#Málaga ¿Es fiable el Internet de las cosas?

Internet map 1024
By The Opte Project [CC BY 2.5 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.5)], via Wikimedia Commons

nvestigadores del grupo ‘Network, Information and Computer Security Lab (NICS)’ de la Universidad de Málaga han desarrollado un sistema informático que establece las pautas necesarias para generar confianza en Internet de las cosas, es decir, para que los usuarios perciban las interacciones entre objetos y personas o directamente entre dos objetos como conexiones seguras.

En concreto, los expertos han diseñado un marco de trabajo compuesto por un conjunto de herramientas y recursos aplicables a un sistema operativo que permite a los desarrolladores de servicios de Internet crear aplicaciones de software confiables.

El objetivo de este estudio de investigación básica es guiar en el desarrollo de una metodología concreta para implantar confianza y conseguir que los usuarios se sientan más protegidos frente a las amenazas de la red.

Para ello, los expertos han desarrollado un software genérico adaptable a cualquier sistema digital y basado en modelos matemáticos que, según los casos, emplean fórmulas de cálculo numérico o indicadores cualitativos. “Este tipo de conexiones supone un paso más hacia la digitalización del mundo físico y debe reunir una serie de garantías que certifiquen la seguridad y privacidad de su uso, de forma que genere modelos de confianza hasta ahora inexistentes”, explica a la Fundación Descubre la investigadora de la Universidad de Málaga y responsable de este estudio, Carmen Fernández-Gago.

La confianza es un requisito que el usuario no percibe, pero se evalúa constantemente. “En los buscadores de alojamiento o servicios de hostelería, por ejemplo, cuantifican este parámetro a través de un sistema interno. En ese caso, el servicio que calcula las estrellas que recibe un hotel o un restaurante sería el servicio de confianza. Es una fórmula matemática o un algoritmo cualitativo que mide el grado de satisfacción del consumidor”, detalla esta investigadora.

Más información en la fuente de la noticia en Amalia Rodríguez / Fundación Descubre 

#Granada El estudio de la evolución ambiental de dos ecosistemas en Sierra Nevada durante 4500 años podría definir acciones de conservación

Sierra Nevada 042
By Jusante (Foto hecha por mí guardada en mi PC) [Public domain], via Wikimedia Commons

Investigadores del departamento de Estratigrafía y Paleontología de la Universidad de Granada han analizado dos zonas de turberas adyacentes en Sierra Nevada con el objetivo de determinar su evolución ambiental durante el Holoceno tardío, es decir, los últimos 4500 años aproximadamente.Sierra Nevada

Estas turberas, localmente llamadas borreguiles, son el Borreguil de la Virgen y el Borreguil de la Caldera, y están situadas aproximadamente a 3000 metros sobre el nivel del mar. Uno de los fundamentos de la investigación lo han constituido trabajos recientes que demuestran que los ecosistemas situados a altas latitudes son un excepcional sensor del cambio climático.

Por esta razón, el grupo de la UGR, que desde hace diez años estudia los ecosistemas pasados de Sierra Nevada, ha evaluado estas condiciones ambientales que además son extrapolables a otras áreas de alta montaña. Mediante el análisis de las tendencias naturales a largo plazo en estos lugares, así como de la respuesta que tienen ante el impacto que produce el ser humano, los investigadores tratan de crear un mapa de los cambios ambientales en Sierra Nevada para definir la evolución que sufrirán estos entornos.

La primera conclusión de esta investigación ha sido consecuencia de un elemento singular: a pesar de que las zonas de estudio solo están separadas por aproximadamente cuatro kilómetros, han experimentado respuestas ambientales locales distintas ante las mismas condiciones climáticas. Esto implica que estos cambios son un mecanismo complejo en esta región, dado que cada una de las zonas está más condicionada por un fenómeno distinto.

Así, los investigadores han determinado que la respuesta ambiental en Borreguiles de la Virgen está más controlada por la Oscilación del Atlántico Norte (NAO), mientras que en Borreguiles de la Caldera tienen mayor impacto las fluctuaciones en la radiación solar. Este hecho resulta significativo porque ayuda a definir las acciones de conservación de estos ambientes: como las respuestas de los dos lugares estudiados son distintas, las medidas para su conservación deberán ser específicamente diseñadas para cada uno de estos entornos.

La segunda conclusión de la investigación es que esas respuestas se han amplificado en ambas zonas durante los últimos cien o ciento cincuenta años debido a la presión del ser humano. Esto significa que las condiciones ambientales de los ecosistemas acuáticos de alta montaña de Sierra Nevada pudieron haberse establecido a principios del siglo XX. Por lo tanto, se infiere una pronunciada sensibilidad en estos ecosistemas, lo que implica un cambio acelerado en los mismos.

El investigador Antonio García-Alix lo explica argumentando que “los ecosistemas acuáticos alpinos de Sierra Nevada son bastante vulnerables al cambio climático y a la presión humana ya que, además de estar situados a alta elevación, se encuentran en la región Mediterránea, otra zona muy sensible”, lo que precisamente los convierte en ecosistemas óptimos para evaluar las consecuencias ambientales del cambio climático, como se señaló previamente.

El artículo científico del grupo de la UGR ha sido publicado en la revista Scientific Reports, perteneciente al grupo Nature.

Más información en la Universidad de Granada.

 

#Córdoba Modelos matemáticos permiten reducir el consumo eléctrico de los sistemas de refrigeración

MATEMÁTICAS
MATEMÁTICAS

Un equipo de investigadores de la UCO, especialistas en ingeniería automática, desarrolla un método aplicable tanto al diseño de nuevas infraestructuras como a las ya existentes
La instalación de un sistema de refrigeración de una gran superficie o de un edificio no es cuestión baladí. El tiempo en el diseño, el coste de construcción y el de puesta en marcha llevan aparejados muchas horas de trabajo y numeroso personal implicado, además de un elevado coste de consumo energético. Un grupo de investigadores de la Universidad de Córdoba ha creado un método que permite que los sistemas de refrigeración desarrollen su máxima potencia con el menor consumo energético posible. Este equipo, coordinado por el doctor en Ciencias Físicas y profesor titular de la UCO, Francisco Vázquez, ha logrado dicho método mediante la creación de modelos matemáticos que permiten diseñar sistemas de refrigeración a la carta, es decir, para las condiciones atmosféricas y espacios deseados, y sin necesidad de fabricar instalación alguna.

El desarrollo de estos modelos se basa en la elección de determinados parámetros usados para los ciclos de refrigeración y destinados a conseguir un consumo energético eficiente. Los modelos desarrollados proporcionan referencias sobre variables manipulables en equipos de refrigeración convencionales, tales como la velocidad de ventilación en la etapa de condensación y la frecuencia del compresor. Estas variables se combinan y se realizan múltiples simulaciones con los modelos matemáticos desarrollados, mediante los cuales se estima el consumo eléctrico de un equipo de refrigeración concreto. De estas combinaciones, se seleccionan aquellas que permiten operar el sistema de forma eficiente. Para verificar los resultados de simulación, en esta investigación se ha diseñado una planta piloto de uso experimental, que hace las veces de un frigorífico de gran potencia. De este modo se ha podido verificar la utilidad de las simulaciones realizadas. Según explica Francisco Vázquez, “este sistema permite que con modelos matemáticos podamos hacer en cuestión de 10 minutos 20 o 30 hipótesis de sistemas de refrigeración, lo que supone obtener resultados eficaces en tiempo record y, lo más importante, evitar experimentar en infraestructuras o equipos reales”.
El estudio, publicado recientemente en la revista Applied Thermal Engineering, destaca que la aplicación de este método basado en modelos matemáticos tiene dos ventajas fundamentales. Una es que permite reproducir modelos de diferentes cargas usando una misma planta y otro, emular las condiciones atmosféricas que se deseen de manera artificial.ÂÂ
El método desarrollado por este equipo de investigadores especialistas en ingeniera automática de la UCO puede ser adaptada a diferentes ámbitos. En este sentido, puede aplicarse en refrigeración industrial, como es el caso de grandes superficies como centros comerciales, supermercados, hospitales, o en sistemas de climatización para vegetación o transporte, entre otros.
Esta nueva fórmula no sólo está enfocada para diseñar el ciclo de refrigeración para instalaciones de nueva construcción, sino que el valor de este estudio reside en que los modelos matemáticos permiten ser aplicados a espacios ya existentes, sobre los que se puede actuar para optimizar su consumo energético. Esto último contribuye a ahorrar costes y reduce el impacto sobre el medio ambiente.

Más información en la web de la Universidad de Córdoba.

 

#Almería #Mujerescientíficas Nuevas claves sobre el proceso de formación de galaxias como la Vía Láctea

Artist's impression of the Milky Way (updated - annotated)
By NASA/JPL-Caltech/ESO/R. Hurt (http://www.eso.org/public/images/eso1339e/) [Public domain], via Wikimedia Commons

Investigadoras del departamento de Física Teórica y del Cosmos de la Universidad de Granada (UGR) han liderado un estudio que ofrece nuevos detalles sobre el proceso de formación de la estructura de nuestra galaxia, la Vía Láctea. El estudio se basa en datos obtenidos en Calar Alto.

La investigadora de la Universidad de Granada Isabel Pérez ha encabezado una serie de estudios observacionales que muestran la distribución y características de las estrellas en las galaxias espirales barradas, como la Vía Láctea, permitiendo conocer así nuevos detalles del proceso de formación de este tipo de galaxias.

Uno de los elementos más comunes en estas galaxias espirales es la presencia de una barra, una acumulación de estrellas en forma alargada que determina la evolución lenta y secular que experimenta la galaxia tras la violenta fusión de estructuras que forma sus primeros componentes.

Además de estas estructuras alargadas, algunas galaxias (incluyendo la Vía Láctea) muestran los denominados bulbos en forma de caja o cacahuete (bulbos B/P, del inglés boxy/peanut), acumulaciones material cuya forma recuerda a estos objetos dependiendo del ángulo desde el que se observe la galaxia.

Las simulaciones apuntan a que la presencia de los mencionados bulbos B/P está íntimamente relacionada con la formación de una barra. Durante la evolución de una galaxia, existe material que se puede acumular en el centro generando una forma alargada. Esta estructura, bajo las condiciones idóneas, puede crecer hasta convertirse en una barra fuerte y acabar experimentando un rápido crecimiento vertical, una fase que se halla bien establecida teóricamente pero que aún presenta incertidumbres. La barra continuará evolucionando desde entonces radialmente, dejando en su zona central un bulbo B/P consecuencia de dicho aumento vertical repentino.

Durante estas fases, las estrellas se forman en diferentes localizaciones y se mueven de distinta manera. Como consecuencia, diferentes regiones o estructuras dentro de una galaxia podrían tener estrellas con distintas características. Los investigadores participantes en el proyecto han realizado estudios observacionales que muestran cómo se distribuyen y qué características tienen las estrellas en las galaxias espirales barradas, claves para confirmar este escenario y para determinar cuándo se formó la barra y el momento en el que tuvo lugar la inestabilidad vertical.

Más información en la web del Centro Astronómico Hispano – Alemán de Calar Alto en Almería.

 

#Sevilla Analizan la influencia del entorno físico en las personas con alzheimer

Ciencia Andaluza
Enferma de Alzheimer con una cuidadora

El grupo Healthy Architecture & City de la E.T.S. de Arquitectura de la Universidad de Sevilla, en colaboración con la línea de investigación de Neurociencia Básica y Aplicada de la Facultad de Medicina de la Universidad de Málaga, trata de determinar cuál es el entorno físico más adecuado y personalizado para incrementar la seguridad, accesibilidad y autonomía del paciente con alzhéimer. Esta investigación, que se enmarca en la línea “Proyectar para la ausencia de memoria” se presenta este lunes 18 de septiembre en el Alzheimer’s Global Summit Lisbon 2017,  que tiene lugar en la capital portuguesa hasta el 22 de septiembre.

Proclamado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y auspiciado por Alzheimer’s Disease International (ADI), todos los 21 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Alzheimer.

El lugar en el que desarrolla su vida diaria el paciente con alzhéimer es un elemento importante tanto para su calidad de vida como para sus cuidadores. Debe ser un espacio accesible, seguro, adaptado, flexible y sobre todo personalizado que permita una mejora notable en las actividades de la vida diaria del enfermo, así como de los familiares y cuidadores que conviven con él. Cuando una persona es diagnosticada de alzhéimer, se presentan, ante ella y sus familiares, unas nuevas circunstancias, desconocidas y llenas de incertidumbre, que harán imprescindible abordar el estado médico, emocional y psicológico pero también será necesario asumir que el ambiente físico que los rodea va a cambiar.

Con estas premisas, y entendiendo al enfermo como un habitante con necesidades muy peculiares y que evolucionan con la enfermedad, los investigadores han desarrollado una serie de técnicas diseñadas para conocer la influencia que produce la arquitectura en la orientación, recuerdos o sensaciones de los enfermos de alzhéimer. De este modo se pueden obtener determinadas pautas de diseño que aplicadas a los espacios domésticos permitan un mejor desarrollo de sus actividades diarias. Con estas pruebas se analizan cómo repercuten en el estado físico y emocional de la persona con alzhéimer algunos elementos como la orientación, los materiales, la luz, la escala, la estimulación sensorial presentes todos ellos en los espacios arquitectónicos

Una de las pruebas ha consistido en realizar recorridos y visitas con los enfermos a varios edificios de arquitectura contemporánea pertenecientes al catálogo del DoCoMoMo de la ciudad de Málaga, analizando cómo y de qué manera influyen determinados aspectos de los mismos en las emociones, sensaciones sensoriales, orientaciones o recuerdos de la persona afectada por esta enfermedad. El punto de partida para realizar este ejercicio ha sido que la buena arquitectura emociona y el recuerdo en la memoria es emoción. Otra de las pruebas realizadas ha sido que los enfermos representen su espacio habitado por medio de varios dibujos. En concreto se les ha pedido que dibujen dos lugares: el espacio de noche, es decir, su propia habitación y, por otro lado, del espacio de día o su casa y/o vivienda.

“Hasta el momento este trabajo ha sido realizado con una reducida muestra de población perteneciente a la Asociación de Familiares de personas afectadas por Alzheimer (AFA) Málaga, desde el otoño 2016 hasta junio 2017, y ha dado unos resultados sorprendentes dignos de destacar, como que la iluminación natural (77%) o el control climático (59%) son los factores que más repercuten en el bienestar de estas personas. Compartir esta innovadora experiencia con otras instituciones investigadoras, con el objetivo que pueda ser conocida y aplicada en otros centros, lugares y muestras de población, será una magnífica oportunidad que nos brinda la Global Summit Alzheimer’s Research & Care” de Lisboa” afirma el investigador de la Universidad de Sevilla Santiago Quesada.

Asimismo, este grupo de investigación de la Universidad de Sevilla participará, de manera especial, en un próximo congreso internacional sobre alzhéimer que, organizado por la CEAFA (Confederación Española de Asociaciones de Enfermos de Alzheimer), tendrá lugar en Málaga del 9 al 11 de noviembre http://www.congresonacionaldealzheimer.org/es. En el mismo, los investigadores del grupo Pablo Valero, Santiago Quesada y José Manuel Mera harán las intervenciones centrales en la mesa temática dedicada a “Arquitectura y nuevas tecnologías”.

Más información en la web de la Universidad de Sevilla.

 

#Almería Estudio sin precedentes de la atmósfera de un planeta extrasolar

 Concepción artística de WASP-19b. Fuente: ESO/M. Kornmesser

Concepción artística de WASP-19b. Fuente: ESO/M. Kornmesser

l objetivo, el exoplaneta WASP-19b, se cataloga como un “júpiter caliente”, un tipo de planeta masivo que, al contrario de los gigantes gaseosos de nuestro Sistema Solar, se halla muy próximo a su estrella. WASP-19b resulta especialmente exótico porque cuenta con una masa algo mayor que la de Júpiter pero es un 40% mayor -lo que lo sitúa casi en el rango de las estrellas de baja masa-, y es el planeta gigante con el periodo orbital más corto conocido: gira en torno a su estrella en apenas diecinueve horas y se estima que la temperatura de su atmósfera alcanza los mil setecientos grados centígrados.

“Se trata de un planeta muy interesante porque se encuentra muy cerca del límite de Roche, que constituye la distancia mínima a la que puede aproximarse de su estrella madre sin que sea destruido por las fuerzas de marea -añade Antonio Claret (IAA-CSIC)-. De hecho, ya hemos comenzado el estudio de este sistema desde el punto de vista teórico, para comprobar cómo evolucionan las mareas en condiciones tan extremas.

Cuando WASP-19b pasa por delante de su estrella, la luz de esta atraviesa la atmósfera del planeta y sufre pequeñas modificaciones. Un análisis cuidadoso de esa luz permite aislar la huella de los elementos químicos que componen la atmósfera del planeta, y así ha sido posible hallar pequeñas cantidades de óxido de titanio, agua y sodio, así como una especie de neblina que cubre el planeta.

El óxido de titanio tiene muchos usos en la Tierra. Es un ingrediente común en los filtros solares, ya que absorbe la radiación ultravioleta, y también se utiliza en pinturas y cosméticos. Pero en las atmósferas de planetas calientes como WASP-19b, el óxido de titanio absorbe calor: en cantidades suficientemente grandes, estas moléculas impiden que el calor se disperse a través de la atmósfera, dando lugar a una inversión térmica -la temperatura es más alta en la atmósfera superior, lo opuesto a la situación normal-. El ozono juega un papel similar en la atmósfera terrestre, donde provoca la inversión en la estratosfera.

La presencia de óxido de titanio en la atmósfera de WASP-19b puede tener efectos sustanciales sobre la estructura y circulación de la temperatura atmosférica, y su hallazgo abre la puerta a estudios muy detallados de las atmósferas exoplanetarias. Además, con vista al futuro, este estudio permitirá mejorar los modelos teóricos que se emplearán en el análisis de las atmósferas de planetas potencialmente habitables.

Fuente: IAA-CSIC.

 

#Huelva #Sevilla Nanotecnología para analizar la recuperación de huesos

Bone cross-section
By Pbroks13 (Own work) [CC BY 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/3.0)], via Wikimedia Commons

Investigadores del departamento de Ingeniería Minera, Mecánica y Energética de la Universidad de Huelva y del grupo de investigación Ingeniería Mecánica de la Universidad de Sevilla han desarrollado un método que analiza la recuperación en fracturas y otras dolencias óseas con un método que observa el proceso en el nivel de nanoescala. Con los resultados obtenidos se podrá generar un sistema informático que permitirá a los médicos valorar nuevos tratamientos personalizados.

El estudio, en el que también han participado el equipo de cirugía del Hospital Virgen del Rocío y el Hospital veterinario de Córdoba, así como la Universidad de Extremadura, ofrece los datos necesarios que determinan la firmeza y elasticidad de los huesos en cada estadio de su recuperación, además de su composición. El uso de métodos de estudio a nivel de nanómetro, una medida diez mil veces menor al grosor de un cabello, permite la observación al detalle del proceso de formación de los tejidos del hueso y su evolución, base del trabajo ‘Mechanical characterization via nanoindentation of the woven bone developed during bone transport’ publicado en la revista  Journal of the Mechanical Behavior of Biomedical Materials.

Así, a través del método denominado de indentación, una pequeña punta de diamante aplica una presión sobre el tejido en distintos momentos de su regeneración para obtener sus propiedades mecánicas, como la rigidez o la elasticidad, y conocer en cada estadio qué características presenta. “Poder utilizar estos datos para predecir con modelos computacionales los tiempos necesarios de recuperación del tejido óseo según las particularidades de cada caso es un logro considerable. Esto permite una metodología médica más exacta que no se ha alcanzado hasta el momento”, indica a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Huelva Juan Mora, uno de los autores del artículo.

Más información en la web de la noticia en Remedios Valseca / Fundación Descubre 

 

 

#Sevilla Expertos de la US participan en el primer experimento en Europa de la mayor fuente de rayos X del mundo

Ciencia Andaluza Rayos X
Ciencia Andaluza Rayos X

El profesor de la E.T.S. de Ingeniería de la Universidad de Sevilla Alfonso Gañán y uno de sus doctorados participan este jueves 14 de septiembre en Hamburgo en el primer experimento del XFEL, actualmente la fuente de rayos X más potente del mundo en cuyo desarrollo han intervenido expertos de 11 países. La nueva herramienta permitirá analizar la materia a escala atómica como nunca hasta ahora se ha hecho. La participación de la US en este proyecto se centra en el sistema de introducción de las muestras biológicas, que utiliza la tecnología Flow Focusing, patentada en 1996 por el grupo del profesor Gañán, y cuyo uso en sistemas como el XFEL fue también patentado por los profesores Alfonso Gañán y Sebastián Chávez en 2003.

 

Las muestras biológicas (normalmente microcristales de proteínas) deben estar en un medio acuoso. El reto es presentarlas de un modo adecuado para que puedan ser interceptadas por pulsos de una corriente de rayos X de apenas unas micras de diámetro y duración inferior a 10 femtosegundos (10-15 segundos), y generar un patrón de difracción lo más nítido y coherente posible. “Se trata de fotografiar o “cazar” a las moléculas usando un flash ultra-rápido y ultra-potente”, explica el profesor Gañán.

 

Para dar una solución a esta necesidad, la tecnología Flow Focusing introduce las muestras en un microchorro con la velocidad y el diámetro adecuados para que su distorsión provocada en el punto de impacto de los rayos X afecte mínimamente al resto. La combinación de la tecnología XFEL (trenes de pulsos ultra-cortos y ultra-potentes de rayos X) con el vehículo Flow Focusing ha dado lugar finalmente a lo que actualmente se conoce como “Serial Femtosecond Crystallography” (SFX), una revolución en biología molecular.

 

Utilizando la tecnología Flow Focusing, los expertos de la Universidad de Sevilla patentaron en 2003 el procedimiento y el dispositivo para la identificación y caracterización secuencial de unidades discretas en suspensión en un chorro capilar mediante un sensor óptico o electromagnético.

 

El procedimiento fue descrito en 2003 de la siguiente manera: se procede a la impulsión de un líquido L portador de las unidades discretas mediante una sobrepresión de hasta 200 atmósferas (normalmente de 0.1 a 2 atmósferas) a través de un pequeño orificio, simultánea y concéntricamente con otro fluido F inmiscible con él (un gas), que lo envuelve y da lugar a un chorro estable de tamaño microscópico. El caudal del chorro, así como la regulación su diámetro y velocidad se ajustan a los requerimientos de frecuencia de paso y umbral de detección del sensor. Por último, se realiza el registro por el sensor del paso de las unidades discretas y la caracterización en sucesión de cada una de ellas.

 

“En 2003 ya vimos que la tecnología que habíamos desarrollado podía tener aplicaciones en este sentido”, explica el profesor Gañán, en referencia a proyectos como el XFEL. De hecho, su invento atrajo la atención de la comunidad científica internacional y en 2007, tras un primer encuentro, comenzó una colaboración entre su grupo de investigación y la Arizona State University (el grupo del profesor John Spence).

 

La colaboración entre ambas instituciones dio como primer resultado un artículo científico publicado en 2010 en el que exponían sus avances. Sin embargo, en 2011 salió a la luz otro trabajo en la revista Nature en el que los investigadores de la universidad estadounidense se desvincularon de la colaboración de la US y obviaron la esencial participación de ésta en aquel desarrollo. En 2016, un grupo de la Universidad de Hamburgo (liderado por el profesor Henry Chapman), conocedores de la tecnología desarrollada en la US, volvió a ponerse en contacto con el profesor Gañán. Como frutos de esta nueva línea de colaboración, los investigadores de la US están aportando su conocimiento y tecnología para el primer experimento desarrollado en Europa con el nuevo XFEL, y han registrado una nueva patente conjunta el pasado 17 de julio.

 

En resumen, la tecnología creada en la Universidad de Sevilla está permitiendo introducir muestras biológicas sometidas a análisis mediante pulsos de rayos X generados por enormes equipos recientemente construidas en Estados Unidos y Japón, y lo permitirá también en el XFEL europeo, el mayor del mundo en su clase. Así pues, la tecnología Flow Focusing se configura como una parte fundamental de la tecnología SFX, una revolución en biología molecular que va a ser usada en el primer experimento del gigantesco equipo fruto del proyecto internacional “European XFEL” .

Más información en la Universidad de Sevilla.

 

#Córdoba desarrollo de un sistema digital que facilita al paciente diabético el control de su patología

Ciencia Andaluza Foto pixabay

 

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba y el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) participan en el desarrollo de una plataforma tecnológica para mejorar el empoderamiento y prevenir las complicaciones cardiovasculares de pacientes diabéticos. Concretamente, la Unidad de Lípidos y Arteriosclerosis, perteneciente a la UGC de Medicina Interna del complejo sanitario, que forma parte del CIBER de Obesidad y Nutrición del Instituto de Salud Carlos III, es el único equipo español que participa en el desarrollo de este estudio multicéntrico denominado POWER2DM.

El objetivo final de este proyecto es dar un soporte tecnológico intuitivo y manejable para que el paciente diabético, sus familiares y su médico, a través de una aplicación móvil y varios sensores biométricos, puedan acceder de forma inmediata a un sistema que proporcione un apoyo en la toma de decisiones sobre el control de esta enfermedad crónica y de los factores de riesgo cardiovasculares asociados, con el objetivo de mejorar la calidad de vida y el pronóstico del paciente.

El estudio, de concesión europea, tiene como fin que la persona con diabetes tome parte en el control de su enfermedad. En esta línea, el investigador principal, Javier Delgado, señala que “hasta ahora el paciente se siente muy inseguro sobre si tiene adecuadamente controlada su enfermedad, y desconoce realmente si está actuando correctamente”. Con este sistema se pretende que el paciente pueda recibir información que le ayude a poner en marcha determinadas herramientas de autogestión necesarias para facilitar el control de su enfermedad: dieta, adecuar el ejercicio físico en determinadas situaciones, proponerse ‘retos saludables’ y reconocer datos de alarma para pedir una consulta al médico, por citar algún ejemplo.

Por otra parte, y de forma paralela, “el sistema recoge toda información en tiempo real de varios sensores, incluyendo la glucosa, y realiza informes y recomendaciones de un determinado periodo de tiempo que pueden ser consultados por el médico en su siguiente visita”. Por último, Delgado destaca la importancia que está teniendo para el desarrollo del proyecto la participación de la Asociación de Diabéticos de Córdoba (ADICOR) y la Federacion española de Diabetes (FEDE), “quienes desde el principio han apoyado y colaborado en la puesta en marcha del mismo y actúan asimismo como asesores en el desarrollo de la aplicación móvil”.

Continue reading “#Córdoba desarrollo de un sistema digital que facilita al paciente diabético el control de su patología”

#Cádiz Investigadores de la UCA participan en un proyecto de la NASA que agilizará la selección de futuros astronautas

Fotografía: NASA
Fotografía: NASA

Desde el departamento de Psicología se trabajará en analizar en profundidad los aspectos culturales emocionales y psicosociales que puedan influir en el comportamiento de las tripulaciones de próximas misiones espaciales

La National Aeronautics and Space Administration (NASA) ha puesto en marcha un importante proyecto internacional, coordinado desde la Universidad de Pensilvania a través del doctor David F. Dinges, que tiene como objetivo la creación de un Specialized Center of Research (NSCor), es decir, un centro especializado de la NASA, donde está previsto que se estudien biomarcadores y factores de riesgos relacionados con la adaptación y resiliencia en ambientes análogos de futuras misiones espaciales tripuladas.

En otras palabras, en este espacio se estudiarán aspectos emocionales y psicosociales de sujetos que van a permanecer durante un tiempo aislados en tres instalaciones diferentes para ayudar a crear diversos perfiles que facilite y agilice la selección de futuros astronautas. Para ello, se ha constituido un grupo de investigadores multidisciplinar que pertenecen a distintas instituciones tales como la NASA (Johnson Space Center), las universidades de Pensilvania, Harvard y Pittsburgh, dos laboratorios privados de EE.UU. (Draper Laboratory y Wyle Labs), la Agencia Espacial Alemana (DLR), diversas universidades alemanas, la Estación Antártica Alemana – Neumayer III y la Universidad de Cádiz.

La participación de la UCA en este trabajo ha sido posible gracias a la labor previa realizada por el doctor Gabriel González de la Torre, del departamento de Psicología y miembro del grupo de investigación de Inteligencia Emocional (HUM-843), quien ha participado anteriormente en proyectos I+D+i similares como Mars 500 y se encargará, durante los próximos cuatro años, de “analizar las diferencias culturales existentes entre los sujetos que participen en este estudio y en ver cómo éstas les afectan en el rendimiento y aspectos emocionales. Y es que en este proyecto habrá sujetos alemanes y americanos, quienes a su vez serán de diverso origen cultural”, como indica el profesor González de la Torre. “Queremos ver si el tema cultural influye en la convivencia entre ellos y en su rendimiento, por lo que evaluaremos todos los factores psicológicos que afecten a este aspecto de las personas que van a estar en ambientes de aislamiento durante este trabajo”, matiza el investigador de la UCA.

La finalidad de este estudio es encontrar biomarcadores que ayuden a seleccionar a aquellos sujetos que tienen un perfil más idóneo para misiones de larga duración, donde tienen que convivir en un espacio pequeño, en un ambiente de mucho estrés y con gente de diferente origen.

 

Estación Antártica Alemana Neumayer.
Estación Antártica Alemana Neumayer.

Para ello, está previsto que se lleven a cabo tres experimentos donde se aislarán a tres grupos de personas distintas. El primero de ellos se llevará a cabo en ICARUS, una instalación subterránea que está ubicada en la Universidad de Pensilvania y en la que se encerrará a varias personas durante unos días simulando una misión espacial. En este lugar, los sujetos estarán sometidos a diferentes pruebas y mediciones. El segundo ambiente, será HERA, un simulador que tiene la NASA en Houston, en el que se imita el interior de una nave espacial que hipotéticamente iría a Marte. En ella, se aislará también durante un tiempo a un grupo de personas al que se someterá a diferentes pruebas y exámenes psicológicos. Por último, está previsto que el tercer ambiente sea la Estación Antártica Alemana – Neumayer III, donde estarán diversos científicos alemanes realizando una serie de pruebas en un ambiente de aislamiento total.

El análisis de los datos obtenidos se llevará a cabo a través de reuniones periódicas en EE.UU. y, de forma muy especial, gracias al intercambio de datos constante que realizará entre todas las instituciones implicadas en el proyecto. “Uno de los problemas que podemos encontrarnos en relación con la ejecución de este trabajo es de carácter económico. La NASA, en estos proyectos  habitualmente no financia directamente a entidades que no son norteamericanas, por lo que nosotros necesitamos tener nuestros propios recursos económicos para poder desarrollar nuestra parte del proyecto”, como explica González de la Torre. Por ello, desde el departamento de Psicología de la UCA se ha solicitado financiación dentro de la última convocatoria del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica (Plan Nacional de I+D+i) y ya se está trabajando activamente en la búsqueda de distintas alternativas para sufragar los gastos derivados de esta investigación. El doctor de la Universidad de Cádiz ha conformado para tal objetivo un equipo internacional con expertos de nuestra propia Universidad, Europa y Estados Unidos.

Este proyecto “tiene también una serie de conclusiones aplicables en nuestro día a día aquí en la Tierra”, como subraya Gabriel González de la Torre. “Por ejemplo, establecer biomarcadores relacionados con el hecho de vivir en aislamiento, bajo una situación de estrés alto, puede ayudar a personas que por diversos motivos viven de esta forma (ya sea por intervención en desastres, tripulaciones aeronáuticas o militares y en enfermedades crónicas) a la hora de desarrollar métodos de autoevaluación donde el sujeto, que no tiene un médico o un psicólogo cerca, pueda ser capaz de ver cómo se encuentra él o ella misma y si tiene algún problema que necesite de atención. Estos sistemas de autoevaluación podrían establecerse a través de aplicaciones móviles y biosensores o a través de diversos formatos accesible para estas personas, entre otras cosas”, tal y como concluyen desde la UCA.

Más información en la web de la Universidad de Cádiz.