#Huelva En el área mediterránea, los inviernos secos reducen la diversidad genética de los herrerillos

Eurasian blue tit Lancashire.jpg
De © Francis C. Franklin / CC-BY-SA-3.0, CC BY-SA 3.0, Enlace

La reducción de las precipitaciones invernales en el Mediterráneo afecta negativamente a la probabilidad de supervivencia y a la diversidad genética de los herrerillos comunes, Cyanistes caeruleus. Esto es lo que demuestran investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) y la Universidad de Castilla La Mancha (UCLM) en un artículo que publican en la revista Ecology and Evolution. Ante los cambios ambientales que se producen en un escenario de cambio climático, los animales tienen tres posibles respuestas: desplazarse si hay disponibilidad de hábitat, adaptarse y evolucionar, o extinguirse. “Al afrontar este estudio, nos preguntamos cómo responderán estas pequeñas aves insectívoras forestales ante los cambios que se están produciendo en el clima. Y es que es importante comprender sus mecanismos de respuesta para tener buenas predicciones a largo plazo de los impactos que el calentamiento global tiene sobre la biodiversidad”, contextualiza Juan José Sanz, investigador del MNCN.
Para este estudio han trabajado durante seis años en dos bosques de Toledo, en los Quintos de Mora (Organismo Autónomo de Parques Nacionales). Cada año tomaron muestras sanguíneas de los herrerillos reproductores de ambos bosques para medir su diversidad genética. Esta especie muestra una alta filopatría (tendencia de las especies a volver al mismo territorio para reproducirse o anidar) y gracias a eso han podido estimar su supervivencia interanual, porque recapturaban a los supervivientes de ambos bosques año tras año.

 

Más información en la web del Museo Nacional de Ciencias Naturales

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Ciencia Andaluza: algunas especies pueden utilizar infraestructuras humanas para evitar la depredación

Ciencia Andaluza
Parque Natural de Doñana – Foto Wikipedia

Un equipo de investigadores de la Estación Biológica de Doñana (EBD), centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Sevilla, ha revelado que algunas especies, como el chotacabras cuellirrojo, son capaces de utilizar caminos y cortafuegos como mecanismo de protección ante una fluctuación inesperada en la abundancia de depredadores. La investigación ha aparecido en el último número de Ecosphere, una de las revistas de la Ecological Society of America (ESA).

En opinión de Carlos Camacho, autor principal del trabajo, “el hecho de que algunos de los animales que habitan zonas humanizadas sean capaces de responder de forma tan rápida a cambios drásticos en la presión de los depredadores constituye un resultado esperanzador teniendo en cuenta la capacidad del ser humano para modificar cualquier hábitat en un tiempo récord”. El estudio ha sido el resultado de la observación, durante más de cincuenta jornadas nocturnas, de las interacciones entre zorros, conejos y chotacabras, tres de las especies que conviven en los “hábitats borde” que conforman los caminos del Espacio Natural de Doñana.

La vida en los “hábitats borde”

En Ecología, se conoce con el nombre de “hábitats borde” a las áreas de transición entre ambientes diferentes. Estas áreas pueden tener un origen natural o, por el contrario, surgir tras la construcción de ciertas infraestructuras humanas, como caminos sin asfaltar, cortafuegos o líneas ferroviarias. Estos bordes, ya sean naturales o artificiales, albergan especies propias de los distintos ambientes colindantes y, por ello, son particularmente ricos. El estudio resalta la riqueza de los bordes artificiales no sólo en cuanto a número de especies, sino también en relación a la cantidad y complejidad de relaciones que se establecen entre ellas.

La investigación explica que el chotacabras cuellirrojo utiliza los caminos y cortafuegos presentes en el Espacio Natural de Doñana como plataforma de caza para atrapar a los insectos de los que se alimenta. Estos caminos son al mismo tiempo utilizados por los zorros, que los emplean para desplazarse y marcar las fronteras de su territorio, y también por los conejos, en cuyos bordes excavan las madrigueras donde crían a sus gazapos.

Más información en la Fundación Descubre 

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Ciencia Andaluza: Medio Ambiente confirma la primera puesta del año de una pareja de quebrantahuesos

Ciencia Andaluza
Ciencia Andaluza – Quebrantahuesos –

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha confirmado la puesta de la pareja de quebrantahuesos formada por Joseph y Keno, la primera que se produce este año en Andalucía en el Centro de Cría de Guadalentín (Jaén), dependiente de la Junta y gestionado por la Fundación Gypaetus. Por segundo año consecutivo, Keno ha sido la hembra que ha puesto el primer huevo de la temporada, en concreto el pasado día 5 de diciembre a las 10.35 horas, adelantándose de nuevo a Corba, la más veterana del centro.

Desde el momento de la puesta, el personal del centro ha intensificado el proceso de vigilancia de la incubación de la pareja para asegurar al máximo su éxito reproductor. No obstante, hay que esperar casi dos meses para saber si este huevo está embrionado o no.

El Centro de Cría de Guadalentín cuenta este año con siete parejas reproductoras: Cabús y Corba, Elías y Viola, Lázaro y Nava, Joseph y Keno, Andalucía y Salvia, Borosa y Toba y Tranco y Sabina. Cabe destacar que desde que comenzaron las cópulas de estas parejas el pasado mes de septiembre, los trabajos del personal dentro del recinto de jaulas  se reducen al mínimo, intensificándose además el aporte de material de construcción para los nidos y la observación de las parejas.

Plan de reintroducción
El Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos que desarrolla la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio pretende conseguir una población autónoma y estable de la especie en la región mediante la liberación de jóvenes ejemplares por el sistema de la cría campestre o  hacking. Con el empleo de esta técnica, originalmente utilizada en cetrería, se persigue lograr que el ejemplar asimile el área de la suelta como su lugar de nacimiento y, por tanto, regrese a ella para asentarse y reproducirse.

 

Más información en la web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Foto Pixabay

Ciencia Andaluza: Medio Ambiente libera a sendos ejemplares de búho real y cernícalo en la Sierra de los Filabres en Almería

Ciencia Andaluza
Ciencia Andaluza

La delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Almería ha liberado en un paraje de la Sierra de los Filabres a un búho real y a un cernícalo que han pasado casi dos meses en el Centro de Recuperación de Especies Amenzadas (CREA) ‘Las Almohallas’. Ambas aves fueron localizadas en septiembre por sendos ciudadanos que alertaron de su presencia a los agentes de Medio Ambiente de la Junta. Los agentes llevaron a las rapaces a una clínica veterinaria para su revisión general y, tras comprobar que no sufrían ninguna lesión de gravedad, las trasladaron al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) ‘Las Almohallas’ en Vélez-Blanco, en el que han permanecido hasta su suelta.

Tras el ingreso en el centro y tras un periodo en observación, las rapaces fueron trasladas a una instalación llamada ‘voladero’ dedicada al fortalecimiento del vuelo de las aves para comprobar su perfecta aclimatación al medio y sus aptitudes para la captura de presas. Una vez verificada su recuperación para su vuelta a la libertad, el delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez, y agentes de Medio Ambiente procedieron en la tarde de ayer a la suelta de los ejemplares de búho real y cernícalo en un paraje de la Sierra de los Filabres.

El búho real es la mayor rapaz nocturna de la Península Ibérica, alcanza hasta los 45 cm de longitud y, sus tonalidades pardas y negras junto a su vuelo silencioso, le permiten un camuflaje perfecto. Habita en zonas boscosas y cantiles, dónde aprovecha los huecos para realizar su nido, pero utiliza parajes abiertos para cazar todo tipo de presas, desde lagartos hasta córvidos. El cernícalo vulgar es una pequeña rapaz nocturna, de unos 20 cm de envergadura, que está aclimatada a todo tipo de hábitats. Se alimenta de pequeños insectos y roedores que captura en un peculiar vuelo o cernido, donde el ave permanece suspendida en el aire completamente inmóvil, sustentada por el pequeño aleteo de sus alas. Al observar una presa, se lanza en un vertiginoso picado para atraparla. Realiza su nido en cualquier hueco, incluso aprovechando los existentes en casas, cortijos y edificios.

Más información en la web de la consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Foto Wikipedia

Ciencia Andaluza: Medio Ambiente confirma la nidificación de 35.000 parejas de aves acuáticas en 132 humedales de Andalucía

Ciencia Andaluza - Laguna de Medina (Jerez)
Ciencia Andaluza – Laguna de Medina (Jerez) Foto: Wikipedia

 

El Espacio Natural de Doñana, Marismas del Odiel y Bahía de Cádiz son los enclaves que albergan un mayor número de efectivos

Los últimos censos realizados  por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio durante 2016 para conocer el estado de las poblaciones de aves acuáticas en los humedales de Andalucía han confirmado la nidificación de más de 35.000 parejas reproductoras, de 54 especies diferentes, en un total de 132 enclaves. Este número de parejas nidificantes es una estimación provisional, que se verá incrementada cuando se finalice de evaluar la toda la población reproductora. Hay que destacar que la mayor parte de los humedales andaluces son humedales temporales mediterráneos en los que su ciclo hidrológico viene condicionado cada año por las precipitaciones, que determinan en último término, el número de especies y efectivos reproductores de aves acuáticas.

En este sentido, este año hidrológico se ha caracterizado por la escasez de lluvias en invierno y abundantes en mayo, unido a que los dos anteriores fueron poco lluviosos, han determinado que los humedales temporales (lagunas temporales y marismas fluviales) hayan presentado bajos niveles de agua y una casi nula capacidad para la reproducción de aves acuáticas. Como consecuencia de ello, los humedales litorales y los que mantienen su nivel de agua por las actividades humanas (acuicultura, salinas,…), son los que han albergado la mayoría de los efectivos reproductores.

Como en años anteriores, el Espacio Natural Doñana es el que concentra el mayor número de aves reproductoras, con más de 7.000 parejas de 27 especies diferentes. Le siguen en importancia Marismas del Odiel (Huelva) con 4.884 parejas de 25 especies y Bahía de Cádiz, con 4.626 parejas de 20 especies. No obstante, la mayor diversidad se ha encontrado en las marismas de Trebujena y Sanlúcar, en la provincia de Cádiz, donde han criado 30 especies diferentes con un total de 2.825 parejas contabilizadas.

Entre los humedales que acogieron una mayor cantidad y diversidad de aves amenazadas destacan el Espacio Natural de Doñana, con 6 especies y un total de 63 parejas  (29% de los efectivos de aves amenazadas), las Marismas de Trebujena y Sanlúcar, con 4 especies y 30 parejas (14%) y la corta de los Olivillos, con 35 parejas de 3 especies (16%).

 

Más información en la web de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Defiende tu futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza