#Sevilla Descubren cómo funciona el silenciamiento génico en plantas

Laurel

 

Un grupo de investigación dirigido por Myriam Calonje Macaya en el Instituto de Bioquímica Vegetal y Fotosíntesis (IBVF), centro mixto entre la Universidad de Sevilla y el CSIC, en colaboración con el de Franziska Turck del Max Planck Institute for Plant Breeding Research de Colonia, ha publicado recientemente en Genome Biology un estudio que supone un avance significativo en el conocimiento de la regulación epigenética mediada por las proteínas del grupo Polycomb en plantas.

Todas las células de un organismo contienen la misma información en su ADN de tal forma que, para que puedan existir distintos tipos celulares y se puedan dar los distintos procesos del desarrollo, los genes que no se necesitan en un momento determinado deben mantenerse apagados. Este proceso es lo que se conoce como silenciamiento génico.

“Cuando nace una semilla se silencian una gran cantidad de genes que no se expresarán hasta que la planta sea adulta y requiera de esa actividad”, explica la doctora Calonje.

Este estado reprimido o silenciado de los genes se transmite a las células hijas tras la división estableciéndose una memoria celular.  En este proceso participan las proteínas del grupo Polycomb (PcG). Estas proteínas se organizan en dos complejos, PRC1 y PRC2, que incorporan modificaciones en las histonas que, junto con el ADN, constituyen la cromatina. Las modificaciones en las histonas no alteran la secuencia de ADN pero sí la estructura de la cromatina lo que afecta la expresión de los genes.

El silenciamiento génico mediado por marcas en la cromatina ocurre tanto en animales como en plantas. Los complejos PcG fueron caracterizaron primero en animales; PRC1 modifica mediante monoubiquitinación a la histona H2A, y PRC2 tiene actividad trimetiltransferasa frente a la histona H3. En base a distintos resultados obtenidos en animales, durante más de una década se pensaba que el mecanismo de acción de los complejos PcG en plantas seguía una secuencia similar a la descrita en animales, en la que la marca de trimetilación establecida por el PRC2 sirve de anclaje para el PRC1que a su vez monoubiquitina la H2A.

Científicos como Zhou, Romero-Campero y colaboradores investigaron la localización de estas modificaciones en el genoma de plantas silvestres y mutantes para determinar si esta secuencia se cumplía, pero encontraron que no. La actividad de PRC2 es dispensable para establecer marcas de monoubiquitinación; es más, se requiere la secuencia inversa para el silenciamiento de la mayoría de los genes.

Este estudio apoya un cambio en el paradigma de una década que estaba llevando a un callejón sin salida la comprensión de la función PcG en plantas”, afirma la Dra. Calonje.

Este estudio se ha llevado a cabo con una planta modelo, Arabidopsis thaliana, pero los expertos aseguran que las conclusiones pueden ser extrapoladas a otras plantas, lo que supondría aplicaciones biotecnológicas en un futuro para la mejora fisiológica y el desarrollo de plantas.

 

Más información en la Universidad de Sevilla.

 

#Almería Descubren que las golondrinas de Chernóbil tienen mayor capacidad para defenderse de las bacterias

Golondrinas
Golondrinas

 

Un equipo internacional con participación de la Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA), centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Almería, ha comprobado a través de estudios de campo que ciertas poblaciones de golondrinas que viven en las áreas de Chernóbil (Ucrania), que aún hoy, treinta y un años después del accidente nuclear, mantienen altos niveles de radiación, presentan una mayor resistencia ante distintas bacterias, en comparación con otras poblaciones de golondrinas que habitan en zonas menos o no contaminadas. El estudio, en el que también participan investigadores del CNRS francés, las universidades París-Sud y South Carolina (Estados Unidos), aparece en el último número de PLOS ONE.

Explica Magdalena Ruiz-Rodríguez, investigadora de la EEZA y autora principal del artículo, que las bacterias, debido a su corto tiempo de generación, tienen una gran capacidad de adaptación a los cambios ambientales y una rápida selección de las más resistentes. Después del accidente de Chernóbil, las aves se han venido enfrentando a comunidades bacterianas alteradas tanto en riqueza como en diversidad, y que podrían ser más virulentas.

En la investigación se abordó las defensas que presentan las golondrinas que crían en distintas poblaciones de Ucrania, algunas cerca de la antigua central nuclear de Chernóbil. A través de análisis de laboratorio se estudió el plasma de la sangre recogida en las golondrinas, enfrentándolo a doce especies diferentes de bacterias. El objetivo era verificar si se había producido una adaptación en aquellas poblaciones de estas aves que han convivido con comunidades bacterianas que han cambiado rápidamente. El resultado del análisis confirmó que aquellos individuos que se han criado en zonas más contaminadas tienen una mayor capacidad de defensa frente a las bacterias. Todo indica que, por un proceso de selección natural, los individuos que tenían más defensas han sido los que han sobrevivido y han podido reproducirse durante los últimos 31 años.

Más información en la Fundación Descubre.

 

#Córdoba El precio de las lámparas LED de baja potencia no tiene ninguna relación con la calidad de su energía eléctrica

Lámpara LED
Lámpara LED

 

La iluminación LED ofrece numerosas ventajas económicas y medioambientales y produce un ahorro energético del 75% en relación a las bombillas tradicionales. Por esta razón, su uso se ha implantado de forma masiva a lo largo de los últimos años. A pesar de lo que pueda parecer, no existe ninguna correlación entre el precio de este tipo de bombillas y la calidad de su energía eléctrica. Ésta es al menos una de las conclusiones que arroja una investigación realizada en la Universidad de Córdoba, en la que se ha evaluado más de una veintena de tipos de lámparas LED de baja potencia.

En este estudio, realizado de forma conjunta por la profesora Aurora Gil de Castro y los investigadores suecos Sarah K. Ronnberg y Math H.J. Bollen, se ha realizado una medición de lo que en el mundo de la electrónica se conoce como distorsión -o emisión- armónica, una especie de deformaciones en la forma de onda de la corriente eléctrica que afecta a la tensión de alimentación, provocando un mal funcionamiento de los equipos y una reducción de su vida útil. Esta deformación, que afecta a las lámparas led y a la mayoría de aparatos modernos, está considerada como uno de los aspectos fundamentales que definen la calidad de la energía eléctrica de los dispositivos.
Uno de los principales resultados de este análisis es, precisamente, que no se ha encontrado ninguna analogía entre el precio de los dispositivos analizados y la cantidad de armónicos que emiten, por lo que, aquellas lámparas que tienen un coste más elevado en el mercado podrían emitir más armónicos que las que son más baratas y ser, por tanto, más susceptibles a tener una vida útil más reducida.
Además de la emisión de armónicos, en el estudio también se ha medido el parpadeo de las lámparas LED, es decir, la variación de su intensidad luminosa, una variación que es percibida por el ojo humano de forma subjetiva y que produce fatiga ocular, distracción, migrañas y otras molestias significativas.
Según las mediciones realizadas, este parámetro es inversamente proporcional al de la emisión de armónicos, es decir, aquellas lámparas que emiten más armónicos son menos propensas a las variaciones de la intensidad luminosa, lo que supone que dos aspectos fundamentales que definen la calidad de la energía eléctrica podrían ser antagónicos.
El hecho de que los armónicos no sean un factor aislado y guarden relación con otros aspectos, podría tener consecuencias sobre las normativas que regulan y limitan el nivel máximo de armónicos que puede emitir un equipo. Hasta la fecha, no hay ningún límite para lámparas LED de baja potencia, pero el debate para introducirlo ya está sobre la mesa e investigaciones como esta podrían allanar el camino para que se introduzca.
En cualquier caso, los resultados del estudio abren la puerta a futuras investigaciones, especialmente a aquellas que trabajan sobre lámparas LED de alta potencia, cuya emisión de armónicos es ostensiblemente mayor. De esta forma, la investigación supone un paso más en el campo de la electrónica y arroja luz sobre uno de sus principales retos en la actualidad: disminuir la distorsión armónica para mejorar la calidad de la energía y aumentar, de esta forma, la duración y fiabilidad de los dispositivos electrónicos.

Más información de la Universidad de Córdoba.

 

#Sevilla Científicos del CABD de Sevilla desvelan el funcionamiento de la migración celular

Biological cell
By MesserWoland and Szczepan1990 (Own work (Inkscape created)) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html), CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/) or CC BY-SA 2.5-2.0-1.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5-2.0-1.0)], via Wikimedia Commons

 

Investigadores del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD), instituto mixto de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad Pablo de Olavide (UPO) y la Junta de Andalucía, han contribuido a comprender uno de los fenómenos esenciales durante el desarrollo y mantenimiento de los epitelios, un tejido presente en la mayoría de nuestros órganos. En concreto, el trabajo demuestra que las interacciones entre las células epiteliales y el material (o matriz) extracelular que las rodea regula el comienzo y la velocidad de la migración de grupos de células epiteliales. El mal funcionamiento de epitelios, o una disfunción en sus interacciones con la matriz extracelular, pueden desencadenar la migración descontrolada de células epiteliales, proceso que también podría subyacer en la metástasis de ciertas células tumorales.

Los resultados de esta investigación, liderada por el CABD y en la cual también participan científicos de la Universidad de Granada y de la Universidad de Cambridge, aparecen en el último número de Cell Reports. En opinión de Mª del Carmen Díaz, investigadora del CABD y primera autora del artículo, “la comprensión de cómo la matriz extracelular controla la migración del epitelio es esencial no solo para entender el desarrollo de órganos y tejidos, sino para identificar las circunstancias que pueden llevar a las células tumorales a adquirir la capacidad de migrar y ‘escapar’ del epitelio, progresando a metástasis”.

Una característica común de muchos tejidos como la piel, el intestino o los pulmones es que contienen epitelios especializados, es decir, capas de células unidas estrechamente entre sí que permiten a los órganos adoptar y mantener su configuración en tres dimensiones. En su trabajo, el equipo hizo uso de la popular Drosophila melanogaster, conocida también como mosca de la fruta o del vinagre, un organismo modelo ampliamente abordado en el estudio de la biología de los epitelios.

Utilizando herramientas genéticas y de microscopía de tejido vivo, y centrándose en el epitelio folicular del ovario de la hembra adulta, los investigadores lograron determinar que la interacción entre un componente de la matriz extracelular, la laminina, y su receptor en las células epiteliales, las integrinas, fija el comienzo y la velocidad de migración del epitelio folicular.

El trabajo explica cómo los distintos niveles de laminina y de integrinas presentes en los huevos en desarrollo del ovario de la mosca adulta contribuyen a definir las características de la migración celular. Se ha comprobado por primera vez en un sistema biológico vivo que disminuyendo o aumentando la expresión de lamininas e integrinas se puede modificar la velocidad a la cual las células se desplazan, el momento en que deciden comenzar a migrar, e incluso bloquear completamente la migración. La investigación desvela así un nuevo mecanismo de interacción que puede ayudar a comprender mejor el comienzo de la metástasis de células tumorales.

Fuente: Fundación Descubre.

 

#Málaga Nuevos materiales orgánicos para avanzar hacia la electrónica del futuro

Electrónica
Electrónica

La electrónica del futuro cada vez está más cerca. Investigadores del Laboratorio de Fabricación y Caracterización de Transistores de Efecto de Campo de la Universidad de Málaga (UMA), liderados por Rocío Ponce, están desarrollando nuevos materiales orgánicos que permitan una tecnología económica, plástica y sostenible que sustituya a la actual, basada en el silicio. En concreto,trabajan en la caracterización físico-química de estos materiales y estudian su comportamiento en componentes electrónicos.

“Nuestro objetivo es lograr dispositivos más eficientes y flexibles, compatibles con el medio ambiente”, afirma Ponce, “y buscamos suplantar los materiales inorgánicos, hasta ahora los más extendidos en el mercado, que tienen menor procesabilidad y son más costosos”.

En este contexto el equipo ha desarrollado un “sistema muy eficiente y novedoso como semiconductor tipo n (transporta cargas negativas), que ha sido reconocido por la revista Angewandte Chemie (una de las tres publicaciones de mayor impacto en el área de Química), donde aparece como back cover o artículo destacado en la contraportada. Investigadores de la South University of Science and Technology en China también participan en el estudio.

“Hemos creado una estructura molecular rígida compuesta por grupos ricos y grupos deficientes en electrones. Tras modular las propiedades electrónicas del sistema, hemos logrado semiconductores tipo n que, debido a su ‘planaridad molecular’ presentan un transporte de carga muy eficiente”, explica Ponce, quien también destaca que este nuevo material puede usarse como unidad estructural para conseguir otros. Las moléculas implicadas son hidrocarbruros aromáticos ‘tipo escalera’, con hasta 15 anillos y cinco grupos imida

Superar la rigidez de los inorgánicos

Este paso adelante se traduce en una electrónica biodegradable, basada en sistemas plásticos y transparentes, además de ser capaz de adaptarse a cualquier superficie. “Esta es la principal ventaja, que supera la rigidez de los inorgánicos, pudiendo crear dispositivos que se pueden doblar o poner en la mano”, aclara.

Aunque ya hay dispositivos orgánicos en el mercado –por ejemplo, el sector militar de Estados Unidos trabaja con ellos y, además, se utilizan en pantallas comerciales–, el siguiente paso para su implantación es mejorar su ciclo de vida, que, tal y como asegura Ponce, actualmente es más corto que el de los dispositivos fabricados con materiales inorgánicos.

“Lo que sí es una realidad es la impresión de circuitos a partir de impresoras modificadas que, en vez de tinta, utilizan una disolución de materiales orgánicos”, aclara la investigadora, que cuenta con varios reconocimientos en su carrera, como el Premio Jóvenes Investigadores 2015 de la Real Sociedad Española de Química en 2015 y la beca ‘L’Oréal-UNESCO Por las Mujeres en la Ciencia.

Fuente: Web de la Agencia SINC

 

#Córdoba Un índice consigue marcar los umbrales de alerta para las personas alérgicas en Europa

Alergia
Alergia

 

El 24% de las personas alérgicas en el continente europeo lo son por causa del polen. Ese es un dato científicamente comprobado y que se desprende de los estudios que se están realizando en Europa, donde la Red Europea de Aeroalérgenos (EAN) está jugado un papel especial. Pero, ¿cuánto polen debe haber en la atmósfera para que cause alergia entre la población? ¿La cantidad de polen en el aire para producir los síntomas de esta patología es la misma si se trata de una planta u otra? Estas cuestiones fueron las que despertaron la inquietud de un grupo multidisciplinar de investigadores del que forma parte la catedrática de Botánica de la Universidad de Córdoba, Carmen Galán.

Este análisis que ha partido del Grupo de Interés en “Aerobiología y Contaminación” dentro de la Asociación Europea de Alergología e Inmunología (EAACI), integrado por biólogos y médicos alergólogos, ha permitido determinar un índice para alertar a la población alérgica de cuándo exactamente pueden comenzar sus molestias y problemas de salud provocadas por el polen. Esta información facilita a las personas que sufren polinosis programar su actividad diaria, así como sus viajes, y a los alergólogos recomendar a sus pacientes medicamentos preventivos con mayor antelación que hasta el momento.
Según explica la catedrática Carmen Galán este estudio publicado recientemente por la revista Allergy desvela dos aspectos: el umbral de polen de la especie en cuestión y la estacionalidad. El primero informa de cuándo se va a producir una situación de alerta en la población que sufre polinosis y, el segundo, en qué día del calendario podemos considerar que comienza el periodo exacto -lo que se conoce como estación polínica de una determinada especie- en que el polen afecta a dicha población. Aunque estos umbrales pueden variar a nivel local, teniendo en cuenta el área de distribución de las distintas plantas de interés, a nivel europeo se presenta, a modo de ejemplo, para el caso del polen del olivar, un umbral de 100 granos de polen por metro cúbico de aire como media diaria, y en la gramínea en 50. Llegados a esta cantidad, la población alérgica estaría en situación de alerta por la importante afección a su salud. Si se habla de estación polínica, en el caso de las gramíneas, esta se inicia cuando durante cinco días consecutivos se registran igual o más de 3 granos de polen por metro cúbico en el aire y, en el caso del olivo, cuando durante ese mismo periodo de tiempo se detectan 20 granos de polen.
Este grupo internacional –participan investigadores de más de una decena de universidades e institutos y centros de investigación de diferentes países como Alemania, Inglaterra, Francia, Italia o Austria, entre otros- ha logrado definir el índice de polen que puede generar síntomas de alergia a nivel europeo. Hasta el momento esta unificación de criterios no existía a nivel europeo. El artículo de la revista Allergy explica cómo el modelo diseñado por este equipo permite detectar a nivel europeo cuándo se inicia la estación polínica para cada tipo de polen en cada país.
Para establecer este umbral de alerta ante la presencia de polen se ha realizado un estudio comparativo sobre el comportamiento de los granos de polen en el aire en diferentes puntos de toda Europa con porcentajes de población que sufre alergia a distintas plantas, como especies herbáceas, ejemplo las gramíneas (presentes de toda Europa) y ambrosia (en centroeuropa), así como en especies arbóreas, en este caso se han estudiado el abedul (presente en  zonas de clima templado), ciprés y olivo (ambos presentes en clima mediterráneo). Esta elección responde a los granos de polen que provocan más problemas de polinosis en Europa.

Más información en la Universidad de Córdoba.

 

#Granada Nuevos datos para medir la influencia de la variabilidad solar sobre el clima terrestre #CambioClimático

Fases del Sol: Créditos NASA
Fases del Sol: Créditos NASA

 

l Sol muestra un ciclo de once años a lo largo del que su actividad aumenta y disminuye. Este ciclo produce cambios en la cantidad de energía que emite, lo que se conoce como forzamiento solar, y cuya influencia sobre el clima terrestre debe tenerse en cuenta en simulaciones de modelos climáticos. Un equipo internacional liderado por el centro GEOMAR de Kiel y el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) ha publicado nuevos datos, que muestran una influencia significativamente mayor de los efectos del ciclo solar, particularmente en la estratosfera.

¿Cuánto influyen las variaciones del ciclo solar en nuestro sistema climático? ¿Podría la elevación de la temperatura de la Tierra, debida a efectos antropogénicos, ser compensada en parte por una reducción del forzamiento solar en el futuro? Estas preguntas, que han ocupado el foco de la investigación sobre el clima durante mucho tiempo, se hallan más cerca de una respuesta gracias a este trabajo, que servirá de base para el próximo informe sobre la evaluación del clima del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

“En este nuevo conjunto de datos, la variabilidad en la región ultravioleta del espectro solar es más fuerte que antes, lo que conduce a un calentamiento de la estratosfera y a un aumento de la producción de ozono durante el máximo de la actividad del Sol”, explica la investigadora Katja Matthes (GEOMAR) que, junto con Bernd Funke (IAA-CSIC) encabeza el estudio. Estos procesos podrían influir también en el clima superficial a través de los complejos mecanismos de interacción que se producen en la atmósfera.

“Estos datos proporcionan una estimación más sofisticada de la evolución futura de la actividad solar -explica Bernd Funke, del Instituto de Astrofísica de Andalucía-. Para el 2070 se espera una disminución de la actividad media  del Sol, lo que en principio contrarresta la señal antropogénica del calentamiento global; sin embargo, no se traducirá en una influencia significativa en las temperaturas medias en la superficie, aunque los efectos regionales no deben ser despreciables”.

Este nuevo conjunto de datos, que incluye los efectos de las partículas y una nueva estimación de la “constante solar” (o la cantidad de radiación promedio del Sol) ha sido posible gracias al trabajo de un grupo multidisciplinar, que incluye físicos solares, expertos en partículas energéticas y modeladores del clima, y forma parte de un proyecto internacional del programa mundial de investigación climática. Se trata, a día de hoy, de la mejor evaluación posible de la variabilidad solar pasada, presente y futura.
“Este nuevo conjunto de datos ayudará a mejorar aún más nuestra comprensión de la variabilidad del clima a escala de décadas y a distinguir más claramente los procesos naturales de los antropogénicos”, concluye Matthes (GEOMAR).

Más información en el IAA-CSIC.

 

#Jaén Un proyecto geológico internacional encabezado por la UJA pretende interpretar los cambios paleoambientales ocurridos en el evento anóxico del Jurásico temprano

Océano
Océano

La Universidad de Jaén lidera el proyecto “Toarcian Oceanic Anoxic Event: Impact on marine carbon cycle and ecosystems (IGCP-G55)”, uno de los cuatro aprobados por el Consejo del Programa Internacional de Geociencias en 2017 y que se financia a través de la UNESCO y la IUGS (Unión Internacional de Ciencias Geológicas).

El objetivo del proyecto es la caracterización e interpretación de los cambios paleoambientales relacionados con la crisis biótica ocurrida durante el Jurásico temprano, ligada principalmente al Evento Anóxico Oceánico del Toarciense. Para ello, 96 investigadores de 52 universidades e instituciones de 23 países distintos llevarán a cabo un análisis multidisciplinario alrededor de varios grupos de trabajo que se centrarán en materias como la icnología, la sedimentología, la geoquímica inorgánica y la mineralogía, la geoquímica orgánica, los microfósiles, los vertebrados fósiles y los invertebrados fósiles.

“Este tipo de proyectos no son directamente aplicados a la investigación, sino que se plantea una serie de cuestiones que están pendientes de resolver y se facilita la creación de una red de trabajo, que vincula a profesionales del mismo ámbito de diferentes países”, explica Matías Reolid, profesor del Departamento de Geología  de la UJA y responsable principal (leader) del proyecto. Como co-leaders participan los profesores Luis V. Duarte (Univ. Coimbra, Portugal), Emanuela Mattioli (Univ. Lyon 1, Francia) y Abbas Marok (Univ. Tlemcen, Argelia).

El proyecto intenta documentar el colapso del ecosistema marino global y la posterior recuperación, formular el mecanismo de respuesta biótica a las condiciones climáticas y ambientales adversas a nivel de grupos fósiles y el nivel trófico; reconstruir las condiciones oceánicas y climáticas del Jurásico Inferior y el mecanismo de efecto recíproco entre la perturbación del ciclo del carbono y el calentamiento global; y  correlacionar todos estos datos en un marco estratigráfico global. En ese sentido, pretenden revelar el impacto en los ecosistemas marinos de la perturbación del ciclo del carbono y el calentamiento global a través de la productividad, el estancamiento del agua y las condiciones de agotamiento de oxígeno. Igualmente, se trata de elucidar las causas que provocaron este cambio ambiental y aclarar las fases iniciales de la crisis biótica y los factores que controlan la recuperación biótica en diferentes niveles tróficos y en diversos hábitats y zonas climáticas, con especial atención a las adaptaciones de organismos oportunistas y especialistas durante las etapas de supervivencia y extinción.

Como objetivo final, el proyecto se plantea identificar las conexiones entre el calentamiento global, el aumento del nivel del mar, la perturbación del ciclo de carbono, la acidificación del agua del mar y la extinción masiva de segundo orden que aconteció en el límite Pliensbachiense-Toarciense y durante el Toarciense inferior. La base para este tipo de trabajos se encuentra en el análisis de afloramientos rocosos y de su contenido fósil por Marruecos, Argelia, España, Portugal, Inglaterra, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Polonia, Grecia, Irán, Norte de Siberia, Sur de China, Japón, Canadá, Estados Unidos y Argentina.

Continue reading “#Jaén Un proyecto geológico internacional encabezado por la UJA pretende interpretar los cambios paleoambientales ocurridos en el evento anóxico del Jurásico temprano”

#Sevilla Profesionales del Hospital Virgen del Rocío relacionan por primera vez el síndrome de distrés respiratorio en bebés prematuros con la presencia del hongo Pneumocystis

Bebe
Bebe

Abren así nuevas vías de investigación que pueden ayudar en el tratamiento de recién nacidos e incluso en el diseño de estrategias preventivas, gracias a un estudio dentro de la red de investigadores del CIBERESP .

El grupo de CIBERESP del Hospital Universitario Virgen del Rocío, liderado por el especialista en Medicina Interna Enrique Calderón, ha publicado un estudio en el que demuestra que la colonización por el hongo Pneumocystisjirovecii podría ser un factor de riesgo hasta ahora desconocido para desarrollar el síndrome de distrés respiratorio en recién nacidos prematuros. Precisamente, una de las principales complicaciones en neonatos es este síndrome, causa importante de mortalidad en estos niños. El trabajo, que se inició en 2011, se ha desarrollado junto a profesionales de la Unidad de Neonatología del Hospital Virgen del Rocío, entre ellos, los doctores Pilar Rojas, Elisa García y Antonio Pavón.

Este estudio es uno de los primeros frutos de un proyecto internacional en marcha del programa europeo ERANet-LAC titulado ‘Recognition of the primary infection by Pneumocystis in infants: a silent threat to public health’. En el proyecto, además del grupo del doctor Calderón, participa también el grupo del CIBERESP liderado por el doctor Andrés Moya y seis grupos más de Chile, Alemania, Francia, Perú, Portugal y Cuba.

En esta investigación, realizada en 128 prematuros, se describe por primera vez la alta prevalencia de la colonización por Pneumocystisjirovecii en recién nacidos y el riesgo que la colonización supone para desarrollar el síndrome de distrés respiratorio neonatal. En modelos animales se ha demostrado que este hongo inhibe la producción de surfactante pulmonar.

La neumonía por Pneumocystis es una enfermedad pulmonar relacionada con niños prematuros o con desnutrición e individuos inmunodeprimidos. El objetivo de este trabajo, precisamente, ha sido investigar la prevalencia de colonización por Pneumocystis en recién nacidos y su posible asociación con complicaciones en su salud diferentes de la neumonía.  De esta manera, investigadores del CIBERESP concluyen que la colonización por el hongo Pneumocystises frecuente en prematuros y podría ser un factor de riesgo para desarrollar síndrome del distrés respiratorio y colapso alveolar.

El doctor Enrique Calderón explica que este estudio “es de gran importancia, porque se abren nuevas vías de investigación que podrían ayudar a mejorar el tratamiento de los recién nacidos prematuros e incluso diseñar estrategias de tipo preventivo”. Los neonatos que sufren este síndrome en la actualidad son tratados “con proteína surfactante pulmonar porque el déficit de la misma es uno de los mecanismos fisiopatológicos del distrés, al provocar colapso alveolar”, indica el investigador principal de CIBERESP.

En el estudio han colaborado, además, la Unidad de Neonatología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, el Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBiS)/Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)/Universidad de Sevilla y el Instituto de Ciencias Biomédicas de Facultad de Medicina de Santiago de Chile.

Por otro lado, el Centro de Investigación Biomédica en Red –CIBER– es un consorcio dependiente del Instituto de Salud Carlos III –Ministerio de Economía, Industria y Competitividad– y cofinanciado por FEDER. El CIBER, en su área temática de Epidemiología y Salud Pública –CIBERESP–, está formado por 48 grupos de investigación de excelencia, de carácter multidisciplinar y multicéntrico. Centra sus actividades en dos aspectos clave: conocer la magnitud y la distribución de los problemas de salud pública e identificar los factores determinantes de los mismos para evaluar la efectividad y la eficiencia de las intervenciones, ya sean estas desde el ámbito de las políticas públicas o de las implementaciones prácticas de prevención y resolución.

#Almería Puntos Rojos: la búsqueda en directo de planetas terrestres alrededor de Próxima Centauri continúa

New shot of Proxima Centauri, our nearest neighbour
ESA/Hubble [CC BY 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0)], via Wikimedia Commons

El equipo responsable de la campaña Pale Red Dot, en la que participa el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) y que el año pasado descubrió un planeta alrededor de la estrella más cercana a nuestro Sol, Próxima Centauri, ha reanudado su búsqueda de planetas similares a la Tierra con una nueva iniciativa.

La campaña Red Dots seguirá a los astrónomos mientras usan el cazador de exoplanetas HARPS para buscar planetas alrededor de algunos de nuestros vecinos estelares más cercanos: Próxima Centauri, la estrella de Barnard y Ross 154. El Observatorio Europeo Austral (ESO) se une a este experimento, que permitirá al público y a la comunidad científica acceder a datos de observación de al menos Próxima Centauri a medida que se desarrolle la campaña.

El equipo científico, encabezado por Guillem Anglada-Escudé, de la Universidad Queen Mary de Londres, adquirirá y analizará datos del buscador de planetas de alta velocidad (HARPS) y otros instrumentos de ESO en todo el mundo durante aproximadamente noventa noches. Las observaciones fotométricas comenzaron el 15 de junio y las observaciones espectrográficas comenzarán el 21 de junio.

HARPS es un espectrógrafo con una precisión inigualable, el buscador más exitoso de exoplanetas de baja masa construido hasta la fecha. Anclado al telescopio ESO de 3,6 metros en La Silla, HARPS trabaja detectando los diminutos movimientos del movimiento de la estrella generados por la atracción de un exoplaneta en órbita. HARPS es capaz de detectar movimientos de solo 3,5 kilómetros por hora (nuestra velocidad de paseo, aproximadamente) desde miles de millones de kilómetros de distancia.

Entre las estrellas apuntadas por Red Dots se encuentra Próxima Centauri, en torno a la que se halló recientemente un planeta de tipo rocoso. Próxima Centauri es la estrella más cercana a nuestro Sol, a solo 4,2 años luz de distancia. Puede ser uno de los lugares más adecuados para buscar vida más allá de nuestro Sistema Solar, a medida que nuestros instrumentos y tecnologías avancen.

A principios de este año, ESO anunció una asociación con Breakthrough Initiatives, que tiene como objetivo trabajar en el desarrollo de una nueva tecnología que permita el vuelo espacial no tripulado ultraligero al 20% de la velocidad de la luz. Este tipo de “nanonaves” podrían ser enviadas a las tres estrellas del sistema Alfa Centauri, del cual Próxima Centauri es la más cercana a nuestro Sol.

Las otras dos estrellas observadas durante la campaña Red Dots son la estrella de Barnard, una enana roja de baja masa a casi seis años luz de distancia y Ross 154, otra enana roja a 9,69 años luz de distancia.

Las observaciones del telescopio se complementarán con una campaña de divulgación. La campaña Pale Red Dot reveló los métodos y los pasos a la hora de hacer ciencia, pero los resultados se presentaron solo después del proceso de revisión por pares. Esta vez, los datos observacionales de Próxima Centauri serán revelados, analizados y discutidos en tiempo real.

Las colaboraciones y contribuciones de ciudadanos y científicos interesados serán alentadas a través de las redes sociales y un foro abierto, así como a través de herramientas de apoyo de la Asociación Americana de Observadores de Estrellas Variables (AAVSO).

Cualquier observación presentada durante este tiempo será, por supuesto, preliminar y no debe ser utilizada o citada en la literatura de referencia. El equipo no producirá declaraciones concluyentes, ni reclamará ningún hallazgo hasta que un artículo sea escrito, revisado por pares y aceptado para publicación.

La campaña Red Dots mantendrá informado al público a través del sitio web, donde se publicarán las actualizaciones semanales, junto con artículos de apoyo y aspectos destacados de la semana, incluyendo las contribuciones presentadas por la comunidad. Las conversaciones tendrán lugar también en la página de Red Dots Facebook, la cuenta de Red Dots Twitter y el hashtag #reddots.

Se desconoce cuál será el resultado de la campaña Red Dots. Después de la adquisición y el análisis de los datos, el equipo científico presentará los resultados para la revisión formal por pares. Si se hallan exoplanetas alrededor de estas estrellas, el Telescopio Extremadamente Grande de ESO, que verá la primera luz en 2024, debería poder capturarlas directamente y caracterizar sus atmósferas, un paso crucial hacia la búsqueda de evidencia de vida más allá del Sistema Solar.

Más información en la web del IAA-CSIC