#Granada Diseñan un nuevo método que permite averiguar cuándo un fármaco provocará daños en el hígado

Anatomy Abdomen Tiesworks-es
By Tvanbr De la traducción: Ortisa (Commons: File:Anatomy Abdomen Tiesworks.jpg) [CC0], via Wikimedia Commons

 

Científicos del Centro Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía de Genómica e Investigación Oncológica (GENyO) participan en un estudio internacional que ha permitido diseñar un nuevo método capaz de averiguar cuándo un fármaco provocará toxicidad hepática.

En la investigación, que hoy publica la revista PLOS ONEhan participado también Quanterix Corporation, una empresa que digitaliza los análisis de biomarcadores con el objetivo de avanzar en la medicina de precisión, y DestiNA Genomica SL, filial española de DestiNA Genomics Ltd., fabricante de reactivos patentados para la detección de ácidos nucleicos, además de la Universidad de Edimburgo.

Los investigadores han utilizado matrices capaces de detectar moléculas individuales (SimoaTM). El método, que es clínicamente significativo para la detección de lesiones hepáticas inducidas por fármacos, utiliza tecnología SimoaTM desarrollada por Quanterix, en asociación con los reactivos SMART Nucleobases y sondas propiedad de DestiNA.

“El daño hepático inducido por fármacos es un problema de salud importante para los pacientes y presenta retos y desafíos tanto para los médicos como para aquellos que desarrollan nuevos fármacos”, señala James Dear, profesor de Farmacología Clínica de la Universidad de Edimburgo y coautor del artículo.

“Para manejar de manera óptima el daño hepático producido por los medicamentos, necesitamos identificar biomarcadores que puedan medir rápida y efectivamente las lesiones hepáticas inducidas. Este nuevo método proporciona una medición precisa de microARN-122 (miR-122), con una sensibilidad que es independiente de quién realiza el análisis y con un tiempo desde la obtención de la muestra hasta el resultado adecuado para estos análisis que pueden mejorar la seguridad del paciente”, apunta Dear.

miR-122 es un biomarcador emergente validado para obtener una detección más sensible y específica de la toxicidad hepática inducida por fármacos. Si bien se ha demostrado que es más eficaz que el test de la enzima ALT para analizar la toxicidad hepática, el flujo de trabajo necesario para el análisis de microARNs usando las herramientas actuales basadas en PCR (reacción en cadena de la polimerasa,técnica que sirve para amplificar un fragmento de ADN, por sus siglas en inglés) junto con la falta de velocidad y reproducibilidad que requieren las pruebas clínicas rutinarias, ha limitado el uso del miR-122 en la investigación clínica.

“Es un avance muy importante en el campo de la detección de ARN y en particular para saber qué microRNA sirve como biomarcador en la investigación clínica”, destaca Juan José Díaz-Mochón, fundador de DestiNA e investigador Ramon y Cajal del Centro GENyO y de la Universidad de Granada.

“Utilizar un enfoque sin PCR que ofrece un tiempo de preparación y análisis más simple y rápido, pero con precisión cuantitativa, da lugar a que la fácil detección de microARN a partir de suero y plasma es finalmente posible y abre el desarrollo de microARN como valiosos biomarcadores clínicos”, destaca el científico de GENYO.

Más información en la Universidad de Granada.

 

#Jaén Simulación clínica como un nuevo método de aprendizaje y evaluación para aprender y valorar conocimientos, habilidades y actitudes en el ámbito de las ciencias de la salud

CPR Cardiopulmonary resuscitation
By Carolinapercas (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

 

Pedro Antonio García Ramiro es profesor e investigador del Departamento de Enfermería de la Universidad de Jaén.  Dedica la mayor parte de su actividad docente a la simulación clínica como un nuevo método de aprendizaje y evaluación para aprender y valorar conocimientos, habilidades y actitudes en el ámbito de las ciencias de la salud. Además, como vocal del Ilustre Colegio de Enfermería de Jaén está inmerso en un proyecto de enfermería escolar que pretende, por un lado, ponocer las necesidades de educación para la salud de los profesores y escolares, y por otro, acercar esta profesión a los colegios mejorando la imagen social de la enfermería.

Pregunta: ¿En qué consiste la simulación clínica?

Respuesta: La simulación recrea un escenario, lo más fiel a la realidad y permite a los alumnos enfrentarse a casos clínicos y a los docentes analizar y evaluar su actuación. La simulación clínica permite replicar situaciones reales de la asistencia sanitaria en condiciones de seguridad y bienestar así como suprimir las implicaciones éticas de realizar procedimientos con pacientes que cuya habilidad y actitud no se hayan ensayado con anterioridad. En este sentido, elimina gran parte de los riesgos asociados a la práctica clínica con pacientes.

Pregunta: ¿De qué forma se desarrolla esta metodología docente?

Respuesta: La Universidad de Jaén está haciendo una apuesta importante por la simulación clínica en ciencias de la Salud. Se trata de una metodología docente que tiene como instrumentos de aprendizaje los simuladores.  Estos simuladores pueden ser de varios tipos, aquellos que imitan parámetros fisiológicos, los que permiten la repetición sin límite de una técnica o procedimiento, los simuladores de realidad virtual o los simuladores de pacientes a escala real conectados a un software que proporcionan respuestas fisiológicas programables. En el Departamento de Enfermería contamos con varios simuladores con diferentes niveles  de fidelidad para conseguir diferentes niveles de realismo.

Más información en la Universidad de Jaén.

#Sevilla Investigadores de la UPO buscan dianas moleculares para combatir la esterilidad asociada a la diabetes

Ciencia Andaluza Foto pixabay

 

Científicos de la Universidad Pablo de Olavide, dirigidos por la investigadora del Departamento de Biología Molecular e Ingeniería Bioquímica Marta Artal Sanz, han iniciado un proyecto de investigación centrado en la identificación de dianas moleculares para combatir la esterilidad asociada a la diabetes.

Se trata de un estudio que parte de los resultados obtenidos del proyecto financiado por el programa H2020 ERC-Starting Grant “Mitochondrial signalling crosstalk in the regulation of ageing (MitoSigAge)”, cuya investigación trata de comprender el proceso de envejecimiento centrándose en la señalización del factor de crecimiento insulínico IGF-1 (IIS) y su interacción con el metabolismo mitocondrial.

El mundo occidental se enfrenta a un problema de envejecimiento de la población. “En España, la tal llamada pirámide de población parece más un abeto de Navidad que una pirámide. Por un lado, los mayores nos resistimos a morir y abandonarla, y por el otro extremo se está quedando raquítica con una reducción enorme de nacimientos”, afirma la investigadora Marta Artal, quien asegura que “este cambio poblacional va a tener consecuencias en la manera que entendemos nuestra sociedad”.

Muchas son las causas de esta reducción de nacimientos, entre ellas la tendencia a una maternidad tardía en sociedades modernas, pero también a problemas de fertilidad que muchas veces son detectados tarde en la vida de una mujer, como son la infertilidad asociada a la diabetes y el síndrome asociado a esta enfermedad, conocido como “síndrome de ovario poliquístico” (SOP). “El SOP es la principal causa de infertilidad ovulatoria, siendo el trastorno endocrino y metabólico más frecuente que afecta a mujeres en edad reproductiva”, explica el investigador Departamento de Biología Molecular e Ingeniería Bioquímica de la UPO Manuel Muñoz Ruiz, quien también participa en este proyecto.

Así, esta investigación tiene entre sus objetivos identificar dianas moleculares  evolutivamente conservadas que, cuando están inactivas, suprimen la esterilidad asociada a una IIS defectuosa en un animal modelo para la infertilidad. Además, los investigadores pretenden identificar fármacos existentes para las dianas identificadas y determinar qué compuestos, o combinación de compuestos, tienen el mejor potencial terapéutico.

Asimismo, con este estudio se pretende  proteger mediante patentes los compuestos para esa nueva aplicación y dar los pasos iniciales hacia la valorización de los productos identificados y su potencial comercial, así como realizar estudios de mercado para evaluar el potencial comercial de esta tecnología.

Con estos pasos se pretende dirigir un proyecto originalmente diseñado para conocer procesos biológicos sin pretensiones aplicadas, hacia un desarrollo terapéutico para una enfermedad que afecta a muchísimas mujeres en edad reproductiva. “Si este estudio tiene éxito, proporcionará importantes beneficios sociales y económicos en nuestra sociedad ayudando a personas que lo necesitan y paliando el creciente envejecimiento de la sociedad actual” concluye la investigadora Marta Artal.

El proyecto “Targeting infertility associated to defective Insulin/IGF-1 signalling” que se ha iniciado en el mes de mayo y tendrá una duración de 18 meses, está financiado por el Consejo Europeo de Investigación (ERC) en el marco del Programa Europeo de Investigación e Innovación Horizonte 2020 (H2020), en la modalidad de Prueba de Concepto.

Más información en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.

 

#Málaga Nueva tecnología para desinfectar quirófanos mediante el uso de luz con diferentes longitudes de onda

Quirófano
Quirófano

 

El graduado en Ingeniería de la Salud de la Universidad de Málaga Javier López Navas ha diseñado una nueva tecnología para desinfectar quirófanos mediante iluminación con diferentes longitudes de onda. Un prototipo inédito que suma al uso de la luz ultravioleta otras dos fuentes de alta intensidad, permitiendo eliminar microorganismos de forma más rápida y eficaz, al atacarlos en partes específicas.

Javier López Navas propone en su trabajo fin de máster, que gracias al programa Erasmus Mundus ha desarrollado en la ‘Hong Kong University of Science and Technology’ (HKUST), en concreto en el grupo de investigación ‘Light Disinfection’, del profesor Yeung; combinar diferentes longitudes de onda, de 400 y 500 nm, logrando una sinergia que reduzca el tiempo de exposición y la potencia necesaria para lograr un 99 por ciento de desinfección en menos de 10 minutos.

Además, López ha integrado esta nueva tecnología en un dispositivo de mano para su posible uso en diferentes superficies de un hospital como las sábanas, muebles o cortinas, sin necesidad de desalojar a los pacientes de la habitación.

“Con este proyecto hemos superado todos los objetivos propuestos. Tanto en experimentos sobre placas dentro de cabinas de seguridad biológicas como en cortinas facilitadas por diferentes hospitales de Honk Kong, hemos conseguido una mayor efectividad en menos tiempo de exposición, superando el 95 por ciento de desinfección en algunas bacterias y en menos de 5 minutos”, explica Javier López.

Un paso adelante con respecto a métodos más tradicionales basados únicamente en ultravioleta, que se sitúa como alternativa incluso ante las llamadas ‘multi-drug resistant bacteria’, un tipo de bacterias que han desarrollado resistencia a antibióticos y compuestos químicos.

Un hito científico en la carrera de un joven investigador que incluso ha sido patentado. “Hemos solicitado dos patentes, una acerca de la tecnología desarrollada y la segunda sobre el prototipo que permite su aplicación segura en hospitales”, afirma López.

Próximos pasos

Integrar esta nueva tecnología en robots móviles es la siguiente fase del proyecto, una vez ya superadas su efectividad y las condiciones óptimas de uso. “Lo que buscamos es diseñar sistemas autónomos que la empleen sobre las diferentes áreas de un hospital”, aclara.

Asimismo, el alumno de la UMA continuará su experiencia internacional en la Universidad de Ingeniería Química de Hong Kong ‘HKUST’, número 1 en Asia y una de las mejores del mundo, ya que de la mano del profesor King Lun Yeung, durante los próximos 4 años, se unirá al programa de doctorado del Departamento de Bioingeniería y llevará a cabo un proyecto sobre la bioimpresion 3D de tejido óseo.

Javier López realizó su trabajo fin de máster durante una estancia de 10 meses en este país asiático, a partir de una beca ‘Erasmus Mundus’ que, desde el Vicerrectorado de Internacionalización, da la oportunidad a estudiantes de la Universidad de Málaga de investigar en algunas de las mejores universidades del mundo de Hong Kong, Taiwan y Singapore.

Más información en la Universidad de Málaga.

 

#Córdoba Un índice consigue marcar los umbrales de alerta para las personas alérgicas en Europa

Alergia
Alergia

 

El 24% de las personas alérgicas en el continente europeo lo son por causa del polen. Ese es un dato científicamente comprobado y que se desprende de los estudios que se están realizando en Europa, donde la Red Europea de Aeroalérgenos (EAN) está jugado un papel especial. Pero, ¿cuánto polen debe haber en la atmósfera para que cause alergia entre la población? ¿La cantidad de polen en el aire para producir los síntomas de esta patología es la misma si se trata de una planta u otra? Estas cuestiones fueron las que despertaron la inquietud de un grupo multidisciplinar de investigadores del que forma parte la catedrática de Botánica de la Universidad de Córdoba, Carmen Galán.

Este análisis que ha partido del Grupo de Interés en “Aerobiología y Contaminación” dentro de la Asociación Europea de Alergología e Inmunología (EAACI), integrado por biólogos y médicos alergólogos, ha permitido determinar un índice para alertar a la población alérgica de cuándo exactamente pueden comenzar sus molestias y problemas de salud provocadas por el polen. Esta información facilita a las personas que sufren polinosis programar su actividad diaria, así como sus viajes, y a los alergólogos recomendar a sus pacientes medicamentos preventivos con mayor antelación que hasta el momento.
Según explica la catedrática Carmen Galán este estudio publicado recientemente por la revista Allergy desvela dos aspectos: el umbral de polen de la especie en cuestión y la estacionalidad. El primero informa de cuándo se va a producir una situación de alerta en la población que sufre polinosis y, el segundo, en qué día del calendario podemos considerar que comienza el periodo exacto -lo que se conoce como estación polínica de una determinada especie- en que el polen afecta a dicha población. Aunque estos umbrales pueden variar a nivel local, teniendo en cuenta el área de distribución de las distintas plantas de interés, a nivel europeo se presenta, a modo de ejemplo, para el caso del polen del olivar, un umbral de 100 granos de polen por metro cúbico de aire como media diaria, y en la gramínea en 50. Llegados a esta cantidad, la población alérgica estaría en situación de alerta por la importante afección a su salud. Si se habla de estación polínica, en el caso de las gramíneas, esta se inicia cuando durante cinco días consecutivos se registran igual o más de 3 granos de polen por metro cúbico en el aire y, en el caso del olivo, cuando durante ese mismo periodo de tiempo se detectan 20 granos de polen.
Este grupo internacional –participan investigadores de más de una decena de universidades e institutos y centros de investigación de diferentes países como Alemania, Inglaterra, Francia, Italia o Austria, entre otros- ha logrado definir el índice de polen que puede generar síntomas de alergia a nivel europeo. Hasta el momento esta unificación de criterios no existía a nivel europeo. El artículo de la revista Allergy explica cómo el modelo diseñado por este equipo permite detectar a nivel europeo cuándo se inicia la estación polínica para cada tipo de polen en cada país.
Para establecer este umbral de alerta ante la presencia de polen se ha realizado un estudio comparativo sobre el comportamiento de los granos de polen en el aire en diferentes puntos de toda Europa con porcentajes de población que sufre alergia a distintas plantas, como especies herbáceas, ejemplo las gramíneas (presentes de toda Europa) y ambrosia (en centroeuropa), así como en especies arbóreas, en este caso se han estudiado el abedul (presente en  zonas de clima templado), ciprés y olivo (ambos presentes en clima mediterráneo). Esta elección responde a los granos de polen que provocan más problemas de polinosis en Europa.

Más información en la Universidad de Córdoba.

 

#Granada Advierten del aumento de patologías osteomusculares por exceso de deporte o no emplear una técnica correcta

Deporte
Deporte

 

Un estudio realizado por investigadores del departamento de Fisiología y del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos “José  Mataix” de la Universidad de Granada (UGR) ha advertido del aumento en la incidencia de patologías osteomusculares (POMs) debido a una excesiva práctica deportiva, o a una mala técnica al practicar deporte. Las POMs son lesiones inflamatorias o degenerativas en el sistema músculo esquelético, con afectación articular, muscular, tendinosa y/o neurológica.

Su trabajo, publicado en la revista Nutrición Hospitalaria, ha concluido que la actividad física, tanto el exceso como el defecto, se asocia al déficit de movilidad articular encontrado en todos los sujetos estudiados.

“Las patologías osteomusculares pueden venir determinadas por hábitos de actividad física inadecuados, tanto por defecto como por exceso. En este sentido, es desalentador que pacientes que cuidan sus hábitos de vida (normopeso, sueño reparador, dieta equilibrada) puedan dañar sus articulaciones (especialmente las rodillas) debido a una posible falta de información sobre la técnica y el cuidado de su sistema músculo-esquelético durante la  práctica deportiva”, explican Magdalena López-FríasTeresa Nestares Carlos de Teresa, autores de esta investigación.

A la luz de estos resultados, los científicos advierten que, “una vez que la gente tiene claro que para estar sano debe cuidar su alimentación y realizar ejercicio físico, es necesario enseñarles cómo hacerlo para prevenir nuevos problemas derivados de su inadecuada práctica”.

Este trabajo también ha concluido que las POMs afectan más a las mujeres que a los hombres. Además, las POMs más frecuentes entre las mujeres son la cervicalgia (dolor de cuello) y lumbalgia (dolor en la espalda baja).

“Las mujeres estudiadas manifiestan más dolor que los hombres, y las actividades en las que más se presenta este dolor son las actividades sociales, leer o ver televisión en el grupo cervicalgia; estar de pie y dormir en el de lumbalgia, y agacharse y dormir en el de gonalgia (dolor de rodilla)”, apuntan los autores de la investigación.

Las POMs engloban una serie de enfermedades discapacitantes con alta incidencia. En España, se calcula que entre el 10% y el 40% de la población general presenta alguna POM, siendo las más prevalentes la lumbalgia y la artrosis. Además, son la primera causa de bajas laborales permanentes, representando un gran coste económico y social.

Según la Encuesta Nacional de Salud (2011-2012) al menos uno de cada seis adultos mayores de 15 años padecen alguno de los trastornos crónicos más frecuentes: dolor de espalda lumbar (18,6%), artrosis (18,3%) y dolor cervical crónico (15,9%).

La prevención de las POMs es fundamental, por lo que es de gran interés determinar factores de riesgo modificables, especialmente los relacionados con los hábitos de vida como son la nutrición, el ejercicio físico y los hábitos no saludables, entre ellos el consumo de alcohol y tabaco. Los investigadores de la UGR han realizado un estudio sobre estos factores de riesgo modificables en pacientes con POM.

La mayoría de los pacientes presentaban normopeso (casi el 70%) y no fumaban ni consumían alcohol habitualmente, por lo que estos factores no parecen ser responsables de las POMs en los pacientes del presente estudio.

Además, el déficit de micronutrientes en la dieta de los pacientes, tales como Vitamina D, Magnesio, Zinc, Vitamina E, Vitamina A y folato, podrían promover e incluso agravar la POM que presentan por promover el estrés oxidativo, la inflamación y el dolor del músculo esquelético.

Más información en la Universidad de Granada.

 

#Sevilla Nuevos elementos responsables de la inestabilidad de los cromosomas

Cromosomas
Cromosomas

La inestabilidad genómica es el principal factor de riesgo en el desarrollo de tumores en el ser humano. Entender cómo, dónde, cuándo y por qué se producen estas mutaciones del ADN es uno de los grandes objetivos de la comunidad científica mundial. En esta línea, un grupo de expertos de la Universidad de Sevilla y del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer), ha publicado un estudio en el que señalan un nuevo elemento implicado en este proceso: la cromatina. En el artículo científico “Histone mutations separate R loops from genome instability induction” publicado en la revista Molecular Cell, los investigadores afirman que cuando el ARN se queda acoplado al ADN de manera fortuita o debido a una patología, la estructura de la cromatina, la envoltura proteica de los cromosomas se ve alterada, dando lugar a roturas del ADN. Las mutaciones en genes implicados en la transcripción y transporte del ARN también inducen daños en el ADN, que ahora demuestran está mediado por cambios en la cromatina. En estas circunstancias, el ADN no puede replicarse de manera natural, generando estrés replicativo, mutaciones y reorganizaciones cromosómicas.

“A través de la investigación básica en organismos modelo tratamos de entender la inestabilidad del genoma humano para identificar elementos que, en un futuro, podrían explorarse como dianas de nuevos fármacos antitumorales”, explica el investigador responsable del trabajo y director de Cabimer, Andrés Aguilera. Además, añade que “en este trabajo hemos dado un paso más al demostrar que la cromatina también ejerce un papel clave en algunas mutaciones del ADN, especialmente las dirigidas por ARN. Si somos capaces de comprobar que esta anomalía no se da en células sanas, podremos plantearnos explorar estas estructuras como posibles dianas terapéuticas”.

El trabajo es parte de las tesis doctorales de Desiré García-Pichardo y Juan Carlos Martínez Cañas, co-dirigidas por Ana García-Rondón y Belén-Gómez-González, entre otros autores, y se enmarca dentro del proyecto europeo de investigación, ERC Advanced, dirigido por Andrés Aguilera para profundizar en el conocimiento de la inestabilidad genética producida por híbridos de ADN-ARN. Dicho proyecto comenzó en 2015, finalizará a finales de 2020 y está financiado con más de 2 millones de euros de la Comisión Europea. Este grupo de científicos trabaja además en otros proyectos del MINECO (Ministerio de Economía y Competitividad), de la Asociación Española Contra el Cáncer, de Pharma Mar. S.A, y de la Worldwide Cancer Research (Asociación de Investigación del Cáncer de Reino Unido).

Más información en la Universidad de Sevilla.

 

#Granada Un programa de rehabilitación mejora la movilidad de los brazos de pacientes con esclerosis múltiple en solo 8 semanas

Symptoms of multiple sclerosis es

By Symptoms_of_multiple_sclerosis.png: Mikael Häggström Derivative work: User:Linfocito B (Symptoms_of_multiple_sclerosis.png) [Public domain], via Wikimedia Commons

 

 Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han demostrado que es posible mejorar la movilidad de los brazos de enfermos con Esclerosis Múltiple (EM) en solo 8 semanas, a través de un programa de intervención domiciliaria de 2 sesiones semanales de 60 minutos.

Su trabajo ha permitido mejorar la función motora del brazo más afectado por la enfermedad, así como la destreza manual, la fuerza de prensión de la mano y la fuerza de la pinza.

Los 37 participantes del estudio fueron reclutados en la Asociación de Esclerosis Múltiple de Granada y fueron aleatorizados a un grupo control o un grupo intervención. El grupo intervención recibió, adicionalmente al tratamiento de la Asociación, 16 sesiones de 60 minutos de rehabilitación domiciliaria.

Cada sesión se inició con un pequeño calentamiento, y continuó con la realización de ejercicios de destreza manual con masilla terapéutica “putty”, pequeños objetos como botones, canicas… y ejercicios de fortalecimiento con bandas elásticas de teraband. Para terminar, se llevaron a cabo ejercicios de estiramientos. El grupo control recibió, además, un folleto con imágenes y un texto de fácil comprensión sobre ejercicios que debía de realizar en su domicilio.

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad autoinmune caracterizada por presentar una degeneración progresiva, y representa la segunda causa de deterioro funcional más prevalente en adultos jóvenes.

“Esta patología causa síntomas motores y cognitivos-conductuales, una disminución de la capacidad motora y una reducción de diferentes aspectos funcionales de estas personas”, afirma Araceli Ortiz Rubio, del departamento de Fisioterapia de la UGR.

Aproximadamente más de un 75 % de la personas con diagnóstico de EM manifiestan una afectación de los brazos, lo que les dificulta desarrollar sus actividades básicas de la vida diaria.

“La afectación de los brazos se muestra con la disminución de la fuerza de la mano, la fuerza de la pinza, una disminución de la coordinación, destreza y rango de movimiento causando dificultad en la ejecución de actividades como abotonarse una camisa o desenroscar el tapón de una botella”, destaca la investigadora de la UGR.

Este hecho causa una reducción de la independencia funcional y, con ello, una reducción de la participación social y la calidad de vida. “Al tratarse de una enfermedad progresiva, un tratamiento de rehabilitación domiciliario sería una buena alternativa al tratamiento proporcionado por un hospital o centro de rehabilitación”, apunta Ortiz.

Más información en la Universidad de Granada.

 

#Granada Un estudio en ratas demuestra que administrar tres cepas de probióticos disminuye la inflamación intestinal

Rata
Rata

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han demostrado en un estudio realizado con ratas obesas que administrar tres cepas de probióticos por vía oral ayuda a disminuir la inflamación intestinal, e inhibe y normaliza la expresión de tres genes implicados en inflamación, denominados Adamdec1,Ednrb Ptgs1/Cox1.

Su trabajo, que publica la revista Scientific Reports, ha revelado que la administración de estas tres cepas probióticas (denominadas Lactobacillus paracasei CNCM I-4034, Bifidobacterium breve CNCM I-4035 y Lactobacillus rhamnosus CNCM I-4036) disminuyen la inflamación intestinal, por lo que está muy recomendada para el tratamiento de la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn (proceso inflamatorio crónico del tracto intestinal principalmente).

En este trabajo, los científicos utilizaron ratas Zucker de dos tipos: unas que poseen una mutación en el gen del receptor de la leptina, lo que se traduce en que no sienten saciedad, comen más de lo habitual y en cuestión de un mes se vuelven obesas; y por otro lado, sus respectivas ratas controles sin la mutación, las cuales desarrollan un peso normal.

Ambos grupos de animales se dividieron para recibir durante 30 días un placebo o una de las cepas probióticas. Se investigó la expresión de 27000 genes intestinales mediante un chip de DNA, y los investigadores se centraron en tres genes involucrados en inflamación por haber sido su expresión modificada por las tres cepas. La expresión génica se estimó a través de los niveles de mRNA y proteínas.

La expresión de los genes Adamdec1Ednrb y Ptgs1/Cox1 aumentó en la mucosa intestinal de las ratas obesas en comparación con las ratas cuando aún eran delgadas. La administración de los probióticos inhibió la expresión deAdamdec1 Ednrb a nivel de RNA mensajero (mRNA)  y proteína, y la dePtgs1/Cox1 a nivel demRNA.

Como explica el autor principal de este trabajo, Luis Fontana Gallego, del departamento de Bioquímica y Biología Molecular II de la UGR, “estos resultados podrían deberse, al menos en parte, a la acción de los probióticos sobre algunos tipos celulares de la mucosa intestinal, pues los marcadores de macrófagos proinflamatorios y células dendríticas aumentaron en las ratas obesas, y la administración de las cepas revirtió los aumentos”. Los investigadores también encontraron otros efectos beneficiosos por parte de los probióticos, entre ellos un aumento del contenido de IgA secretora (anticuerpo más abundante en las secreciones de las mucosas; evita que patógenos como virus y bacterias penetren en la sangre).

Las tres cepas de probióticos administradas por los investigadores de la UGR a las ratas se aislaron a partir de las heces de recién nacidos alimentados exclusivamente con leche materna. Se identificaron comoLactobacillusparacasei CNCM I-4034, Bifidobacterium breve CNCM I-4035 yLactobacillusrhamnosus CNCM I-4036 y están depositadas en el Instituto Pasteur.

La selección de las cepas se hizo teniendo en cuenta sus propiedades in vitro, como su adhesión a células intestinales, sensibilidad a antibióticos y resistencia a sales biliares y pH ácido. “Hemos demostrado su seguridad tras ingestión aguda en ratones, tanto inmunocompetentes como inmunodeprimidos. Además, inhiben in vitro el crecimiento de Listeria monocytogenes y las infecciones por rotavirus humanos”, apunta Fontana.

“Del mismo modo, hemos demostrado la tolerancia y seguridad de las 3 cepas en un estudio multicéntrico, aleatorizado, doble-ciego y controlado por placebo en voluntarios sanos. La administración oral de las cepas modificó la microbiota intestinal de los voluntarios y además tuvo efectos inmunomoduladores, como aumentos de la IgA secretora y de citoquinas anti-inflamatorias”, destaca el investigador.

En trabajos recientes llevados a cabo con ratas obesas Zucker, los científicos han demostrado que la administración de estos probióticos, además de modificar la microbiota intestinal, disminuye la esteatosis hepática y ejerce efectos anti-inflamatorios (disminuye las concentraciones séricas de TNF-α, IL-6 y lipopolisacárido bacteriano).

Más información en la Universidad de Granada.

 

#Córdoba Un estudio muestra las combinaciones de inmunosupresores más efectivas y seguras tras un trasplante hepático

Liver 01 animation1
El hígado humano, en rojo. By Polygon data is generated by Database Center for Life Science(DBCLS)[2] (Polygon data is from BodyParts3D[1]) [CC BY-SA 2.1 jp (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.1/jp/deed.en)], via Wikimedia Commons

 

Investigadores del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), el Hospital Universitario Reina Sofía y la Universidad de Córdoba (UCO), han realizado un estudio que evidencia que los tratamientos con inmunosupresores basados en tacrolimus o everolimus mejoran el pronóstico de los pacientes sometidos a trasplante hepático.

Estos resultados son fruto de un meta-análisis en red, una metodología estadística que puede comparar múltiples opciones de tratamiento en pacientes que comparten una situación clínica determinada, como el trasplante hepático. Mediante dicho análisis es posible combinar los datos provenientes de diferentes estudios y analizarlos como si de un solo ensayo clínico de enormes dimensiones se tratase. De este modo, es posible generar una clasificación de tratamientos inmunosupresores, identificando aquellos más eficaces y seguros para priorizar su uso en la práctica clínica. El meta-análisis ofrece el grado más alto de evidencia científica y por tanto las recomendaciones derivadas de este tipo de estudios son de gran importancia para la toma de decisiones médicas.

En concreto, en este trabajo en red se han incluido 26 ensayos clínicos que han permitido analizar a un total de 3.842 pacientes sometidos a trasplante hepático en todo el mundo. El estudio ha demostrado que los regímenes de inmunosupresión basados en sirolimus o en ciclosporina se asocian a mayor mortalidad y necesidad de volver a trasplantar, respectivamente, y por tanto no deben usarse como tratamientos de primera línea. Por el contrario, los tratamientos basados en los fármacos tacrolimus o everolimus serían más seguros y efectivos.

El artículo final se ha publicado en la prestigiosa revista Cochrane Library, una publicación de referencia cuyo factor de impacto, que mide la popularidad y relevancia de estos estudios, se sitúa entre el 10% superior de su categoría.

El trasplante hepático es el único tratamiento curativo para pacientes con enfermedad hepática avanzada o cirrosis hepática y los pacientes sometidos a trasplante dependerán el resto de su vida de un tratamiento inmunosupresor para evitar el rechazo del hígado implantado. Por tanto, es de gran importancia estudiar la combinación óptima de inmunosupresores que permita mantener la función del hígado con los mínimos efectos secundarios posibles.

El éxito de este proyecto es fruto de la colaboración entre el hospital Royal Free de Londres, el grupo hepato-bilio-pancreático (HPB) de la Cochrane Collaboration y el IMIBIC. Entre sus autores se encuentran Manuel Rodríguez Perálvarez y Marta Guerrero, investigadores del grupo “Estrés oxidativo y nitrosativo en hepatopatías agudas y crónicas” del IMIBIC, dirigido por el profesor Manuel de la Mata. De hecho, los dos investigadores del instituto cordobés han realizado estancias en el centro sanitario londinense para recabar datos y recibir apoyo metodológico.

En este sentido, ambos investigadores han destacado la importancia de establecer vínculos de colaboración internacionales como herramienta para generar evidencia científica de calidad, que sirva para mejorar la asistencia clínica y el pronóstico a largo plazo de los pacientes.

Más información en la Universidad de Córdoba.