#Córdoba localiza el anfiteatro romano de Torreparedones gracias a las últimas técnicas de fotografía aérea

Torreparedones, esculturas foro
By Rafael Jiménez from Córdoba, España (Torreparedones: esculturas foro) [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons

Escondido entre miles de archivos digitales del Instituto Geográfico Nacional de España y sin mover un solo centímetro cúbico de tierra, el equipo de investigación ‘Antiguas Ciudades de Andalucía’ de la Universidad de Córdoba ha conseguido localizar el anfiteatro de la ciudad romana que albergó el actual yacimiento de Torreparedones, ubicado en los términos municipales de Baena y Castro del Río.

Sabían que existía. Al final y al cabo era lo habitual en ciudades del tamaño y relevancia económica de aquella. Sabían que debía estar situado en alguno de los dos extremos de la ciudad por las que llegaban las vías principales de acceso, documentadas por los arqueólogos en los últimos años. El problema era dar con él sin levantar el terreno o sin invertir demasiado tiempo y dinero en catas a veces infructuosas. Por eso, uno de los investigadores del grupo, el profesor Antonio Monterroso Checa recurrió al ordenador antes que al pico y pala. Concretamente, el equipo de la Universidad de Córdoba que desde 2006 excava este yacimiento rastreó en el Plan Nacional de Ortofotografía (PNOA) del Instituto Geográfico Nacional de España, que en la última década ha fotografiado mediantes vuelos LiDAR (Laser Imaging Detection and Ranging) todo el territorio peninsular. Buscó las coordenadas de Torreparedones y observó el terreno hasta dar con la “mancha” sospechosamente elíptica bajo la que consideraban probable que estuviera el anfiteatro.

El hallazgo ha sido confirmado a lo largo de los últimos cinco meses mediante la utilización de diferentes metodologías de análisis de imagen en dos y tres dimensiones. Una de las imágenes del PNOA tomada en plena primavera de 2009 dejaba ver incluso las marcas del graderío gracias a la diferencia entre el vigor de la hierba y cultivos de las zonas abiertas del anfiteatro y la debilidad de las zonas donde se alzarían los grandes muros de piedra. El hallazgo de los arqueólogos de la Universidad de Córdoba ha sido reforzado gracias a la prospección geomagnética realizada por el Instituto Andaluz de Geofísica de la Universidad de Granada por encargo del Ayuntamiento de Castro del Río.

Estos resultados, publicados ayer en la revista Mediterranean Archaeology and Archaeometry y presentados públicamente en el Rectorado de la Universidad de Córdoba esta mañana, servirán para activar las excavaciones que deberían sacar a la luz el edificio. Las dimensiones del anfiteatro oscilan en torno a los 70 metros de eje mayor y los 62 de eje menor, unas proporciones similares a los anfiteatros de Segóbriga, Saelices (Cuenca) o Contributa Iulia (Badajoz). Así lo ha explicado Monterroso en su presentación en el Rectorado, donde ha lanzado como hipótesis de datación el siglo II d.C. y dnde Cristina Mata, segunda teniente de alcalde del Ayuntamiento de Baena, y el alcalde Castro del Río, José Luis Caravaca, se han comprometido a trabajar conjuntamente para facilitar los trabajos de investigación arqueológica para recuperar el anfiteatro.

El rector de la UCO, José Carlos Gómez Villamandos, se ha felicitado por el papel jugado por la Universidad en la valorización del yacimiento de Torreparedones, “contribuyendo a la transición hacia una economía basada en el conocimiento en una zona tan necesitada de nuevas oportunidades como es la provincia de Córdoba”.

Más información en la Universidad de Córdoba.

 

#Cádiz: Investigadores de la UCA participan en el proyecto ‘Handpas’ de pinturas rupestres en Cueva de las Estrellas en Castellar

Castellar medieval
Castellar Viejo – Cádiz – I, Panarria [GFDL, CC-BY-SA-3.0 or CC BY-SA 2.5], via Wikimedia Commons

Investigadores de la Universidad de Cádiz participan en el equipo científico interdisciplinar del proyecto internacional Handpas, dirigido por Hipólito Collado* (Junta de Extremadura), que ha realizado un estudio y control de las manos de Cueva de las Estrellas en el complejo de Tajo de las Abejeras, enclavada en el parque Natural de Los Alcornocales en la finca de la Almoraima. Se trata de las primeras representaciones de manos halladas sobre arenisca y están consideradas de las más antiguas del sur de Europa.

Los investigadores de la Junta de Extremadura y de las universidades de Zaragoza y Cádiz – José Ramos (catedrático de Prehistoria de la UCA), Pedro Cantalejo (director del Museo de Ardales e investigador del grupo PAI-HUM-440 de la Universidad de Cádiz)  Diego Fernández (doctorando de Prehistoria), Antonio Luque (espeleólogo colaborador), Salvador Domínguez (profesor titular de Cristalografía y Mineralogía) y Javier Gracia (pofesor titular de Geomorfología) – han podido documentar en 3D con escaner laser motivos de manos de arte rupestre paleolíticas en Cueva de las Estrellas en Castellar.

Las manos, tal y como aclara el profesor José Ramos, marcan “apropiación” del territorio. Constituyen “un signo de control y de pertenencia por las bandas de cazadores-recolectores del Paleolítico. Suelen corresponder con los momentos más antiguos del arte paleolítico. Hay muy pocas expresiones de arte de manos en las cuevas de la Península Ibérica”. Desde este estudio, se ha pretendido “hacer una documentación gráfica muy precisa, preocupada en la conservación y permanencia de las mismas, apoyados en nuevas tecnologías”.

El equipo de investigación de la UCA se han reunido con el alcalde de Castellar de la Frontera, Juan Casanova, el concejal de Cultura, Jacinto Gil, y la concejal de Turismo, Nieves Sánchez, para informar y hacerle entrega de material.

Más información en la web de la Universidad de Cádiz 

 

Crean un software que adapta tecnología médica para ver el interior de una escultura

Ciencia Andaluza
Escultura de madera

Un estudiante de la Universidad de Granada ha diseñado un nuevo software que adapta la actual tecnología sanitaria y permite analizar el interior de esculturas, una herramienta para ver sin dañar tallas de madera e ideado para la restauración y conservación del patrimonio escultórico.

El profesor de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad de Granada y director del trabajo, Francisco Javier Melero, señala que el nuevo software simplifica la tecnología médica y la adapta a las necesidades de restauradores que trabajan con tallas de madera.

El software “3DCurator” cuenta con un visor especializado de tomografías computerizadas en el campo de la restauración y conservación de patrimonio escultórico y permite adaptar el TAC médico a la restauración y ofrecer la imagen en tres dimensiones de la talla con la que se va a trabajar.

Sustituir las radiografías tradicionales que se utilizan actualmente por este sistema permite examinar el interior de las figuras sin los problemas de superposición de información que presenta el sistema anterior y conocer su estructura interna, la edad de la madera con la que se hizo o posibles añadidos.

“El programa para hacerlo se simplifica con el objetivo de que cualquier restaurador sepa manejarlo, incluso se pueden personalizar algunas funciones, y les permite usar la última tecnología médica para el estudio de patologías y técnicas constructivas de esculturas de madera”, ha precisado Melero.

Este sistema, que se puede descargar de manera gratuita desde la web www.3dcurator.es, permite acceder a la información oculta de una talla, identificar si esconde elementos metálicos, problemas de xilófagos como las termitas y su recorrido y detectar nuevos estucados o policromados añadidos con posterioridad, especialmente sobre los acabados originales.

El principal desarrollador del “3DCurator” ha sido Francisco Javier Bolívar, un estudiante que este año inicia el máster universitario en Ingeniería Informática de la Universidad de Granada, que ha recalcado que la herramienta permitirá un avance notable en el campo de la conservación y restauración de bienes culturales y el análisis de obras por expertos en Historia del Arte.

Melero detalla que esta nueva herramienta se ha usado ya para examinar dos esculturas propiedad de la Universidad de Granada, las imágenes de San Juan Evangelista, del siglo XVI, y una Inmaculada del siglo XVII, que se pueden examinar virtualmente en el Portal Virtual de Patrimonio de las Universidades Andaluzas.

Se utilizará además por los docentes en asignaturas del grado de Restauración y Conservación de Bienes Culturales de la Universidad de Granada, y a nivel profesional por los servicios de Conservación y Restauración de la misma entidad.

 

Más información en la Universidad de Granada

Foto Pixabay

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Ciencia Andaluza: Nuevo equipo portátil de rayos X para analizar el patrimonio cultural

Ciencia Andaluza Rayos X
Ciencia Andaluza Rayos X

 

El Centro Nacional de Aceleradores, de la Universidad de Sevilla, ha puesto en marcha el primer equipo de microfluorescencia de rayos X confocal de España y el segundo del mundo dedicado al análisis no destructivo de cuadros y otros elementos del patrimonio histórico. Es un dispositivo portátil que permite distinguir in situ las capas pictóricas de una obra, así como entender mejor la técnica pictórica de su autor.

El desarrollo de técnicas no destructivas y no invasivas está presentando una gran evolución en los últimos años a la hora de estudiar obras de arte y el patrimonio cultural. Además, si los equipos son portátiles se pueden llevar estas técnicas a los propios museos, evitando el traslado de las obras a los laboratorios.

Ahora el Centro Nacional de Aceleradores, en Sevilla, ha diseñado un equipo µXRF-CONCHA, es decir, de microfluorescencia de rayos X confocal para el análisis del patrimonio cultural (Micro X-Ray Fluorescence Confocal for Cultural Heritage Analysis, en inglés), que obtiene datos sobre la composición química de una obra con la calidad e información propia de técnicas invasivas, pero sin la necesidad de tomar muestras.

 

Más información en la web del CNA de Sevilla

Defiende tu futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Foto:  Wikipedia