anhidro. La cal apagada reacciona con el CO2 y da como resultado calcita o carbonato cálcico. Además, para reducir costes e impacto medioambiental y desarrollar una tecnología viable para sectores industriales de la zona, se ha incorporado el uso de sosa comercial y otros residuos de industrias muy próximas a las actuales balsas de fosfoyeso”, ha explicado uno de los creadores de la patente y catedrático de Física de la Universidad de Sevilla, Luis Esquivias.

La idea es pasar a través de una planta industrial “de un problema de contaminación a una solución de valor añadido que genere puestos de trabajo y riqueza por la comercialización de los productos resultantes en el ámbito de la construcción”, añade Esquivias.

En cuanto a los datos económicos del proyecto, Captura CO2 (que es la empresa que tiene la licencia de la patente) prevé que los 120 millones de toneladas de fosfoyeso que hay en las balsas podrían transformarse en casi 70 millones de toneladas de calcita y casi 100 de sulfato de sodio, con un valor comercial superior a los 8.000 millones de euros.

Los residuos de fosfoyesos ocupan en la actualidad más de 1.200 hectáreas de las marismas onubenses y, según los expertos, por su carga radioactiva podrían tener incluso posibles consecuencias sobre la salud de la población.

El objeto social de Captura CO2 es el diseño, la creación, el desarrollo, la producción y la comercialización de proyectos de investigación dentro de los campos de las aplicaciones práctica de la física, la química, la geología, la biología u otras ramas de la ciencia.

Más información en la web de la Universidad de Sevilla.

 

#Cádiz Investigadores del IEO evaluarán la abundancia de boquerón y otros recursos pesqueros en el golfo de Cádiz

Boquerones
Boquerones

 

Científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO) llevarán a cabo una nueva campaña de investigación en aguas españolas y portuguesas del golfo de Cádiz para evaluar la abundancia y distribución del boquerón y de otros recursos pesqueros, desde el 31 de julio al 13 de agosto y a bordo del buque oceanográfico Miguel Oliver, de la Secretaría General de Pesca.

La campaña, denominada ECOCADIZ 2017-07, tendrá como puerto-base de inicio y final el puerto de Cádiz y en ella participarán personal científico y técnico de los centros oceanográficos de Cádiz, Baleares, Canarias, Vigo, A Coruña, Gijón y Santander del IEO y de la Universidad de Cádiz, tanto investigadores como alumnos en prácticas y de máster de la Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales.

La campaña forma parte de las actividades de investigación contempladas en el proyecto del IEO PELCOSAT-4 (Biología y eco-etología pesquera de las especies de PELágicos COsteros del Golfo de Cádiz (Región Sur-ATlántica Española, Subdivisión 9a Sur del ICES)), cuyo investigador principal y también responsable científico de la campaña es Fernando Ramos Modrego, del Centro Oceanográfico de Cádiz.

Durante ECOCADIZ 2017-07 se prospectarán las aguas de la plataforma continental (entre los 20 y 200 m de profundidad) comprendida entre el cabo Trafalgar y el cabo San Vicente, aguas que corresponden a la subdivisión estadística 9.a-Sur del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES).

Las campañas de la serie ECOCÁDIZ han sido planificadas desde sus inicios en 2004 como campañas del ecosistema pelágico (aquel que comprende a las especies que viven en la columna de agua) del golfo de Cádiz, en las que viene haciéndose uso de diversos sistemas de muestreo de variables biológicas y oceanográficas. Así, durante la campaña se utilizarán: ecosonda científica operando en multi-frecuencia para el rastreo acústico; artes de pesca pelágicos para la identificación de la composición específica de los cardúmenes y caracterización biológica de las especies; dispositivos para el muestreo en continuo de variables físico-químicas del agua (temperatura, salinidad, fluorescencia); muestreador subsuperficial de microplásticos y perfiladores de variables físico-químicas en la columna de agua. Como viene siendo habitual, esta campaña también incluirá la intervención de un observador a bordo para el censado de predadores apicales del ecosistema pelágico (aves, quelonios y cetáceos).

Como viene ocurriendo cada tres años, la presente campaña dará asimismo soporte técnico a la campaña BOCADEVA 0717, que se está realizando en estos días en la misma área de estudio con el buque oceanográfico Ramón Margalef del IEO. Esta última campaña, cuyo responsable científico es Paz Jiménez Gómez, del Centro Oceanográfico de Cádiz, tiene como objetivo la estimación de la biomasa reproductora del boquerón mediante la aplicación del Método de Producción Diaria de Huevos (MPDH). Desde la campaña ECOCADIZ se realizarán las pescas necesarias para estimar los principales parámetros reproductivos de esta especie que forman parte de este método de evaluación. Por tanto, este año se convertirá en una ocasión única desde el punto de vista de la evaluación del stock de boquerón del golfo de Cádiz por métodos directos, ya que se tendrá la oportunidad de evaluar al mismo tiempo sus niveles poblacionales mediante dos métodos diferentes (acústica y MPDH).

Más información en la web del IEO.

 

#Cádiz #Huelva Refrescos azucarados y cafeína que alteran el funcionamiento de la insulina

Coca Cola
Coca Cola

Científicos de las Universidades de Huelva Cádiz y del Hospital Puerta del Mar han comprobado que el consumo puntual de bebidas refrescantes que contienen azúcar y cafeína provoca alteraciones metabólicas como consecuencia de un exceso de insulina en sangre, denominado hiperinsulinemia.

En concreto, la ingesta de una gran cantidad de azúcar conlleva a que el metabolismo energético cambie para consumir esa sobrecarga de glucosa, inhibiendo el uso de lípidos y proteínas para producir energía. “En el caso de los refrescos con azúcar y cafeína observamos que el consumo de una única lata de 330 mililitros produce cambios en el metabolismo de algunos lípidos como los ácidos biliares, relacionados con la obesidad y la diabetes”, señala a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Huelva y responsable de este estudio, Raúl González-Domínguez.

De esta forma, los expertos han demostrado que la cafeína contenida en estos refrescos produce un incremento puntual de insulina tras su ingesta debido a un efecto combinado con el azúcar. “Tomar mucha azúcar tiene numerosos efectos sobre la salud al inducir resistencia insulínica, mecanismo que está estrechamente asociado con el desarrollo de trastornos metabólicos como la obesidad o la diabetes tipo 2. Ahora sabemos que la cafeína también puede jugar un papel importante en la regulación de la liberación de insulina”, explica por su parte el investigador de la Universidad de Cádiz y corresponsable del estudio, Alfonso Lechuga.

Más información en la fuente de la noticia en Amalia Rodríguez / Fundación Descubre

 

#Granada La gestión del sistema de presas del estuario del Guadalquivir afecta negativamente a la biodiversidad de sus aguas

Desembocadura del Guadalquivir - Vista aérea

Carlos Delgado [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons – Estuario del Guadalquivir

 

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han advertido de la necesidad de llevar a cabo una gestión más eficiente del sistema de presas que existe en el río Guadalquivir, ya que en la actualidad el uso que se hace del mismo afecta negativamente a la biodiversidad de las aguas del estuario.

El estuario del Guadalquivir comprende los últimos 110 kilómetros del río, hasta su desembocadura, en Sanlúcar de Barrameda, bordeando el Parque Nacional de Doñana. Es un estuario muy canalizado, con unas de las aguas más turbias del mundo, y termina en la presa ubicada en la localidad sevillana de Alcalá del Río.

Además de su innegable valor ambiental, el estuario del Guadalquivir tiene un enorme potencial económico, ya que se trata de la región arrocera más importante de España, además de contar con una destacada actividad pesquera.

El estudio realizado en la UGR, que publica la revista Journal of Geophysical Research: Oceans, advierte de las consecuencias de la actual regulación de las presas de la cuenca. En eventos concretos pueden llegar a descargarse hasta 3.000 metros cúbicos por segundo, pese a que los caudales que alivia la presa de Alcalá del Río se encuentran normalmente entre 25 y 30 metros cúbicos por segundo. Sin embargo, son descargas de aproximadamente 500 metros cúbicos por segundo, concentradas en uno o dos días, las que mayormente afectan a la calidad del agua del estuario.

“Esas descargas impulsivas introducen una gran cantidad de sedimentos en la columna de agua que incluso afectan a la propagación de la onda de marea en el estuario, amortiguándola. Hay una entrada significativa de sedimentos en la columna de agua y la gravedad hace que haya una mayor cantidad de sedimentos cerca del fondo del estuario que en la superficie, creándose una mudlayer”, explican dos de los autores del trabajo, Miguel Ángel Losada Rodríguez Manuel Díez Minguito, del departamento de Mecánica de Estructuras e Ingeniería Hidráulica de la UGR.

La mudlayer consiste en una capa de fango que, tras la descarga, hace que la onda de marea del agua esté amplificada durante semanas, lo que tiene consecuencias negativas en la calidad del agua, en el riesgo de inundación de las localidades ribereñas y en la navegación. Esta amplificación mareal mantiene una gran cantidad de sedimento en suspensión durante semanas, lo cual tiene además consecuencias en la biodiversidad.

“Existen evidencias de que la fuerte atenuación de luz por la elevada turbidez de las aguas inhibe el crecimiento de fitoplankton que, junto con las elevadas tasas de consumo de oxígeno por la gran cantidad de material orgánico procedente de la cuenca del Guadalquivir, afecta muy negativamente a la biodiversidad del ecosistema”, explican los autores de este trabajo.

Los investigadores advierten de la mala calidad del agua del estuario, que durante la mayor parte del año no tiene oxígeno estando en condiciones hipóxicas.

Más información en la la Universidad de Granada.

 

#Cádiz #Córdoba Un estudio alerta del impacto de la carpa en lagunas de gran valor ecológico para la conservación de las aves

Carpa
Carpa

 

La presencia de carpa, una especie invasora de agua dulce con una amplia distribución en todo el mundo, reduce de forma alarmante las poblaciones de patos buceadores y de fochas, según un estudio publicado en la revista Biological Conservation por el investigador Alberto Maceda Veiga, del Instituto de Investigación de Biodiversidad de la Universidad de Barcelona (IRBio), en colaboración con Raquel López y Andy J. Green, de la Estación Biológica de Doñana (EBD), centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Este estudio es el primero que demuestra claramente el impacto ecológico de la carpa sobre las aves acuáticas de las lagunas mediterráneas y alerta del efecto drástico de esta especie invasora sobre especies como la malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala) y el porrón europeo (Aythya ferina), catalogadas en peligro por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

En el TOP 100 de las especies exóticas invasoras más perjudiciales del mundo
La carpa (Cyprinius carpio) está considerada por la UICN como una de las cien especies exóticas invasoras más perjudiciales todo el mundo. Esta especie, originaria de los continentes europeo y asiático, todavía se incluye en el Catálogo Español de Especie Exóticas Invasoras y tiene capacidad de ocupar un amplio espectro de hábitats, incluso los más degradados. Los impactos ecológicos de la carpa —muy valorada en pesca deportiva y en acuicultura — son bien conocidos en varios países pero todavía faltan estudios sobre sus efectos en organismos como las aves acuáticas.

Las reservas naturales de las lagunas de Medina (Cádiz) y de Zóñar (Córdoba) en Andalucía son las áreas estudiadas por los autores del nuevo trabajo científico. Estas lagunas de poca profundidad -unos de los humedales más emblemáticos del sur de la península Ibérica- son unas áreas de invernada y de cría de muchas aves acuáticas, motivo por el que los gestores de la Junta de Andalucía han impulsado algunos intentos de erradicación de la carpa.

Tal como explica el primer autor, Alberto Maceda Veiga, miembro de la IRBio y experto de la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC), «la carpa es una especie muy apreciada por los pescadores, y como hace tanto tiempo que se encuentra en la península, algunas personas piensan que es una especie autóctona. Es importante que existan estudios científicos como este que muestren claramente el grave impacto ecológico en nuestros ecosistemas para concienciar a toda la sociedad de la problemática ecológica que provoca la invasión de la carpa».

Más información en la Fundación Descubre.

 

#Cádiz Expertos de la UCA diseñan un plan de entrenamiento para enfermos de EPOC que mejora patrón respiratorio y calidad de vida

Respirar
Respirar

 

La respiración es un proceso natural que debe ser libre y automático, aunque en ocasiones la falta de salud, provocado fundamentalmente por el tabaco u otras patologías, dificulta un correcto patrón respiratorio. Por ello, se trabaja en hacer más eficiente la respiración y conseguir el buen funcionamiento de los distintos tejidos y órganos desde diferentes perspectivas.

De hecho, en la Universidad de Cádiz, investigadores del grupo CTS158 Galeno, coordinados por el profesor José Luis González Montesinos, trabajan en un proyecto, subvencionado por el SEPAR y dirigido por el doctor Aurelio Arnedillo Muñoz, del servicio de Neumología del Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz, centrado en un plan de entrenamiento a un grupo de 20 pacientes de EPOC, de 50 a 83 años, con el objetivo de mejorar su calidad de vida, capacidad de esfuerzo y para disminuir su sensación de asfixia. Hay que tener en cuenta que las personas con EPOC y asma suelen padecer lo que se denomina hiperinsuflación dinámica, una situación anómala que condiciona un incremento en el trabajo de la respiración.

Por medio de este proyecto, en el que también colaboran el Centro Andaluz de Medicina del Deporte de Bahía Sur (Junta de Andalucía), de la mano de la doctora Carmen Vaz, y el Ayuntamiento de San Fernando (Delegación de Deporte), que ha facilitado sus instalaciones deportivas del Pabellón del Parque y Bahía Sur, los pacientes realizan un trabajo combinado de ejercicios aeróbicos (marcha, bicicleta y tapiz rodante), ejercicios de fuerza (máquinas de musculación) y ejercicios respiratorios. Una serie de actividades, en las que algunos de estos “deportistas” utilizan un sistema patentado por la Universidad de Cádiz que permite modificar el patrón ventilatorio y que es conocido como Feelbreathe®

“Para poder llevar a cabo este estudio, hemos dividido a los 20 pacientes de EPOC, en tres grupos: un grupo control, que hace su vida normal; y un grupo experimental que se subdivide en dos: el primero, realiza su plan de entrenamiento con Feelbreathe®, y el segundo, sin Feelbreathe®, pero hace de igual forma actividad física”, tal y como explica el profesor González Montesinos.

 

 Feelbreathe®, una patente registrada

 

Este dispositivo con el que trabajan algunos de los pacientes, consiste en una nueva banda adhesiva hipoalergénica que puede permitir a sujetos, tanto sedentarios como deportistas, mejorar su capacidad física. Cuando se aplica en las ventanas de la nariz, este material regula la entrada de aire durante la respiración, de forma que se ejercitan los músculos respiratorios a la vez que se realiza ejercicio físico, mejorando además el patrón respiratorio. La educación de este patrón respiratorio es fundamental en personas enfermas, sanas y en deportistas.

Actualmente, “no se han encontrado en el mercado dispositivos dirigidos al entrenamiento del patrón respiratorio y disminución de la hiperinsuflación dinámica, ya que la mayoría de los existentes únicamente van dirigidos al entrenamiento de la musculatura respiratoria para la mejora de su fuerza desde posiciones estáticas, pero no mientras se pasea o se hace ejercicio”, explican sus promotores. Muchas personas con enfermedades respiratorias “poseen ya de por si una correcta fuerza de la musculatura inspiratoria, debido a la propia restricción del flujo ventilatorio que su enfermedad le provoca, por lo que precisan de una mejora de su patrón respiratorio, haciéndola más eficiente y controlada y aumentar los tiempos espiratorios para evitar el atrapamiento de aire. El objetivo de Feelbreathe® es ante todo provocar una disminución de la frecuencia respiratoria, aumentando el tiempo inspiratorio y espiratorio, sin provocar una alta resistencia a la entrada de aire en los pulmones y, todo ello de forma cómoda y dinámica”, en palabras del investigador de la UCA.

Desde el equipo que trabaja en este proyecto han comprobado en tan solo dos meses de entrenamiento que se están produciendo mejoras importantes. Así, por ejemplo, “una de las actividades que deben hacer nuestros pacientes se centra en el Test de la Marcha de 6 minutos, que consiste en que el paciente con EPOC durante este tiempo tienen que andar la máxima distancia posible. A partir de un aumento en la distancia recorrida de 35 metros, ya se estima que hay una mejora clínicamente relevante y algunos han aumentado la distancia recorrida en más de 70 metros, mucho más de lo que se esperaba inicialmente. De igual forma, el trabajo en la sala de musculación ha provocado una mejora sustancial de las cargas que son capaces de movilizar”, como señalan desde la UCA.

El plan de entrenamiento “nos está aportando un feedback altamente positivo ya que todos los pacientes acuden a los entrenamientos con gran motivación y con una actitud muy positiva, lo cual nos demuestra una clara adherencia al ejercicio que les ayuda a mejorar su salud, tanto a nivel fisiológica como psíquica y social”, concluye el profesor responsable.

Más información en la Universidad de Cádiz.

#Cádiz Actividades en histología del IFAPA Centro El Toruño

Los trabajos de histología realizados en el IFAPA Centro El Toruño son de gran importancia para determinar el ciclo gametogénico de peces, moluscos y crustáceos de interés acuícola en Andalucía. El objetivo de este video es mostrar las diferentes fases del procedimiento histológico realizadas con muestras tomadas de meros de primera generación y que han servido para la realización del Atlas histológico de esta especie elaborado durante el desarrollo del proyecto Transforma

Autoría: María Ángeles Bruzón Gallego, Pilar Yamuza Clavijo y Juan Antonio Alarcón López
Editorial: Junta de Andalucía. Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera
Términos de uso: Reconocimiento – No comercial – Sin obra derivada (CC BY-NC-ND 4.0)
Área Temática: Acuicultura y Recursos Marinos
Sectores de Actividad: ACUICULTURA
Catalogación UNESCO: ACUICULTURA MARINA

Más información y contenidos en:
Portal IFAPA: www.ifapa.es
Portal Servifapa: www.servifapa.es

#Cádiz #Sevilla ¿Cómo influye la imagen de un adolescente en su comportamiento de adulto?

Adolescente
Adolescente

 

Científicos de las universidades de Cádiz y Sevilla en colaboración con el Hospital Virgen del Rocío, la Universidad de Valencia y el Instituto de Salud Carlos III de Madrid han relacionado cómo influye la imagen que los jóvenes de entre 14 y 21 años tienen de sí mismos con conductas que permanecen en etapas posteriores y que pueden derivar en trastornos emocionales de distinta índole. A través del análisis de tendencias en adolescentes, como la preocupación por la ropa o por el peso, las actividades sociales, la restricción de la comida o el ejercicio físico, los expertos pueden diagnosticar de manera temprana patologías relacionadas con la insatisfacción con su propia imagen.

Según las conclusiones del estudio, el hecho de que una persona plantee una determinada acción para modificar aspectos de su cuerpo con los que no está satisfecho, puede derivar en un estilo de vida que permanezca a largo plazo. Controlar la dieta, hacer ejercicio físico o maquillarse son acciones frecuentes para mejorar la imagen, pero los resultados que ofrece la investigación apuntan que cuando estos hábitos se convierten en una preocupación mayor pueden aparecer distintas enfermedades que también perduren en el tiempo, como los trastornos de la conducta alimentaria.

Por tanto, para los investigadores, conocer cuáles son las pautas que puedan derivar en conductas preocupantes es fundamental para establecer medidas a tiempo. Los expertos describen cómo hacerlo a través del llamado modelo de mediación en el artículo ‘Body image and adolescence: A behavioral impairment model’ publicado en la revista Psychiatry Research.

“El estudio, por tanto, pretende aplicar un modelo que anticipe si esa idea sobre sí mismo puede comportar cambios graves. Es el caso de si observamos, por ejemplo, una excesiva preocupación por el peso, o por modificar el físico mediante cirugía, conductas cada vez más frecuentes entre adolescentes y que permanecen en adultos”, concluye el experto.

En su análisis, los expertos han partido de tres variables iniciales: género, grado de insatisfacción por el propio cuerpo y la orientación de la apariencia, es decir las acciones que se toman o no para mejorar esa insatisfacción. Estas valoraciones se relacionan con lo que la persona piensa de sí misma y cómo la ven los demás, es decir, pensamientos autorreferenciales. Además, existen variables iniciales, intermedias y finales que se relacionan entre sí. Aspectos como la edad, el género, la clase social, enfermedades o fármacos, consumo de alcohol o drogas se suman a otras características como el nivel de ansiedad o de depresión, que desempeñan un papel fundamental en la autoconciencia sobre el físico, según los expertos.

“En la actualidad, los modelos que toman los adolescentes son cada vez más exigentes. Esto hace que la insatisfacción sobre la imagen propia crezca y se adopten medidas para modificarla, como hacer dieta o ejercicio. En el estudio hemos valorado distintas variables estableciendo múltiples relaciones directas e indirectas entre ellas para obtener un modelo válido que explique las causas y pronostique las consecuencias”, afirma a la Fundación Descubre el investigador Juan Francisco Rodríguez Testal, autor del artículo.

Más información en la fuente de la noticia en  Remedios Valseca / Fundación Descubre