Ciencia Andaluza: Señalan una nueva diana terapéutica para prevenir infartos en pacientes sanos

Ciencia Andaluza
Infarto de corazón

 

Prevenir infartos en personas sanas, que a priori no presentan factores de riesgo, y en pacientes con patologías cardiovasculares es el objetivo de un grupo de expertos de las Universidades de Sevilla y Granada en un trabajo realizado en colaboración con investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y la Università Politecnica delle Marche de Italia.

Las personas sanas tienen riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares debido a estilos de vida poco saludables como la ausencia de actividad física y las dietas con alta ingesta calórica caracterizadas por consumo de grasas, azucares y sodio. Por el contrario, en los pacientes que han sufrido un infarto estos factores de riesgo disminuyen gracias a las estrategias para inducir cambios en el estilo de vida como los programas de rehabilitación cardíaca.

Sin embargo, incluso aunque los valores de los tradicionales marcadores de riesgo sean bajos, tanto unos como otros pacientes (sanos y post-infartados) manifiestan un aumento en el nivel de actividad del complejo NLRP3-inflamasoma. Esto supone por tanto que el inflamasoma podría ser una diana farmacológica para evitar el riesgo cardiovascular.

El inflamasoma es un complejo multiproteico responsable de la activación de los procesos inflamatorios y que en ocasiones está implicado en procesos de muerte celular.

Más información en la Universidad de Sevilla

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

 

Ciencia Andaluza: Investigaciones en vitinicultura en el Centro IFAPA Rancho de la Merced en Jerez

Vídeo del programa Tierra y Mar de Canal Sur sobre las investigaciones en vitivinicultura en el Centro IFAPA Rancho de la Merced, en Jerez de la Frontera (Cádiz)

 

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Ciencia Andaluza: Un 22% de los hombres y un 17% de las mujeres sufren apnea

Ciencia Andaluza
Dormir

 

En los últimos años los trastornos del sueño han aumentado un 6% siendo la apnea uno de los más frecuentes que influye de forma negativa en la vida diaria de las personas. Este trastorno del sueño está adquiriendo cada vez más importancia en los últimos años porque el número de personas que lo padecen va en aumento.

Expertos de la Cátedra del Sueño de la Universidad de Granada-Grupo Lo Monaco indican que un 22% de los hombres y un 17% de las mujeres lo padecen, aunque se cree que puede llegar a haber cerca del 80% de los casos sin diagnosticar. El mayor porcentaje de las personas que presentan este trastorno son adultos (de edad media y en la mayoría de las ocasiones hombres), con sobrepeso y roncadores.

La principal consecuencia en las personas que tienen apnea del sueño es el gran cansancio y constante sueño que tienen durante el día. En muchos casos, las personas se quedan dormidas casi en cualquier sitio, incluso conduciendo (lo cual la convierte en una de las principales causas de accidentes de tráfico): un 20% de los accidentes de tráfico puede estar relacionado con la falta de sueño.

Además son personas que expresan tener un “sueño ligero”, y en la mayoría de los casos tienen dificultades para concentrarse y memorizar cosas. Por todo lo anterior, en los pacientes con apnea  del sueño es de especial importancia conocer y valorar, además de todos los síntomas comentados, otros trastornos asociados, como puede ser la depresión, trastornos cardiovasculares, etc.

Se trata de un problema en el que se producen paradas respiratorias (apneas) mientras la persona duerme, por impedimento del paso del aire a través de la garganta. Para que se pueda emitir el diagnóstico, se deben producir al menos cinco paradas (completas o parciales) por hora de sueño, con una duración superior a 10 segundos cada uno de estos ceses respiratorios.

Más información en la Universidad de Granada.

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Foto Pixabay

Ciencia Andaluza: Los consumidores de cocaína tienen más dificultades para olvidar datos irrelevantes, según un estudio

 

Ciencia Andaluza
Cocaína

Científicos de las universidades de Granada y Leiden (Países Bajos) han demostrado que a las personas que consumen cocaína les resulta más difícil olvidar datos irrelevantes, por lo que les cuesta más, a su vez, olvidar intencionadamente.

Los investigadores, pertenecientes al Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC), sugieren que el consumo de cocaína puede alterar el proceso de control implicado en la supresión de diferentes tipos de memorias irrelevantes. De esta manera, aquellas personas que consumen cocaína apenas serían capaces de olvidar información irrelevante o persistente.

Un ejemplo de esto se podría relacionar con pensamientos intrusivos o repetitivos que llevan a adictos a la cocaína a consumir de nuevo, provocando que el proceso de desintoxicación sea más complejo. Además, los investigadores han observado que este resultado ocurre tanto en consumidores recreativos (1-4 gramos de cocaína al mes regularmente durante los últimos dos años) como en consumidores crónicos de cocaína, que habían iniciado un tratamiento de desintoxicación.

Los investigadores Manuel Ruiz, Daniela Paolieri y Teresa Bajo, del grupo de Memoria y Lenguaje del CIMCYC, y Lorenza Colzato, de la Universidad de Leiden, han realizado una serie de experimentos dirigidos a observar cómo el consumo de cocaína altera los procesos de olvido de información irrelevante, enlenteciendo e interfiriendo con el proceso de recordar.

Más información en la Universidad de Granada

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Foto Pixabay

Ciencia Andaluza: El diésel se enriquece con aditivos obtenidos por catalizadores sólidos menos contaminantes

 

Ciencia Andaluza
Diesel

 

Cuando alcancemos la mitad de este siglo, se prevé que en los países desarrollados se producirán 14 billones de litros de biodiesel al año. La cifra, calculada sobre la idea del agotamiento de los combustibles fósiles y las políticas de fomento de energías alternativas, hace pensar que para entonces se habrá avanzado tanto en el diseño de motores adecuados para el nuevo combustible como en la producción de biodiesel de calidad, algo imprescindible para ser realmente competitivo, así como en la valorización y gestión del principal residuo que ocasiona su producción: la glicerina. Y en ello están ingenieros y químicos de medio mundo. Entre ellos, el equipo de investigación FQM162, al que pertenece la catedrática de Química Orgánica de la Universidad de Córdoba, Felipa Mª Bautista, que acaba de encontrar un catalizador que permite dar un nuevo paso en los dos últimos aspectos señalados.

Concretamente, y según detallan en un artículo publicado en la revista Applied Catalysis firmado por el equipo de Bautista y el grupo FQM346, que dirige el profesor César Jiménez-Sanchidrián, el empleo de sílices combinadas con grupos sulfónicos para la transformación de la glicerina en sus correspondientes éteres, al reaccionar con el alcohol t-butílico, es considerablemente más eficaz y ventajoso, desde el punto de vista medioambiental, que el empleo de ácidos minerales. Y lo es por dos motivos fundamentales. El primero porque al ser un catalizador sólido, al final de la reacción, puede ser filtrado con facilidad y reutilizado en nuevas reacciones, y el segundo porque se obtiene un mayor rendimiento, lo que en química orgánica significa que a partir de una molécula de glicerina se consigue obtener más cantidad de éteres. De ellos, los di- y triéteres son los empleados como aditivos con los que enriquecer el diesel-biodiesel de forma que se obtenga un producto realmente competitivo de más fácil combustión y de menor viscosidad. Concretamente, según el trabajo reseñado en Applied Catalysis, con el catalizador de sílice sulfonada de la Universidad de Córdoba se consigue un rendimiento del 30% en dichos éteres frente al 20% de sus homólogos más populares, entre los que se encuentra uno de los catalizadores ácidos de referencia, la resina comercial, amberlita-15, que exhibe, además, una menor estabilidad térmica.

 

Para más información, consulte la fuente de la noticia en la Universidad de Córdoba.

 

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Ciencia Andaluza: Se observan brotes de formación estelar en un tipo de galaxias donde, en teoría, ya no nacen estrellas

El proyecto CALIFA ha permitido detectar, en tres galaxias elípticas, unos brazos muy tenues donde se están formando estrellas. Los datos, obtenidos con el telescopio de 3,5 metros del Observatorio de Calar Alto, contradicen la creencia generalizada de que en las galaxias viejas no nacen estrellas.

Las galaxias elípticas se caracterizan por su forma esferoidal, carente de rasgos destacables, y por un color rojizo que procede de una población estelar muy envejecida. Se trata de galaxias muy masivas donde la formación de estrellas se detuvo hace miles de millones de años. Sin embargo, un equipo internacional de astrónomos ha hallado, en tres galaxias elípticas del universo cercano, una estructura muy tenue similar a los brazos de las galaxias espirales que alberga estrellas en formación.

“Según nuestra visión actual, los diseños en forma de grandes espirales se asocian con las galaxias con forma de disco, como la Vía Láctea o M101. Estas son, generalmente, regiones donde la formación estelar se dispara. De ahí que nos sorprendiera descubrir rasgos similares en galaxias elípticas donde, en principio, no se forman estrellas”, apunta Jean Michel Gomes, investigador del Instituto de Astrofísica y Ciencias del Espacio (IA) de Oporto (Portugal) que encabeza el estudio.

El hallazgo de estos brazos espirales, extremadamente tenues, ha sido posible gracias a CALIFA, un proyecto desarrollado en el Observatorio de Calar Alto que emplea la técnica conocida como espectroscopía 3D, que permite cartografiar galaxias enteras y generar mapas de sus distintas propiedades, como la edad de sus estrellas, su velocidad o su composición química. Los datos de CALIFA han sido combinados con las imágenes del sondeo SDSS.

“Nunca hubiéramos podido detectar rasgos tan débiles sin CALIFA -señala José Manuel Vílchez, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) que participa en el trabajo-. Con las técnicas tradicionales estructuras así quedaban diluidas por la luz de fondo de las estrellas, pero la sensibilidad espectral de CALIFA ha abierto un nuevo escenario en el estudio de las galaxias elípticas”.

Más información en la web del Instituto de Astrofísica de Andalucía

Créditos de la fotografía: De Credit:Image: European Space Agency & NASAAcknowledgements:Project Investigators for the original Hubble data: K.D. Kuntz (GSFC), F. Bresolin (University of Hawaii), J. Trauger (JPL), J. Mould (NOAO), and Y.-H. Chu (University of Illinois, Urbana)Image processing: Davide De Martin (ESA/Hubble)CFHT image: Canada-France-Hawaii Telescope/J.-C. Cuillandre/CoelumNOAO image: George Jacoby, Bruce Bohannan, Mark Hanna/NOAO/AURA/NSF – http://www.spacetelescope.org/news/html/heic0602.html ([cdn.spacetelescope.org/archives/images/screen/heic0602a.jpg direct link])See also: http://hubblesite.org/newscenter/newsdesk/archive/releases/2006/10/image/a, CC BY 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=36216331

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

 

Ciencia Andaluza: La Universidad de Jaén desarrolla un método novedoso para la cuantificación de disruptores endocrinos en muestras biológicas humanas

Ciencia Andaluza
Jaén – Créditos Maarten from Netherlands – Wikipedia

Los investigadores del Departamento de Química Analítica de la Escuela Politécnica Superior de Linares (EPSL) de la Universidad de Jaén, Evaristo Ballesteros, Abdelmonaim Azzouz y Andrés J. Rascón, han desarrollado y validado un método novedoso para la cuantificación de disruptores endocrinos (EDCs) en muestras biológicas humanas. Se trata del primer modelo metodológico que utiliza un sistema de extracción en fase sólida para la retención de EDCs.

Los disruptores endocrinos son un grupo de compuestos orgánicos que alteran el equilibrio hormonal del organismo y que están relacionados con la aparición de muchas enfermedades. “Estas sustancias pueden imitar o bloquear la acción de las hormonas naturales, y por lo tanto, las funciones biológicas en los organismos vivos, lo que conduce a la alteración del crecimiento, desarrollo y reproducción de las personas”, explica Evaristo Ballesteros, director de la investigación realizada y catedrático de la Universidad de Jaén.

Los EDCs se encuentran en diversos productos de uso cotidiano. Por ejemplo, el bisfenol A se emplea en la fabricación de plásticos. Los parabenos constituyen un tipo de compuesto químico que se utiliza en la industria cosmética y farmacéutica, en champús, cremas hidratantes, geles de afeitado o autobronceadores. En el caso de los alquifenoles, se producen en los procesos de fabricación de PVC y de plaguicidas, mientras que los fenilfenoles se emplean como conservantes debido a sus propiedades fungicidas y desinfectantes. Por su parte, el triclosán es un agente antibacteriano, presente en dentífricos, jabones o incluso en ropa o equipamiento informático.

Más información en la Universidad de Jaén

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Ciencia Andaluza: Un investigador de la UGR realiza el primer estudio antropológico de las gradas de un estadio de fútbol

Ciencia Andaluza
Gradas de campo de fútbol

 

Un investigador de la Universidad de Granada ha llevado a cabo el primer estudio antropológico que se realiza sobre las gradas de un estadio de fútbol, “un espacio cargado de símbolos, mitos y rituales, así como de metáforas que conectan con el ámbito bélico y con el sagrado, y donde el juego se trascendentaliza”.

Guillermo Acuña Gómez, investigador del departamento de Ciencias de la Educación de la Universidad de Granada (UGR), ha tratado en su trabajo de caracterizar, comprender y hacer comprensible la cultura generada en las gradas del estadio del Granada CF, el Nuevo Los Cármenes, y el comportamiento de los espectadores.

Para ello, ha partido de la siguiente hipótesis: el estadio de fútbol constituye un espacio de socialización en donde se refuerza la construcción de una identidad compartida en torno al club, que, vinculado a un territorio y a sus gentes, propicia emociones, pensamientos y comportamientos distintivos de un modo de ser cultural.

Más público femenino

Para llevar a cabo esta investigación, su autor visitó durante 15 meses las gradas del estadio Nuevo Los Cármenes del Granada CF, donde realizó un trabajo de observación y realizó encuestas entre los asistentes.

Entre las conclusiones de esta investigación, Acuña destaca la enorme heterogeneidad del público que asiste a los campos de fútbol, así como el aumento de la asistencia de público femenino, y el hecho de que, con frecuencia en las gradas se sublimen las emociones y se expresan valores y contravalores.

Además, “la solidaridad y el conflicto forman parte de un ambiente donde el juego se trascendentaliza”, ya que el fútbol es señalado como un “hecho social total”, en su faceta de deporte espectáculo, que llega a desempeñar en nuestros días los papeles que tradicionalmente cumplía la religión o la política”, apunta el investigador de la UGR.

Acuña señala que, dejando a un lado las interpretaciones simplistas que lo señalan como el opio del pueblo, “el fútbol constituye un fenómeno susceptible de ser analizado para una mejor comprensión de la sociedad del presente, inmersa en un sistema capitalista y envuelta en un permanente debate entre lo global y lo local”.

Así, en las gradas podemos percibir un ejemplo más de “comunidad imaginada”, es decir, “de colectivo vinculado entre sí por la afinidad con un club. Independientemente de las vinculaciones políticas o nacionalistas que aparezcan en otros casos, como todos los clubes de estas características son algo más que entidades deportivas, en la medida que desarrollan estímulos que facilitan la identificación de las personas y con ello la integración de unos y la distinción de otros”.

Fuente de la noticia y más información en la Universidad de Granada.

Foto: Pixabay

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Ciencia Andaluza: determinan la presencia en la sangre menstrual de componentes químicos usados en productos de higiene personal

Ciencia Andaluza
Ciclo menstrual de la mujer – wikipedia

Científicos de la Universidad de Granada (UGR) han desarrollado una sencilla metodología analítica que permite determinar la presencia de contaminantes orgánicos (parabenos y benzofenomas) frecuentemente usados en productos de cuidado personal (PCPs) en muestras de sangre menstrual.

Enriqueta Barranco, directora de la Cátedra de Investigación “Antonio Chamorro-Alejandro Otero”, coordina junto a Olga OcónHernández este proyecto de investigación, en colaboración con miembros del Grupo CTS 515: “Aspectos avanzados en atención clínica a la mujer”, del departamento de Obstetricia y Ginecología y del Grupo A15 (Oncología básica y clínica) del Instituto de Investigación Biosanitaria de la UGR.

Los productos de cuidado personal (PCPs) incluyen cosméticos, artículos para el hogar y fármacos, entre otros. Estos productos se producen en enormes cantidades (miles de toneladas por año) debido al gran uso que le damos en nuestras acciones diarias. Dentro de los compuestos sintéticos usados en las formulaciones de PCPs se encuentran los parabenos y benzofenonas. Los parabenos se usan como conservantes en productos de higiene, bebidas, comidas y fármacos, mientras que las benzofenonas se usan fundamentalmente como filtros ultravioleta para la protección solar en cremas y lociones.

Como explica una de las autoras del trabajo, Olga Ocón Hernández, UGR, “la biotransformación de parabenos y benzofenonas (asimilación por parte del organismo) depende de la forma de exposición, pero se sabe que se transforman en derivados más sencillos que pueden ser excretados fácilmente por la orina. Sin embargo, debido a que nuestro sistema metabólico excretor no es completamente efectivo, estos compuestos pueden acumularse en diferentes compartimentos humanos, como tejido placentario y leche materna, entre otras matrices”.

Para más información, visite la fuente la noticia en la Universidad de Granada.

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza

Ciencia Andaluza: Zumo de naranja y dos bacterias específicas producen beneficios en la salud

Ciencia Andaluza
Zumo de naranja – Pixabay

Investigadores del IFAPA, en el Centro Alameda del Obispo (Córdoba), en colaboración con la Universidad de Lleida y la Universidad estadounidense de California, han demostrado la capacidad de dos tipos de bacterias de transformar los antioxidantes presentes en el zumo de naranja.

Concretamente, los expertos cordobeses han concluido que las bacterias Bifidobacterium longum y Lactobacillus rhamnosus, presentes de forma natural en el tracto intestinal, transforman los antioxidantes del zumo de naranja, llamados flavanonas, en moléculas más sencillas. Estos compuestos son responsables de las propiedades beneficiosas para la salud de este jugo.

Estos productos de transformación de los antioxidantes del zumo en el organismo se detallan en el artículo ‘Catabolism of citrus flavanones by the probiotics Bifidobacterium longum and Lactobacillus rhamnosus’, publicado por la revista European Journal of Nutrition. Según los autores del estudio, resulta de gran interés para la industria alimentaria, ya que estos dos tipos de bacterias probióticas servirán para la creación de alimentos funcionales o productos farmacéuticos que persigan mejorar la absorción de los antioxidantes en el organismo y potenciar sus efectos protectores de la salud.

Existen investigaciones que demuestran los efectos positivos del consumo de naranjas o zumo de naranja sobre enfermedades crónicas como enfermedades cardiovasculares y cáncer, propiedades atribuidas fundamentalmente a su composición rica en antioxidantes. Además, existen evidencias científicas que demuestran el papel tan importante que juega la microflora intestinal en la absorción y asimilación de estos compuestos. Por tanto, el conocimiento de qué bacterias están implicadas en la transformación, absorción y asimilación de los antioxidantes de la naranja es de suma importancia”, explica a la Fundación Descubre Gema Pereira Caro, investigadora del IFAPA y autora del artículo.

Para más información, visite la fuente de la noticia: Remedios Valseca / Fundación Descubre

Sin Ciencia no hay futuro. Defiende la Ciencia Andaluza #CienciaAndaluza